22 de enero de 2007

Clint Eastwood. El último gran cineasta clásico. Más de cincuenta películas como actor y casi treinta como director. Un mito viviente que ha demostrado encontrarse en una máxima plenitud creativa gracias a sus dos films anteriores, “Mystic River” y sobre todo la maravillosa “Million Dollar Baby”. De ahí, que el nivel de exigencia con el que se iba a evaluar a su siguiente película, “Banderas de Nuestros Padres” iba a ser muy alto, esperando de élla, en vista del nivel ofrecido en sus últimos trabajos, una cinta bélica magistral, redonda y definitiva.

Lo cierto es que, Eastwood se ha embarcado en el proyecto de mayor envergadura y presupuesto de toda su carrera, así como ambicioso, una vez que decidió que este relato sobre la batalla de Iwo Jima, no fuese único y estuviese complementado por su visión opuesta, convirtiéndose así, en un díptico sobre la batalla entre americanos y japoneses, que se completa con “Cartas desde Iwo Jima”.

De este modo, en el primero de los dos acercamientos a la batalla, “Banderas de nuestros padres” toma la famosa foto de Joe Rosenthal, en que los soldados norteamericanos alzaban la bandera estadounidense en Iwo Jima, para elaborar un relato en el seremos testigos de los momentos bélicos de aquella cruel batalla, así como de todos los matices posibles del paseo triunfal que llevan a cabo tres soldados americanos condenados a ser héroes para recaudar dinero para las arcas del estado.

Producida por Spielberg, algo que se nota en su factura, Eastwood demuestra en “Banderas de nuestros padres” ser un director poderoso, capaz también de proyectos menos intimistas y de mayor tamaño, si bien, este último trabajo de Clint, adolece de una serie de problemas, que no están relacionados directamente con la dirección llevada a cabo por Eastwood, sino que son un problema en cuanto a la concepción de la obra como tal.

Y es que, a pesar de la buena tarea realizada por el director de “Sin Perdón”, todos los errores de “Banderas de nuestros padres” se detectan antes de que la cinta alcance su primera hora, y en ningún momento la abandonarán.; la alternancia de flashbacks, que tan pronto ubican al espectador como lo desubican, la constante reiteración de elementos y sentimientos (el personaje de Adam Beach se pasa la película entera repitiendo lo incomodo de la situación en que se encuentra, de todas las maneras habidas y por haber), así como el inexistente carisma de un reparto (Ryan Phillippe, Jesse Bradford, Adam Beach), que nunca consigue transmitir; hacen que el espectador se muestre frio y distante ante “Banderas de nuestros padres”, algo, a priori inesperado, del tandem Paul Haggis-Clint Eastwood, los cuales habían demostrado ser especialistas en el manejo de los sentimientos y la humanidad en sus historias y en tocar la fibra sensible del espectador.

Tan pronto vemos momentos de la batalla, dirigidos con gran maestria (que nos traen un más que evidente recuerdo a los del desembarco de Normandia en “Salvar al Soldado Ryan") como, de repente, nos vemos desplazados por una súbita voz en off a un futuro en el que los hijos de los protagonistas buscan testimonios de lo acontecido. Y ahí no queda la cosa, porque cuando menos lo esperemos la cinta nos trasladará a ese recorrido triunfal por America de los soldados (que es la parte más reiterativa de toda la cinta).

A pesar de todos estos problemas, principalmente de guión y casting, que lastran la cinta, “Banderas de nuestros padres” no deja de ser una honesta cinta antibelicista, sobre la utilización para fines materialistas de la tan aclamada bandera norteamericana y también del ser humano, acerca de la explotación de una imagen a efectos de marketing, sobre las mentiras del poder hacía el ciudadano y la dualidad de la condición de héroe.

