BIRDMAN. EL RESURGIR DEL ACTOR WHIPLASH. JAZZ MILITAR 72 EDICIÓN GLOBOS DE ORO. BOYHOOD MANDA XXIX EDICIÓN PREMIOS GOYA. LAS NOMINACIONES 25 PELÍCULAS QUE DARÁN QUE HABLAR EN 2015
28 de enero de 2015
PARTICIPA EN LA QUINIELA DE LOS OSCAR!

Los Oscar están a la vuelta de la esquina y hay muchas dudas acerca de quienes se llevarán la estatuilla a casa. ¿Merece Eddie Redmayne el Oscar por entregarse físicamente al personaje de Stephen Hawking o por contra es Michael Keaton el que merece el premio por su resurgir en pantalla?, ¿Es tan seguro el Oscar para "Boyhood"?, ¿Será "El Gran Hotel Budapest" quien acumule más Oscar o será "Birdman"?, ¿Logrará Meryl Streep el cuarto Oscar de su carrera?. Pronto desvelaremos todas las incognitas.

Porque nos gustan los Oscar os ofrecemos, de nuevo, quiniela de los Oscar creada por "El Séptimo Cielo"  y "Nova Onda Radio". Queremos comprobar cuantos de vosotros tenéis dotes de pitonisos, así que rellenar vuestros favoritos y el máximo acertante ganará un pack de películas oscarizadas en DVD. Adelante amigos que es gratis!

Read more
27 de enero de 2015
"WHIPLASH": JAZZ MILITAR


El talento, ¿se tiene o se adquiere?. El fin, ¿justifica los medios?. La letra, ¿con sangre entra?. Estas cuestiones vienen a resumir el discurso de fondo que plantea la segunda películas tras las cámaras de un joven director (apenas 30 años) llamado Damien Chazelle, cuya todavía temprana carrera ha girado siempre alrededor de un denominador común, el jazz y la música (“Guy and Madeline on a Park Bench” y guionista de “Grand Piano”).

“Whiplash”, cortometraje antes de ser largometraje, enfrenta en un duelo interpretativo tremendamente efectivo a dos seres apegados al jazz, un joven batería con ganas de comerse el mundo y un disciplinado e imponente director de orquesta. El primero es puro entusiasmo e ilusión. Candidez. El segundo, la representación de una instrucción militar, el perfeccionismo nacido probablemente de una frustración personal adquirida.

Chazelle construye su película a partir de este desafío por lograr la excelencia musical y habla de la obsesión, la exigencia y los limites de la enseñanza hasta contraponer el marcial ideario del aterrador profesor de conservatorio encarnado por un impecable J.K.Simmons, con el consentido derroche de sangre,sudor y lágrimas del alumno que mantiene el tipo (estupendo Miles Teller) esperando la trascencendia en la percusión de jazz.

Aunque Chazelle (también guionista) rebusque en anecdotas sobre la superación unida al trabajo de grandes leyendas de la música como Charlie Parker o su intenso tramo final pueda provocar dudas sobre si estamos ante un film doctrinario acerca del sacrificio como medio para lograr la genialidad artística, “Whiplash” se acerca más a una película que muestra el gran ansia de la sociedad actual por el éxito y se cuestiona si “todo vale” para conseguirlo (ejemplificado en el personaje de Teller y en su relaciones con los personajes que le rodean en su vida más íntima).

Más allá de sus posibles argumentaciones de base, “Whiplash” es una de las películas más enérgicas y apasionadas que un servidor ha visto últimamente. Una cinta que desde su condición de modesta producción independiente crece hasta convertirse en un pequeño gran clásico gracias al entusiasmo que derrochan sus imágenes, a su ritmo endiablado y a un dominio apasionado y enérgico del montaje, la música y la realización cinematográfica. Un cinta tremendamente adictiva y pegadiza cual estandar de jazz.
No sabemos si a sus escasos 30 años, Damien Chazelle ha adquirido el talento a base de esquivar sillas lanzadas a su cabeza o soportar bofetadas, pero lo que está claro es que este director es de los que saben diferenciar si va adelantado o se retrasado o si el instrumento está desafinado, por lo que conviene no perder de vista sus próximos trabajos.
Read more
"BIRDMAN": EL RESURGIR DEL ACTOR

En el año 2008, un actor venido a menos llamado Michael Keaton se ponía tras las cámaras por primera vez para dirigir una cinta llamada “Caballero y asesino”, donde además se guardaba el papel protagonista de un sicario algo desencantado con su vida que se plantea el suicidio como solución a sus males pero que encuentra en la figura de una joven secretaria una esperanza para su compleja existencia.

Un cinta crepuscular, inédita en las salas españolas, y de trayectoria casi inexistente en EEUU con la que Michael Keaton intentó dar un espaldarazo a una maltrecha carrera que lo había abocado a ejercer de padre de Lindsay Lohan en “Herbie: a tope” o a convertirse en un muñeco de nieve parlante en otro título para toda la familia como “Jack Frost”. 

Lejos quedaban los tiempos en que Michael Keaton se convirtió en el actor mejor pagado de principios de los 90, gracias a enfundarse el oscuro traje de “Batman” en las dos primeras entregas de la adaptación llevada a cabo por Tim Burton del superhéroe de DC Comics.

Esa situación, en la que un actor en horas bajas busca relanzar su figura a través de un trabajo alejado de toda moda, es el punto de partida de “Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia)”, la primera película del mexicano Alejandro González Iñárritu que se aleja del drama intenso y desgarrador ofrecido en títulos como “Biutiful”, “21 Gramos” o “Babel” y en cuya elección de Keaton como verdadero protagonista y motor de su película está uno de los muchos aciertos que atesora.

En ella, Michael Keaton interpreta a su sosías, Riggan Thomson, antigua estrella del cine por haber interpretando a un célebre superhéroe en una trilogía de gran éxito, que trata de dar un nuevo rumbo a su vida preparándose para el estreno de una obra teatral en Broadway autoproducida, “De qué hablamos cuando hablamos de amor” de Raymond Carver y con la que mantiene la esperanza de recuperar la popularidad perdida.

