29 de enero de 2007
GOYAS 2006; EQUILIBRADO REPARTO

21ª edición de los Goya. Los premios de las galas imposibles, de los momentos surrealistas, de los presentadores insospechados. Esta vez, la Academia, con renovada presidenta al frente, eligió al canallesco de José Corbacho para ser el maestro de ceremonias y sucesor de gente tan dispar como Concha Velasco, Antonia San Juan, Guillermo Toledo o Antonio Resines.

Como siempre, primó la eterna intención de reducir la duración de la ceremonia y para ello, Alejandro Amenabar, destinado esta vez a las labores de realización de la gala, tomó una decisión impopular; la de emitir en un falso directo la entrega de los premios, con un margen de media hora, para así poder cortar a su antojo cualquier salida de tono o discurso interminable. Finalmente Amenabar apenas cortaría alguna subida al escenario por parte de los galardonados. Lo que no tiene perdón es repitiese imágenes del público aplaudiendo, como aquel que repite las risas enlatadas.

La gala duraría casi, las tres impepinables horas que suelen durar estas galas, y como siempre gozó de chistes malos, equivocaciones al leer los nominados (digo yo, que porque no hacen hincapié en ensayar esto, que es tan sencillo como importante) y todo a lo que nos tienen acostumbrados estos premios, eso si, sin llegar al nefasto nivel de la gala del pasado año, con esos montajes inoportunos de las películas de Fernando Fernán Gómez, que no es mucho decir.

En cuanto al reparto de los premios, la noche empezó mosqueándome, al recibir “Alatriste”, dos premios casi consecutivos, lo que podía hacer presagiar que esa fuese su noche. Afortunadamente no fue así, y de las 15 candidaturas que tenía la cinta de Viggo Mortensen (que por su look parecía que iba a rajarte la nariz o a meterte la cabeza de un caballo en la cama) solo obtuvo 3 Goyas, y todos en categorías menores. No había más que ver la cara de disgusto de Agustín Díaz Yanes, en la recta final de la ceremonia.

Como no, Pedro Almodóvar, se ausentó de la gala. Muchos dicen que por aquellas diferencias que tuvo hace unos años con motivo del sistema de votación, otros porque no le apetecía y hasta su propio hermano, Agustín, indicó que Pedro decidía espontáneamente y a última hora si ir o no a las entregas de premios. Excusa oficial no hubo, al contrario que en los Globos de Oro, en la cual, seguramente falto por decisión propia, pero alegó un fuerte resfriado.

El caso es que, con o sin Pedro, “Volver” ganó 5 Goyas, incluyendo los de Mejor Película y Mejor Director, en la segunda estatuilla que recibe el director manchego en esta categoría, tras “Todo sobre mi madre”. Alberto Iglesias sumó su séptimo Goya consecutivo y las dos chicas Almodóvar por excelencia, Carmen Maura y Penélope Cruz (portavoz del de Calzada de Calatrava) lograron su cuarto y segundo Goya, respectivamente.

Pero sin duda la triunfadora de la noche fue “El Laberinto del Fauno”. La más fructífera unión que han dado España y México en la historia del cine, fue la máxima galardona de la noche, con siete replicas del busto del pintor aragonés. A Guillermo del Toro se le notaba sinceramente agradecido, bajo su expresión, ya de por si, bonachona y afable. En la fila de atrás, un Alfonso Cuarón sonriente, y a su lado unos exultantes Maribel Verdú, Sergi Lopez (que merecía el premio a Mejor Actor, que finalmente ganó Juan Diego por “Vete de mi”) e Ivana Baquero que hizo el discurso perfecto, por premura, educación y serenidad, al recoger su Goya a la Mejor Actriz Revelación. Guillermo del Toro subió a recoger el premio al Mejor Guión Original, que le birló a “Volver” que era la principal favorita.

En cuanto al resto de premios, “Salvador” consiguió una única, pero importante, estatuilla de las once a las que optaba, la de Mejor Guión Adaptado, y en otro nivel, “Azuloscurocasinegro” fue la otra triunfadora de la noche, al ganar 3 de los 6 Goyas de mayor categoría, a los que era candidato, Mejor Dirección Revelación para Daniel Sánchez Arevalo, Mejor Actor Revelación para Quim Gutierrez y Mejor Actor de Reparto para Antonio de la Torre.

Un justo reparto de galardones, que equilibró premios entre “El Laberinto del Fauno” y “Volver” para satisfacción de todos y en el que lo único reprochable podría ser la falta de osadía a la hora de dar un mayor protagonismo (principalmente en cuanto a nominaciones) a películas menores en presupuesto pero mayores en calidad, como la excelente, “La noche de los girasoles” que se fue de vació de esta 21ª edición de los premios Goya.
Y una gala, correcta sin más, con todavía muchísimos fallos que corregir, pero con algún que otro acierto que rescatar como esos montajes en los que Corbacho se ponía en la piel de las películas nominadas.

Hasta el año que viene, para el que deseamos (por pedir que no quede) una mejor cosecha de cine español. Todos los galardonados, aquí.
Read more
26 de enero de 2007
CARTEL "MODELO AUSTEN"



"Orgullo y prejuicio", cinta del 2005 protagonizada por Keira Knightley y basada en una novela de la escritora britanica, Jane Austen.

"Becoming Jane", película del 2007, de próximo estreno y protagonizada por Anne Hathaway, la cual se pone en la piel de la escritora Jane Austen.

Y aquí es donde yo opino; que dos películas tengan en común la figura de Jane Austen, no significa que usen el mismo cartel.