Estamos, por tanto, ante un film fallido, cargado de buenas intenciones cinematográficas y morales que se tornan insuficientes por esos graves defectos que afectan determinantemente a la película. Nos queda esperar para ver su parte opuesta, “Cartas desde Iwo Jima” de la que dicen es, la mejor película de este ambicioso y entusiasmado, pero hasta el momento irregular, díptico del último gran cineasta clásico, Clint Eastwood.
Tagged
Different Themes
Written by Roberto García

Escrito con mucho esmero e ilusión desde Albacete. Comenta si te apetece y si no, escucha nuestro programa de radio, que también tiene su aquel.

19 comentarios

  1. Marnie says:

    Anda! Te juro que estaba convencida de que esta película ya la habías criticado, e incluso de que yo ya la había comentado aquí y de que encima estábamos de acuerdo! jojo ¿Lapsus de memoria? ¿Déjà vu? ¿Telepatía? ¿Delirium alcohólico fase aguda? XD

    Pues eso mismo, que esta vez coincidimos. Resumiendo lo que dije en otros blogs (al parecer no fue aquí XD), salvo porque la dirección es impecable y tiene grandes momentos sobre todo en las escenas de guerra, todo muy caótico, repetitivo y machacón en su mensaje. Entre esto y que los personajes no tienen carisma (el indio acartonao con cara de "me he pillado un huevo" todo el rato, fatal fatal) cuesta bastante interesarse por la historia. Muy buenas intenciones, pero, en efecto, bastante irregular, regulera y fallida a partes.

  2. Salanova says:

    Magistral, otra vez y otra vez totalmente de acuerdo.

    Saludos!!!

  3. Salanova says:

    Lo bueno es eso, la puesta en escena y las escenas de guerra, que son magistrales, pero...lo demás es algo repetitivo y las interpretaciones carecen de expresión, son tres Ben Afflecks, están en pleno desembarco y ves la cara de Ryan Phillipe como si nada.

    Y otra vez, Saludos!!

  4. freddyvoorhees says:

    Suscribo al 150% lo que detallas en el quinto párrafo. Yo lo que veo que arreglaría, y mucho, el asunto sería cambiar todo el reparto de actores y suprimir directamente la parte contemporánea que, al menos a mí me parece que no sólo no añade nada sino que resta interés, aburre y es cansina a rabiar!

  5. robgordon says:

    Marnie; entre el lapsus de memoria, el deja vu,la telepatia o eldelirium alcoholico en su fase aguda, me quedo con esto último, a juzgar por tu más que probada adicción, que eso si, llevas con un encomiable orgullo. ;)
    Y si, la peli es regulera, aburrida, y sobre todo friaaa, muy friaaa.

    salanova; pobre Ben Affleck. Ahora que estaba empezando a hacer algo decente con Hollywoodland, vienes tu y lo comparas con los tres jovenzuelos de "Banderas de nuestros padres". Que no te oiga Jennifer Garner, que no veas que patadas mete! Saludos!

    freddyvoorhees; el reparto era fallido desde antes de que comenzase a rodarse la peli. Se veia venir. La parte contemporanea aporta cero a la película. Si acaso momentos del más absoluto tedio, como bien dices. Veremos si la cosa se arregla con la de los japos, que por lo menos Watanabe tiene mas presencia y personalidad.

    Saludos!!

  6. De acuerdo en todos los defectos: guión, castíng... que señalas en . Parece que salvo Clint el resto no supieron estar a la altura que exigía el tema.

    No obstante no me parece fría y sí conmovendora. Una gran película imperfecta.

    Un saludo!

  7. Noa says:

    La veré mañana, aunque ya me dejas con la mosca detrás de la oreja...

    Besos

  8. Cineffo says:

    a mí me gusto más después de todo lo que había escuchado...
    Puedo estar de acuerdo con algunas cosas, y sí que es una peli filmada a la antigua usanza, sin nada de énfasis...parece una de William Wyler, que podía haber filmado en los años 50 tranquilamente...
    Honestidad hay..y me parece que el final mejora bastante la peli con su tono antiheroico...Aunque lo de las entrevistas contemporáneas es cierto que quedan un poco forzadas...Lo mejor de Eastwood siempre es como habla de los perdedores de los "grandes relatos", como el presunto famoso asesino de SIN PERDÓN...El tono crepuscular lo borda, y seguro que muchos esperaban algo más patriótico de esta peli...Yo la seguí interesado, y esperaré a ver la otra mitad para dar la impresión completa. Pero, verla, hay que verla.