No es que lo que cuente “Birdman” no lo hayamos visto ya. Muchas veces Hollywood nos ha mostrado la crueldad y el ostracismo del propio Hollywood con los actores que sobrepasan cierta edad. Otras tantas veces hemos sido testigos de cómo las películas ajustan cuentas contra esa crítica de cine tendenciosa que les propina reseñas destructivas. En infinidad de ocasiones, la industria se ha reído del actor excéntrico entregado al método y del actor con ínfulas de autor. Ha disertado sobre el rechazo a lo comercial como camino hacía el reconocimiento artístico. Y en muchas otras, el cine ha retratado, incluso parodiado, la ansiedad de la estrella por recuperar el prestigio, la obsesión por la fama, el reconocimiento y/o la alimentación del ego. También, ha elaborado ese joven discurso sobre la imprescindible presencia en las redes sociales como sinónimo de popularidad. Nada nuevo en el fondo, en efecto, pero en su forma nunca abordado desde una propuesta visual tan deslumbrante como la que ha diseñado Iñárritu. 

Si su paisano, amigo y colega de profesión, Alfonso Cuarón ofrecía el pasado año una experiencia única para el espectador al trasladarlo al espacio exterior en “Gravity”, Iñárritu ha querido emular su ambición planteando otro acontecimiento singular para la audiencia, la posibilidad de introducirse en los pasillos del backstage del teatro St. James del mismísimo Broadway neoyorkino, de caminar entre los anuncios publicitarios de Times Square, de contemplar casi en primera persona la preparación del estreno de una obra teatral en pleno centro del planeta.

Lo ha hecho utilizando esa virtuosidad técnica llamada “plano secuencia” y alargándola hasta la totalidad de su metraje. Una única toma de extrema dificultad que requiere un alto manejo de la puesta en escena y que apoyada en la imprescindible figura del director de fotografía Emmanuel Lubezki (ganador del Oscar por “Gravity” y responsable también del memorable plano secuencia de “Hijos de los hombres”) y en un montaje que camufla esa falsa continuidad, hacen de “Birdman” una obra de tremenda astucia estética y de gran dinamismo narrativo, el necesario para ilustrar un guión que acompaña entre bambalinas las inseguridades, frustraciones, miserias y excitaciones emocionales inherentes a un ecosistema de actores que reúnen todos los tics de la profesión (excelente trabajo de gente como Edward Norton, Emma Stone Zack Galifianakis o Naomi Watts).
Las concesiones al surrealismo de una conciencia que te guía hacía el orgullo y el ego más destructor, un parte meta que cita nombres del panorama cinematográfico contemporáneo con especial hincapié en el cine de superhéroes o una batería de jazz improvisada de marcada presencia completan esta combinación imposible en la que Iñárritu acumula la mayor cantidad de temas y mecanismos técnicos disponibles por el cine y el trabajo actoral. A pesar de su amplia gama de elementos reunidos para la causa, "Birdman" acaba siendo ante todo, el trampolín para el resurgir de un actor olvidado, Michael Keaton.
Read more
16 de enero de 2015
EL OSCAR 2015 SE ESCRIBE CON B

¿“Boyhood”, “Birdman” o “Budapest”? Una pregunta que repetiremos constantemente hasta la llegada de la noche del Domingo 22 de Febrero cuando el contenido de un sobre perfectamente lacrado anuncie el nombre del ganador de la 87 edición de los Premios Oscar. 

Tres películas que comparten protagonismo en su título para esta primera consonante del abecedario y que parten como grandes favoritas a disputarse la ansiada estatuilla cinematográfica. Tres películas con sello de autor, fácilmente identificables por sí mismas y con propuestas singulares que tendrán que vérselas con tres títulos situados en sus antípodas, representantes de la parte más convencional del séptimo arte y de su género con menor tendencia al riesgo, el biopic. “The Imitation Game”, “Selma” y “La teoría del todo”. 

En mitad de estos dos bandos claramente distanciados y enfrentados encontramos sendos títulos que irán a la guerra por su cuenta, “El Francotirador”, del inagotable Clint Eastwood y “Whiplash”, del casi debutante Damien Chazelle, cintas que contienen, no obstante, ciertos rasgos que podrían decantarles perfectamente hacía un lado u otro de esa balanza oscarizable. 
Todas ellas conforman el grupo de 8 películas (y no 9 ni 10) que la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas ha seleccionado este año para competir en la categoría reina de sus premios. 

El Gran Hotel Budapest” y “Birdman o la inesperada virtud de la ignorancia” comparten el mayor número de candidaturas (9), estableciéndose así como las verdaderas rivales de la película escrita y dirigida a lo largo de doce años por Richard Linklater, “Boyhood” cuyas 6 nominaciones la hacen tan fuerte como la importante cantidad de menciones y galardones previos conseguidos en su carrera hacía el Oscar. No parece que, a día de hoy, nadie pueda arrebatarle el Oscar a la cinta de Linklater, pero cosas más extrañas hemos visto en esto del “camino al Oscar” y si no, que se lo pregunten a David Fincher y su “Red Social”. 

Un David Fincher que, precisamente, es uno de los grandes ausentes de estas nominaciones que dieron a conocer sus colegas de profesión, J.J.Abrams y Alfonso Cuarón y el actor Chris Pine. Su adaptación a la gran pantalla de la novela de Gillian Flynn, “Perdida” ha brillado por su ausencia en categorías como las de Mejor Guión Adaptado, Mejor Fotografía, Banda Sonora o Dirección, teniendo que conformarse con la única nominación a Mejor Actriz de la pérfida Rosamund Pike, premio que difícilmente podrá ganar, puesto que Julianne Moore (por “Still Alice”) es de esas candidatas en su oportunidad idónea para que la Academia le recompense con el Oscar que en varias ocasiones le ha negado (hasta 4 veces). Felicity Jones por “La teoría del todo”, Reese Witherspoon por “Alma salvaje” y la presencia sorpresa de Marion Cotillard por la belga “Dos días, una noche”, también deberán aguardar en caso de que Moore no sea nombrada como Mejor Actriz. 

Hablando de ausencias, todavía no nos explicamos dos de ellas. La de Ralph Fiennes y su excéntrico pero exquisito Monsieur Gustave de “El Gran Hotel Budapest”, una composición interpretativa tan luminosa y especial como la de la propia película de Wes Anderson, y que ha visto como su hueco en la categoría de Mejor Actor es ocupado por Bradley Cooper (“El Francotirador”) por tercera vez consecutiva nominado tras “El lado bueno de las cosas” y “La gran estafa americana” o bien por Steve Carrell que debuta en esto de los Oscar, por demostrar entereza a la hora de llevar una prótesis nasal en “Foxcatcher”. Lástima, pues el trabajo de Fiennes era mayúsculo y sus dos nominaciones a los Oscar hasta la fecha se habían saldado con derrota a pesar de haber sido por dos películas rotundamente triunfadoras (“La lista de Schindler” y “El paciente inglés”). 