Al menos, eso es lo que han hecho los creadores del cartel de "Becoming Jane", a los cuales, en un alarde de (escasez de) originalidad han calcado su composición con respecto al cartel de "Orgullo y Prejuicio".

El perfil de la protagonista, mas o menos sonriente, en la parte superior del cartel. El título de la película, los nombres del reparto y el tagline en una franja de color pálido situada en la mitad del mismo. Y para rematar, y para que no se note la copia que han pertrechado... ponen al protagonista masculino en la parte de abajo en lugar de la de arriba. Tranquilos campeones, que no nos vamos a dar cuenta...

Claro, que de este modo alguno picará el anzuelo y pensará que "Becoming Jane" se trata de una secuela de "Orgullo y Prejuicio" (que gustó a crítica y público) con lo que me da que pensar si los responsables de la semejante plagio son demasiado simples o posiblemente todo lo contrario, demasiado listos...

A este paso tendré que habilitar en la columna derecha de este blog una sección de parecidos razonables.
Read more
23 de enero de 2007
REFLEXIONES DE LAS NOMINACIONES 2006


1. "Volver" solo obtiene una candidatura, la de Penélope Cruz, y aun proporcionando a una actriz a una categoría importante, no logra estar nominada en Mejor Película de Habla No Inglesa, que parecía más que cantada. ¿Razones? Pues no se me ocurre ninguna. Posiblemente sea una pregunta sin respuesta, puesto que ni los propios americanos lo entienden

2. Aunque no esté "Volver", este es el año con mayor numero de españoles nominados. Por segundo año consecutivo tenemos a un compositor nominado; Javier Navarrete por “El Laberinto del Fauno”, además de Penélope Cruz y dos cortos, "Binta y la gran idea" de Javier Fesser y "Eramos Pocos" de Borja Cobeaga, además de David Marti y Montse Ribé en la categoría de Mejor Maquillaje por “El Laberinto del Fauno” y Pilar Revuelta como encargada de decorados en “El Laberinto del Fauno” en la categoría de Mejor Dirección Artistica.

3. Sabor agridulce para Bill Condon y su “Dreamgirls”. De acuerdo en que es la máxima nominada, pero porque acumula 3 nominaciones en una misma candidatura, la de Mejor Canción. Ni siquiera aparece en Mejor Película, Director o Guión en las que era una de las favoritas para obtener candidatura.

4. Nuevo duelo Eastwood-Scorsese. Del primero, hace dos años, salió victorioso Clint. Este año le toca a Martin.

5. Y hablando de duelos…nuevo duelo de magia; “El Ilusionista” vs “El Prestigio” en la categoría de Mejor Fotografía.

6. Salma Hayek, tan mona como expresiva en su presentación de las candidaturas; Saltito y grito con la nominación a Penélope. Lagrimas al ver a tanto mexicano nominado, y gesto de extrañeza al no aparecer Volver en Mejor Película de Habla No Inglesa.

7. Y hablando de mexicanos, en total 8 nominados; González Iñárritu (Director), Adriana Barraza (Actriz Secundaria), Guillermo Navarro (Fotografia), Emmanuel Lubezki (Fotografia), Alfonso Cuarón (Guión), Guillermo Arriaga (Guión), Guillermo del Toro (Película Extranjera y Guión), Eugenio Caballero (Dirección Artística) y unas cuantas nominaciones más en diferentes categorías.

8. Entre los que podían estar y finalmente no están; Jack Nicholson, Brad Pitt, Bill Condon, Pedro Almodóvar, Sacha Baron Cohen o Ben Affleck. Y una pena que esa joya llamada "Hijos de los hombres", no opte a Mejor Película o a un mayor número de categorias.

9. Y entre los que siempre suelen estar; Meryl Streep, en su decimocuarta nominación, Kate Winslet, que con solo 31 años ya lleva cinco nominaciones, Judi Dench, que desde 1998 ha estado nominada en seis ocasiones, Thomas Newman, con ocho nominaciones y todavía ningún Oscar, y la montadora habitual de Scorsese (no malinterpreteís) Thelma Schoonmaker que logra su sexta nominación.

10. Muy buena tiene que ser "Diamante de Sangre" para justificar sus nada más y nada menos que 5 nominaciones. Y muy buen papel tiene que hacer en ella Di Caprio para superar el de "Infiltrados", y es que está nominado por la peli de Edward Zwick, pero no por la de Scorsese.

Para conocer todas las nominaciones, aquí.

El próximo 25 de Febrero, sabremos la resolución de esta edición 79 de los Premios Oscars, sin un claro favorito, con cintas de muy escasa entidad y con la única certeza de que Helen Mirren y Forest Whitaker ganarán de calle su estatuilla, en una ceremonia que se celebrará en el Kodak Theatre y en la que Ellen Degeneres ejercerá de presentadora. Seguiremos informando...
Read more
22 de enero de 2007
FORJANDO HEROES

Clint Eastwood. El último gran cineasta clásico. Más de cincuenta películas como actor y casi treinta como director. Un mito viviente que ha demostrado encontrarse en una máxima plenitud creativa gracias a sus dos films anteriores, “Mystic River” y sobre todo la maravillosa “Million Dollar Baby”. De ahí, que el nivel de exigencia con el que se iba a evaluar a su siguiente película, “Banderas de Nuestros Padres” iba a ser muy alto, esperando de élla, en vista del nivel ofrecido en sus últimos trabajos, una cinta bélica magistral, redonda y definitiva.