  9. Marnie says:

    A mí más que fría en sí, creo que es apagada en algunos momentos, desde luego no todos. Aunque pienso que ese desinterés es producto de su propia estructura, que no te deja meterte en la historia, además de las actuaciones tirando a mediocres.

  10. Hicks says:

    Me parece una buena pelicula, quizas es que partiamos con el liston muy alto, con un Eastwood que esta en su mejor momento tras Million Dollar Baby. Aunque no es la obra maestra que parecia prodigar los seguidores del director, el resultado final es mejor que la media de peliculas que se estrenan. Quizas lo mejor este por llegar con Cartas desde Iwo Jima.

  11. Cineahora says:

    Aún estando de acuerdo en que es una película reiterativa, distante o que las interpretaciones son lo más flojillo, defiendo que "Banderas..." está hecha así (excepto lo de las interpretaciones) porque está de acorde con su discurso (la guerra, que no existen "buenos" ni "malos"...) y busca tanto la reflexión como la emoción.
    No es una Obra Maestra, pero sí que hay grandes películas que parecen igual de frías, repetitivas o cansinas, para luego darte cuenta que son extraordinarias.
    ¡Bien! esta es mi aportación, y veremos que tal "Cartas desde Iwo Jima", que parece aunar más simpatías.

    Saludos !

  12. Plissken says:

    Hombre, Rob, fría, fría... a mí me encantó ver las fotos reales al final de la película, clavadas a diferentes momentos del film, que demuestran que Eastwood ha abordado esta película con muchísimo cariño y minuciosidad. Fallida, sí, pero grande a su manera.

  13. Bueno, vamos a polemizar un poco, jeje.

    Yo creo que es una película muy interesante, valiente, y que ganará con los años, aunque reconozco que me termina resultando algo fallida, más por detalles concretos que por su conjunto. Me molesta especialmente esa voz en off que nos endosa Eastwood justo al final subrayando algo que ya estaba más que claro a lo largo de la evolución del film. (No hay más que comparar el cambio de ciertas opiniones de los soldados según su edad). Tampoco me gusta alguna escena demasiado lacrimógena (todo sabemos cuáles) o efectista (lo de los flashes de los fotógrafos evocando disparos me parece algo un tanto burdo).

    Pero en general me parece una gran película, muy arriesgada, con casi todas sus difíciles decisiones totalmente justificadas. Para empezar, la alambicada estructura nos intenta mostrar la manipulación de la memoria, ideal para una película que trata de la manipulación de los símbolos y la frágil barrera entre verdad y mentira. Se ha hablado mucho de las resonancias de El hombre que mató a Liberty Valance, y creo que está bastante claro; la actualización de la idea necesita una puesta en escena que nos haga ver el cambio de los tiempos, la necesidad de crear héroes, dioses o asideros a que agarrarnos... El espectador queda desorientado porque nos están contando algo turbio, empañado por las mentiras oficiales y las mentiras del recuerdo, que se funden creando una confusión que creo necesaria.

    Por otra parte es cierto que la película es muy fría en su tratamiento de los personajes (es imposible identificarse con ninguno de ellos, y ahí radica la valentía de Eastwood y, problablemente, la causa del fracaso comercial de la cinta). Pero..., es que estamos en una guerra que acaba con la individualidad machacándola con símbolos absurdos; estamos en una maquinaria de Estado que dice defender las libertades individuales cuando lo que hace es aplacar toda conciencia propia, buscando una finalidad moralmente discutible por unos medios claramente reprobables. Guerra y Estado no permiten el desarrollo del hombre, ven las situaciones desde fuera, cuantificando estadísticas en vez de víctimas y haciendo lo imposible por perpetuarse en el tiempo a costa de lo que sea. Así que jugar con unos actores inexpresivos, sin carisma, que representen sombras anónimas, y alejar conscientemente la cámara de ellos, como si no quisiéramos empatizar con sus sentimientos, quizás sea la decisión más coherente, válida y valiente.