La otra omisión es la de un montaje que no por invisible es menos notable. El trabajo de Douglas Crise y Stephen Mirrione para “Birdman”, película estructurada en un largo y falso plano secuencia de 2 horas de duración que conlleva una labor de edición que debe, a diferencia de la amplia mayoría de títulos a competición, camuflarse antes que hacerse notar. Habrá quien considere esa transparencia como una carencia del montaje, como así ha hecho la Academia, pero sin embargo, el gremio de editores de Hollywood, el más veterano de la industria, sí que ha reconocido su valía. Mala noticia para la película de Alejandro González Iñárritu ya que rara vez una cinta que no está nominada en Mejor Montaje acaba ganando el premio a la Mejor Película. Hay que remontarse a los Oscar del año 1981 con “Gente Corriente” de Robert Redford, para encontrar la última vez que esto ocurrió. Por cierto, las nominadas a Mejor Montaje son “Boyhood”, “El Gran Hotel Budapest”, “The Imitation Game”, “Whiplash” y “El Francotirador”.

Hay más ausencias, claro. “Interstellar” del poco querido por la Academia, Christopher Nolan, merecía algo más que las 5 candidaturas meramente técnicas que ha logrado, de entre las cuales destaca la de la épica y abrumadora música de Hans Zimmer. “La Lego película” cierra una mala semana tras perder el Globo de Oro siendo ignorada en la categoría de Mejor Película Animada, en favor de “Songs of the sea”, la japonesa de la factoría Ghibli, “El cuento de la princesa Kaguya”, “Los Boxtrolls”, “Como entrenar a tu dragón 2” y “Big Hero 6”. La películas de las piezas animadas tendrá que conformarse con la única nominación a su canción “Everything is Awesome”. 

Foxcatcher” a pesar de contar con su guión, su dirección (Bennet Miller, ya nominado por “Capote”) y dos de sus actores (Steve Carrell y Mark Ruffalo) nominados, no figura, sorprendentemente entre las candidatas a Mejor Película cuando si lo hace “Selma” que sólo tiene 2 nominaciones; canción y película, suficientes motivos para entender la poderosa mano que tiene Oprah Winfrey en Hollyood. Jessica Chastain por “A Most Violent Year” (película que se ha quedado sin nominaciones), Miles Teller por "Whiplash", Timothy Spall, premiado en Cannes por “Mr. Turner” (4 nominaciones para ella) o Jake Gyllenhaal por “Nightcrawler” (una única nominación a Mejor Guión Original), son algunas de los olvidos más destacados de esta edición. 

Pero olvidémonos de los olvidados y centrémonos en aquellos que están para descubrir detalles interesantes.
Alejandro González Iñárritu por “Birdman”, Richard Linklater por “Boyhood” y Wes Anderson por “El Gran Hotel Budapest” tienen 3 nominaciones cada uno como directores, productores y escritores de sus respectivas películas. Bennet Miller por “Foxcatcher” y Morten Tydlum por “The Imitation Game (Descifrando Enigma)” completan el quinteto de directores nominados. El noruego Tydlum del cual no se ve ni un rastro distintivo en su trabajo, está en esa lista casi por imposición de Harvey Weinstein, verdadero artífice de que la película sobre la vida de Alan Turing que casi no cuenta nada de Alan Turing tenga la friolera de 8 nominaciones al Oscar. Las más justas, la interpretativa de Benedith Cumberbatch, actor al alza que puede hacerle sombra a la colosal actuación del resucitado Michael Keaton en “Birdman” y al entregado trabajo de Eddie Redmayne en “La teoría del todo” (película que cuenta con 5 candidaturas), y la musical de Alexandre Desplat, que consigue la séptima y octava nominación de su carrera al estar doblemente nominado por la citada “The Imitation Game” y también por “El Gran Hotel Budapest”. Un Oscar que está pidiendo a gritos irse a las estanterías del compositor francés, para lo cual tendrá que derrotar a Zimmer, a Johan Johannsen por “La teoría del todo” y la sorpresa de esta categoría, el británico Gary Yershon por “Mr.Turner”.
La que nunca falla es Meryl Streep. Su nominación es casi un decreto y no hay edición que no cuente con su emblemática figura en el patio de butacas esperando a escuchar su nombre. Su nominación en la categoría de Mejor Actriz Secundaria es una de las tres candidaturas del musical “Into the Woods” (las otras son Mejor Diseño de producción y Diseño de Vestuario). Es su decimonovena nominación y la actriz más veterana (65 años) de esta edición. Mientras, el actor más veterano nominado, no sólo de esta edición, también de toda la historia de estos premios, es Robert Duvall, que con 84 años recibe la séptima nominación de su carrera como Mejor Actor Secundario por “El Juez”. En ambas categorías de reparto, tanto Streep como Duvall poco tienen que hacer frente a Patricia Arquette (“Boyhood”) y el disciplinado J.K. Simmons ("Whiplash"), más que probables triunfadores en estos apartados. Keira Knightley por “The Imitation Game (Descifrando Enigma)”, Emma Stone por “Birdman” y la inesperada presencia de Laura Dern por “Alma salvaje”, completan el quinteto de nominadas de reparto. Ethan Hawke por “Boyhood”, Edward Norton por “Birdman” y Mark Ruffalo por “Foxcatcher” hacen lo propio en el plano masculino. 

Otras apariciones imprevistas en la lectura de nominadas de esta 87 edición de los Oscar fueron; la fotografía en Blanco y Negro de la polaca “Ida”, el guión adaptado de Paul Thomas Anderson para “Puro Vicio” o la argentina-española “Relatos Salvajes” en Mejor Película de Habla No Inglesa. 

