7 de enero de 2008

Esta tercera versión de la fabulosa novela de Richard Matheson, “Soy Leyenda”, tenía una misión complicada, dejar satisfechos a los fans de un libro que es el padre de todo el cine y la literatura de género zombie posterior. Partiendo del hecho de que “Soy Leyenda” era una historia de soledad, incomunicación y diferenciación del ser conforme a la especie, en la que un único protagonista, hastiado, desesperanzado, alcoholizado y atormentado, llevaba todo el peso de la historia, se podía presuponer que un blockbuster de Warner, creado para reventar las taquillas navideñas y con Will Smith de protagonista , no fuese a cumplir con ese carácter austero de la novela, en favor, de un gancho más comercial, espectacular o llamativo.

Sin embargo, “Soy Leyenda” de Francis Lawrence (“Constantine”), empieza sorprendiendo a propios y a extraños, presentándonos a un Robert Neville (Smith), cercano a ese personaje abandonado y apático de la novela, y también, con esa pizca de heroicismo que ya mostrase Charlton Heston en la versión de los 70, “El último hombre…vivo” (“The Omega Man”).

Precisamente, “Soy Leyenda”, toma gran parte de las ideas de esa setentera versión como bien expresan sus créditos finales, que citan al guión de John William Corrington y Joyce Hooper Corrington para el “El último hombre…vivo” como referencia a la hora de crear esta tercera adaptación (y a la que mejoran en casi todos sus puntos). De ahí que, de esa hábil mezcla de la soledad del libro de Matheson y las peculiaridades aportadas de “El último hombre…vivo” (el manejo del coche por la ciudad vacía, los maniquíes, etc), “Soy Leyenda” comience siendo un producto mucho más que digno, capaz de sumergirnos con acierto en ese Nueva York apocalíptico y distópico, de transmitirnos el abatimiento de Robert Neville, de crear un par de momentos de suspense bien elaborados (el edificio oscuro y la trampa) y de conseguir puro entretenimiento con tan solo un personaje y su perro, en un recurso de guión que puede recordar a lo que ya se hizo con Tom Hanks y Wilson, su balón de voleibol, en “Naufrago”.

Francis Lawrence, maneja con oficio y buen pulso esta primera mitad de “Soy Leyenda”, logrando convencernos de que un blockbuster no tiene porque destruir los cimientos de una buena novela de género y de que es mejor director, de lo que demostró con la horrorosa “Constantine”. Tan solo un par de peros, a esta primera mitad de “Soy Leyenda”; sus flashbacks, no aportan demasiado, tan solo rellenan metraje y subrayan la figura militar y heroica de Neville, por lo tanto son completamente prescindibles, y el aspecto informatizado de sus criaturas, de gran importancia en una adaptación como esta, que dejan mucho que desear, restando realismo y terror a su presencia (hubiesen sido más idóneos e incómodos los vampiros de la reciente “30 días de oscuridad”).

Desafortunadamente, “Soy Leyenda” caerá en una espiral autodestructiva, en el momento en que sus guionistas, Akiva Goldsman y Mark Protosevich, comienzan a ingeniar y a hacer de las suyas (ya demostraron su falta de tino en “El Código Da Vinci” o en “The Cell”, respectivamente) introduciendo secuencias innecesarias e incluso ridículas, como aquellas en que Will Smith, recita un dialogo de "Shrek" o explica una canción de Bob Marley. Eso, unido a la precipitación de unos hechos que traicionan a todo lo narrado anteriormente, que tiran por tierra todos los planteamientos científicos previamente narrados y que introducen componentes religiosos y místicos, hacen que la parte final de “Soy Leyenda” sea tan desacertada como acertada era su primera parte.

Por ello, “Soy Leyenda” no logra ser la mejor adaptación cinematográfica de la novela de Matheson (la cual todavía no existe), aunque anduvo cerca de serlo, pero si es un blockbuster superior a la media, altamente entretenido y que nos recuerda lo grande y perfecta que es la novela de Richard Matheson, uno de los mejores escritores y guionistas de terror y ciencia-ficción que existen.
Tagged
Different Themes
Written by Roberto García

Escrito con mucho esmero e ilusión desde Albacete. Comenta si te apetece y si no, escucha nuestro programa de radio, que también tiene su aquel.

5 comentarios

  1. Libertino says:

    200 millones y sumando... está muy mala la cosa

  2. Roberfumi says:

    Para mi pierde todo su fuelle a raíz de la muerte de la perra (era perra, verdad?). Todo lo que le sigue me parece un continuo disparate. Una lástima, pues hasta ahí pintaba muy bien, con una perfecta recreación de la solitaria ciudad y con escenas magnificas, como en la que Neville entra en el edifico a buscar a su perra. Como casi siempre ocurre, las cosas que dan más miedo son las que apenas se ven.

    Saludos!!

  3. Es verdad que no es del todo la adaptación de la obra y tiene mucho de las versiones anteriores en el cine de esta historia. Saludos...

  4. Max Renn says:

    Muy de acueerdo con la crítica. Tanto, que la suscribo totalmente.

    Poco más que añadir: sólo decir que es una lástima que la película se estropee con tonterías varias tras una primera hora que, a pesar de no ser perfecta, se sitúa por encima de lo que suele ofrecer el blockbuster de turno.

    Desgraciadamente, no es suficiente.

  5. Kike says:

    Soy Leyenda es una PUTÍSIMA MIERDA basada en un libro excelente. En definitiva, un filme doloroso en todos los aspectos.