Lo cierto es que, Eastwood se ha embarcado en el proyecto de mayor envergadura y presupuesto de toda su carrera, así como ambicioso, una vez que decidió que este relato sobre la batalla de Iwo Jima, no fuese único y estuviese complementado por su visión opuesta, convirtiéndose así, en un díptico sobre la batalla entre americanos y japoneses, que se completa con “Cartas desde Iwo Jima”.

De este modo, en el primero de los dos acercamientos a la batalla, “Banderas de nuestros padres” toma la famosa foto de Joe Rosenthal, en que los soldados norteamericanos alzaban la bandera estadounidense en Iwo Jima, para elaborar un relato en el seremos testigos de los momentos bélicos de aquella cruel batalla, así como de todos los matices posibles del paseo triunfal que llevan a cabo tres soldados americanos condenados a ser héroes para recaudar dinero para las arcas del estado.

Producida por Spielberg, algo que se nota en su factura, Eastwood demuestra en “Banderas de nuestros padres” ser un director poderoso, capaz también de proyectos menos intimistas y de mayor tamaño, si bien, este último trabajo de Clint, adolece de una serie de problemas, que no están relacionados directamente con la dirección llevada a cabo por Eastwood, sino que son un problema en cuanto a la concepción de la obra como tal.

Y es que, a pesar de la buena tarea realizada por el director de “Sin Perdón”, todos los errores de “Banderas de nuestros padres” se detectan antes de que la cinta alcance su primera hora, y en ningún momento la abandonarán.; la alternancia de flashbacks, que tan pronto ubican al espectador como lo desubican, la constante reiteración de elementos y sentimientos (el personaje de Adam Beach se pasa la película entera repitiendo lo incomodo de la situación en que se encuentra, de todas las maneras habidas y por haber), así como el inexistente carisma de un reparto (Ryan Phillippe, Jesse Bradford, Adam Beach), que nunca consigue transmitir; hacen que el espectador se muestre frio y distante ante “Banderas de nuestros padres”, algo, a priori inesperado, del tandem Paul Haggis-Clint Eastwood, los cuales habían demostrado ser especialistas en el manejo de los sentimientos y la humanidad en sus historias y en tocar la fibra sensible del espectador.

Tan pronto vemos momentos de la batalla, dirigidos con gran maestria (que nos traen un más que evidente recuerdo a los del desembarco de Normandia en “Salvar al Soldado Ryan") como, de repente, nos vemos desplazados por una súbita voz en off a un futuro en el que los hijos de los protagonistas buscan testimonios de lo acontecido. Y ahí no queda la cosa, porque cuando menos lo esperemos la cinta nos trasladará a ese recorrido triunfal por America de los soldados (que es la parte más reiterativa de toda la cinta).

A pesar de todos estos problemas, principalmente de guión y casting, que lastran la cinta, “Banderas de nuestros padres” no deja de ser una honesta cinta antibelicista, sobre la utilización para fines materialistas de la tan aclamada bandera norteamericana y también del ser humano, acerca de la explotación de una imagen a efectos de marketing, sobre las mentiras del poder hacía el ciudadano y la dualidad de la condición de héroe.

Estamos, por tanto, ante un film fallido, cargado de buenas intenciones cinematográficas y morales que se tornan insuficientes por esos graves defectos que afectan determinantemente a la película. Nos queda esperar para ver su parte opuesta, “Cartas desde Iwo Jima” de la que dicen es, la mejor película de este ambicioso y entusiasmado, pero hasta el momento irregular, díptico del último gran cineasta clásico, Clint Eastwood.
Read more
19 de enero de 2007
EL REY DE CALIFORNIA Y LA REINA MEXICANA

Este cartel me tiene entusiasmado desde que lo vi. Es sencillo, cuenta con muy pocos elementos, pero llama muchisimo la atención y hace que muestres interés por la película.
El simple rostro de Michael Douglas, con un tono quijotesco, ese color amarillo que preside todo el cartel,y las letras utilizadas a modo de corona, hacen de este cartel uno de los más llamativos e interesantes que he visto en los últimos años, con un fin similar (recrear con un solo rostro la comicidad de una película) que ya intentó el cartel de "Virgen a los 40".

La película se llama "King of California" y nos habla de un personaje recien salido del manicómio (Douglas) que intenta convencer a su hija (Evan Rachel Wood) de viajar a España, donde dice existir un tesoro enterrado.

En otro orden de cosas, leo que la actriz mexicana Salma Hayek es la elegida para dar a conocer las nominaciones a los Oscars, que se realizarán el próximo Martes a eso de las 14:30 (hora española).

Quién mejor que una mexicana para pronunciar nombres como; Alejandro Gonzalez Iñárritu, Alfonso Cuarón, Penélope Cruz, Pedro Almodovar o Guillermo del Toro...

Elección, por tanto, apropiada, para que los nombres citados sean inteligibles y no haya confusiones, y además elección que evidencia que lo mexicano va a tener la presencia que merece en esta edición de los Oscars.
Read more
18 de enero de 2007
SPAIN IS DIFFERENT...

Sí, señores y señoras. España es diferente. Si no teniamos suficiente con ser únicos en la cinematográfia universal, a la hora de traducir los títulos de las películas extranjeras al castellano, (ver este imprescindible artículo de "La ventana indiscreta") gracias a lo cual existen títulos tan indescriptibles como "Soñando, soñando, triunfé patinando" o "Fofita, una foquita la mar de salada", ahora, tambien somos incomparables a la hora de elegir dobladores para las cintas de animación que nos llegan, principalmente, de los EEUU.

Si Fernando Alonso, Hilario Pino, Carlos Latre o Michael Robinson han doblado a diferentes personajes animados en las versiones castellanas de cintas como "Cars", "Happy Feet" o "Shrek 2", lo de ahora rozá lo surrealista.

