25 de septiembre de 2005
HITCHCOCK Y...EL CABELLO





1. Psicosis. 2. Vértigo. 3. Los Pájaros. 4. Psicosis. 5. Vértigo. 6. Con la muerte en los talones. 7. La ventanta indiscreta. 8. Marnie la ladrona
Read more
22 de septiembre de 2005
EL CENICIENTO

Ya era hora. Ron Howard ha hecho una película estupenda. Sin abandonar, eso si, su academicismo y convencionalismo habitual, pero al mismo tiempo estupenda.
Y ha tenido que recurrir al boxeo, que tan grandes momentos ha dado al cine.
"Cinderella Man" habla de un personaje real, el boxeador Jim Braddock, y en esta ocasión Howard, respeta su vida, al contrario de lo que hizo con John Forbes Nash en "Una mente maravillosa", biopic engañoso y totalmente manipulado, con una fama inmerecida apoyada en un buen puñado de Oscars. Parece que Ron Howard ha aprendido de todos sus errores y que ademas ha echado un vistazo a clásicos como "Las uvas de la ira" o "La ley del silencio".

"Cinderella Man" es una seria película. Emotiva. Bien interpretada. Con una inmejorable fotografía. Una música adecuada. ¿Academica? Pues posiblemente, pero no deja esa sensación de producto prefabricado y pensado para conseguir la estatuilla. Todo eso, viniendo de Ron Howard ya es un logro.

En su primer tramo, "Cinderella Man" nos narra la agradable vida de Braddock (un inconmensurable Russell Crowe) para, a traves de una acertada elipsis, observar la terrible llegada de la Gran Depresión y el modo en que afectó a muchas familias.

Desde ese momento, presenciamos la contenida, triste y voluntariosa vida de los Braddock. El sufrimiento de la ausencia de economia, unida a la lesion del otrora prometedor boxeador. Una historia de superación personal, de amor paternal, de cariño familiar. Ron Howard lo cuenta con oficio, incluso con clase. Nos hace ser participes de esas penurias. Y nos recuerda, con el trabajo de Braddock en el puerto, a otro de esos grandes personajes de la historia del cine, a ese Terry Malloy de "La Ley del silencio", tambien boxeador frustrado y tambien avocado al forzoso oficio de estibador.

Por supuesto que todos sabemos que estamos ante otro de esos personajes que alzan a la gloria al heroe americano, aquel que pasa por todo tipo de infortunios y logra triunfar. Jim Braddock lo es. Ron Howard lo sabe. Pero lo hace con esa brillantez que nunca ha tenido, logrando que "Cinderella Man" se convierta en un interesantisimo producto acerca de la Gran Depresión, los años 30 y el mundo del boxeo.
Pronto llegara el renacer del Braddock boxeador, con el apoyo de su manager (otra de esas interpretaciones magnificas, en este caso la de Paul Giamatti) y la consiguiente ascensión de su figura mediatica.
Aquí, Howard, vuelve a tirar de manual, para seguir la estela de ese cine de boxeo, siempre eficaz, siempre entretenido, siempre interesante para el espectador.
Utiliza de nuevo la elipsis para indicarnos esa ascension pugilistica y como no, aparece la figura de un duro rival. El enemigo en cuestión al que Braddock deberá enfrentarse. Temido, violento, engreido.
Se plantea el dilema de continuar para alcanzar la cima, o conformarse y vivir con lo conseguido. Aparece la preocupación de la esposa (la Zellwegger más comedida de los últimos años) y el apoyo incondicional de la sociedad, que ve en Braddock ese ejemplo de superación bigger than life.
Una parte final de metraje tan interesante como el resto que va conformando una sobresaliente cinta, impropia de un director que siempre ha sido un artesano más que un autor y que ha tenido el reconocimiento de los segundos.

Un biopic de corte clásico, sincero y emocionante, que mereceria ganar todos los Oscars que ganó "Una mente maravillosa". Sin duda, de lo mejor del director de "Willow" o "Apollo XIII", que seguramente volverá por sus fueros en esa version cinematográfica de uno de los libros mayormente discutidos en mucho tiempo, "El Codigo Da Vinci".

