25 de febrero de 2006

¿Quíen de nosotros no ha disfrutado en su más tierna infancia del cine que nos proporcionaron dos señores llamados Carlo Pedersoli y Mario Girotti?. Marcado por la estética de la década en que se rodaron sus películas, principalmente los setenta, y por sus argumentos simples pero efectivos, el cine de Bud Spencer y Terence Hill, como así se llamaron artísticamente los dos señores anteriormente citados, ha sido denostado por la crítica y quizá no valorado como se merece, independientemente de las masas de fans que siguen visionando sus películas como el primer día.
Y es que el cine de estos dos llamativos seres humanos, bebe de las fuentes del slapstick más puro, busca la diversión más sincera del espectador como se buscaba en los años del cine mudo, cuando los mismisimos Charles Chaplin, Keaton o Lloyd, ya utilizaban los golpes y porrazos para goce y risa del personal asistente, y además trajo consigo a una de esas parejas cómicas entrañables, llamativas y míticas del cine en general.

Sus historias eran reiterativas, mínimas, simples a más no poder. Bastaban unos malos con muy malas intenciones para formar un argumento que guiase la película en cuestión.Una pequeña excusa para ofrecer al público eso que ansiaban ver, unos puñetazos bien dados, sin ensañamiento en la violencia y algún momento de amable discusión entre sus protagonistas que era un recurso típico en esta pareja de raíces italianas.
Si bien, es cierto, que Bud Spencer y Terence Hill explotaron al máximo la formula de su éxito, haciendo muchos filmes de dudosa calidad en sus últimos años.


"Y si no, nos enfadamos" ("Altrimenti ci arrabbiamo") de Marcello Fondato es posiblemente uno de sus films más memorables. Con un argumento tan plano como el de unos matones que quieren hacerse con un solar en el que está instalado un circo para construir un casino, y que en su camino se toparán con Bud y Terence, los cuales no pararán hasta conseguir que estos les devuelvan su mini-bolido que destruyeron en unos de sus ataques al circo.
De este modo, "Y si no, nos enfadamos" se ha consolidado como una ligera y bienintencionada comedia en donde la relación entre ambos personajes resulta tan cariñosa como divertida para el espectador. Vemos a un Bud Spencer pacíficamente malencarado y un Terence Hill pillamente tranquilo. Ambos tienen algunos momentos cómicos brillantes, como la secuencia de las salchichas, la del cazador con gafas de culo de vaso o la del coro, parodiando al Hitchcock de "El hombre que sabía demasiado", con esa música tan pegadiza y surrealista.
Yo personalmente he aplaudido alguna de las secuencias cómicas de este título y he encontrado en él, un pequeño talento que seguramente, fue providencial para el éxito en su día. Un cine que no es precisamente, desprestigiable, como muchos pueden asegurar con suma facilidad.

"Y si no, nos enfadamos" es un producto tan gracioso como curioso. Rodado en España y con guión de dos españoles, Vicente Coello y Jesus R.Folgar, responsables de títulos míticos de nuestra filmografia como "La familia y uno más", "Atraco a las tres", "Once pares de botas" o "Maribel y la extraña familia". Con pequeños papeles para el recientemente fallecido Luis Barbero, Manuel de Blas, habitual secundario de teleseries españolas como "Motivos Personales" u "Hospital Central" e incluso un cameo de Emilio Laguna. Y para completar la función, la presencia de Donald Pleasance, visto en "La Gran Evasión" junto a Steve Mcqueen, "THX 1138" de George Lucas o en "Solo se vive dos veces" de la saga 007.
Vamos, que yo me lo pase en grande disfrutando esta setentera cinta, que ya vivi en mi infancia. Encontre un sentido más que positivo para aquel cine de consumo de masas. Bienintencionado y en definitiva bonito. Como era aquel cine para todos los públicos de los 70 y los 80.

