9 de febrero de 2007

Tres eran tres las famosas “Supremes”. La más guapa se llamaba Diana Ross y llevaba la voz cantante. Había otra, de nombre Florence Ballard, que albergaba un enorme torrente de voz, pero carecía del carisma de la primera. La tercera en cuestión, Mary Wilson, se dedicaba a cantar y a soportar las continuas luchas de ego entre las dos primeras. Y con ellas tres estaba Berry Gordy, creador de la mítica compañía de soul, Motown Records, que se dedicaba en cuerpo y alma a “The Supremes” (y más concretamente a Ross) por delante de otras formaciones de la citada compañía.

Ahora, tres son las “Dreamgirls” de Bill Condon, musical cinematográfico que adapta al estrenado en Broadway en 1981 con gran éxito y que sin duda, se trata de una biografía enmascarada de aquel trío de soul que marcó una época, con la ex Destiny´s Child, Beyonce Knowles como supuesta Diana Ross y Jennifer Hudson (de fácil comparación con nuestra Rosa de España, por su abultado tamaño y su pasado como participante de Operación Triunfo) como supuesta Florence Ballard.

Condon, el oscarizado guionista de “Dioses y Monstruos” y de la también premiada “Chicago”, se enfrenta con “Dreamgirls”, a su segunda experiencia con el musical puro, que ya resucitó de la mano de Rob Marshall la cinta de Gere, Zellwegger y Z.Jones. La circunstancia de ser uno de los artífices de que este olvidado género cinematográfico volviese a tener repercusión, hacía de Condon el candidato perfecto para llevar a cabo un musical tan puro como el planteado en la obra “Dreamgirls”. Y lo cierto es que el resultado final es apreciable, aunque también desigual. A ratos descafeinado, a ratos excesivamente frenético, pero con momentos de lucida brillantez y algún que otro logro o descubrimiento destacable.

La historia de las “Dreamettes” comienza desde su primer minuto con un ritmo trepidante. Bill Condon, director y a la par guionista del evento, intenta dotar a la narración de un gran dinamismo, tratando con la misma e imparable rapidez a los pasajes musicales y a los que no lo son, algo que evidentemente favorece a la factura de los números musicales pero que hace un flaco favor al desarrollo dramático de los personajes. Sin que nos demos cuenta, los protagonistas se enamoran y se desenamoran con una facilidad tremenda, consecuencia de las inexistentes pausas otorgadas por Condon para que estos puedan demostrar o esconder sentimientos. Un entusiasta pero equivocado arranque, que se extenderá mucho más allá de la media hora de metraje.

A ese carrusel de música soul, montaje acelerado y vistosas coreografías, se agarran con fuerza y sobresalen; la rolliza Jennifer Hudson y el renacido Eddie Murphy, (y en una menor medida la bella Beyoncé Knowles) que son los dos miembros del reparto que mejor se acoplan a toda la musicalidad y ritmo propuestos por el director de “Kinsey”. De ahí, que ellos dos, sean los grandes descubrimientos de “Dreamgirls”. Hudson raramente se verá en un papel tan propicio para ella. Recién salida de la Academia de triunfitos americana y con un agradecido personaje esperándola, donde demostrar su fuerza y su voz. Un golpe de suerte que ha sabido aprovechar con talento y carácter en algunos de los mejores números musicales de “Dreamgirls”, como ese “And I Telling you, I´m not going” que interpreta completamente en solitario o cuando se siente desplazada en el número “It´s all over”.

Por su parte, el cómico Eddie Murphy da todo lo mejor de si mismo, en la piel de Jimmy “Earle” Thunder. Da la sensación de que Murphy ha disfrutado mientras cantaba y bailaba para su personaje, al cual, el mismo pone voz. Pero independientemente de su poderoso alter ego musical, Murphy sale ganador de este papel, gracias a lo contenida de su interpretación en los momentos no musicales, algo, a priori, inesperado para un actor dado a la sobreactuación. Eddie Murphy aprovecha al máximo y en todos los sentidos su pequeño papel, que lo coloca como favorito para hacerse con su primer Oscar.