Read more
18 de septiembre de 2005
no image

Cielos santo! Una y otra vez nos quedamos perplejos ante una nueva traducción de un titulo hollywoodiense. Esta mañana me he enterado que la alabada película de Ang Lee, una de las cintas yankees de la que se va a hablar mucho en esta temporada, titulada "Brokeback Mountain" se llamara en España, nada mas y nada menos que..."TERRENO VEDADO".
¿Que tipo de ser humano es el encargado de elegir los títulos? ¿Es la misma persona que lleva años y años haciendo de las suyas, poniendo nombres tontos al azar? o ¿es una especie de secta dedicada a estos menesteres que eligen el nombre despues de una noche de borrachera en grupo?. Es verdaderamente preocupante.
Ni siquiera cuando no traducen el título original se quedan tranquilos. Tienen que añadir un subtítulo. Un ejemplo reciente..."CINDERELLA MAN...EL HOMBRE QUE NO SE DEJÓ TUMBAR".
Pido desde aquí que se declare non grato a aquel que, en nuestro país, se encarga pone los títulos a las películas foraneas. Está haciendo daño al buen gusto.
Read more
15 de septiembre de 2005
no image

La maldición del Festival de San Sebastian vuelve a repetirse. El señor Robert Wise fue uno de los elegidos para el homenaje del susodicho festival en la edición del 2005. Tanto, que la mujer se Wise, ya se encontraba en San Sebastian cuando se le comunicó la noticia de que su marido habia sufrido un ataque al corazón.
Wise, de 91 años, falleció anoche victima de ese ataque. En su haber, algunas de las grandes, grandisimas películas de la historia del celuloide.
Yo destacaría, sin dudarlo, tres. "West Side Story", obra cumbre del director, dirigida junto a Jerome Robbins, "Ultimatum a la Tierra" uno de esos añorados clásicos de la ciencia ficción, que marcaron un antes y un despues en el género, y por repercusión social, "Sonrisas y lagrimas", con la señorita Julie Andrews correteando por prados verdes.
Descanse en paz señor Wise.

Read more
no image

Muchos de ustedes habrán comprobado la poca actividad de este blog en los ultimos dias. Pido perdón de antemano para todos aquellos que visitaron una y otra vez el blog, no encontrando novedades algunas.
Resulta que del 7 al 17 se celebra la Feria de Albacete, declarada de Interés Turístico Nacional. Dias en los cuales la ciudad rebosa alegria, armonia y unidad.
Este año, la emisora Nova Onda, para la cual un servidor trabaja, ha realizado una amplia cobertura de esta Feria, realizando un programa especial sobre todos los actos programados para estos dias. Y la misma persona que se encarga de hablar de cine en este blog, es la que presenta ese programa de dos horas de duración.
De ahí, la escasez de tiempo para poder atender a esta modesta página cinéfila.
Aunque no duden ustedes, que pronto "El Séptimo Cielo" volvera a intentar ser lo que era.
Saludos!
Read more
8 de septiembre de 2005
no image

Ya dimos la primicia de esta noticia bomba hace unos meses y nadie nos creyó. ¿El dibujante de los carteles de Star Wars haciendo el nuevo poster de Torrente? - Imposible.
Pues si.
Pero claro, siempre queda el "Hasta que no lo veo no lo creo". Ahi lo teneis, al mismisimo Jose Luis Torrente en plan Harrison Ford empuñando su arma y unido a sus partenaires. Para incredulos y para los que no lo son.
Seguramente este cartel es fruto de la amistad entre Guillermo Del Toro y Santiago Segura. Drew Struzan ya dibujó el cartel de la película de Del Toro, "Hellboy" y ahora ha hecho lo mismo con el de su amigo íntimo, Segura, en la que es su primera colaboración con el cine español.
Ahora solo queda ver la cinta, que se estrena dentro de tres semanitas. Por lo pronto el cartel ya es la bomba!
Read more
6 de septiembre de 2005
5 de septiembre de 2005
DESCENSO MORTAL


Cuando el presupuesto es limitado lo mejor es dar rienda suelta a la imaginación para ser, al menos, efectivo. En esa tesitura se ha visto el director inglés Neil Marshall en un par de ocasiones. La primera de ellas se llamó "Dog Soldiers", un curioso producto de terror de serie B. La segunda se llama "The Descent".
Y hay que reconocer que ambas son meritorias películas. Decentes. Con ganas de contar una historia. Tambien con ganas de ver correr la sangre.

"The Descent" nos presenta a seis amigas que se reunen para realizar una expedición espeleológica. Todas marcadas por la muerte de la familia de una de ellas. Y la mala fortuna se presentará de nuevo, dejandolas atrapadas en la cueva en cuestión. Si bien el problema no es encontrar el camino de salida, sino sobrevivir a los ataques de unos viscosos seres humanos que habitan en las profundidades y que provocarán la tensión en el grupo.

