28 de mayo de 2007

Un 10; A la maravillosa música de Clint Mansell que aporta un mayor lirismo a las imagenes creadas por Aronofsky. Una partitura bellísima e inspirada que demuestra que Mansell da lo mejor de sí mismo en sus colaboraciones con Aronofsky, como ya ofreciese en "Requiem por un sueño", ese score cada vez más demandado por anuncios, trailers y demás documentos visuales que necesiten un poco de épica musical.

Un 9; A las excelentes recreaciones de Hugh Jackman y Rachel Weisz como Tom e Izzy. Entregados por la causa y capaces de hacer sobresalir su dramatismo interpretativo entre los muchos artificios visuales y los continuos cambios temporales y contextuales de la cinta.

Un 8; Al enorme arrojo de Darren Aronofsky. Por su innegable y a la vez descabellada pretensión a la hora de plantearnos una propuesta cinematográfica suicida por filosófica, metafísica, cósmica y religiosa como es "The Fountain". Requiere la actividad del espectador, una intensa concentración e incluso varios visionados para entender la complejidad de todo lo expuesto por el director de "Pi", algo a lo que no muchos estan dispuestos a hacer en una sala de cine y con una producción "aparentemente" comercial de Warner Bros, como es esta. Y ante todo, por la lucha de Aronofsky por sacar adelante este proyecto que se tambaleó cuando Brad Pitt y Cate Blanchett abandonarón en las semanas previas al comienzo del rodaje. Una obra arriesgada y personal, en la que Aronofsky siempre creyó.

Un 7; A su plasticidad. "The Fountain" es una obra majestuosa en ese sentido. Tanto en sus idas al pasado (la historia en España con la Inquisición, la reina y la cultura maya) como en el presente y en su particular visión del futuro en el espacio, "La Fuente de la Vida" presenta unos efectos visuales en favor de la creación de un universo único y singular del gusto de Aronofsky y de acorde con lo extremo de la propuesta. Sus imagenes son muy potentes.

Un 6; A la bonita historia de amor entre Izzy y Tom, eje central de la cinta a través del cual se plantean los eternos temas de la inmortalidad, la creación a partir de la vida, la muerte, el dolor, la obsesión, la esperanza, etc. "The Fountain" es, ante todo, una película romántica. Jackman y Weisz favorecen, en gran medida, a que que la película funcione como tal.

Un 5; Su duración. Una escasa hora y media donde todos los temas (que no son pocos) están bien comprimidos y dosificados conforme a la narración.

Un 4; A que, a veces, nos sintamos tan perturbados como la primera vez que vimos "2001, una odisea del espacio". En sus primeros 10 minutos y en sus 10 últimos, "The Fountain" puede resultar una marcianada de cuidado.

Un 3; Al, por momentos, frágil nexo entre las tres épocas, los tres marcos. Jackman pasa de ser científico a conquistador y de ahí a explorador astral sin previo aviso en ciertos pasajes de la historia. El elemento del libro de Izzy (que da título a la película) refuerza esta debilidad del guión, aunque no siempre se recurre a él.

Un 2; A la peligrosidad que tiene esta película, andando continuamente en la cuerda floja entre lo ridículo y lo genial, lo pretencioso y lo magistral. La puedes amar u odiar. Hay una alarmante falta de término medio en ella.

Un 1; Al afán de Aronofsky por querer convertirse en un revolucionario director-filósofo, con apenas 38 años y solo dos películas previas. Se le podrá tachar de grandilocuente precisamente por esta razón.

Un 0; Nada lo merece.
Tagged
Different Themes
Written by Roberto García

Escrito con mucho esmero e ilusión desde Albacete. Comenta si te apetece y si no, escucha nuestro programa de radio, que también tiene su aquel.

13 comentarios

  1. Una estupenda película, aunque con sus fallos. Jackman y Weisz están soberbios y la imagen del árbol es magnífica. No sé si de 10, ni de 9, pero de 8 seguro. ¡Es que es tan profunda!
    Saludos!!
    Por cierto, espero que te guste mi crítica de Zodiac, pues coincidimos bastante respecto a los gustos.