Con más de un mes por delante en el que los nominados ganarán o perderán puestos en la carrera hacía el premio, “Boyhood” se presenta a día de hoy como la rival a batir. El próximo 22 de Febrero desde el Dolby Theatre de Los Ángeles en una ceremonia presentada por primera vez por Neil Patrick Harris y producida por Craig Zadan y Neil Meron saldremos de toda duda.
Read more
12 de enero de 2015
72 GLOBOS DE ORO:BOYHOOD MANDA

Era la tercera vez que Amy Poehler y Tina Fey ejercían de maestras de ceremonias en los Premios de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, los Globos de Oro. También la última, según habían anunciado días antes la pareja de actrices, por lo que decidieron no dejar ningún chiste en el tintero en su monólogo de presentación de la gala. Pocas de las muchas estrellas protagonistas presentes en el Hotel Beverly Hilton de Los Ángeles quedaron exentas de ser citadas por el dúo Fey-Poehler, desde Emma Stone y sus grandes ojos al estilo de un cuadro de Margaret Keane, hasta la peculiar personalidad del creador Wes Anderson, pasando por la imponente carrera profesional de Amal Alamuddin, la flamante nueva esposa del homenajeado de la noche, George Clooney. Incluso, temas más delicados como el del actor Bill Cosby y su acusación de violación o el affaire Sony-Corea del Norte (“esta noche se presentan todas las películas que a Corea del Norte le parecieron bien”) encontraron su mofa correspondiente.

Hechas las pertinentes presentaciones, daba comienzo la ceremonia de entrega de unos Globos de Oro que a la postre resultarían milimetricamente repartidos tanto en sus categorías cinematográficas como televisivas. La presencia en escena de dos de los nominados (y vencidos) de la noche, Benedith Cumberbatch y Jennifer Aniston, iniciaba el carrusel de estatuillas. Ellos anunciaron al veterano J.K. Simons como ganador del premio a Mejor Actor Secundario por “Whiplash” en la única nominación de esta película. Un premio esperado que parece seguro que repetirá en los Oscar.

Las primeras sorpresas de la velada no tardaron en llegar y fueron en los apartados de Miniserie y/o Telefilm. Joanne Frogatt, actriz británica de “Downton Abbey”, serie por la que los Globos de Oro sienten especial predilección, batía en el apartado de Mejor Actriz Secundaria a veteranas como Kathy Bates (“American Horror Freak Show”) o Allison Janney (“Mom”). Por su parte, el excepcional duelo entre “Fargo” y “True Detective” se decantaba hacía la primera, ganando el premio a Mejor Miniserie y también, el de Mejor Actor para Billy Bob Thornton por meterse en la piel del escalofriante Lorne Malvo, imponiendose así a su compañero de reparto, Martin Freeman y al duo McConaughey-Harrelson de “True Detective”, serie que se fue de vacío en los Emmy y ahora también en los Globos.

Las bromas con selfies, Meryl Streep y Benedith Cumberbatch colandose en la foto (ahora lo llaman “photobomb”) ya fueron protagonistas en los pasados Oscar, algo que no importó a los Globos para repetir la jugada, con una militar norcoreana como acompañante de Streep en la instantanea que precedió a nuevos premios de la pequeña pantalla. Gina Rodríguez por “Jane the Virgin” en Mejor Actriz de comedia (por delante de Taylor Schilling por “Orange is the New Black” o Julia Louis-Dreyfus por “Veep”) y “Transparent”, comedia sobre transexualidad de Amazon Studios en Mejor Serie de Comedia. Dos premios que unidos al de Jeffrey Tambor como Actor protagonista de comedia, confirman, por enésima vez, el gusto de los Globos de Oro por premiar la novedad televisiva.

Musicalmente hablando, los Globos de Oro acostumbran a premiar trabajos que no suelen repetir victoria y/o nominación en los Oscar. No parece ser el año en que las músicas nominadas al Globo no coincidan en los Oscar (salvo excepciones normativas como la de “Birdman”). La preciosa y delicada partitura de Johann Johannsen que acompaña a la vida de Stephen Hawkings en “La teoría del todo” se llevó el gato al agua. Tanto Desplat como Zimmer, Reznor y Ross o el jazzistico Antonio Sánchez habrián sido, igualmente, justos ganadores de una categoría muy reñida de cara al Oscar. En el apartado de Mejor Canción Original, el tema “Glory” de John Legend para el alegato antiracial “Selma” consiguió su galardón correspondiente, apartado menos predicible que el anterior de cara al Oscar. Como poco predecible es también la futura ganadora del Oscar a Mejor Película Animada. “La lego película” era favorita pero perdió frente a “Como entrenar a tu dragón 2”, que a su vez, en su primera entrega, perdió todos los premios frente a “Toy Story 3”. La batalla entre ambas está plenamente abierta, con permiso de “Big Hero 6”, tercera en discordia.

En esa pasarela de moda y buen (o mal) gusto que es la alfombra roja, las pelirrojas fueron las más elegantes. Emma Stone, Jessica Chastain, Julianne Moore o Amy Adams, destacaron en ese desfile de estilos variados y enfrentados. Las dos últimas también lograron llevarse el Globo a casa. Amy Adams lograba el segundo Globo de su carrera (y también consecutivo) en la sexta nominación de su carrera, en la categoría de Mejor Actriz en Comedia o Musical por la película de Tim Burton, “Big Eyes”. En esa categoría competía frente a Julianne Moore por “Map to the Stars”, menos favorita por la sátira sobre Hollywood escrita y dirigida por David Cronenberg que por “Still Alice”, cinta por la que ganaría el Globo de Oro a Mejor Actriz Dramática y que la coloca como candidata absoluta al Oscar a Mejor Actriz. Actrices como Emily Blunt (“Into the Woods”), Felicity Jones (“La teoría del todo”), o Rosamund Pike (“Perdida”) una de las menos afortunadas sobre la alfombra, vieron como ambas pelirrojas les arrebataban la estatuilla en sus respectivas categorias femeninas.

Si el próximo Oscar a Julianne Moore parece evidente, no lo es menos el de otra veterana actriz, Patricia Arquette, que en su cuarta nominación al Globo de Oro, tras las tres obtenidas por su papel protagonista en la serie “Medium”, lograba por fin el galardón (el de Actriz Secundaria) por su papel de largo recorrido en “Boyhood”. Algo muy raro tiene que ocurrir para que no repita victoria el 22 de Febrero.

