30 de agosto de 2006

Paul Greengrass, director nacido en Cheam Surrey, Inglaterra. Que mejor que alguien no estadounidense para acercarse de un modo directo a lo acontecido en la fatidica fecha del 11 de Septiembre de 2001.
El acercamiento cinematográfico a tal suceso era una bomba de relojeria según en que manos cayese. Y en las manos de Greengrass adquiere una condición de objetividad inmejorable.

Porque es muy facil hacer de los ataques de Al Qaeda una película de buenos y malos, con matices religiosos. Es sencillo recurrir a la crítica al Gobierno de Bush. Queda muy mono el hacer un homenaje lacrimógeno y “bigger than life” sobre los Estados Unidos. Y es una tentación muy grande el no hacer de este brutal ataque terrorista, un film con mensaje, aderezado con unos desbordantes efectos especiales.

Lo difícil es hacer lo que Greengrass ha hecho. Recrear en tiempo real y con la máxima veracidad posible aquellos terribles momentos. Sin posicionarse (ni falta que hace), sin un mínimo intento de condicionar la respuesta del espectador, algo que con el material de partida, se presumía altamente complicado.

El director de “Bloody Sunday” o “El mito de Bourne” ha acertado en pleno en el hecho de dejar que los hechos hablen por si solos, como ya lo hicieron en el momento en que sucedieron, y para ello ha elegido el tono semidocumental, posiblemente el más adecuado para conseguirlo.
Cámara en mano, con nervio y una feroz intención de realismo, Greengrass va moviendose por el camino que le guian todos los seres anónimos que presencian las extrañas maniobras de los aviones y el impacto de la noticia televisiva sobre el accidente, además de aquellos que intentan en balde evitar la tragedia.
Actores no profesionales (y unos pocos que si lo son) dotan a “United 93” de una mayor sensación de autenticidad a lo narrado.
Una visión plenamente sincera que recurre a la realidad para emocionar, impactar y recordar.

“United 93” goza de un ritmo frenético, de un montaje endiablado y de dialogos que podrian ser perfectamente los pronunciados por los testigos reales de los atentados.
Todo ello es suficiente para lograr el interés del espectador, sin necesidad de recurrir a mostrar el choque de los aviones contra las torres gemelas (solo lo vemos por televisión) o lo gratuito de las imágenes de las victimas. No hay sangre, no hay sensacionalismo, solo franqueza.

Aunque “United 93” se situa en torno a los centros de control de vuelo que veian atonitos la descontrolada situación, y tambien nos da la visión militar, la cinta toma el nombre y se centra en uno de los cuatro aviones que tenian como misión atentar contra los EEUU.

Concretamente ese vuelo 93, el único que no cumplió su objetivo terrorista. La visión documentada de Paul Greengrass nos habla de una reacción de los pasajeros, que fueron aquellos que heroicamente evitaron que el avión se estrellase contra el Capitolio y si contra un campo en Pensylvania. Todavía existen muchas dudas sobre ese hecho, ya que no está demasiado claro que fuese la valiente actuación de a bordo la que llevase al fracaso la misión y si se habla de que un caza de Gobierno estadounidense fue el encargado de derribar el avión, el cual tenia la menor cantidad de pasajeros de los cuatro, y en una parcela de tierra deshabitada.

El caso es que, dudas aparte, Greengrass escoge su versión de los hechos y destina la última media hora de metraje a narrar lo acaecido dentro del United 93, en los que son los mejores momentos de toda la cinta. Los más desesperados, desgarradores y humanos. Y los que albergan gran cine dentro. Todo un prodigio de narración que confirma a Greengrass como realizador de innegable talento.

"United 93" es una cinta imprescindible, como obra cinematográfica y tambien como documento histórico. Un film impecable y sobrio. Brutal y estremecedor. Una película sobre las personas que sufrieron directa o indirectamente aquel atentado, a la que seguro, todo el mundo agradecera el haber tratado tan delicado tema desde una óptica tan sumamente respetuosa.

Tagged
Different Themes
Written by Roberto García

Escrito con mucho esmero e ilusión desde Albacete. Comenta si te apetece y si no, escucha nuestro programa de radio, que también tiene su aquel.

5 comentarios

  1. Excelente crítica. A mí tambien me pareció excepcional (ya he hecho una crítica en mi blog). Ahora a por "La joven del agua", que creo que estaré toda la noche intentando describirla del todo. Me ha parecido excelente, y sobre todo, muy elaborada.
    Saludos.

  2. Rosenrod says:

    Totalmente de acuerdo: sin duda, la mejor película del momento en cartelera.

    Un saludo!

  3. Stf says:

    Muchísimas gracias por atender a mi sugerencia.
    La verdad es que ha sido una de esas películas que vas a ver al cine no muy convencida y que al final te sorprende.
    Una película documental sincera(dentro de lo que cabe)y directa.

    Gracias de nuevo.

  4. Hicks says:

    Totalmente de acuerdo, poco que añadir a tu post. Imprescindible y de visionado obligado tanto a nivel cinematografico como historico. Greengrass no ha dejado nada a la especulación, eso te lo aseguro (aunque indudablemente, muchos momentos en el interior del aparato son pura especulación).

  5. yojimbo says:

    Suscribo el post.
    Además esta película rompe con la estructura tradicional (narra en tiempo casi-real) que a muchos les parecerá aburrida la primera hora y diez minutos.

    Brutal. Imprescindible... vamos, lo que dices tu.

    Saludos.