  2. JohnTrent says:

    Magnifico repaso a una película como The Fountain, de la que bien es cierto que se pueden extraer variadas conclusiones y no todas con la misma puntuación. En todo caso, yo no la pondría menos de un notable en ningun apartado. La película es una maravilla, una obra hipnótica y tan valiente que uno no puede más que aplaudir el atrevimiento de Aronofsky para rodar semejante espectáculo visual lleno de referencias filosóficas que deja al espectador totalmente k.o, ya sea para bien o para mal. A mi me dejó tocado después del visionado, como ya sucedió con otro peliculón suyo, Réquiem por un sueño.

  3. Interesante modo de abordar una producción fílmica (¡cuánto tiempo tengo sin pasar por acá que ya éstas maravillas ocurren!). Sé bien que no es un meme (en particular, los detesto), pero el ejercicio me parece interesante; tan pronto me supervisen el blog y me den cuenta de porqué me lo han bloqueado dizque por "indeseado", subiré un puntaje homólogo respecto de uno o dos filmes mexicanos que me tienen bastante contento con la producción azteca; uno de ellos quizás ya lo hayan visto por allá, se estrenó antes en las tierras vuestras que en aquestas: El violín. Saludos chilangos muy otros.

  4. Libertino says:

    brillante como siempre
    No la he visto todavía, pero se prepara un gran finde...
    Un abrazo!

  5. Anónimo says:

    Marinero (Alberto Q.)
    www.lacoctelera.com/traslaspuertas

    Sigue sin convencerme PI, pero este post me parece tan currado e interesante que me lo imprimo y me lo leo con calma para ver qué nos propone, sr. Rob.

    Puñeteramente bueno el blog.

  6. robgordon says:

    Ramón Balcells; Ya leí su critica de Zodiac. Le he dejado un comment al respecto...

    JohnTrent; Coincido contigo en lo del hipnotismo de esta película. Esa sensación que uno tiene cuando acaba una película de que las imagenes se han quedado clavadas en la mente. De que hemos sido testigos de algo único y diferente. Me pasó con Requiem por un sueño, y tambien con esta, aunque en menor medida y en ciertos pasajes. Creo que la música de Mansell tiene también mucho que ver con ello.

    Otra chilanga; ¿¿Bloqueo a un blog?? Por diós, si empezamos con la censura en uno de los medios más plurales y libres que existen en la actualidad, mal vamos. Gracias por volver!

    Libertino; Te la recomiendo. Hay que verla. No te dejará indiferente, eso seguro...Mi finde se presenta más tranquilo, ya nos contaras lo que depara el tuyo...

    Marinero; A mi tampoco me gusta "Pi". Me aburrió soberanamente y nunca entre en su juego. Esta, sin embargo, tiene un algo que la hace maravillosa, pero peca de alguna pretenciosidad.
    Gracías por los halagos al blog!

    Un abrazo para todos!

  7. Cineahora says:

    Aunque "The fountain" no acabó de convecerme, también no podría estar más de acuerdo contigo.
    Espléndida la música de Mansell, o la capacidad de Aronofsky para arriesgarse, en una experiencia similar a la de "2.001, una odisea del espacio", pero teñida de romanticismo y sobre la necesidad de superar la muerte.

    Saludos.

  8. Raquel says:

    Perfecto decálogo. Lo que más me gustó, la música y las interpretaciones.

    Discrepo ligeramente en el punto 5. Hora y media me bastaron, e incluso se mi hicieron largas..

    Saludos!

  9. Angel says:

    Rachel Weisz deberia tener un 15 solo por ser Rachel Weisz!!!!!!!

  10. robgordon says:

    Totalmente de acuerdo! Aquí sale guapa hasta con el pelo corto y con trasquilones.

  11. Bob says:

    Muy buena tu crítica, me encantó la película, tiene algunos fallos pero si tenemos en cuenta la cantidad de mediocridades que vemos, "The Fountain" es mucho más que interesante. Chilanga, "El Violín" es fantástica pero "EN EL HOYO" de Rulfo me parece lo más interesante que nos ha llegado desde México en los últimos años. Aprovecho para recomendaros la ópera prima de Gérald Hustache-Mathieu, maravillosa película francesa que se estrena en España el 22 de Junio.

  12. Anónimo says:

    Aronofsky no deja de impresionarme, "The fountain" es formidable.
    Rachel Weisz es teatro puro, impresionante. 10 puntos

  13. Libertino says:

    No me ha molado nada. Es un mixto imposible entre Love Story y Matrix
    (o algo así)