En pleno ecuador de una ceremonía en la que se sucedía un premio tras otro sin apenas margen para la improvisación y donde gente como Jared Leto lanzaba mensajes de apoyo a los trabajadores de Charlie Hebdo, llegaron Ricky Gervais para lanzar una puyita a Katie Holmes que animó a la audiencia y Bill Hader y Kirsten Wiig para ofrecer uno de los momentos más divertidos de la gala, recordando y parodiando grandes frases de la historia del cine antes de presentar el premio a Mejor Guión que iría para Alejandro Glez Iñárritu y cía por “Birdman”. Un galardón que parecía reforzar las posibilidades de “Birdman” de cara a competir por el Oscar sino hubiese sido porqué en la categoría mayor en la que competía, la de Mejor Película de Comedia o Musical, el premio fue para “El Gran Hotel Budapest”, la deliciosa y desbordante película de Wes Anderson, que supuso una de las más agradables sorpresas de la noche.


Otra de las buenas noticias de esta 72 de los Globos fue comprobar la enorme ilusión que le hizo a Kevin Spacey ganar su ansiado Globo de Oro por su arribista personaje de Frank Underwood en la muy recomendable “House of Cards”. 8 nominaciones al Globo de Oro después desde que debutase como candidato en 1996 por “Sospechosos Habituales”, Spacey ganó la estatuilla y soltó unos muy elocuentes; “Joder, no me creo que haya ganado” y “esto es sólo el comienzo de mi venganza”. Además, como ya hiciese citando a Jack Lemmon y “El Apartamento” en su discurso de agradecimiento por el Oscar de “American Beauty”, dejó otro de los grandes detalles de la velada al acordarse de la figura del desaparecido director Stanley Kramer. Entre tanto, la rusa “Leviatan” daba la sorpresa en la categoría de Mejor Película Extranjera, venciendo a la polaca y gran favorita, “Ida” y Maggie Gyllenhall, empeñada en la reconciliación de israelíes y palestinos en “The Honorable Woman” vencía en Mejor Actriz de Telefilm o Miniserie, por delante de Jessica Lange (“American Horror Story. Freak Show”) o Frances McDormand (“Olive Kitteridge”), y en el plano masculino, Matt Bommer se acordaba de las victimas del SIDA al agradecer su estatuilla por “The Normal Heart”. 

Entrabamos en la recta final de la ceremonia, con la incognita de coronar a los Mejores Dramas del año. Y una vez más cuando de la pequeña pantalla se trata, los Globos se inclinaron por la novedad. Los puntos de vista de una infidelidad ofrecidos por la serie del canal Showtime, “The Affair” en su primera temporada, dio la campanada venciendo a pesos pesados como “House of Cards” o “The Good Wife”. Su actriz protagonista, Ruth Wilson, hacía lo propio frente a Robin Wright, Claire Danes o Julianna Margulies ganando el Globo de Oro a Mejor Actriz en Drama.


La consolación de Julianna Margulies, que de doce nominaciones al Globo sólo ha ganado una vez, vino del sentido abrazo dado por su compañero de reparto en la serie “Urgencias”, George Clooney al recibir éste el Premio Honorífico de esta 72 edición de los Globos de Oro. El bueno de Clooney, cada mez más cercano a un vetusto Cary Grant, dedicó el galardón a su nueva esposa, encajó bien las mofas sobre su último y desafortunado trabajo, “The Monuments Men”, agradeció las muestras de cariño de una industria que lo adora y en su largo speech se acordó de los desaparecidos Robin Williams y Lauren Bacall o de las marchas francesas por la libertad de expresión.

Un actor, Clooney, con tres Globos de Oro en su haber a lo largo de su carrera, tres más de los que tenían tanto Michael Keaton (“Birdman”) como Eddie Redmayne (“La teoría del todo”), ambos ganadores del Premio a Mejor Actor en Drama y en Comedia. Entre ellos estará el Oscar a Mejor Actor Principal, con permiso de la intepretación de Benedith Cumberbatch en “The Imitation Game”, película prediseñada por los Wenstein para ganar premios y que, de tan descarada, se fue de vacío a casa.

Tras el obligado homenaje a Clooney, sólo quedaba decantar la balanza hacía “Boyhood”, como así ocurriría. El esfuerzo, único y dilatado en el tiempo, de Richard Linklater por rodar una película durante 12 años, bien valió el reconocimiento de la Academía al realizador norteamericano que ganaría el premio a Mejor Director y también el de Mejor Película Dramática, colocando además, a su trabajo, como el máximo ganador de esta edición de los Globos de Oro con 3 galardones. Premios que vienen a ratificar una más que posible victoria de “Boyhood” el próximo 22 de Febrero en el Dolby Theatre de Los Ángeles, aunque para ello deberá no descuidarse y no perder la pista a “Birdman” y “El Gran Hotel Budapest”, dos cercanas perseguidoras en su camino al Oscar con similares intenciones de triunfo.
Read more
7 de enero de 2015
XXIX PREMIOS GOYA:LOS NOMINADOS

Las cifras hablan por si solas. Datos como los más de 125 millones de euros recaudados o la consecución del 25% de la ansiada cuota de pantalla, han confirmado al año 2014 como el ejercicio más exitoso para el cine español desde hace décadas. Dos de sus películas, “Ocho apellidos vascos” y “El niño” han sido las más vistas por los espectadores españoles en 2014 por delante de títulos norteamericanos como “Maléfica”, “El amanecer del planeta de los simios” o “El lobo de Wall Street”, siendo la recaudación total de nuestro cine casi un 76% mayor que en el año 2013.

