9 de marzo de 2006

A la cinta "Capote" se le ha titulado en nuestro país como "Truman Capote". Quizá porque este escritor, dramaturgo, actor y figura de importancia dentro de la alta sociedad americana de los 50 y 60, pueda resultar desconocido para gran parte del público de nuestro país, que no conozca la existencia de "A Sangre Fría", no sepa que Audrey Hepburn quedó inmortalizada para siempre gracias a su relato; "Desayuno con diamantes" o por su curiosa aparición en la no menos curiosa "Un cadaver a los postres".
De ahí que muchos puedan pensar que "Capote" sea una cinta sobre el arte del toreo y no un biopic sobre el tal Capote, de nombre Truman.

Aunque siendo totalmente correctos, "Truman Capote" no es precisamente un biopic al uso.
La figura de este personaje daba para una de esas peliculas biográficas muy del gusto de Hollywood.
Alguien brillante, inteligente, único, pero al mismo tiempo, polémico, parlachín, homosexual, inestable, alcohólico y con adicción a las drogas. Vamos, que su historia era carne de Hollywood.
Por suerte, el personaje de Truman Capote ha sido tomado por el director Bennett Miller, el cual ha sabido recrear a la perfección el dificil caracter del escritor, sin necesidad de incidir en su marcado devenir (con dura infancia incluida) y tomando un pasaje de su vida, en el cual Capote gestó una de las novelas de ficción más importantes e influyentes de la literatura.

Durante toda la invesigación acerca de los sucesos que llevaron a la creación de "A Sangre fría", Miller consigue enseñarnos todas las facciones de Truman Capote, sin necesidad de recurrir a momentos de su infancia o de su decadencia, algo que cualquier director hubiese hecho, consiguiendo casi con toda seguridad uno de esos largos y olvidables biopics que tantas y tantas veces hemos visto.
De ahí que sea destacable la pericia narrativa de Bennett Miller, apoyado en el concretisimo e inteligente guión de su amigo de la infancia, Dan Futterman, el cual es un ejemplo de como describir a la perfección a una persona sin necesidad de contar su vida entera.

"Truman Capote" destila en todo momento un aire de cine independiente con un aura que la hace misteriosa, triste. Con fuertes contrastres entre lo rural y lo urbanita. Y con el inicio del fin de un Truman Capote, absorbido por su propia novela, por su autoexigencia, y porque no, por su genio.
Un biopic atípico y acertado. Tan certero, que no es necesario haber leido o visto "A sangre fria", para entender mejor la cinta. Un retrato impecable de la novela y la persona. De la persona y la novela.
Si bien, "Truman Capote" puede tener un pequeño pero. Puede pecar de momentos excesivamente frios, faltos de garra, que redondeasen a la película en lo que a su calidad se refiere. Es una película demasiado contenida. Con ciertos personajes "muy" secundarios, como el compañero sentimental de Capote, que podian haber gozado de una mayor cancha, para complementar al cien por cien la única, egocentrica y genial figura de Truman Capote.
Aun así, para ser un debut en la dirección, como es este de Bennett Miller, debe ser aplaudido y considerado, como bien han hecho sus 5 nominaciones al Oscar que recibió en la pasada edición de estos premios.

Y no podemos acabar este comentario sin hablar de Phillip Seymour Hoffmann. Habitual secundario del Hollywood actual, el menudo Hoffmann es un tipo que sabe escoger excelentemente sus papeles y rodearse de directores en ciernes, hasta el punto de ser un actor habitual dentro del cine independiente americano, propio de gente como Paul Thomas Anderson o Todd Solondz.
Su caracterización como Capote es francamente elogiable. Parecidisimo fisicamente, Hoffman consigue llevar el peso absoluto de la película a sus hombros, sin decaer en nigún momento y sin mostrarse debil ante los muchisimos tics que el personaje de Truman Capote le podría haber generado. Acompañado por Catherine Keener como Harper Lee (escritora de "Matar a un ruiseñor) o Clifton Collins Jr, como uno de los asesinos, Seymour Hoffmann, sobresale en todos y cada uno de los planos de la película. Una actuación inmensa.

Una interpretación de Oscar, como así ha sido, siendo Hoffmann, elegido como el Mejor Actor del año. Lastima que el doblaje español no nos permita apreciar debidamente su papel, y es que oir a Capote con la misma voz que tenia Robin Williams en "Sra. Doutbfire" parece de coña...

Tagged
Different Themes
Written by Roberto García

Escrito con mucho esmero e ilusión desde Albacete. Comenta si te apetece y si no, escucha nuestro programa de radio, que también tiene su aquel.

1 comentarios

  1. Gracias por tu link a 70x100, amigo.
    Muy de acuerdo en tu visión de Capote.
    Un abrazo cinéfilo.