8 de octubre de 2007

“Promesas del Este” está dentro de esa progresión dramática hiperrealista que su director, David Cronenberg inició con su anterior film, “Una historia de violencia”, una obra sobre la dualidad del ser humano, un estudio sobre la violencia intrínseca del hombre, la lucha entre furia y paz personificada en la figura de un excelente Viggo Mortensen.

Con “Promesas del Este”, Cronenberg sigue explorando los matices del ser humano de un modo tan implacable como inquietante, en una obra de altísima calidad narrada con gran pulso y mano maestra por el canadiense.

Es este “El Padrino” particular de Cronenberg, y si aquella era la obra total de Coppola, “Promesas del Este” se convierte en la más completa y sólida cinta del director de “Videodrome” hasta la fecha. Su historia es la de la mafia rusa en Londres. La del clan de los Vory V Zakone, amos del crimen organizado, que ven como un caso de prostitución y violación les puede amenazar debido a la intromisión de una enfermera, interpretada por Naomi Watts, que se empeña en encontrar a los familiares de una joven de 14 años muerta al dar a luz, siguiendo las pistas de su diario.

La atmósfera de “Promesas del Este” es seca, incomoda, sórdida. Un Londres tan gélido como la más profunda ciudad rusa sirve de escenario para la peligrosa investigación que realiza el personaje de Watts (más secundario que otra cosa). El miedo y la tensión del encuentro entre la enfermera y el clan mafioso es sostenido por Cronenberg a lo largo de toda la cinta y mediante la descripción de unos personajes de temible severidad, llenos de matices y fragilidades que los hacen, si cabe, más brutales.

Un Armin Mueller Stahl, fabuloso, de aspecto afable pero de cortante contundencia, es el padrino del clan. La calidez y hospitalidad de su restaurante ruso contrasta con su crueldad. Al mismo tiempo, Viggo Mortensen compone un personaje excelente, de imagen amenazante, un ruso marcado por la violencia pero con rasgos de bondad que salen a relucir con la aparición de Watts.
Dos grandes personajes resueltos brillantemente gracias a las interpretaciones de Mueller Stahl y Mortensen, merecedores de sendas nominaciones al Oscar.

Cronenberg realiza en “Promesas del Este” una labor de dirección encomiable. Su ritmo es lento y pausado, pero la historia siempre avanza. Jamás se detendrá ni se entretendrá en otros aspectos que no aporten nada a la evolución de la trama. El guión de Steven Knight (guionista de “Negocios Ocultos” de Stephen Frears) apenas tiene fisuras, es casi impecable y brinda a Cronenberg la oportunidad de crear ese ambiente de constante desasosiego, de desarrollar su cine hipnótico y magnético, de disfrutar con el relato de una historia de bajos fondos y seres cicatrizados, en el que el canadiense se encargará de añadir sus inquietudes cinematográficas resumidas en una secuencia de violencia explicita, magistralmente rodada, como es la de los baños públicos.

“Promesas del Este” es bastante cercana a “Eyes Wide Shut” de Kubrick. En ambas existe una Navidad irreal y atípica, una bajada al extrarradio urbano (o infierno) por parte de un protagonista socialmente acomodado y una exploración de lo desconocido de aquel ser humano capaz de traficar (sexualmente) con sus iguales, como mercancía y de crear una sociedad cerrada y de selecto acceso con la que sacar a relucir el lado oscuro del hombre (allí la mascarada orgiástica, aquí el clan tatuado de los Vory V Zakone)

En esta última cinta de Cronenberg todo funciona como un ensamblaje perfecto en beneficio de una turbadora narración. La música de Howard Shore raya a un gran nivel, confirmándolo como el gran músico de cine actual con permiso de Williams, la londinense y gris fotografía de Peter Suschitzky, habitual de Cronenberg es impecable y tanto Mortensen como Mueller Stahl y en un nivel secundario Vincent Cassel y Watts, se entregan al máximo para hacer de “Promesas del Este” la más completa cinta de Cronenberg y una recomendabilísima película que podemos situar entre lo mejor y más acertado de este año 2007.
Tagged
Different Themes
Written by Roberto García

Escrito con mucho esmero e ilusión desde Albacete. Comenta si te apetece y si no, escucha nuestro programa de radio, que también tiene su aquel.

14 comentarios

  1. Anónimo says:

    Alberto Q.
    www.lacoctelera.com/traslaspuertas


    muchas ganas hay de verla...
    Me fiaré de ud. y ya le comentaré si también me parece que "todo funciona como un ensamblaje perfecto",jajajaja,

    Saludos

  2. Comparto tu entusiasmo, tal vez en este año solo La vida de los otros esté por encima o tal vez no. Interesante la comparación con el testamento de Kubrick.

    Creo que has tenido lo que Freud denominaría un acto fallido con Newton Howard.

    Saludos.

  3. robgordon says:

    He dicho Newton Howard?? He dicho Newton Howard??? jaja...queria decir Howard, pero no Newton, sino Shore...

    Gracias ascensorista!

    (y eso que llevo varios días sin dejar de escuchar la banda sonora!!!)