Un aspecto, el de la taquilla, que suponía la mayor preocupación para una cinematografía que andaba necesitada del respaldo de la audiencia para poder mantener a flote una industria ya de por sí perjudicada por factores externos como la subida del IVA cultural, la reducción de subvenciones o incluso, el nulo apoyo público de miembros del Gobierno como José Ignacio Wert o Cristobal Montoro.
Es por tanto el 2014 un excelente año para nuestro cine y como tal, esta inercia positiva debe extenderse a la Fiesta del cine español, los Premios Goya, los cuales no tienen la única razón de la taquilla como motivo de festejo, sino también una estupenda cosecha de títulos que las nominaciones a estos premios han sabido reconocer con justicia, otorgando por cuarta vez en su historia (y segunda consecutiva) el honor de competir en la categoría de “Mejor Película” a 5 títulos (y no 4); las dos grandes favoritas al premio, “La isla mínima” y “Magical Girl”, la sorpresa aupada por la crítica, “Loreak”, y dos cintas con el beneplácito del público, “El Niño” y la episodica, “Relatos Salvajes”. Entre ellas estará la gran ganadora de esta XXIX edición de los Premios Goya cuyas candidaturas han sido anunciadas en la mañana del Miércoles 7 de Enero por las actrices Blanca Suarez y Marian Álvarez y el director Kike Maíllo ("Eva"),y las cuales nos arrojan los siguientes detalles:

LOS NÚMEROS

- 17 candidaturas contra 16 candidaturas. O lo que es lo mismo, "La isla mínima" contra "El Niño", las dos máximas nominadas y candidatas en exactamente las mismas categorías con la salvedad de la doble nominación a Mejor Actor para el tandem Gutiérrez-Arévalo en la película de las marismas andaluzas. La película argentina más taquillera en aquel país, pero también española (claro está), "Relatos Salvajes" les sigue con 9 candidaturas, mientras que "Magical Girl" se ha hecho fuerte gracias a sus 7 menciones en las categorías de mayor peso, a excepción de la de Mejor Montaje, pudiendo ser la verdadera gran rival de "La isla mínima".
"Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo" reúne nada más y nada menos que 6 candidaturas, una proeza para tratarse de una cinta animada y la sensación de la taquilla, "Ocho apellidos vascos" se tiene que conformar con 5 posibilidades, de las cuales las de Carmen Machi, Karra Elejalde y Dani Rovira son las de mayor entidad.
La película, "Autómata", producida e interpretada por el Goya de Honor de esta edición, Antonio Banderas, consigue 4 nominaciones, todas ellas de carácter técnico y "Musarañas", "Paco de Lucía, la búsqueda" y la novel "10.000 km" logran 3 candidaturas, siendo esta última película la que debería haber merecido una mayor valoración de la Academia tras haber sido previamente elegida como una de las 3 cintas representantes de España en los Premios Oscar. Y curioso es el caso de "Loreak". De sus 2 únicas nominaciones, una es al premio mayor, el de Mejor Película.

LAS INTERPRETACIONES

- En el apartado de las interpretaciones, "La isla mínima" se lleva la palma con 5 candidaturas,entre las que se encuentran clásicos que nunca fallan, como Antonio de la Torre, nominado a Mejor Actor Secundario en la octava candidatura de su carrera y quinta en las últimas tres ediciones o las obligatorias presencias de Javier Gutiérrez (ganador en San Sebastián) y Raúl Arévalo en Mejor Actor Principal. Nerea Barros figura como Mejor Actriz Revelación y no se explica tanto que hayan nominado como Mejor Actriz Secundaria a Mercedes León, la pescadera/vidente de la película de Alberto Rodríguez, la cual aparece escasos dos minutos en pantalla, más cuando por su presencia se lamentan ausencias como las de Itziar Aizpuru de "Loreak", la inquietante de Elisabet Gelabert en "Magical Girl" o, porqué no, la de la violenta cocinera Rita Cortese de "Relatos Salvajes". 

"Magical Girl" le sigue de cerca al colocar a 4 de sus actores entre los nominados. Estamos seguros que del triángulo formado por Luis Bermejo-José Sacristán-Barbara Lennie, saldrá, al menos 1 ganador del Goya, que sería el segundo para Sacristan tras el obtenido hace un par de ediciones por "El muerto y ser feliz" y el primero para sus dos compañeros de reparto. Por cierto, Lennie puede ganarlo bien por "Magical Girl" o bien por "El Niño" por la que competirá como Actriz Secundaria.

Otros nombre interpretativos a destacar en esta edición: 

Los noveles Jesus Pastor ("El Niño"), Ingrid García Johnson por "Hermosa juventud" y la excelente pareja formada por Natalia Tena y David Verdaguer en "10.000 km". 
La primera nominación en la carrera de Macarena Gómez (Actriz principal por "Musarañas"), la tercera para una Goya Toledo que suele dar la sorpresa en las nominaciones (a Actriz de Reparto por "Marsella") o la presencia del popularf "bombita" de "Relatos Salvajes", Ricardo Darín, en la categoría de Actor Principal, en detrimento de otros como Luis Tosar por "El Niño". 

LOS DIRECTORES

Nada que no hubiera sido un cuarteto con los directores de las cintas nominadas a Mejor Película hubiera sonado extraño. Carlos Vermut y su mirada de director singular, recientemente galardonado en el Festival de San Sebastián y Alberto Rodríguez, excelente creador de atmósfera y con gran pulso para el thriller, eran presencias innegociables en esta edición de los Goya,en su primera y tercera nominación a Mejor Director, respectivamente. 
A Daniel Monzón, triunfador absoluto cuando concursó con "Celda 211", también se le esperaba, mientras que la última plaza bien podría haber sido para Jon Garaño y Jose Mari Goenaga, directores de "Loreak" y ampliamente alabados desde el pase de su película en San Sebastián y ya nominados en los Premios Feroz. Sin embargo, esta última cuarta plaza ha sido para Damian Szifrón, el director argentino que maneja con soltura y algo más que oficio los diferentes episodios de "Relatos Salvajes", producida por "El Deseo" de los hermanos Almodovar.
Parecen lógicas las elecciones de esta categoría, como lógicas son las de la categoría de Mejor Dirección Novel; Carlos Marqués-Marcet por "10.000 km", Juanfer Andrés y Esteban Roel por "Musarañas" y Beatriz Sanchís por "Todos están muertos", y menos esperada,pero no menos interesante, la de Curro Sánchez Varela por el documental "Paco de Lucía: La búsqueda".

OTRAS APRECIACIONES 

- Muchos esperaban la nominación póstuma de Alex Angulo por "Justin&Cía". La nostalgia no ha acabado pesando en la Academia.

- Sorprendente, por inmerecida, la nominación para Kalo Berridi por "Ocho apellidos vascos" en una categoría tan importante como Mejor Dirección de Fotografía.

- El montaje de "Magical Girl" o el de "Open Windows" hubieran sido buenos candidatos en "Mejor Montaje".

- Dos favoritísimas para las películas de fuera de nuestras fronteras; la polaca "Ida" en Mejor Película Europea y  la hispano-argentina "Relatos Salvajes" en Mejor Película Iberoamericana.