Esta curiosa propuesta de terror fue elegida por la revista Empire como una de las 50 mejores películas independientes de todos los tiempos. No es para tanto. Marshall pone empeño, hace frente a la precariedad de medios y logra una cinta de tibio arranque, creciente claustrofóbia y cuantiosa hemoglobina.
Justo cuando se bloqueé la entrada por las que las amigas entraron a la cueva, comenzará el conflicto humano. La cuestión es sobrevivir, primero mientras se busca una salida, despues cuando entrán en juego los ciegos asesinos, y finalmente entre mujeres de igual a igual.

Todas los palos del miedo y terror se tocan en "The Descent". El director consigue crear tensión en el espectador. Una tensión claustrofóbica conseguida a base de buen pulso narrativo y que se transformará en miedo, en sustos a golpe de música con la llegada de los susodichos monstruos (una mezcla de Gollums y Nosferatus). Ese in crescendo del horror acabará en gore, con huesos rotos, sangre por doquier y escenas más propias del sangriento cine de serie B, con ciertos homenajes a "Carrie" de De Palma.
No hay más que ver a su protagonista, Shauna Mcdonalds, todo envuelta en el liquido rojo para captar el guiño.


Marshall tiene la lección bien aprendida. No pretende más. Con cuatro duros hace la película que a el le gusta. Se desenvuelve bien en el género. Podria, por supuesto, profundizar más, bien en la incipiente ruptura de la amistad entre las amigas, bien en la escritura de los personajes. Pero lo que le interesa es sentirse a gusto haciendo terror. Y de todo tipo.
No pasara a la historia pero si hara pasar el rato. Y al menos cuenta con algo de personalidad que le aleja del archirepetido cine de terror actual. Eso se agradece.

Read more
no image

¡Nacho Vigalondo llega al largo!. Un tipo majo el cantabro. Nos cae bien. Solo habian pasado unas horas de su nominación al Oscar por "7.35 de la mañana", cuando accedió gustoso a ser entrevistado en directo por "El Séptimo Cielo". Estuvo simpaticote como siempre.
Ahora ha dirigido otro corto "Choque" y prepara "Los Cronocrímenes", una historia de un hombre que viaja al pasado y se ve envuelto en un crimen. Sin duda una visión interesante para un director que puede darle un giro radical al cine español, más fresco y ocurrente, alejado de las tipicas "princesas" (sin quitarle merito a la aceptable película de Aranoa).
De momento avanza la web de este futuro film que si todo va bien podremos ver en el 2006. !Suerte para Nacho!
Read more
2 de septiembre de 2005
no image


En marcha está un proyecto acariciado por muchos directores desde que se publicó esa novela llamada "El Perfume". El mismisimo Stanley Kubrick queria trasladar a la gran pantalla ese variopinto Siglo XVIII lleno de contrastes, lleno de olores, mezcla de miseria y nobleza descrito en este gran libro.
El afortunado que dirigirá la version cinematográfica de la excelente novela de Patrick Suskind (publicada en 1985 y hasta hoy una de las novelas más leidas y exitosas) será el alemán Tom Tykwer, director de "Corre, Lola, Corre".
El proyecto guarda muchas similitudes con un exito de los 80, "El nombre de la Rosa";

  • Ambas han sido grandes novelas que han apasionado a lectores de todo el mundo y que desde su publicación se ha hablado continuamente de su posterior versión en pantalla.
  • Ambas nos trasladan a épocas pasadas y presentan a desagradables personajes con una trama criminal de fondo de tono claramente sombrio.
  • Tanto "El nombre de la Rosa" como "El Perfume" están producidas por Bernd Eichinger y se tratan de producciones eminentemente europeas.
  • En ambas los directores son europeos de renombre, con buenas críticas para sus anteriores películas. Jean Jacques Annaud, francés, dirigió "El nombre de la Rosa" y Tom Tykwer, alemán, "El Perfume".
  • Sus repartos están formados por un curtido actor de Hollywood y una joven promesa; Sean Connery y Christian Slater en "El nombre de la Rosa", y Dustin Hoffman y Ben Whishaw en "El Perfume", acompañados de un secundario de peso; F.Murray Abraham y Alan Rickman, respectivamente.
  • Tanto Umberto Eco, como Patrick Suskind, creadores de dichas novelas se oponian a la version cinematógrafica.
  • Las dos tienen como co-guionista a Andrew Birkin.

