29 de abril de 2007

"El número 23" no se trata de un biopic sobre Michael Jordan, ni tampoco sobre la estancia de David Beckham en el Real Madrid, aunque ojala lo hubiera sido.

“El número 23” es la nueva película de Joel Schumacher, director de irregular carrera, que tiene en su haber; alguna buena película (“Un día de furia”, “Ultima llamada”), muchas cintas francamente entretenidas y solventes con buenos detalles (“Jóvenes Ocultos”, “El cliente”), y un gran número de desatinadas obras (“Batman y Robin”, “9 dias”, “El Fantasma de la Opera”). Esta que nos ocupa, es su mayor despropósito hasta la fecha, a partir de una excusa argumental tan torpe como rebatible.

No niego que el número 23 pueda tener algunas particularidades especiales. Es incluso, uno de los números malditos de la serie “Lost”, pero visto el frágil planteamiento que se saca de la manga Schumacher en cuanto a la aleatoriedad de este número y el absurdo thriller de suspense que se monta con tan solo este elemento, a uno le dan ganas de hacer lo mismo con los números 56, 11, 84 y 176 para desmontar las teorías demoníacas del “23 schumacheriano” con suma facilidad y tranquilidad.

Esta premisa, que puede antojarse original o llamativa para el espectador, no es más que el enésimo pretexto con el que urdir un argumento de suspense barato. Y una cinta más SPOILER para acumular entre los muchos thrillers que utilizan la esquizofrenia de un personaje en su parte final a modo de giro supuestamente “sorprendente” (veanse, “El Escondite”, “La ventana secreta” o sin remontarnos mucho tiempo atrás, “Seduciendo a un extraño” por citar tan solo unos ejemplos). FIN DEL SPOILER.

Con una lamentable dirección del peor Joel Schumacher, un nefasto casting que junta a una pareja imposible formada por Jim Carrey y Virginia Madsen, un dubitativo guión de un tal Fernley Phillips, debutante en el arte de escribir, que tan pronto nos adentra en la historia del libro que lee el personaje de Jim Carrey (con un tono de cine negro que parece una broma de mal gusto), como nos vuelve a ubicar en la narración real, sin apenas un nexo de unión, o unos secundarios desdibujados que no aportan absolutamente nada a la trama, “El número 23” es una decepcionante pseudo-película de suspense, donde cualquier atisbo de inteligencia brilla por su ausencia y sus errores son tan grandes que se detectan a leguas.

Ni siquiera la atmósfera es inquietante u opresiva, ni la música de Harry Gregson Williams es capaz de sobresalir o superar la media. Y además Jim Carrey borda aquí una de sus peores y más desentonadas interpretaciones fuera de la comedia.
Para colmo de males, su tramo final, dedica buena parte de sus minutos a explicar ese giro argumental que toma la película, como el que cuenta un chiste y acto seguido emplea más tiempo en explicar la gracia del propio chiste. Innecesario, pretencioso y vergonzoso.

La entrada de cine de “El número 23” pueden ser los 6 euros peor empleados de vuestro bolsillo, así que es preferible que os abstengáis de cometer semejante locura. Y por si no habéis reparado en ello, 6 euros salen de multiplicar 2 euros x 3 euros, que juntos dan como resultado 23…Casualidades de la vida…o no.
Tagged
Different Themes
Written by Roberto García

Escrito con mucho esmero e ilusión desde Albacete. Comenta si te apetece y si no, escucha nuestro programa de radio, que también tiene su aquel.

9 comentarios

  1. Rosenrod says:

    ¡Jajajaja! Estupenda conclusión final, Rob: al final, va a ser verdad que el "23" está maldito... :)

    Un saludo!

  2. Si es que algunas películas piden a gritos que no entres al cine...

    Cuánto más cine ve uno, más se espera ese tipo de "sorpresas". Lo mejor es directamente evitarlas.

  3. Anónimo says:

    Qué coñazo de pelis nos inundan!!!

    Me voy a ver esta noche Perdición de Wilder otra vez. A ver si me animo.

    Saludos!!

    Marinero:
    www.lacoctelera.com/traslaspuertas

  4. Libertino says:

    jajaja
    te ha encantado
    yo no la he visto, pero ¡¡¡esta semana libro entera!!!! y veré pelis, escucharé discos, disfrutaré de series... ¿libros? quita quita!!!
    Oooooye, prueba Arrested Development, es una joya (en vos, please!!!!!)
    Saludos!!!

  5. Libertino says:

    ah!
    y el disco (y el clip) de Travis
    Y el clip de The Cribs (en mi blog)
    Y más cositas por ahí....

  6. Angel says:

    Joder Rob, me estas machacando la ilusion ultimamente... Con lo de sunshine y con lo de esta no se si podre confiar en mi criterio para querer ver una pelicula, sobre todo despues de lo de Epic Movie...

  7. robgordon says:

    Jajaja. Es lo que hay, amigos. La cartelera está como está.

    Rescaten cine clásico estos días, como ha hecho el amigo Marinero con "Perdicion", vean series de televisión, como hace Libertino, huyan de "Epic Movie", que Ángel todavia está sufriendo las consecuencias.

    No se, vean los partidos de la Champions, hagan deporte, vayan a algún concierto, haganle saber a sus parejas que el cine para ustedes es secundario (cosa que en estas semanas de estrenos de medio pelo, es totalmente cierto)...

    Pero sobre todo...alejense de "El número 23" y si pueden, tambien de la de Sandra Bullock, que aunque es un poco más entretenida que la de Schumacher, tampoco es nada del otro mundo...

    Saludos!

  8. Buenas

    Jo, robgordon, vaya racha de pelis que llevas. En fin, supongo que te estarás ganando el cielo, pero tu bolsillo y neuronas deben de estar resintiendose un poco.

    Sobre otros pestiños. Yo me fui a ver la de "Los abandonados" y creo que sufrí una decepción bastante parecida a la tuya. En que momento se me ocurrió ir a ver "eso".

    Un saludo

  9. Anónimo says:

    Vaya bodrio enorme de película, este actor las tiene mucho mejores