Los premios Goya se celebrarán el próximo Sábado 7 de febrero, en el Centro de Congresos Príncipe Felipe del Hotel Auditorium de Madrid, en una gala que estará presentada por Dani Rovira y dirigida por el realizador Juan Luis Iborra.

Podéis consultar toda la lista de candidatos en la página web de LosExtras.
Read more
28 de diciembre de 2014
TOP 10 MEJORES PELÍCULAS 2014

01. A PROPÓSITO DE LLEWYN DAVIS

Los Hnos. Coen escribieron un hermoso aunque aciago personaje para una película fundamental sobre el fracaso. Llewyn Davis, talentoso músico folk en pleno Greenwich de los años 60 pasa de poder ser Bob Dylan a dar tumbos por encontrar un sofa donde dormir y un abrigo con el que resguardarse del frío invernal. Un melancólico caminar en círculo con la intención ser oído y la frustación de ser ignorado que hacen de Davis un tipo antipático a ojos del espectador pero también en alguien de quien apiadarnos por su escasa fortuna. Porque estamos hartos de ver películas de triunfadores pero no de gente que no lo consigue y que, sin embargo, no ceja en el intento, por su catálogo de inspiradas canciones folk, el uso bellisimo de la luz por parte del director de fotografía Bruno Delbonnell o la interpretación sobria de Oscar Isaac, consideramos a “A propósito Llewyn Davis” como una de las grandes obras en la carrera de los Coen, injustamente olvidada en festivales y premios del año, algo que, paradójicamente, se ajusta a la perfección en el halo infausto que transmite la historia del triste cantautor. 
 02. EL LOBO DE WALL STREET

 La historia real de Jordan Belfort, broker indómito, extraordinario sinverguenza, algo así como una extensión amplificada del impostor Frank Abagnale Jr. que el propio Leo diCaprio interpretó en “Atrápame si puedes”, sirvió a Martin Scorsese para componer, a sus 72 años, su película más furiosa, salvaje y arrolladora. Un carrusel de monólogos que rompen la cuarta pared, de aceleraciones y deceleraciones de cámara, imágenes congeladas, voces en off y lujuriosos planos secuencia la convierten en heredera directa de “Uno de los nuestros” y “Casino” más allá de sus amplias similitudes argumentales. “El lobo de Wall Street” es toda una oda al caradura de ascenso vertiginoso, métodos abiertamente ilícitos y feroz asimilación del poder manifiestado en un desmadrado e indiscreto uso del dinero. Un Scorsese, con todavía ganas de pegarse la juerga definitiva y que ha encontrado en Di Caprio a su mejor compañero de batallas. Un glorioso exceso en todos los sentidos.
03. EL GRAN HOTEL BUDAPEST

Todo lo que hay tras la deslumbrante fachada de este hotel de los líos es emocionante y extraordinario. Su brillante alegoría de los últimos días de resplandor de la Europa Central. Su desfile de rostros familiares para el espectador. Su alta inspiración cómica. Su naturaleza de fábula narrada en distintos tiempos. Su carácter novelesco y aventurero (hay cárceles, trenes, investigaciones, intrigas, persecuciones, etc). Su grandioso diseño de producción, su juguetona banda sonora y su magnífica puesta en escena. Y un Ralph Fiennes colosal. “El Gran Hotel Budapest” es una de las más experiencias más arrolladoras, festivas, luminosas y completas del cine reciente y probablemente la película más redonda del universo siempre particular de Wes Anderson.
 04. NEBRASKA

A veces, nuestros mayores, se embarcan en odiseas que sólo ellos parecen entender, como la que emprendía por carretera en un minúsculo tractor Richard Farnsworth para ver a su hermano enfermo en “Una historia verdadera” o la más surrealista que mueve a Bruce Dern en “Nebraska”; viajar para recoger el premio de 1 millón de dólares que ha ganado según una carta recibida en su correo. A partir de esa premisa, en un nostálgico blanco y negro y con la sensibilidad especial que caracteriza a éste director, Alexander Payne logra una de sus mejores películas, llena de humor costumbrista y de drama humano de reencuentro personal, de reflexión sobre el paso del tiempo y la memoria. Un Bruce Dern inconmensurable acompañado por la veterana actriz June Squibb, auténtica robaescenas de la película terminan de hacer gigantesco el guión de Bob Nelson y de convertir a “Nebraska” en uno de los trabajos más entrañables de todo el cine del 2014. 
 05. INTERSTELLAR

Siempre ambicioso y en tela de juicio, el responsable de títulos como “Memento”, “El truco final” o la saga de “El Caballero Oscuro”, Christopher Nolan, se decantó en esta ocasión la ciencia-ficción dura y asesorado por el astrofísico Kip Thorne se embarcó en una compleja propuesta espacial, entendiendo que su exigente argumento científico a ojos del espectador debía ser compensado con un motivo emocional. De ahí, el carácter casi ochentero de “Interstellar”, con los ecos evidentes del cine Spielberg, Zemeckis o Shyamalan que preparan el posterior salto al infinito llevado a cabo por Matthew McConaughey y compañía. O lo que es lo mismo, la búsqueda de la supervivencia del planeta Tierra provocada por una pelirroja e inocente niña. El resultado es un compendio apasionante, apoteósico y sensible, también riguroso, capaz de fascinar la mente, al retina y el corazón del espectador y la obra más grandiosa de la filmografía de Nolan. 
06. SNOWPIERCER. ROMPENIEVES

El calentamiento global destruyó la Tierra y a sus habitantes, con una única excepción, los pasajeros de un largo e inagotable tren llamado “Rompenieves” en el cual se generará un ecosistema propio donde serán evidentes las diferencias de clases, la cadena de superviviencia preestablecida y la inevitable rebelión de los más desfavorecidos. Una alegoría de nuestro tiempo en forma de título post-apocalíptico con la que el director sudcoreano Bong Joon-ho de títulos como “Memories of Murder” o “The Host” da el salto a Hollywood para lucirse visual y narrativamente con una cinta distópica con visos de culto y que depara estimulantes sorpresas con cada vagón del “Rompenieves” visitado. 
 07. ORÍGENES

