6 de septiembre de 2006

En estos últimos días en que se debate constantemente sobre el preocupante estado de salud en que se encuentra el cine español, este parece haberse defendido ante las feroces críticas, del mejor modo posible, con un buen ejemplo de cine.

“Alatriste”, un film caro y ambicioso, ha dejado muy, pero que muy tocada, la credibilidad del cine patrio, y sin embargo ha tenido que ser una obra modesta y sencilla como “La noche de los girasoles”, la que ha demostrado, sin hacer apenas ruido, que todavía existe esperanza en nuestro cine.

“La noche de los girasoles” es el debut en la dirección de Jorge Sánchez-Cabezudo, un realizador curtido como guionista en la serie “Al salir de clase” y creador de dos cortometrajes; “La gotera” (protagonizado por Dominique Pinon, actor fetiche de Jean Pierre Jeunet) y “Mustek”. Y en su opera prima, a Cabezudo, el cual también firma el guión, no le ha podido ir mejor. Ha narrado una historia seca, directa, rural, con ecos del Peckinpah de “Perros de Paja”, del cine de los Coen, y por momentos de la sutileza de Hitchcock.

El debutante ha hecho una película sin alardes, yendo al grano, con mesura y pausa, sabiendo que lo que contar en cada momento y como contarlo. Una historia que se sustenta en un guión modélico y sobrio. Todos y cada uno de los personajes, con todos los actos que llevan a cabo, están justificados. Cada escena, cada plano es vital para el desarrollo de la historia. Hacía tiempo, mucho tiempo, que yo no era testigo de un guión tan redondo en el cine español. Con todo perfectamente atado y ningún cabo suelto. Y además con una estructura que nos va aportando diferentes versiones de lo ya narrado (al estilo de “Los amantes del circulo Polar”, por citar un ejemplo), lo que es todo un acierto como manera de presentar a los personajes y también, a la hora de aportar toda la información necesaria.

“La noche de los girasoles” nos sitúa en la España rural, concretamente en un pequeño pueblo de Ávila, al que llegará un grupo de espeleólogos, con el fin de explorar una cueva encontrada en aquel lugar. Todo se desarrolla con normalidad, hasta la irrupción de un violador que merodea por la zona, el cual, hará que los hechos se precipiten.

Con esta historia, Jorge Sánchez-Cabezudo ha montado un interesantísimo drama rural con toques de thriller, que explora los comportamientos humanos de la España profunda y los expone a situaciones límite, no exentas de violencia. “La noche de los girasoles” (como ya hacía, “Perros de Paja”) se aprovecha, dramáticamente hablando, del choque entre lo urbano y lo rural. De lo que puede suponer, para unos personajes racionales, su paso por lo áspero y obtuso de un pueblo aislado del mundo exterior. En ese sentido, “La noche de los girasoles” funciona a la perfección.

Como también funciona en el estudio que realiza de las vidas insatisfactorias de algunos de sus personajes (concretamente los de Manuel Morón y Vicente Romero) y en como la infelicidad puede desencadenar una serie de desafortunados actos.

Dentro del reparto de “La noche de los girasoles” se encuentran algunas de las mejores interpretaciones de actores españoles en los últimos años.
Carmelo Gomez, Judith Diakhate (grandísimo descubrimiento para nuestro cine) y Mariano Alameda, son, a priori, los protagonistas de la cinta, aunque en realidad estos tienen unos papeles precisos, que verán como una amplia galería de secundarios comandan la película de un modo magistral.

Por un lado, Cesáreo Estébanez, (el Sargento Romerales de “Farmacia de Guardia”) tiene aquí, el papel de su vida en la gran pantalla. Un Goya para su interpretación no sería de extrañar, dada la intensidad con la que ha dado vida a su personaje.
Hace poco lo podíamos ver recuperado por Alex de la Iglesia para el telefilm “La habitación del niño”, si bien, su papel en “La noche de los girasoles” es el más amplio y trascendental de su carrera y Estébanez no ha desaprovechado la ocasión, estando más que a la altura. De diez.