Cuando la cinta serena su vertiginoso ritmo, por fin podemos acompañar a los cantarines protagonistas en su carrera comercial y sentimental. Por fin somos participes de los tiras y aflojas entre los miembros del trío y la ambición “por encima de todo” de Curtis Taylor Jr, el productor encarnado por Jamie Foxx, que se va volviendo un villano despiadado a medida que avanza la película.
El interés, por tanto, crecerá, aunque no sin determinados altibajos, los propios de las limitaciones de una historia que no deja de ser la del ascenso y la caída de un grupo musical, la del patito feo rechazado y el arrepentimiento posterior y la de una figura destructora a la que se le cargarán todos los males del éxito, y que Condon siempre retrata timoratamente, evitando lo incorrecto, no mostrando y solo sugiriendo elementos muchas veces inevitables, en la vida de los artistas como las drogas, las infidelidades o el mismísimo suicidio (recordemos que la Florence Ballard de “Supremes” nunca volvió al grupo cuando fue apartada, sino que acabó suicidándose).

Un Academicismo imperante con el que Bill Condon y sus productores pensaban ser los reyes de los premios Oscars, pero con el que finalmente, solo han logrado ser la película con mayor número de candidaturas (8) que no logra una nominación a Mejor Película, en toda la historia de estos premios. Algo justo para una cinta con buenos detalles que destacar, con estupendos números musicales y temas soul, buenas interpretaciones y momentos de gran entretenimiento, pero también repleta de arritmias que la lastran durante todo su metraje y que la convierten en un musical al que se le puede calificar de irregular.
Tagged
Different Themes
Written by Roberto García

Escrito con mucho esmero e ilusión desde Albacete. Comenta si te apetece y si no, escucha nuestro programa de radio, que también tiene su aquel.

12 comentarios

  1. Rosenrod says:

    Como sabes, yo tengo mejor opinión de ella, pero no puedo por menos de suscribir tu elección de los momentos estelares. Grandes, muy grandes.

    Un saludo!

  2. Angel says:

    No me llama nada la peli, aunque tampoco me llamaba "Mouline Roge" y me gusto bastante. No se... Ya veremos. Por cierto Rob, en la web he colgado un articulo sobre gente que nos ha dejado en lo que va de 2007, y mi absoluta mitomania me lleva a recordar a Yvonne de Carlo.
    PD: el otro dia pusieron "En la habitacion" en la 2, que gran pelicula...
    Un saludo!!!!

  3. robgordon says:

    rosenrod; Sin duda esos son los dos mejores momentos de la película y en los dos brilla Jennifer Hudson. Creo que el Oscar será para ella, aunque mira que me gustan las dos actrices de "Babel" que estan nominadas e incluso la pequeña miss sunshine, que me resultó entrañable con ese numero musical final impagable...

    angel; Desde luego, "Dreamgirls" no es "Moulin Rouge". Está bastantes puntos por debajo, aún así tiene cosas apreciables y otras que no lo son tanto.
    Ahora mismo me paso por la web a ver ese "In memoriam".

    P.D: A mi "En la habitación" me parece una gran peli, aunque mucha gente la aborrece por su ritmo tan pausado. Por eso tengo muchas ganas de ver "Little Children" que es la nueva peli de su director, Todd Field!

    Saludos!

  4. freddyvoorhees says:

    Hmm, hasta ahora habia leido sobre todo halagos hacia Jennifer Hudson que veo suscribes, amén de elogios hacia Eddie Murphy, que a priori me susicta no pocas dudas.... en fin, creo que ésta no la veré en cine.

    Por cierto, vi En la habitación en su pase por La2 8en su momento me pasó como con otras ahora, si la veia entonces fijo que no me iba a gustar) y me dejó buen sabor de boca, a ver qué tal little Children, que pinta superior a ésta...

