29 de junio de 2007

En 1954, el escritor Richard Mateson publicaba una novela llamada “I Am Legend”, en la que un hombre se convierte en el único superviviente de su especie y tiene que enfrentarse al resto de su raza, convertida ahora en un híbrido entre vampiros/zombies.

Es innegable la trascendencia que ha tenido, “Yo soy leyenda”, estableciéndose como el principal modelo sobre el cual armar una historia de Apocalipsis, caos universal, muertos vivientes y soledad del individuo frente a ese mal inesperado.
“La invasión de los ladrones de cuerpos”, clara alegoría de la guerra fría, “La noche de los muertos vivientes” de George A. Romero, precursora del subgénero de invasiones zombies o "El último hombre sobre la tierra" con Vincet Price y “El ultimo hombre…vivo” con Charlton Heston y basada directamente en la obra original de Mateson, de la cual ya se ha preparado una nueva versión, “I am legend” con Will Smith, son tan solo algunos de los muchos ejemplos.

“28 días después”(2002), no fue, por tanto, un producto nuevo, ya que bebía de todas estas fuentes, pero, sin embargo, gracias a la estupenda labor de renovación llevada a cabo por Danny Boyle (director) y Alex Garland (guionista), el género resucitó para el gran público y se mostró fresco y potente ante la mirada de la industria.

En “28 días después”, Jim (Cillian Murphy, gran descubrimiento de la película) despierta de un coma profundo en el que ha estado sumido durante 28 días y tras el que se llevará una desagradable sorpresa; el panorama que le rodea es asolador. Londres parece un lugar fantasma, sin habitantes, sin vida y en donde el caos parece reinar.
Pronto, Jim se topará a una primera persona con vida, la cual le atacará violentamente. La causa; una infección creada por unos experimentos con animales que han desatado un virus que transforma a todo humano en un ser violento y peligroso.

Con esta premisa argumental, Boyle y Garland, nos adentran en un espectáculo caótico, desesperante y dantesco. Su arrolladora propuesta visual, rodada en formato digital, que permitió, por ejemplo, transformar a Londres en una ciudad espectral con un realismo aterrador, y su fotografía y aspecto de semidocumental (cercano a un reportaje bélico de un telediario cualquiera) son los elementos que reformaron este subgénero. La autenticidad de sus imágenes, aumentan lo escalofriante de esta situación y acercan la ficción al espectador, algo que haría mejoraría posteriormente, Spielberg en “La guerra de los mundos” y Alfonso Cuarón en “Hijos de los hombres”.

La inteligente dirección de Boyle, aprovecha al máximo los recursos de los que dispone y con un presupuesto medio, unos actores desconocidos y un rodaje en digital, hace de esta nueva cinta de zombies, una cinta de terror eléctrica, sangrienta y nerviosa, de bellas y potentes imágenes, que no olvida la esencia clásica del género, porque ante todo, “28 días después” es una obra claramente cinéfilas y en ella hay homenajes a Romero, Mateson, Argento o incluso al “Blade Runner” de Ridley Scott (esa presencia de Cillian Murphy, descamisado y magullado, corriendo entre los ventanales de un edificio durante una intensa lluvia, parece un homenaje a la mítica secuencia protagonizada por Rugter Hauer en la obra maestra de Scott).

Al igual que en “Sunshine” la más reciente obra de Boyle, el tramo final de “28 días después” parece alejarse tajantemente de lo narrado hasta ese momento, para centrarse en el del alzamiento del ser humano ante la amenaza. Sus personajes pasan de lo pasivo a lo activo. Lo que era una estremecedora y perturbadora historia de zombies, se convierte de lleno, en un estudio del ser, su degradación en situaciones límite, la transformación del hombre no infectado en un monstruo que supera con sus más bajos instintos al hombre verdaderamente infectado por ese virus. En definitiva, el hombre que actúa sin valores y olvidando su racionalidad, puede ser más peligroso y salvaje que la mismísima bestia que actúa instintivamente. El personaje de Cillian Murphy, inofensivo en apariencia, muta en alguien violento ante la necesidad de supervivencia.

Ante el éxito de esta cinta europea, que fue una de las cintas más recomendables de la temporada estival del 2002, aparecieron nuevas obras del género; “Amanecer de los muertos”, remake de “Zombie”, lleno de gore y diversión de la mano del prometedor Zack Snyder, la tronchante parodia “Zombies Party” (“Shaun of the dead”) con guión y protagonismo para Simon Pegg y la vuelta al género de uno de sus máximos exponentes, George A. Romero con “La tierra de los muertos vivientes”.
Ahora llega la secuela de “28 días después”, “28 semanas después”, ambientada en 6 meses posteriores a los hechos de la primera parte y dirigida por el canario, Juan Carlos Fresnadillo, que parece confirmar el talento que ya exhibió en la azarosa, “Intacto”.

(P.D; También es destacable la utilización de la música en “28 días después”. El temazo de Grandaddy , “AM180”, el toque desolador de Brian Eno en el tema “An Ending (Acent)” y por descontado el score incidental de John Murphy, compositor habitual de Boyle, y de manera especial su apocalíptica versión del “Ave Maria”)
Tagged
Different Themes
Written by Roberto García

Escrito con mucho esmero e ilusión desde Albacete. Comenta si te apetece y si no, escucha nuestro programa de radio, que también tiene su aquel.