Y es que la nueva cinta animada por ordenador de Disney, "Descubriendo a los Robinsons" cuenta, en su versión española, con las voces de (Atención!) la familia de Raphael, nuestro esperpéntico cantante especialista en cantar "El Tamborilero".
De este modo, el mismisimo Raphael ha puesto la voz al personaje que dobla en la versión original, Tom Selleck, y la mujer del cantante, Natalia Figueroa, dobla al personaje que interpreta la actriz Angela Basset. Ahí es nada.

Para mayor colmo, y según roza la nota de prensa de Buena Vista;

"Por primera vez en la historia de Walt Disney, una secuencia de la película se va a alterar para que aparezca el rostro de Raphael: en la versión original, en un momento dado, se ve la imagen del actor Tom Selleck en una fotografía que representa al padre de Wilbur; pues bien, en la versión española, Selleck será sustituido por Raphael"

Vamos...que lo mismo da ver a Tom Selleck que a Raphael con sus extraños y rumiantes movimientos de boca. Una de dos, o los de Buena Vista en España son unos cachondos y se están quedando con nosotros a costa de la familia del cantante, o el encargado de elegir a los actores de doblaje en esta empresa es de los que conserva como oro en paño cassettes (comprados en estaciones de servicio de carretera) de Jose Luis Perales, Juan y Junior o Mari Trini.

Pero ahí no queda la cosa. A los de Disney no les parecio suficiente lo del doblaje, y tambien han encargado a Raphael y a su hijo Manuel Martos (cantante de un grupo pop que lleva por nombre "Mota"...) que canten en castellano, los temas que ha compuesto e interpretado en la versión americana el siempre excelente e inspirado Rufus Wainwright. Eso es como si los temas que compuso Elton John para "El Rey Leon" los hubiese cantado en español Julio Iglesias.

Lo dicho, Spain is different...

Read more
16 de enero de 2007
¿QUIERES UN GLOBO? TENGO PARA TODOS




En los Globos de Oro de 2006, la cosa ha estado repartida. Todos guapos y estirados asistian a esa cena de lujo en la que con un poco de suerte te vas con un premio debajo del brazo, que es conocida como la "antesala de los Oscars". Sin duda son estos Globos de Oro los premios más glamourosos después de los Oscars, pero ganar aquí no asegura en absoluto una nominación al Oscar como muchos creen (sobre todo si tenemos en cuenta que las votaciones para elegir a los candidatos al Oscar se cerraron hace ya tres días).

Como siempre que se celebran unos premios de este tipo, aquí van las reflexiones de "El Séptimo Cielo" acerca de lo acontecido;

-Por fin, parece que vaya a ser el año en que Scorsese gane el Oscar al Mejor Director, por "Infiltrados". De momento ya ha ganado el Globo de Oro y unos cuantos premios de asociaciones de criticos, lo que indica que a priori, existe unanimidad en los circulos para que esta sea su ocasión de oro. Aunque tambien el cejudo neoyorkino ganó el Globo de Oro a "Mejor Director" por "Gangs of New York" y luego se pasó con más pena que gloria en los Oscars...

-Es indiscutible que Helen Mirren va a ser la reina del año. Anoche se llevó dos Globos de Oro (uno por un papel televisivo), y su marido, el director de "Pactar con el diablo", Taylor Hackford, dos besos suyos por cada vez que ella subió a recoger un premio. "The Queen" ya tiene un Oscar practicamente seguro, el de la señora Mirren, y además se consolida como un duro rival, con su premio a Mejor Guión, que no muchos esperaban.

-Pedro Almodovar se quedó en casa y no fué a la ceremonia. Dijo que estaba acatarrado. Y dejó como única representante de "Volver" a Penelope Cruz. Un tipo listo este Almodovar. Compitiendo, con escasas opciones, en la categoria de Mejor Película de Habla no Inglesa contra Eastwood y Gibson, lo más productivo que podía hacer era dejar todo el protagonismo y los flashes a Cruz, con el proposito de asegurar su casi ya segura nominación al Oscar a la Mejor Actriz. Y si sonaba la flauta y "Volver" ganaba la tramposa candidatura extranjera de este año, que fuese Cruz quien posase con un Globo de Oro...

-Clint Eastwood estuvo genial en sus discurso. "Ahora que soy director extranjero, tendré que aprender idiomas" dijo el espigado maestro. Y razón no le faltaba. La categoria de película de habla no inglesa, era más americana y menos internacional que nunca, con las candidaturas de "Apocalypto" y "Cartas desde Iwo Jima". Digo yo, que esta candidatura existe para que los yankees puedan conocer otras filmografias y que cintas iranies, alemanas, bosnias, colombianas o españolas, por citar algún ejemplo, tengan la oportunidad de llegar a Hollywood, promocionarse y de paso ganar un poquito de esa repercusión mediatica que acaparan las cintas norteamericanas. A este paso, que Scorsese ruede en checo o Michael Mann en italiano para que se lleven un globito a casa por la vía fácil.

-El que está al lado de las fotos de Martin Scorsese y Jennifer Hudson, es Borat. Y no, esta vez no lleva bigote, ni va despeinado, ni viste un taparrabos verde fosforito, ni hizo su discurso en kazajo. Hizo de Sacha Baron Cohen y se llevó una estatuilla a casa como Mejor Actor de Comedia.

