23 de octubre de 2006

El escritor norteamericano James Ellroy ideó el llamado “Cuarteto de Los Ángeles”, conformado por “L.A. Confidencial”, “El Gran Desierto”, “Jazz Blanco” y la obra que inauguraba ese cuarteto y que ahora nos ocupa, “La Dalia Negra”. Todas ellas retratos precisos de los sórdidos bajos fondos de Los Ángeles.

El director Brian De Palma, dirigió, a su vez, de tres de las grandes películas mafiosas de los últimos 20 años, “El Precio del Poder”, “Atrapado por su pasado” y “Los Intocable de Elliot Ness”.

Suficientes credenciales negras para confiar ciegamente en la unión de ambos creadores en “La Dalia Negra”, la segunda adaptación cinematográfica de una cinta del citado cuarteto, tras el excelente trabajo realizado por Curtis Hanson en “L.A Confidencial”.

“La Dalia Negra” nos sitúa en los años cuarenta para narrarnos un hecho real, el enigmático asesinato de Elizabeth Short, una joven aspirante a actriz que apareció descuartizada en Los Ángeles. Pronto su caso saltará a la fama bajo el nombre de La Dalia Negra y dos policías, Dwight Bleichert y Lee Blanchard, intentarán llegar al fondo del asunto.

De Palma ha sabido recoger todos los elementos que requería la novela, indispensables todos ellos para entender un relato noir; una perfecta recreación de los años 40, mujeres fatales, sexo, boxeo, corrupción, mafia, además de una envolvente partitura de Mark Isham (que por momentos llega a recordar al mejor Jerry Goldsmith de “L.A. Confidencial”). En la creación de ambientes, “La Dalia Negra” de De Palma no pasa desapercibida.

En cambio, De Palma, yerrá allá donde acostumbra a lucirse. En el manejo de los tiempos, en el aprovechamiento de la imagen como poder narrativo, en el pulso a la hora de contar la historia, De Palma no termina por decantarse hacia la parte policíaca o de suspense, se muestra dubitativo y disperso a la hora de narrar las relaciones entre sus cuatro protagonistas, la voz en off que se encarga de contar los hechos se torna durante gran parte del metraje en innecesaria y cansina y la historia acaba perdiéndose entre tanto dato, entre tanto nombre, desorientando al espectador y consiguiendo así un film confuso (algo que Curtis Hanson dominó con gran pulso en “L.A Confidencial” y que jugó un importante papel en el resultado final de la cinta).Incluso, en ciertos momentos, da la sensación de que el montaje final y sus más que probables recortes, también han afectado de una manera negativa al resultado global de la cinta.

De este modo, “La Dalia Negra” se convierte en un film vació, sin vida, frió, lleno de tópicos mal insertados y en la que ni siquiera el bueno de De Palma intenta lucirse con sus ágiles travellings (destacando solamente un plano secuencia en el descubrimiento del cadáver de Elizabeth Short), algo que, por lo menos, hubiera animado un poco la aburrida función.
Mención aparte merece el reparto de “La Dalia Negra”. Desaprovechada esta la señorita Scarlett Johannson, que aparece y desaparece fácilmente. Una actriz como Johannson en un papel como el que aquí tiene, podría haber desprendido una gran sensualidad, algo que De Palma no ha querido o no ha sabido explotar.
Por otro lado encontramos a los dos policías, encarnados por Josh Harnett y Aaron Eckhart. El primero se encuentra en ese club de nuevos galanes que no resultan creíbles en papeles de hombres con cierta heroicidad y masculinidad (en el que, por ejemplo, se encuentra Orlando Bloom). En ningún momento Harnett está a la altura como protagonista de una historia de Ellroy.
El pobre Aaron Eckhart tiene escaso protagonismo. Su personaje está mal descrito y esbozado. Apenas tiene tiempo de demostrar si podría haber sido adecuado o no para su papel. Y la doblemente oscarizada Hillary Swank se salva de la quema, componiendo una interesante femme fatale, que devora a Josh Harnett en todos y cada uno de los planos que comparten.

Así, esta nueva película del director de "Carrie", "El Fantasma del Paraiso" o "Misión Imposible" es una decepcionante cinta noir, capaz de impacientar al espectador en su butaca con una espesa narración, carente de orden e impropia de un tipo como De Palma, que aun en sus peores cintas, siempre ha mostrado un cierto dominio narrativo. Una buena oportunidad perdida, que no merecia la novela de Ellroy.
Tagged
Different Themes
Written by Roberto García

Escrito con mucho esmero e ilusión desde Albacete. Comenta si te apetece y si no, escucha nuestro programa de radio, que también tiene su aquel.

3 comentarios

  1. La vi ayer. Totalmente de acuerdo contigo. Una enorme decepción. Sñolo se salva ese par de escenas que comentan, y para eso no son apasionantes, y por supuesto Hilary Swank qu le gana la partida a todos. Y po Dios, no se puede poner a un actor como Harnett al frente de un film como éste.

    Saludos.

  2. No creo que la vaya a ver, habiendo leído tales críticas. Y mira que de Palma, cuando se pone serio lo hace bien, y Johansson, Eckhart y Swank son unos estupendos actores... En fin, que antes de todo, iré a ver las de del Toro, Scorsese y Allen. No me dará tiempo...
    Saludos!!

  3. Rosenrod says:

    Pues tenía la duda entre "Hijos de los hombres" y ésta... y me alegro de haber acertado en mi elección. ;)

    Un saludo, Rob!