    De todos modos no me parece una película perfecta ni mucho menos. Y hasta aquí el comentario que estamos en exámenes :P.

    Saludos!!

    PD: enhorabuena por la crítica Rob, que aunque no estemos de acuerdo suenas mucho más convincente, jeje :)

  14. Libertino says:

    es una brasa.
    Aburrida hasta decir basta
    Actores chungos
    falta de carisma
    Sin emoción

    Por Dios, los primeros cinco minutos de Ruan emocionan y no pasa nada

  15. Rob, muchas gracias por regresar a las andadas, ya extrañaba algo así; es como una adicción (pues sólo han pasado ¿dos días?). Qué manera de decir las cosas, lo que este blog y el del Gabiente del Dr. Strangelove son de lo mejorcito que me he encontrado (ya hasta les estoy haciendo propaganda entre mis amigos mexicanos)

  16. Cinematic says:

    Pues al final no sé si me la voy a perder. Tras maravillas como "The prestige" y más especialmente "Más extraño que la ficción" dudo que esta satisfaga mis expectativas, ahora que me he vuelto poco más exigente XD. No sé si podré verla. Entre "Apocalypto" y esta dejaré que escojan mis amigos.

    Saludos!!

  17. Max Renn says:

    A mí me parece magistral. Y será cuestión de gustos e impresiones porque ni me parece fría ni aburrida ni caótica ni amable ni nada. No será lo mejor de Eastwood, pero yo creo que es de lo mejor que hemos visto en muchos meses. Lo único que le achaco es que reitera un poco demasiado su mensaje, pero es cine de muchos quilates con una andanada muy corrosiva a la creación de héroes efímeros que alimenten al pueblo.

  18. robgordon says:

    Es un honor que este blog reciba un comentario del señor Daniel Quinn, escondido en la sombra, contemplativo y brindandonos sus finas opiniones cuando menos lo esperamos, para alegria de todos.

    Justificas tan bien tu opinión de "Banderas de nuestros padres" que casi me convences.

    Discrepo en una cosa. El carisma de los actores. Creo que Eastwood les requirió que transmitiesen tristeza, pero no que fuesen inexpresivos.

    De esa tristeza se aprovecha Clint para jugar con la baza de la victima humana en forma de soldado-heroe que vaga por todo el metraje, porque es cierto que los personajes son tristes almas, que requieren unas interpretaciones comedidas, pero ni siquiera en los momentos que requieren mayor emotividad, (que los hay), estos actores consiguen cambiar sus semblantes o llegar a transmitir, como si se hubiesen contagiado de ese pesimismo que el papel si requeria en el resto de momentos de la cinta, pero no en todos.

    Estamos de acuerdo en otras muchas cosas. Cada vez parece mas una gran película fallida, que una cinta decepcionante.
    Por cierto, y metiendo baza...¿cuando vuelve "El dormitorio de Maud? jeje

    Max Renn; Lei, en su momento, tu opinión y me hizo dudar, ya que todas las opiniones que me habian llegado habian sido negativas. Al final y tras verla, me uní a este segundo grupo.
    Para mi "Banderas de nuestros padres" es un film fallido, y desde luego y como ya se ha apuntado por aqui, una gran pelicula que no llega a serlo.

    Cinematic; Entre Apocalypto y esta...pues solo decirte que esta, con lo bueno y lo malo, hay que verla.

    Saludos para todos y suerte en los examenes para los que esteis con ellos!

  19. Hola, amigos,

    A mi me ha parecido una obra maestra, aunque alejada de más espectacularidad que la deseada, lo que, quizás, le resta méritos a los demás.
    Pero es muy buena y mete mucha, mucha caña a diversos estamentos "intocables" de la Administración Estadounidense.

    Si no es una obra maestra, se le parece mucho.