2 de julio de 2006

Desde sus primeros minutos de metraje, este nuevo drama romántico "made in america" nos recuerda concretamente a "City of Angels" y generalmente a ese "modus operandi" que tiene el cine yankee para contarnos una de romances. Ni siquiera el hecho de estar dirigida por el argentino Alejandro Agresti, hace que "La casa del lago" tenga ese algo, esa pizca de personalidad, que le diferencie de películas como por ejemplo "Mensaje en una botella" y sucedáneas.

"La casa del lago" es una historia de amores imposibles. Pero en estos tiempos que corren, la imposibilidad del amor en la gran pantalla tiene que tener un toque fantastico. Nada de poesias de amor con personajes que se buscan y no se encuentran por azares, suertes y destinos. "La casa del lago", como tambien lo era "City of Angels" (con la que tiene numerosisimos puntos en común) son historias de amor con pretexto fantásticos, una mezcla cogida por pinzas y que suele evidenciar lagunas en sus guiones a poco que se les analice. Lejos queda el no poder amar por razones lógicas y verosimiles vistas en "Carta de una desconocida" (maravilla del séptimo arte) o sin ir más allá en "Los amantes del circulo polar" de Julio Medem, obra cumbre de los infortunios amorosos.

"La casa del lago" supone el debút hollywoodiense de Alejandro Agresti, director de "El viento se llevó lo que" o "El sueño de Valentín". Se une así a Walter Salles o Fernando Meirelles, directores de America del Sur que son acogidos en el Norte para realizar productos propios de su industria. Además, "La casa del lago" supone el reencuentro en pantalla de (unos entrados en años y algún que otro kilo) Sandra Bullock y Keanu Reeves, doce años después de encontrarse en un autobús sin posibilidad de freno.

La historia narrada en la cinta nos habla de dos personajes solitarios (Bullock y Revees) que mantienen correspondencia entre ambos a través de un buzón situado en una casa en un lago, en la que los dos vivieron. Lo presumiblemente ocurrente, es que se escriben al mismo tiempo pero viven en años diferentes, exactamente con dos años de distancia entre ellos, lo que significa un lastre para su, cada vez, más creciente amor.

Esa excusa argumental es la esgrimida para mostrarnos el amor que se profesan Sandra y Keanu, y lo complicado que será el que puedan verse.Una maniobra habitual del drama romántico americano, que busca el rápido efecto en el espectador, de la impotencia por el no encuentro amoroso.Una excusa argumental que no es, ni mucho menos, original de Hollywood, ya que "La casa del lago" se trata de otro remake, en este caso de una cinta coreana del año 2000 titulada "Siworae" y conocida en todo el mundo como "Il Mare".

Con todo, "La casa del lago" transcurre sin pena ni gloria durante todo su metraje, con abuso de planos intrascendentes acompañados de melosas canciones y con una sensacion constante de victimismo trágico en sus protagonistas (especialmente en Bullock). Hay primeros planos abundantes de Sandra Bullock, la cual compone un personaje tan triste como poco expresivo. Los secundarios son de escasa entidad y participación y encontramos a Christopher Plummer haciendo el mismo papel que hace cuatro o cinco veces cada año, en diferentes películas. Un film que no desprende una pizca de personalidad propia. Además, es preferible no entrar en el juego de los planteamientos espacio-temporales de la película, porque encontrarás de este modo numerosas lagunas de guión. Porque...¿no podía haber Sandra Bullock conocido la ubicación y el estado de Reeves en el 2006, con tan solo buscar su nombre en la guia de telefonos o incluso al escribirlo en Google, puesto que este se trata de un conocido arquitecto que facilmente aparecería en el buscador?. En cambio Bullock si que indaga sobre el día en que murio el padre de este u otros datos irrelevantes. Eso hace que la cinta pueda alargarse a la 1:40 minutos que dura. De otro modo, del modo lógico, apenas pasaría de la hora de metraje.

"La casa del lago" es, por tanto, una nueva muestra del hacer americano en el drama romántico, regido por las mismas normas y tópicos habituales, independientemente de que su director sea importado de Africa, Latinoamerica o Europa, lo que denota que de cuando en cuando las grandes productoras imponen y necesitan de un film así que ofrecer al espectador.

Tagged
Different Themes
Written by Roberto García

Escrito con mucho esmero e ilusión desde Albacete. Comenta si te apetece y si no, escucha nuestro programa de radio, que también tiene su aquel.

5 comentarios

  1. Así me gusta robgordon, bien informado, que esta peli es remake de otra coreana, y no italiana como afirmó el ínclito crítico de El país, Mirito Torreiro. Hay que ver como está la crítica oficial...

  2. Yo he visto 'Il Mare' y me pareció una película aceptable y original, aunque con algunas limitaciones. Ahora bien, esta basura no hay quien se la trague. Insultante.

    Saludos.

  3. JohnTrent says:

    Es una historia interesante, aunque no he visto la original y esta, en principio, tampoco me llame demasiado la atencion. Curioso, pues como digo, la historia es interesante...pero algo me da que no estara del todo bien resuleta.

  4. Marnie says:

    jojo (Me río por lo del Mirito XD)

    Yo creo que si quisieran torturarme, me podrían obligar perfectamente a ver esta película XD Si ya no trago al Reeves y a la Bulldog por separado, imagínate juntos XD

    "City of angels" me produjo un sopor indescriptible :P

  5. Ufff, ya vi la crónica de Mirito y es vergonzoso lo que ha escrito acerca de "Il Mare";

    "La casa del lago, remake de una desconocida película italiana de los primeros años de la década de los sesenta, Il mare, de Giuseppe Patroni Griffi,"

    Vamos, que el señor Torreiro ha puesto "Il Mare" en Google y ha puesto lo primero que ha encontrado...

    Y estoy con Marnie, no aguanto a Bullock ni a Reeves, ella solo me desperto interés en "Speed" y él nunca ha dejado de tener cara de palo.

    Saludos!