  5. Pues a mí, si bien parece no ser lo mejor que veré por estos días en las salas, ésta crítica (como otras) me mueve a dar el beneficio de la duda; a final de cuentas, como no me creo eso de Murphy esté contenido, tendré que ver para creer y eso sólo (para mí) valdría la pena; lo que sumado a las coreografías y las interpreteciones termina por irme "seduciendo", aun no siendo un cinéfilo proclive a los musicales. Gracias Rob.
    Aprovecho para decirte que mis visitas se han ido espaciando porque estoy en medio de dos montajes que me están tomando mucho del tiempo que uso para pasearme por estas virtualidades; pero que sigo atento a lo que nos compartes. Saludos, y lo del diario.

  6. Cineahora says:

    No puedo negar que se trate de una película descompensada, incluso con algun que otro bajón de ritmo. Pero mi valoración es muy buena, tal vez porque recupera, y de manera muy notable, un género tan poco popular y tan difícil hoy en día, como es el musical puro y duro.

    (Por cierto, vaya sorpresa me ha dado el título de tu crónica. Creí que tratabas otro género, porque había leído: "Las supremas del condón" !!!!! XD)

    Un saludo !

  7. Darthz says:

    Ultimamente he oído solo malas críticas acerca de ella, exceptuando los bombones que nos sacan y que las canciones pueden destacar, aunque aburrir también en demasía, segun leo.

    Tengo varias pelís en cartelera para ver aún y no creo que esta sea una de ellas. Aún así, si veo algo, comentaré por aquí.

    Una sonrisa.

  8. Uff a mi me parece que la película va de más a menos, tras unos primer tercio trepidante se desinfla hasta rozar el bodrio.

    Un saludo y qué el cine nos acompañe!!!

    Pd: Aunque con cierto retraso ya posteé el Meme que me enviaste.

  9. Hudson es lo mejor de la película con mucho, que a mi no me ha gustado especialmente. Aunque la doy por suficiente con el hecho de lanzar a Jennifer Hudson merecidamente.

    Saludos

  10. Es una película dado su género no me causa curiosidad, lo que si su música, ya que si está inspirada en el Motown y las "Supremes" alguna joyita debe tener. Saludos!!

  11. jazzman says:

    No me llama mucho esta peli, y con las críticas que he leído menos, aunque la tuya me gusta porque destaca a partes iguales virtudes y defectos.

    Un saludo!

  12. robgordon says:

    freedy; En cuanto a "En la habitación" y una vez vista "Little Children", me quedo con la primera, aunque de esta segunda me han dejado entusiasmado sus personajes, su imprevisibilidad y de nuevo su ritmo silencioso y pausado.

    chilanga; Dele una oportunidad a Murphy, ya verá como ha acertado con esta interpretación. Gracias por sus visitas y sus comentarios, que siempre son sabios.

    cineahora; Sii, sabía que este título daba pie a pensamientos lujuriosos y no me extrañaria que ya existiese, entre la infinidad de pelis porno, una que se titulase, "Las supremas del condón", jeje. Saludos!

    darthz: Hay mucho que ver en cines ultimamente, y este Viernes todavia más, con la cinta japonesa de Clint, la de Koldo Serra o la alemana multipremiada. Esta quedaria en un segundo plano, aunque merece ser vista.

    carlos v.m; Mi sensación es un tanto contraria. A mi su comienzo me parecio excesivamente rapido y después un tanto descompensado y con altibajos.
    Miraré su meme y le comentaré!

    dr.strangelove; siii, un Oscar para Hudson y un 20blogs para usted! jeje

    alvaro; pues su banda sonora no esta nada mal, con temas pegadizos llenos de soul, alguna balada y en su parte final un toque setentero y disco que evidencia el paso del tiempo.

    jazzmann; Pues si, es que es de esas pelis que tienen tantos errores como virtudes. Aún así, como digo, es un digno musical.

    Saludos para todos y perdón por el retraso en comentar. Ando sumamente atareado!