-Con Forest Whitaker, Eddie Murphy, Jennifer Hudson y Prince, tuvimos una importante ración de premios para los afroamericanos. Además con Will Smith, Beyonce Knowles o Chiwetel Ewiofor como nominados, todos demostraron que su poder dentro de la industria va más allá de Denzel Washington o Halle Berry. Jamie Foxx, Morgan Freeman o Don Cheadle vienen reivindicando su lugar en los últimos años, algo que en otros tiempos menos tolerantes, otros actores y actrices de color no tuvieron la oportunidad de hacer.

-Por fin se recompensa a Alexandre Desplat, joven compositor francés que ha dejado algunas de las mejores bandas sonoras de los últimos años. El es el responsable de las partituras de "La joven de la perla", "Reencarnación", "Syriana" o "The Queen". Se ha llevado el Globo por "El velo pintado", la última de sus bellas y melodiosas creaciones.

-A todo esto, "Dreamgirls" se llevó 3 Globos, "The Queen" se hizo con 2 y entre "Infiltrados", "Borat", "El diablo viste de Prada", "El último rey de Escocia", "El velo pintado", "Cars", "Cartas desde Iwo Jima", "Happy Feet" y "Babel" se repartieron el resto. De esta ceremonia salen reforzadas la cinta de Bill Condon, "Dreamgirls" y la de Iñarritu, "Babel" y un tanto malparada, "Pequeña Miss Sunshine".

-El próximo Martes día 23 a eso del mediodía, conoceremos los nominados a los premios Oscars, mientras tanto, podeis revisar los candidatos y ganadores de esta edición de los Globos de Oro, en su web oficial. Y apunten dos películas para los Oscars, "Hijos de los hombres" y "El laberinto del fauno", que aquí, o bien no figuraban o lo hacian escasamente.

Read more
14 de enero de 2007
LOS TRES ACTOS

"¡¡¡PELIGRO!!! Esta crítica contiene reveladores spoilers"

Y es que es sumamente complicado hablar de “El Prestigio” sin desvelar nada de su argumento. Christopher Nolan, en su última película, nos propone una obra que es en si misma un truco de magia, incluyendo en ella los tres actos de los que nos habla Michael Caine en la cinta, y con la que parece haberse divertido manejando con soltura los elementos básicos del suspense, mostrándonos pistas y al mismo tiempo tratando de despistarnos, desordenando la linealidad de lo narrado y hablándonos, una vez más, de las obsesiones del ser humano y los riesgos que ello conlleva.

“El truco final. El prestigio” nos sitúa a principios del siglo XX, en un tiempo en el que el ilusionismo aún estaba de moda, e incluso el séptimo arte se servia de él para ganar en popularidad, pero también en una época en la que el avance tecnológico y las invenciones varias, suponían cambios drásticos en el modo de vida de la sociedad. En aquel marco, dos magos, Robert Angier (Hugh Jackman) y Alfred Borden (Christian Bale) pugnaban entre si por ser el mejor artista-ilusionista del momento, por encontrar el truco perfecto, para goce personal, pero sobre todo para notar el sentimiento de derrota en su más directo contrincante.

“El Prestigio” con su perfecta ambientación, su historia llena de guiños mágicos, y su maravilloso uso del suspense, viene a ser un film sobre la ambición, el talento, la rivalidad, la envidia, la vanidad y el éxito, pero sobre todo es una cinta sobre la obsesión. La obsesión por la magia como motor de la existencia.
Una obsesión ya presente en el personaje de Guy Pearce en “Memento”, el cual guiaba su vida en la resolución del asesinato de su mujer, como también presente en el personaje de Pacino en la infravalorada “Insomnio”, obsesionado con la muerte de un compañero de la policía.

Aquí, tanto Angier como Borden, personajes antagónicos en su clase social, su abismal diferencia de talento, su carisma, su educación y sus dotes para el espectáculo, son seres que viven por y para la magia, y a diferencia de un reciente precedente;“El ilusionista”, por encima incluso del amor. Todo vale, si se trata de conseguir el mejor truco jamás realizado, y la traición no existe cuando se habla de prestidigitación. De este modo, Nolan se encarga de hacer de sus personajes dos usurpadores natos, dos hombres entregados física y espiritualmente a la magia. Los personajes de “El Prestigio” son traidores y traicionados, nadie en esta película está libre de pecado. Bale y Jackman principalmente, pero también Caine y Johannson.

Durante su primera parte de metraje, un Christopher Nolan desprendiendo grandes dosis de talento, juega con esa temporalidad de la narración (como ya hacía, de un modo más extremo en “Memento” o incluso, más livianamente, en ciertos pasajes de “Insomnio”), alterna un duelo de voces en off, traído gracias a un inteligente elemento que introduce en la historia, como son los diarios de los dos magos, y haciendo alarde de un perfecto manejo de lo visual, hechiza al espectador con esa acumulación de traiciones, y sucesión de trucos. Una intensa y apasionante hora y media de película, que equivaldría al primer acto (“la presentación”) de un truco de magia, en la que Nolan no se olvida de ir dejando indicaciones (el misterioso pero evidente personaje de Fallon, los pájaros) de las claves de este truco hecho película, que se antojarán poco o nada sutiles al final de la misma.

Las presencias de Michael Caine, siempre notable, siempre reconfortante, David Bowie, contenido e inquietante, en un papel que parece hecho a su medida y que posiblemente esté hecho precisamente para él, Piper Perabo (una de las chicas de “Bar Coyote”), con un corto pero agradecido papel, y sobre todo unos excelentes Hugh Jackman y Christian Bale, ayudan a dotar de brillantez y atractivo al conjunto de “El truco final. El prestigio”. No tanto la prolífica rubia Scarlett Johansson, que cuenta con una escasa presencia en la cinta, con un personaje no demasiado aprovechado.