"Orígenes" parte de la biología molecular, el estudio del ojo humano y de un casual “chico conoce a chica” para componer una historia sensible y emocionante, como ya lo era la anterior cinta de su director, Mike Cahill, "Otra Tierra", con la que comparte además un estilo indie depurado y elegante, la excusa de un hilo conductor de ciencia-ficción como medio para contar una preciosa historia de amor con giro argumental descorazonador incluido. La gran virtud de Cahill es no solo saber integrar con solvencia y naturalidad ambos géneros con temas eternamente discutidos como ciencia, fe, religión o azar, sino también ser emotivo en sus intenciones. “Orígenes” funciona plenamente en su romance, su drama y en su mirada fantástica. Puede ser tachada de cursi o de new age pero si medimos las películas que pudimos ver en el pasado Festival de Sitges por los sentimientos provocados, “Orígenes” se lleva la palma, como así ocurrió, ganando el premio del jurado a la Mejor Película de la Sección Oficial. 
08. LA ISLA MÍNIMA

El director sevillano Alberto Rodríguez llegó para descubrirnos las marismas andaluzas como localización perfecta para generar una atmósfera perturbadora, pantanosa y pegajosa deudora de los thrillers norteamericanos ambientados en Louisiana y el Mississipi. “La isla mínima” es probablemente la película española que mejor ha sabido convertir su entorno geográfico en un protagonista más de su narración de género. Un thiller sureño que indaga en las razones sociales, locales y políticas del asesinato de una joven en plena transición española, al tiempo que construye un intrincada investigación policial por medio de dos agentes fuera de su entorno y condenados a entenderse. La crónica negra de un país de capataces, señoritos, cortijos, machismo, falsas ilusiones de futuro y analfabetismo en forma de un policiaco extraordinario para nuestro cine. 
 09. BEGIN AGAIN

Tras obtener un gran éxito con “Once” hasta convertir aquella humilde historia de amor musical en una obra representada en el mismisimo Broadway, John Carney repitió la fórmula con “Begin Again” en donde el salto a Hollywood y el inevitable aumento de presupuesto no corrompió la sensibilidad del director irlandés a la hora de retratar la íntima historia de dos personajes solitarios y vencidos con la música como nexo de unión y medio de superación personal. La buena química entre la pareja Knightley y Ruffalo, un encantador manejo de los secundarios en la tradición de la mejor comedia romántica británica ,la condicion de fábula sobre las segundas oportunidades y un catálogo de canciones muy efectivas imprimen a “Begin Again” un espíritu contagioso y positivo que alegrará el día del espectador. Solo la etílica secuencia en la que Ruffalo imagina los arreglos de la canción que solitariamente intrepreta Keira en un pub neoyorkino bien vale para justificar el precio de la entrada. 
10. GUARDIANES DE LA GALAXIA

Más de 330 millones de dólares recaudados en EEUU y casi 800 en todo el mundo vuelven a decirnos que Marvel tiene a la gallina de los huevos de oro del cine actual. Desmarcandose de sus héroes más populares, los Vengadores, la compañía decidió rescatar a sus antihéroes, “Los guardianes de la galaxia” una cuadrilla de personajes más propensos a lo incorrecto que a lo heróico y tan diferentes entre sí como diferencias hay entre un mapache y un árbol. Marvel entendió que la torpeza y peculiaridad de este grupo de superhéroes reclamaba comedia y acción a partes equitativas y por eso encargó la dirección a James Gunn, director que había descrito a la perfección la incompetencia del superhéroe en la película “Super”. El resultado fue una space opera gamberra, divertidísima y visualmente tan espectacular como cualquier otro trabajo de la compañía y que tuvo en un casting 100% efectivo y en su apuesta por la nostalgia ochentera y musical sus mejores bazas, principalmente en la elección de Chris Pratt como héroe de acción capaz de bailar a ritmo de asombrosas recopilaciones en casettes sonando desde un walkman.
Read more
23 de diciembre de 2014
WISHLIST FNAC 2015

Para "El Séptimo Cielo" elaborar la Wishlist Navideña de Fnac se ha convertido en tan tradicional y obligatorio como hacer los recopilatorios de las mejores películas del año, tomar las uvas o hincarle el diente al turrón de Jijona. Es nuestro quinto año participando y queremos hacer bueno ese refrán que dice "a la quinta va la vencida"...¿o es a la tercera?. No importa, el caso es que si continuamos participando es porque, además de la innegable esperanza de ser agraciados, disfrutamos fantaseando por un momento con poder llenar nuestras estanterias de estos productos para degustarlos posteriormente en nuestros televisores. 

Estos son nuestros deseos. Ilustrados para la ocasión. Todos cinéfilos o seriéfilos. Protagonizados por Walter White o Alfred Hitchcock pasando por Rust Cohle. Puede que muestros deseos puedan ser también vuestros deseos para esta época de presentes navideños. Si no lo son, os dejamos también el "Inspirador de regalos" de Fnac con el cual encontrar el regalo más adecuado para vuestros gustos e inquietudes.

Suerte a los participantes y Felices fiestas para todos desde "El Séptimo Cielo".
Breaking Bad - (Formato Blu-ray) - 139,99 €  (enlace)
Begin Again + BSO (Formato Blu-Ray) - Exclusiva Fnac – 24,99 € (enlace)
 El Prestamista (Formato Blu-ray) - 15,50 € (enlace)
El Gran Hotel Budapest (Formato Blu-ray) - 18,99 € (enlace)

Looper (Formato Blu-Ray) - 15,99 € (enlace)
En la casa (Formato Blu-Ray) - 15,99 € (enlace)
Pack True Detective (1ª Temporada) (Formato Blu-Ray) - 48,99 € (enlace)
Pack Mad Max. La trilogía original (Formato Blu-Ray) - 19,99 € (enlace)
El Planeta de los simios. La saga completa. 8 películas (Formato Blu-Ray) - 68,90 € (enlace)

Guardianes de la Galaxia (Formato Blu-Ray + 3D) - 28,99 € (enlace)
Pack Alfred Hitchcock presenta (1º Temporada) - 29,95 € (enlace)

Pack Alfred Hitchcock presenta (2ª Temporada) - 25,99 €
(enlace)
 
Pack Alfred Hitchcock presenta (3ª Temporada) V.O.S - 25,99 €
(enlace)


TOTAL: 480,25 euros 

Si no te gustan estos deseos... Fnac tiene otros...busca los tuyos en el "Inspirador de regalos":

Read more