Esperamos, por tanto, encontrarnos con una excelente película, debido al fabuloso material del que parte, los nombres que la componen y la coherencia con que se está llevando a cabo. Tenemos ese claro precedente en "El nombre de la Rosa".

El equipo de rodaje se encuentra en Barcelona, recreando en la ciudad condal las calles de París, aquellas donde el hombre que no desprendía olor alguno, Jean Baptiste Grenouille (magnifica elección la de Ben Whishaw para el personaje) buscaba ansioso el perfume perfecto. Para verla tendremos que esperar al 2006. Estaremos pendientes.

Read more
1 de septiembre de 2005
MALDITAS GOTERAS

Muchas veces no encajamos a cierto actor o director en un determinado género o película en la que se embarca. "Dark Water" es uno de esos casos. Walter Salles, director brasileño, responsable de la bella cinta "Estación central de Brasil" y la acertadisima, "Diarios de Motocicleta" con Gael García Bernal da el salto al Hollywood de los remakes y el dinero fácil con una cinta de terror que sigue los esquemas más solicitados del género.

"Dark Water" era originalmente una película japonesa realizada por Hideo Nakata, la persona que ha dado un fuerte espaldarazo al cine de terror oriental y tambien director de la famosa "The Ring", que , por supuesto, tambien tuvo su pertinente versión americana.
La cinta japonesa original era una claustrofóbica muestra de terror en la cual el agua era el medio de conexión entre unos muertos poco conformes con su desaparición y una madre y su hija que venian a vivir al edificio maldito.

Para adentrarse en Hollywood, Salles, ha contado con practicamente la misma historia, sin apenas variaciones de importancía y ha sabido captar la esencia de la cinta original, llevando hasta un extremo el interés por lo agobiante, por el psicoanalisis, por recrear un edificio lo más desasosegante posible. Precisamente es esta atmosfera de rotunda inquietud lo mejor de la película y el gran logro de Salles.

El director se apoya en la relación materno-filial entre Jennifer Connelly y su hija con la llegada de estas a un nuevo piso en Nueva York. Desde ese momento construye un climax tan penetrante como hostil, una casa sombria, una ciudad donde siempre llueve, donde la luz irradia tristeza y unos secundarios misteriosos (el actor Pete Postlewhaite, grandisimo actor, que nos emocionó en "En el nombre del padre"), bocazas (John C.Reilly, el secundario más activo de Hollywood) o destartalados (Tim Roth).

Sobre el personaje de Connelly recae la sospecha de la cordura, marcada por la constante embriaguez de su madre en su pasado y en sus continuas migrañas y pesadillas. Todo ello, le hace querer ser mejor madre y dar todo por su hija. Sin embargo el estar inmersa en un complicado proceso de separación y el ambiente del mugriento hogar, dan al director la posibilidad de jugar con la salud mental de Connelly en beneficio de la historia, aunque solo con el fin de torturar a su personaje y de acompañar su propio sufrimiento mental con el devenir de los acontecimientos en la casa.

Jennifer Connelly, se ha convertido en una actriz madura. Aqui mantiene una mirada triste durante todo el metraje. De nuevo un personaje tortuoso, algo del agrado de la actriz, como ya comprobamos en "Requiem por un sueño".

"Dark Water" es un como un drama inquietante, por su lograda atmósfera, pero predecible por lo recurrente de su propuesta. Walter Salles se encuentra cómodo recreando ambientes, jugando con el sufrimiento de Connelly. Incluso se permite un lucimiento en escenas de género como la de la lavanderia. Pero en "Dark Water" no es un drama, y prevalece el terror más fantasmal que para ello adquirieron los derechos los productores americanos. Y aqui está el gran inconveniente de "Dark Water". En cuanto se adentra en el terror, no es más que una repetición de todo el cine americano de terror actual.

Porque ya nos sabemos de memoria eso de la niña con amiga imaginaria que luego no es tan imaginaria, piso con fantasmas torturados por su fatidica muerte, objetos que se mueven o espectros que se aparecen. Y, la verdad, ya cansa.

Por eso, este debut de Walter Salles en Hollywood, se recordará como una de las más claustrofobicas atmosferas del cine de genero actual, traicionada por su propia condición, traicionada por esa tonta manía de contarnos siempre lo mismo pero con diferente envoltorio. Quedará como una más de ese montón.
Y esperamos el nuevo trabajo de Salles, que ha demostrado buen hacer, aunque en el lugar equivocado.
Read more