De este modo, el espectador asiste atónito y maravillado a la proyección de “El Prestigio”, como el que asiste sorprendido a una representación de ilusionismo. Pero como en cada truco de magia, después vendrán las preguntas, el porque o el como de ese truco. Y he aquí el momento en el que la cinta de Nolan anda en la cuerda floja en su relación obra-espectador.

El giro final de "El Prestigio" puede suponer en el espectador dos sensaciones bien diferenciadas. Un enrabietado desprecio hacía el conjunto de la película por haber puesto delante de él unas pistas tan evidentes (repito, el sospechoso maquillaje del personaje de Fallon, que deja entrever el parecido entre Borden y él, o el claro y reiterativo paralelismo entre el truco de los pajaros y el truco de "El hombre transportado" tan crucial para la cinta) que hacen inutil e insatisfactorio el esfuerzo mental aportado por aquel espectador que ha entrado en el juego propuesto por Nolan, participando y desgranando todas y cada una de sus claves. Una sensación de tomadura de pelo, engaño o perdida de tiempo.
Y por otro lado, el asistente al evento tambien puede sentir la admiración y otorgar su más sincero aplauso al director que ha conseguido poner delante de sus narices las claves del desenlace, pero que, utilizando los mecanismos de la obviedad y alguna que otra trampa, ha logrado distraer su atención. Al fin y al cabo estas son las mismas sensaciones que puede suponer el visionado de un truco de magia.

Independientemente de este parecer final, "El truco final, El Prestigio" es una obra fascinante, fantasticamente plasmada y con excelentes detalles de guión (los "te quieros" verdaderos y falsos, la descripción del personaje de Jackman cuando este oye los aplausos hacía su actuación debajo del escenario) que además es un gran entretenimiento con el nadie pestañeará. La consagración definitiva que Nolan no pudo conseguir con su anterior película.
Read more
11 de enero de 2007
no image

No es la primera vez que declaro mi absoluta admiración hacía el memorable trabajo de Alfonso Cuarón en la brutal y genial película "Hijos de los Hombres". Es un film de culto, un clásico desde la ciencia-ficción desde el mismo día de su estreno, una película sorprendente, maravillosa, ultrarrealista y sobrecogedora.

En su estreno en los Estados Unidos, "Hijos de los Hombres" ha logrado unas críticas increibles, así como el beneplácito del público que la ha colocado en el tercer lugar de la taquilla del pasado fin de semana.
La cinta de Cuarón tiene un 84 de 100 en críticas positivas en Metacritic y los espectadores le ponen una nota de 8,1, en esta web de referencia en lo que a puntuaciones a películas se refiere.

El caso es que, si la lógica imperase, "Hijos de los Hombres" debería ser merecedora de todos los premios y entre ellos y como mínimo, el figurar entre las 5 candidatas a Mejor Película en la próxima edición de los Premios Oscars.

Eso es lo que piensan todos los fans que ya acumula esta cinta (por eso, entre otras muchas razones, este es ya un film de culto), más cuando han visto que su productora, Universal Pictures, ha decidido emplear su dinero en publicitar otras candidaturas de cara al Oscar como las de "Vuelo 93" o "El buen pastor", el nuevo trabajo de De Niro como director, por delante de la cinta de ciencia-ficción de Cuarón. Por ese motivo, los fans de "Hijos de los Hombres" han elaborado este montaje, titulado "Why "Children of Men" should be nominated for Best Picture", con la intención de llamar la atención de la Academia para que tenga en cuenta a "Hijos de los Hombres" e intentando, por su cuenta, hacer ese trabajo que Universal Pictures no esta haciendo por esta cinta.

El montaje es simple pero efectivo. Entre impactantes imagenes de la película, se intercalan los numerosisimos halagos que han ofrecido los criticos americanos a la obra de Cuarón y todo ello aderezado con el temazo del ex de Pulp, Jarvis Cocker, "Cunts are still running the world".

Webs imprescindibles en esto de los Oscars, como Oscarwatch u Oscar Diary, ya se han hecho eco de la campaña y yo, con toda la fascinación que siento por esta película, no podía dejar de hacerlo.
Con todo, no creo que "Hijos de los Hombres" necesite un Oscar para ser mejor de lo que ya es, pero si me encantaria que reconociesen como es debido a un film con tantisimas virtudes y tanto genio metido dentro. Por eso, dejo el video, que recomiendo NO ver si no se ha visto previamente la película.

Read more
10 de enero de 2007
no image

Ni el mismisimo ilusionista sabe lo que puede salir de esa mezcla, que hace que mi humilde blog esté entre los más de 2000 participantes del concurso creado por 20minutos para elegir a los mejores blogs del 2006.

El caso es que el año pasado supe de la existencia de estos premios y para esta nueva edición inscribí a "El Séptimo Cielo", basicamente por dos razones; por la curiosidad de ver en que puesto queda y para darlo a conocer entre el resto de participantes, ya que además de un concurso, los "Premios 20blogs", como así se llaman, hacen que blogs de diferentes temáticas puedan llegar a descubrirse entre sí.

Claro, que si caen los 3000 euros de premio o alguna que otra mención, pues no la voy a rechazar, que bastante dificil está ya la "cuesta de Enero". Pero repito, esa no es mi intención.

"El Séptimo Cielo" compite con otros 156 blogs, en la categoria de mejor blog de cine. La lastima es, que solo pueden votar aquellos que están inscritos en el concurso, por lo que es una votación reestringida única y exclusivamente a los participantes. Eso sí, podeis echar un vistazo que hay muchos blog interesantes participando y podeis encontrar alguno de vuestro agrado.