  4. Álvaro says:

    toda la gente habla maravillas de la peli,voy a tener que verla

  5. Roberfumi says:

    Pues ya me pica el gusanillo de verla. Por cierto Rob, por si no has leído mi "discurso de aceptación" del premio blog solidario te lo agradezco de nuevo, lo acabo de ver por que hace días que no paso por aquí, que he estado un poco liado. Ahora mismo ya estoy preparando la fiesta en la Sala para que Holly suba a por el premio, que seguro que acapara más flashes que yo.

    Chao!!!!

  6. Angel says:

    La vi ayer y está muy bien, comedida y nada excesiva (quitando el ambiente y algunos momentos violentos), muy al estilo "El padrino", sobre todo en la dualidad oscuridad/familia, vida/muerte...
    ...Además, Vigo enseña la comadreja, yo hubiera preferido ver a Naomi Watts, pero carne es carne, jejeje...

  7. robgordon says:

    Alvaro, Rober; Teneis que verla. Es francamente buena. Es cine hecho con sabiduria.
    Por cierto, rober; no hay de que, por la mención.Era merecida!

    Angel; Jaja, la escena en la que Mortensen enseña la comadreja es muy buena, seca y violenta. Y me recordó a otra secuencia con huevos colganderos de por medio, que era la que tenía Harrison Ford en "Frenético" de Polanski, cuando le entraban unos matones a la habitación de su hotel y el estaba solo en toalla.

    Saludicos!

  8. Juanan says:

    Como pelicula nos adentra en algo ke todos llevamos dentro pero ke tampoko enseñamos nunka, esa violencia de estar por casa... como kuando esperamos en el sine al portero ke konocemos pero se va en el momento mas inesperado :P ¡ami me gusto mucho!, kizas eché en falta un final mas kontundente, nose porke... pero me enkanto la peli. De todas maneras espero kon impaciencia "el orfanato" xDD

  9. Mister says:

    Pues muy buen texto el tuyo, una pelicula muy buena sin duda.

    Recalcar un frgamento del comentario de alex: "...Además, Vigo enseña la comadreja, yo hubiera preferido ver a Naomi Watts, pero carne es carne, jejeje..."

    Jjasjaj Saludos!


    http://cine-mafia.blogspot.com/

  10. ANRO says:

    Cronemberg es uno de esos tipos que no te dejan indiferente. Ha sabido conectarse con las nuevas generaciones y ha madurado su estilo."Promesas del Este" es una de las pelis que tengo en cartera para este fin de semana.
    Muy bueno tu comentario y en general el enfoque de tu blog. ¡Felicidades¡
    Un abrazoteovs

  11. Buenas

    Realmente este post me ha animado a ir a verla. Lo cierto es que con Cronenberg yo tengo una relación amor-odio. Tiene películas muy buenas, pero también tiene bodrios infumables.

    Un saludo

  12. marblaz77 says:

    Buena película la de cronenberg, aunque me pasa como en una historia de violencia, y no comparto el entusiasmo excesivo, en mi opinión, que ha despertado en muchas personas. Correcto cine negro con violencia subterranea en todo momento y ambiente desasosegante, un personaje magnifico como el de Viggo Mortensen (cada vez me gusta mas este actor, hasta en ese gran bluf que fue alatriste se salvaba), y unos buenos secundarios; pero me parece demasiado lineal, y no llega a ptocarme la fibra cinefila, paso por ella con gusto, pero no me deja marcadas a fuego sus imagines. Quizas soy yo o el momento en que la vi, no digo que no, pero al haberme pasado ya con la anterior del amigo cronenberg me reafirmo en mi opinion, son obras interesantes, por encima de la media, pero no obra maestras (compararla con el padrino me parece un pasote,jejeje, pero claro esa es mi opinion).
    Y unn apunte sobre la mejor escena de la peli, esa que se le ve la comadreja a Viggo y de una violencia inusitado. Y es que aqui, como en las escenas de accion de una historia de... Cronenberg si que enseña a tanto y tanto niñato del cine de accion como se rueda eso mismo. Hace tiempo que no se rodaba y se montaba tan bien unas escenas de violencia, dando sensación de movimeinto, pero sin marear al espectador y dejando claro que es todo lo que ocurre entre los personajes. Muchos direcotres cuando ruedan accion ponen a dar vueltas a la camara, a decir a los actores que se muevan como locos, y al final no queda claro quien le ha clavado el cuchillo en el gaznate a quien, o de quien son los seso que se han desparramado por la pared.

  13. Yo la vi anoche y también me parece excelente, aunque algo inferior a Una historia de violencia. El giro que toma el personaje de Vigo me parece algo burdo y, aunque necesario para el sello Cronenberg y para mantener la línea sus últimas películas sobre la dualidad y la búsqueda de la identidad, creo que se podía haber hecho de manera más sutil.

    Pero me quedo con la precisión del director, la atmósfera malsana a pesar del clasicismo de la puesta en escena y la cantidad de cosas que sugiere el guión en lo que pueden parecen caminos desaprovechados pero son pinceladas muy sutiles.

    Enhorabuena por la crítica, Rob, y un saludo!!

  14. Anónimo says:

    Me pareció, ante todo, muy entretenida. Vincent Cassel, lo mejor.