Como de diez está, el ya ganador del Goya por “Mar Adentro”, Celso Bugallo, que en toda la parte final de la cinta, da una soberbia lección interpretativa, echándose el peso de la película a sus espaldas. Sin olvidarnos tampoco de un actor de origen uruguayo llamado Walter Vidarte, que interpreta al entrañable loco del pueblo, Amós.

No exagero cuando digo que nos encontramos ante una magnífica película que se encuentra entre lo mejor que se ha visto en las carteleras de este 2006. Un film impecable, de altísima calidad y muy recomendable. Un enorme debut en la dirección.
Ojalá que Jorge Sánchez-Cabezudo pueda tener una carrera progresiva y libre, de acorde con su talento, y no termine siendo otra de esas promesas de nuestro cine que se quedaron ancladas en su opera prima. Mimemos a nuestro cine y hagamoslo acudiendo a ver "La noche de los girasoles". No os defraudará.
Tagged
Different Themes
Written by Roberto García

Escrito con mucho esmero e ilusión desde Albacete. Comenta si te apetece y si no, escucha nuestro programa de radio, que también tiene su aquel.

7 comentarios

  1. Libertino says:

    hoy he estado a punto de entrar, pero me han podido las ganas consumistas y me he comprado The Kingdom, la serie de Lars Von Trier y me voy a tragar un ratito a ver que tal esta inversión.
    Pero esta cerá en cuanto tenga un día libre, que ahora curro hasta el domingo.

    Y hablando de todo un poco, te diré que los Spinto me han dado el ok para hacerles una interviú y demás el día que el wintercase les trae a Madrid. Me los llevaré al Retiro y me los llevaré a comer.
    Seguiremos informando.
    Saludos Libertinos!!!
    PD: Mira el correo

  2. Marnie says:

    Como estos días se me han acumulado tantas pelis por ver, creo que a ésta tendré que darle una oportunidad más adelante, cuando salga en vídeo. La premisa me parece interesante, así que por lo menos promete. Saludos!

  3. JohnTrent says:

    Veo que la pones bien, aunque no me he leido mucho de tu reseña por si hay algun SPOILER, puesto que tengo intencion de verla.

    Esta pelicula, en principio, me daba un aire a Deliverance "a la española", luego en otros anuncios se me asemejaba mas a un drama con ciertos componentes del horror rural, hasta que he llegado a un punto que no se muy bien que pensar sobre ella, ni de que trata en realidad (en cuanto a genero). Ya comentare.

  4. No está mal, pero lo k no me gustó tanto fue el final. es lo unico k puede no gustar

    Salu2 septimocieleros!!!

  5. Tampoco he leído la crítica entera pero al final me están entrando gans de verla, ya me han comentado un par de personas que es una cinta bastante buena... así que a la siguiente cae, ya te contaré

    Saludos!

  6. Yo vuelvo a recomendarla desde este espacio para las opiniones.
    Aunque sea en video, merece mucho la pena.

    Y como bien apunta Johntrent, puede asemejarse a "Deliverance" en cierto modo. Aunque yo le encuentro gran parecido con "Perros de Paja".

    En cuanto al final, creo que sigue la linea marcada por la pelicula y se dedica a cerrar toda la historia, dejando una película francamente circular. A mi me gusta.

    Ojala y esta peli tenga su reconocimiento en los Goyas, al
    menos en forma de nominaciones.

    Saludos septimocieleros!

  7. JaltVader says:

    El problema de siempre: se recomienda una película española y a quien lo haces te dice "ah, pues seguiré tu consejo, cuando salga en video la cojo a ver"... y acto seguido te cuenta que se va a ver "Corrupción en Miami".
    En definitiva, los espectadores del cine español no pasan por taquilla.