Aquí figura este blog. Suerte a todos los participantes!
Read more
8 de enero de 2007
no image

Se han acabado las navidades, y para cerrarlas que mejor que atender a la iniciativa propuesta por crunch, que ya ha sido seguida por otros blogs de cine. La cosa consistía en contar los regalos con relación cinematográfica, que tanto Papa Noel, como los tres reyes magos de Oriente (que en realidad, son los padres) nos han dejado.

En mi caso, no puedo tener ninguna queja. Entre bufandas, colonias, camisetas y pantalones de deporte, aparecieron en forma de presentes navideños; el dvd de “Match Point”, la trilogía extendida de “El Señor de los anillos” compuesta por nada menos que 12 discazos o la figura del personaje de V de la película “V de Vendetta”.

Junto a todos ellos, también estaba un estupendo libro, titulado “Enciclopedia de los Oscars. La historia no oficial de los premios de la Academia de Hollywood”, un libro que merece que una especial atención;

Escrito por Luis Miguel Carmona, este libro tiene una doble utilidad. Por un lado es una documentada enciclopedia donde encontrar todos y cada uno de los nominados en las ceremonias celebradas entre 1927 y 2005, así como un buen numero de datos estadísticos sobre las candidaturas. De este modo podremos;

-Saber que de los 282 actores y actrices galardonados hasta esa fecha, 76 de ellos han sido no americanos, un 30% del total.

-Conocer todos los actores y actrices que fueron nominados en diferentes ocasiones por un mismo personaje, como por ejemplo; Jackie Gleason (1941) y Jack Warden (1978), que interpretaron a Max en “El difunto protesta” y “El cielo puede esperar” respectivamente, o Cate Blanchett (1998) y Judi Dench (1998) que obtendrían nominación por interpretar ambas a la Reina Isabel de Inglaterra en “Elizabeth” y “Shakespeare enamorado” respectivamente.

-Saber el nombre de todos aquellos que fueron nominados al premio en su primer trabajo para el cine, como por ejemplo, Linda Blair, que debuto en el cine con “El exorcista” y recibió nominación o Delbert Mann que dirigió con “Marty” su primera película, fue nominado y se llevó el premio a casa.

-Enterarnos de quien fue el ultimo nominado a titulo postumo. Fue Conrad L.Hall, el director de fotografía de “Camino a la Perdición”, que además ganó la estatuilla, mientras que Gerald Duffy (creador de títulos del cine mudo) fue el primero, en el año 1927 por “La vida privada de Elena de Troya”.


Por otro lado, esta “Enciclopedia de los Oscars. La historia no oficial de los premios de la Academia de Hollywood”, nos cuenta como se formaron y como funcionan en realidad estos premios, queridos por muchos y odiados por otros. El lado oscuro de unos galardones no exentos de polémica y llenos de curiosas historias que no conoceríamos si no fuese por este estupendo libro.

Dividido por años, este libro no oficial de los Oscars, nos ubica en cada edición de los premios (fundados en 1927) contándonos todos los chismorreos, situándonos en el antes y el después de la gala, recordándonos los chistes de todos y cada uno de los maestros de ceremonias y algún que otro discurso de agradecimiento.
Aquí van algunas muestras, que seguro os harán pasar un buen rato;

-En 1932, todo el mundo estaba convencido de que Frank Capra iba a ganar el premio al mejor director por “Dama por un día”, incluido el propio realizador. Cuando el cómico Will Rogers, presentador de la ceremonia, abrió el sobre con el premio a la dirección dijo lo siguiente “Solo podría sucederle a un chico agradable. Así que vamos, Frank, ¡Sube a recogerlo!”. Capra, sonriente, se levantó de su asiento y se dirigió al escenario, pero justo antes de llegar, se dio cuenta de que los focos señalaban al autentico ganador, Frank…Lloyd, el cual por supuesto, también se estaba nominado y se llamaba Frank.

-En la ceremonia de 1958, para cerrar la noche, todos los ganadores y presentadores se colocaron en el escenario mientras sonaba el famoso “There´s no Bussines like Show Bussines”. Después de repetir la canción durante dos veces, el productor de la ceremonia, indico al maestro de ceremonia, Jerry Lewis, que aun faltaban 20 minutos para acabar la retransmisión. La orquesta siguió tocando, y los presentes en el escenario, sin saber muy bien que hacer, comenzaron a bailar entre sí, formandose duos tan inesperados como Dimitri Tiomkin y Angela Lansbury, Tony Randall y Eva Marie Saint o Bob Hope y Zsa Zsa Gabor. Todo ello mientras Jerry Lewis hacía sus típicas muecas para entretener a un público que ya abandonaba el teatro. De esta manera estuvieron los 20 minutos restantes, en lo que fue calificado en EEUU como el “mayor bochorno de la historia de la televisión”.

-En 1992, la Academia decidió suprimir las categorías de “Cortometraje de Acción Real” y “Corto Documental”, aduciendo que tenían escasa relevancia y apenas se estrenaban. Un directivo de la Academia llegó a decir que “muchos de estos cortos están hechos por estudiantes de cine y…¿Cómo vamos a dar a un estudiante un Oscar idéntico al que gana, por ejemplo, David Lean?. Rápidamente, un grupo encabezado por Saul Bass, y en el que estaban Scorsese, Robert Altman, Spielberg y Blake Edwards, se opusieron fuertemente contra esta medida y ante las presiones, la Academia acabó claudicando.

