26 de enero de 2008

A esta edición número 80 de los premios Oscar le crecen las adversidades. Adversidades en forma de acontecimientos que, de un modo u otro, han desviando el interés general de las propias candidaturas, en un año donde Hollywood ha tenido que resignarse ante la escasez de títulos de esos que son llamados de "oscar", para aceptar, de una vez por todas, a esas otras películas que van de la mano de bajos presupuestos y casi siempre, valientes historias, lejos de lo ampulosidad, glamour y conservadurismo a los que nos tenía acostumbrados la Academia.

La inesperada muerte de Heath Ledger (actor al alza y recientemente nominado) el mismo día en que se hacían públicas las candidaturas, restaban protagonismo a unos Oscar que ya se sentían desplazados a un segundo plano por la situación de la huelga de guionistas y su apoyo por parte del gremio de los actores y que, a día de hoy, aún hacen tambalear la celebración de la gala.

Un año donde, a buen seguro, la Academia hubiese deseado la existencia de una o dos películas potentes de grandes estudios, que acaparasen todas las nominaciones y por consiguiente, la atención mediática, con la que contrarrestar a guionistas y demás sucesos.

Pero esta vez no existe un "Titanic" sino un "Pozos de Ambición", no esta Spielberg, sino los Coen, no hay primeras filas como Scorsese, Eastwood sino que están Jason Reitman y Tony Gilroy. Y este hecho, que puede restar el interés de aquel espectador que identifique Oscar con grandeza peliculera, no hace sino, globalizar estos premios y dar una pizca de ilusión a aquel cinéfilo desencantado con ellos, el cual seguramente renegó del tío Oscar y juro no volver a creer en él, cuando "Una mente maravillosa" (por citar tan solo un ejemplo) ganó su premio Oscar, por encima de otras cintas con mayor carácter.

Los Oscar se han dado de bruces con la realidad, y tendrá que lidiar con ella. Es la hora del cine independiente, que por fin tendrá la consideración que se merece, dejando atrás los ninguneos que ha recibido por parte de la Academia, solo por su condición minoritaria. Es la hora de comprender el verdadero valor de los guionistas como parte vital, no solo de las películas, sino del mundo del espectáculo en general. Es la gran oportunidad para que la Academia madure y demuestre que sabe adecuarse a los nuevos tiempos. Es el momento de dejar de ser academicistas y conservadores. Estos son algunos de los apuntes de sus nominaciones;

- Las máximas favoritas; "Pozos de Ambición" y "No es país para viejos" en la que también será una lucha por dirimir quien es el más importante director independiente americano, si Paul Thomas Anderson ("Magnolia", "Punch Drunk Love") o los Coen ("Muerte entre las Flores", "Fargo"). Cada cual que elija al suyo, son todos igual de buenos.

-"Expiación" es la alternativa menos "independiente" del año, aunque la ausencia de sus protagonistas principales y de su director, le resta posibilidades.

-1 nominación más, y la deliciosa "Ratatouille" hubiese igualado las candidaturas que en 1992 consiguió "La bella y la bestia", la película animada más nominada de la historia de los Oscars. Con sus 5 candidaturas, iguala a "Aladdin" y supera a otras como "Monstruos S.A.", "El Rey Leon" o "Toy Story", que se quedaron con 4.
- Javier Bardem tiene todas las papeletas para el premio. Su gran rival, Hal Holbrook es uno de esos secundarios que recuerdan al Hollywood clásico y que podría ver recompensada su carrera con un Oscar. Pero eso, ya ocurrió el año pasado, en esta misma categoría y con Alan Arkin ("Pequeña Miss Sunshine") como ganador, así que las probabilidades de que esto vuelva a ocurrir, son menores. No descartemos a Cassey Affleck, toda una sorpresa que nos dejó el 2007.

- A mí, como a otros muchos, "Michael Clayton" me parece una película correcta, sin más. Sin embargo, no nos molesta que esté ahí, más bien, nos alegra. ¿Será por la gran interpretación de George Clooney?, ¿ por ese bello plano de los caballos, que más tarde se revela como gran climax de la película?, ¿será por que Tom Wilkinson nos parece entrañable? Algo tiene "Michael Clayton" para estar ahí.

-Cate Blanchett es la nueva Katherine Hepburn o Mery Streep. Este año, dos nominaciones para ella solita.

- Los grandes olvidos de este año; Tim Burton, David Cronenberg, "La guerra de Charlie Wilson", Sean Penn, "Zodiac", el guión de "En el valle de Elah", Alexandre Desplat (por cualquiera de las grandes bandas sonoras que ha hecho este año), Sidney Lumet o "4 meses, 3 semanas y 2 días" y "Persepolis" en la categoría extranjera, y en menor medida, Ridley Scott, Keira Knightley y James McAvoy, Joe Wright o Denzel Washington.

- Por contra, nos parece fenomenal que figuren; Tommy Lee Jones, Tom Wilkinson, Viggo Mortensen, Marco Beltrami, Saoirse Ronan, Marion Cotillard,Alberto Iglesias, James Newton Howard, "Juno", Brad Bird, Sarah Polley y el "Fallin´Slowly" de "Once".

- La edición se presenta más abierta que nunca, y sin claros favoritos. Atípica. Ni siquiera se conoce el modo en que se hará la ceremonia. El 24 de Febrero, la entrega de premios. Aquí, todos los nominados.
Tagged
Different Themes
Written by Roberto García

Escrito con mucho esmero e ilusión desde Albacete. Comenta si te apetece y si no, escucha nuestro programa de radio, que también tiene su aquel.

2 comentarios

  1. Este año, como sucedio el año anterior, todo esta abierto, no hay , como comentas, ningun claro favorito en ninguna favorita asi que ya veremos quien se lleva el gato al agua.

    Me encanta que las dos cintas que mas nominaciones tengan sean de caracter independiente, y lo de peliculas como Zodiac o Promesas del Este era de intuir, asi como lo de En el Valle de Elah (a los americanos no les mola que les enseñen lo jodios que estan, ya me extraño que ganase Crash)

    Un saludo!!!

  2. Hacía mucho que no se vivían unos Oscars tan enrarecidos, es verdad. Saludos.