11 comentarios

  1. Angel says:

    “Shaun of the dead” está de puta madre, ahora a ver que tal le ha salido la de los polis, no se cuando estrena en España.

    "28 dias despues" me encantó, entre a verla sin ninguna referencia y me gustó mucho por ser diferente al cine de los 90...

    Hay que reconocer que el subgenero de post-apocalipsis, zombis, y mutacion a pesar de alguna excepcion esta recuperando salud y alcanzado un nivel tecnico envidiable por otros generos, como por ejemplo la vergonzosa comedai romantica posterior a los 90 o la comedia absurda, que no da una...

  2. Hicks says:

    28 dias despues fue soplo de aire fresco en el genero, cambiando los zombies por rabiosos infectados aun más letales (velocidad, rapidez de contagio, fuerza, etc...) Sin embargo, el ritmo va decayendo hasta llegar al climax final con los militares, y aunque se muestra una ingeniosa critica a la racionalidad del ser humano, me parece fuera de lugar. ¿Tan malo es la ausencia de sexo como para convertir al hombre en bestia?

  3. Angel says:

    No tengas ninguna duda... Es la esencia de nuestro cerebro primario, los instintos están ahí aunque no querramos reconocerlo...
    ...yo mismo algun sabado por la noche he accedido a mi cerebro de reptil, jejeje

  4. Raquel says:

    Yo llevé unos cuantos compas a ver 28 días después y salieron del cine odiándome, menos mal que sólo temporalmente.

    Es un enfoque para las películas de zombies diferente e interesante, aunque para mí, la segunda mitad -con los militares- me pareció bastante regular.

  5. Rosenrod says:

    El problema es que Boyle, en el fonodo, siempre cae en la tentación de romper las reglas en un complejo de autoría. Por eso estropeó "Sunshine" y, en menor medida, ésta. Pero, aún así, una película bien estimulante, tienes toda la razón, aunque, para mí, el trono moderno sigue siendo de Snyder.

    Un saludo!

  6. A mí me gustó bastante esta película de Boyle. En su momento, acudí a verla motivado por el excelente trailer promocional y la verdad es que salí del cine muy conforme. Aunque creo que efectivamente flaquea en el remate final, no se puede negar que tiene momentos geniales.
    28 días fué una inyección de refresco para el género, y no desmerece frente a las creaciones de maestros como Romero.
    Saludos,

  7. Anónimo says:

    Marinero (Alberto Q.)
    www.lacoctelera.com/traslaspuertas

    Fresnadillo tiene un gran talento innato. Yo tengo INTACTO como uno de los referentes del cine nacional. Y su corto ESPOSADOS está muy bien también.

    Saludos
    PD: Por supuesto, veré esta de 28 semanas después (este fin de semana opté por SHREK 3 y me equivoqué)

  8. Libertino says:

    tendría que revisar Intacto, me pareció terriblemente soporífera.
    a de Boyle me chifla y la música es genial.
    La secuela esta semana

  9. Libertino says:

    ah!

    Hot Fuzz (Arma fatal), para septiembre, aunque le dvd zona 1 con sub spanish está disponible este mes...

  10. robgordon says:

    De acuerdo con todo lo que expresais;

    1)La parte final de "28 días después" es lo más flojo de la propuesta. A Boyle le ha pasado lo mismo con "Sunshine", que nos cuenta una historia interesante, bien planteada y presentada, para, bruscamente cambiar de tercio.

    2) Zombies Party es un soplo de aire fresco en el humor británico y una parodia perfectamente ejecutada. Yo también espero con ganas Hot fuzz, que en efecto, llega en Septiembre.

    3) A mi "Intacto" me pareció una gratisima sorpresa. Un thriller muy bien hecho y con una premisa argumental muy original que no se echa a perder en su desarrollo posterior. Fresnadillo ya prometia en aquella cinta.

    4) "28 semanas después" está francamente bien. Hablaré de ella mañana.

    Saludos para todos!

  11. Anónimo says:

    28 semanas está bien, pero 28 días, es perfecta. Honestamente y talvez contrario a lo que todos digan, me parece más normal y muchisimo más real un ejército desordenado y caótico, descomunicado y con sintomas de convertirse en animales instintivos a ver un ejército (dicho sea de paso de Estados Unidos) salvando a Inglaterra. El ejército todo lo puedo con el típico héroe americano. Talvez la única parte en la que 28 semanas despues se puede asemejar a 28 días despues son los primeros 5minutos y los últimos 5minutos.

    Esto sin mencionar como se atrevieron a tomar la misma (y perfecta) banda banda sonora de 28 días y usarla y repetirla durante toda la jodida película, o en otras palabras, cagandola y regandola en cada secuencia.

    Igualmente como dijeron, 28 semanas... está bien, y Fresnadillo lo hizo bien, sólamente eso, pero pudieron haberla hecho muchisimo mejor, claro si Boyle y su guionista hubieran estado más presentes en la secuela.

    Ps. Las escenografía, las imagenes, John Morphy y en general la banda sonora de 28 días y Sunshine, son superbe et magnifique! y nadie puede decirme lo contrario.

    Ps2. Qué hacen ahora las nuevas películas, tomar esas ideas geniales, y tratar de imitarlas, en lugar de innovar, muy mal hecho, muy mal y lo lamento pero serán siempre criticados de mi parte por hacer eso. (AUNQUE SE TRATE DE UNA SECUELA)

    Saludos