La parte más mediterranea de ese cine estaba personificada en este gordo y este flaco, a los que yo recomendaria revisar, siempre y cuando uno carezca de prejuicios o no se encuentre dentro de un grupo sumamente elitista y exigente, y solo pretenda emplear animadamente una hora y media de su vida. Puede que incluso su visionado le ayude a rejuvenecer.

Tagged
Different Themes
Written by Roberto García

Escrito con mucho esmero e ilusión desde Albacete. Comenta si te apetece y si no, escucha nuestro programa de radio, que también tiene su aquel.

12 comentarios

  1. IVAN says:

    Recuerdo aquellas tardes en que mi padre se traia una peli de estos dos y era toda una fiesta. Recuerdo una malisima donde se pegaban con robots en un platillo volante o algo así. No paramos de reir en una semana.
    Suspiro recordandolo.
    Saludos

  2. Toni says:

    Ohhhhhhhhhhh, k buenos!!!
    Debo tener unas cuantas pelis de estos aun en VHS, me gustaban mucho, y a mi padre tb.
    Por cierto, hace unas semanas me dijo un colega k a ver si me bajaba pelis de Bud Spencer y Terence Hill!

  3. Anónimo says:

    Marinero:

    Grandioso este dúo cómico.

    Me encantaban de pequeño casi todas sus películas.

    "Le llamaban Trinidad" y "Dos super dos" eran mis favoritas, aunque también recuerdo con cariño "Quien tiene un amigo, tiene un tesoro"...

  4. Tengo que confesar que de pequeño tenía una risa escandalosa. Mis padres, en consecuencia, me llevaban a ver todas y cada una de sus películas con toda la familia, para que pasaran un buen rato. Doy fe que yo lo pasaba...

  5. Anónimo says:

    Este par de mentecatos me hacian reir, algunos dicen que sus peliculas son malas, pero ahora que pasa el tiempo y uno es grande las valora y las extraña.
    Realmente son para el recuerdpo y una joya que cada uno recuerda a su manera.

    Ojala que ese tipo de movies se repitan.

    Saludos.

  6. Pablo Cabedo says:

    Tengo todas sus peliculas en las que salian juntos e incluso bastantes en las que actuaron por separado y cada vez que las veo siento una grandisima admiracion y a la vez mucha pena,puesto que una pareja tan extraordinaria nunca se repetira en la historia del cine.Vivan por siempre estos 2 magnificos actores que han hecho reir a tantas generaciones.

  7. Anónimo says:

    esta pelicula es de las mejores de ellos, la escena en la que Bud se incorpora al coro y comienza a dar los bajos y el solo de labios.

    Junto con la comilona de salchicas...


    para mi esta es una pelicula de culto y que estoy loco por conseguir.

    estoychungo@hotmail.com

  8. Grandísima película. Una peli es buena si no miras el reloj cuando la ves, algo que no pasa con estos dos.

    Por cierto, ¿alguien sabe en qué ciudad se rodó?

  9. Esteve says:

    Eran dos grandes, es unalastima que ya no se hagan películas así, simplemente para entretener. Los exteriores de esta película se rodaron entre Madrid y Roma.

  10. Patxi30.06 says:

    Que caña de pelis, las de estos dos, sobre todo esta. Mi padre, le debió de ver cientos de veces y no se cansaba!!!

    Efectivamente la escena del coro, irrepetible, y la bronca del gimnasio expectacular.

    Una gozada, por cieto se puede conseguir ya en DVD!!

  11. Anónimo says:

    peliculas de este duo las miraba en la fucion de matine en el cine de mi pueblo

  12. torombolo says:

    Si me acordare de esta peli y sus minibolidos que tengo la musiquita del coro dei pompieri como tono del movil. Y todo el mundo se acuerda de que es de Bud y Terence. No serian obras maestras, pero son ya unos clasicos del humor. y nada violentas como las de ahora que muere hasta la señora que limpia el cine. Aqui daban ostias como panes, pero no moria nadie.