-En 1978, los productores de la ceremonia querían contar con John Wayne para que entregase el premio a la Mejor Película. Wayne, se encontraba ya, gravemente enfermo, aunque aseguró hacer todo lo posible para ir. El actor apareció a las 4:30 en el Teatro, en el cual se le preparó una habitación con una cama, en la que permaneció echado hasta que le tocó presentar el premio, casi 7 horas después.

Estas son algunas de las muchísimas curiosidades que reúne este completísimo libro. Un ideal regalo navideño que, sin duda, intentaré empaparme cuanto antes para ver con otros ojos la próxima edición de estos premios, que se entregarán el próximo 25 de Febrero.

Read more
3 de enero de 2007
no image

Hace ya siete años, de la irrupción en el panorama cinematográfico de un productor publicitario mexicano llamado Alejandro González Iñarritu. Su película debut, “Amores Perros” fue una tremenda sorpresa, un film lleno de genio y talento, nervio y garra que hizo que reparásemos en la figura de quien dirigía esa enorme cinta y de quien le ponía líneas a sus diálogos, el también mexicano Guillermo Arriaga.

Hollywood, como todos nosotros, vio el tremendo potencial de Iñarritu y reclutó a este para su segunda cinta, “21 Gramos”, una descarnada historia, narrada desde el desorden y con unas dosis elevadas de sufrimiento, que si bien, se veía afectada, precisamente, por ese excesivo rompecabezas narrativo y en donde, sus interpretaciones (Sean Penn, Naomi Watts, Benicio del Toro) se imponían como lo mejor de la cinta.

Ahora, con “Babel”, Iñarritu ha rodado su segunda cinta norteamericana, aunque solo en cuanto a producción, ya que estamos ante una película claramente internacional, y lo ha hecho con el esquema que tanto éxito le dio con su opera prima.

“Babel” al igual que “Amores Perros” parte de un hecho desafortunado, el cual se establece como desencadenante de una serie de acontecimientos que salpicarán a diferentes familias, a diferentes culturas, a diferentes razas.
Si en “Amores Perros”, un fatal accidente de tráfico traía consigo el dolor, en “Babel”, un arma utilizada temerosamente como juego de niños, supone la aparición del sufrimiento y las situaciones limite, pero en esta ocasión, también de la incomunicación, el lenguaje o la globalización.

A partir de esa premisa argumental, muy del agrado de Iñarritu y Arriaga (guionista vital para el cine propuesto por el primero), el director mexicano ha orquestado un film cargado de contenido emocional, denso en todos y cada uno de sus momentos, perfecto en su manejo de los silencios y que requiere (como en sus dos cintas anteriores) una gran complicidad por parte del espectador. Iñarritu ha logrado un film sumamente atractivo, implacable, universal y tenso. Ha hecho cine con mayúsculas, al igual que han hecho sus compatriotas y colegas mexicanos Cuarón y Del Toro en sus respectivos films de esta temporada, demostrando que el cine sin artificios, aquel cine con la clara intención de contar y hacer sentir, aún puede estar de moda.

Marruecos, México y Japón, son los escenarios en los que, con un cercano paralelismo temporal, se suceden los desgarradores y humanos acontecimientos de “Babel”. En los citados emplazamientos, y a través de un dominio absoluto de la intensidad dramática, Iñarritu, nos sitúa en la piel de sus protagonistas, gente normal y corriente expuesta a momentos incontrolables y limites. Con su sufrimiento seremos testigos de colateralidad universal de un hecho determinado, así como de los miedos que azotan a la sociedad contemporánea (aceptación social, terrorismo, prejuicios, etc).

“Babel” como la oscarizada“Crash” de Paul Haggis, con la que guarda ciertas semejanzas, son radiografias del estado actual de la humanidad, de la disgregación de ser humano, del conflicto racial y cultural y las diferencias abismales entre continentes. “Babel”, emotiva y pesimista, con su tremenda ambición dramática, su pureza formal y su desbordante talento visual viene a reiterarnos las desigualdades entre los países del tercer mundo y el resto del planeta y su aplastante final de vencedores y vencidos así lo corroborará.

Los escenarios presentados, recogen cuatro historias, de cuatro familias de diversas nacionalidades, pero al fin y al cabo, con un denominador común, son historias de padres, madres e hijos. Con un casting sobresaliente, capaz de mezclar al mismísimo Brad Pitt o Cate Blanchett con actores no profesionales marroquíes, o de otorgar un protagonismo crucial a actrices como Adriana Barraza (que ya era madre de Gael García Bernal en “Amores Perros”) o a la joven japonesa Rindo Kikuchi, con maravillosos papeles con los que lucirse y demostrar su valía. Ellas sin duda, son lo mejor de un variopinto y excelente reparto, que apoya la idea de universalidad planteada por Iñarritu en su cinta.

Sin duda, estamos ante una cinta de gran talento a la que únicamente se le puede reprochar la frágil conexión entre el fatal hecho que marca el inicio de la película y las consecuencias que acarrea en la historia japonesa (así como también el poco desarrollado pasado de la chica sordomuda), consecuencias que están por debajo, en fuerza y contundencia, a las de las tres restantes.

“Babel” es la tercera película de un director que es uno de los mejores narradores cinematográficos actuales, y que además está dotado de un gran poderío visual, como demuestra a lo largo de todo el metraje y especialmente en el bellísimo plano final que cierra la cinta. Un director que ha puesto un excelente broche final a su denominada "trilogía del dolor", para dedicarse, quien sabe, a otros derroteros de un carácter más optimista, una vez habiendo explorado todos los caminos del sufrimiento. De lo que no hay duda es que, pesimista u optimista, con Alejandro González Iñarritu hay director para rato.

Read more