27 de noviembre de 2006

La adaptación de este popularísimo best-seller creado por el alemán Patrick Süskind en los años 80, tenía un alto grado de riesgo. Un riesgo en el que podía caer fácilmente el director que se pusiese al frente del proyecto.
La historia de este personaje llamado Jean Baptiste Grenouille, asesino pero también un ser único en su especie, podía dar pie a saltarse “a la torera” la sensibilidad aportada por Süskind a la hora de recrear un mundo de olores, suciedad, enfermedad y talento, para llevar a cabo una mera historia de asesino en serie, psychokiller o llámasele como quiera.

Afortunadamente esto no ha sido así. El también alemán Tom Tykwer, director de “Corre Lola Corre”, ha sabido entender a la perfección ese mundo planteado por Suskind y lo más importante, ha sido consciente en todo momento de que el secreto del éxito de la novela y por consiguiente de la película, radicaba en hacer del personaje de Grenouille NO un asesino motivado a matar por simples impulsos, sino un personaje con un conflicto interno que le hace saberse único, capaz de desarrollar un sentido como un poder y una necesidad de vida, pero puesto en un mundo en el que su agudeza se ve desbordado.

Gracias a esa fidelidad y entendimiento a la hora de traer a la pantalla a Grenouille, Tywker ha partido con una gran ventaja a la hora de abordar la película.
Tom Tykwer ha hecho que esta adaptación, a priori imposible para muchos como Kubrick o Spielberg, haya parecido un trabajo sencillo, debido a la entereza y personalidad con la que ha sido capaz de llevar a imágenes todo lo descrito en la novela.
De un modo muy academicista, correcto y sobrio, el alemán ha sido capaz de otorgar credibilidad a Grenouille y de trasladar el mundo de los olores a la pantalla grande y todo ello sin traicionar a la obra original, a la que es fiel durante la práctica totalidad del metraje.

Muchos dudaban de si ese universo de olores podría tener cabida en el celuloide. Pero si al igual que Süskind se las ingeniaba a través de maravillosas descripciones para que de la novela emanase aroma, Tykwer ha logrado que la película sea una buena oda al perfume de las cosas gracias a virtuosos planos detalle y primeros planos de los objetos u elementos que el olfato del personaje percibe. “El perfume” desprende el olor de lo femenino, de la naturaleza, de las flores, pero también de la muchedumbre parisina de hace tres siglos, lo mugriento y lo haraposo.

Apoyado en una voz en off (que en la versión original pone John Hurt) “El Perfume” se desarrolla como el cuento de un ser singular y extraordinario, lleno de ingenuidad pero al mismo tiempo de pasión por el único sentido que mueve su existencia, el del olfato.
Ben Whishaw es un excelente descubrimiento interpretativo. Él es un Grenouille tremendamente convincente, a pesar de no ser un tipo horripilante, como la novela describe en algún momento.
Con unas pocas líneas de dialogo, Whishaw imprime carácter a su personaje con su poderosa mirada y con el gesto correcto en cada situación.

El envoltorio de ese “Perfume” es complaciente y comedido. También bello. El ambiente de la Francia del Siglo XVIII mezcla de decadencia y grandeza, sordidez y opulencia esta recreado en sus dosis exactas, de un modo impecable técnicamente hablando y aderezado con una preciosa música creada por el propio director y sus dos músicos habituales Heil Reinhold, Johnny Klimek.
Tywker, sabedor de los puntos fuertes y los que no lo son de la novela, decide apuntar únicamente unos detalles de la estancia del personaje protagonista en los montes, uno de los momentos más arduos y difíciles en la lectura de la obra literaria y hace bien en no olvidar los momentos de ironía de la historia.

Dustin Hoffman (tiene gracia eso de ver a una de las narices más famosas de Hollywood como es la suya, aprovechada para la causa), Alan Rickman y Rachel Hurd Wood completan el reparto de esta película en la que el lucimiento es puramente para Whishaw, por lo que estos se limitan a cumplir su labor con oficio.

Siendo una película que contiene muchos más aciertos que fallos, y que se establece como una buena adaptación de un libro que era difícil adaptar, Tykwer se deja llevar por su afanada intención y extremado esmero, alargando innecesariamente el metraje de “El Perfume” y mostrándose reiterativo y cargante en su parte final, como si no hallase el momento justo para ponerle fin, algo de lo que acaba resintiéndose la película.

Ese seria el único pero posible de “El Perfume”, una adaptación cinematográfica de altura, tal y como merecía la novela de Patrick Süskind que fue y es capaz de apasionar a tantos y tantos lectores de todo el mundo. Sin duda, un gran trabajo el llevado a cabo por Tom Tykwer.
Tagged
Different Themes
Written by Roberto García

Escrito con mucho esmero e ilusión desde Albacete. Comenta si te apetece y si no, escucha nuestro programa de radio, que también tiene su aquel.

10 comentarios

  1. Anónimo says:

    Muy buena...me pareció muy dificil adaptar ese libro, y de forma tal fiel como lo hace esta pelicula.

    Es como si estuvieses leyendo el libro en la grande pantalla y como a mi el libro me encantó, pues eso....pelicula 10

  2. Anónimo says:

    saludos desde comiteca muy bueno el blog nos vemos

  3. Anónimo says:

    Ben Whishaw está espléndido, y no era nada fácil adaptar la novela. se puede considerar que el resultado es bastante digno.

    Saludos !

  4. Cinematic says:

    Sino me equivoco es la primer vez que comento aquí. Tu blog me gusta mucho Rob, pero hasta ahora no me había dado por comentar. El libro de Süskind me fascinó. Es mi libro favorito. Iré este finde a ver lo que ha hecho Tykwer. De primeras prefiero ir escéptico y desconfiado, porque sino luego pasa lo que pasa. Si luego me da una grata sorpresa pues mejor que mejor. Espero verte por mi blog ;)

  5. Anónimo says:

    con lo difícil que parecía adaptar un libro que va de olores y Tom Tykwer lo ha conseguido porque tal como dijo al fin y al cabo "el libro tampoco olía" me gustó mucho y para mi Ben Wishaw está genial,como puede expresar todo con una mirada ... sobran las palabras .
    muy buen blog:)
    saludos!

  6. Anónimo says:

    wishaw es un fantástico actor, y la película fue excelente.

  7. Keysi says:

    De verdad es realmente buena. Me impacto mucho el echo de que el asesino despidiera ternura en ocaciones hasta compacion. Casi se podian oler las cosas que el sentia. De verdad Ben es un excelente actor

  8. Anónimo says:

    la película me pareció super brutal. me encanto el personaje de grenouille. ben wishaw es definitivamente super bello. me encanta........................

  9. Anónimo says:

    Hola, he leído la novela por el colegio y aunque sorprende que su protagonista a veces sea casi humano, no como en el libro, igual merecen todos unas felicitaciones. Pido apausos para todos los actores.

  10. Anónimo says:

    Pues la verdad, esta película me pareció extremadamente... ¡chidísima! la verdad está muy bien adaptada, lástima que otras personas la consideren aburrida y sin sentido, sobre todo por que no entencieron la parte del desnudo, al contrario, la vieron con morbo en vez de verla con arte.
    ¡Saludos desde méxico!