12 de febrero de 2008

La reiteración de ese “Grabalo todo, Pablo”, frase pronunciada hasta la saciedad por Manuela Velasco en “REC”, era una herramienta clave para que el espectador pudiese creer como reales los hechos ocurridos en ese edificio del terror, imaginado por Jaume Balagueró y Paco Plaza.

Los directores catalanes, conscientes de que, en una situación tan extrema, raro es el caso en que la supervivencia no prima por encima de todo, hicieron de sus protagonistas, unos trabajadores de aquella labor en la que no darle al STOP tiene su recompensa, de modo que la pesadilla planteada por “REC” se pudiese sustentar en una base vital y creible para poder elaborar así una atmósfera de horror cotidiano, que por su cercanía a la realidad, pudiese ser entendida como un documental más (de pánico, eso si), por los espectadores asistentes a su proyección. Jamás colaría que alguien que no fuese un reportero televisivo o un paparazzi, no abandonase la grabación para salvar su pellejo.

En “Cloverfield” (surgida de la mente del gurú televisivo, JJ Abrams), ese elemento esencial en una cinta donde un personaje narra, cámara en mano y en primera persona, unos hechos tan sumamente peligrosos, está encarnado por un veinteañero, más bien bobalicón, que pasa de grabar una fiesta a no dejar de hacerlo, sin razón aparente (más bien caprichosa), durante la (casi) hora y media que dura la inhóspita visita de un gigantesco monstruo sobre la ciudad de Nueva York, aún cuando este, se sitúe justo encima de su persona.

Esta frágil excusa con la que Abrams y compañía montan una “peli con monstruo” de cámara en mano, es tan solo el paradigma de la simpleza de “Cloverfield”, la cual comienza con una fiesta (llamase botellón) donde unos pijos beben y tienen discusiones propias de quinceañeros, para acto seguido, pasar a la acción y aventura.

Aunque, “Cloverfield” sea una de esas historias con criatura de enormes dimensiones, asolando una ciudad, lo que realmente mueve la película, es la cruzada que emprende el joven protagonista de esa fiesta para salvar a su chica. Una historia de “amor” entre escombros, tan deficiente y necia como grande ha sido la promoción mundial de esta película.

Como eso de “no enseñar demasiado al monstruo y sí sugerirlo”, ya no tiene tanto mérito, muy pocas son las virtudes de “Monstruoso”, la cual, está más próxima por argumento a una tv-movie catastrofista de bajo presupuesto, que a cualquier producción cinematográfica del género.

Bochornosos momentos, como aquel en el que Rob, el protagonista heroico de la película, confiesa su amor por su chica, a un militar de los EEUU, en medio del caos, el torpe cortejo del chico de la cámara a una chica que permanece en la trama, unicamente para rellenar, o la introducción de unos bichejos , que gratuitamente, crearán un par de secuencias de terror, ponen a esta película “a la altura del betún” y hacen de ella, un bluff, que demuestra que una buena campaña de promoción lo es todo, para que una cinta funcione en taquilla y tenga beneficios, porque una vez que el público ha picado ya no hay marcha atrás.

“Cloverfield” es una prescindible cinta catastrofista donde solo se salva la selección musical de de esa fiesta que ocupa los larguísimos 15 minutos iniciales de película, y en la que figuran temazos de bandas como “Spoon”, “Kings of Leon”, “Of Montreal” o “Scissor Sisters”. El disco se puede encontrar por la red bajo el nombre de "Rob´s Party Mix". No dejéis de escucharlo. Es lo único destacable de esta monstruosa oferta.
Tagged
Different Themes
Written by Roberto García

Escrito con mucho esmero e ilusión desde Albacete. Comenta si te apetece y si no, escucha nuestro programa de radio, que también tiene su aquel.

11 comentarios

  1. Avatar says:

    Pues a mí me entretuvo mogollón, que es a lo que iba al cine, lejos de buscar la profundidad del significado de la vida. Es como quioen se come una gominola... no pretende que le deje con el mismo sabor que una paella (bueno, a algunos sí).

    Un saludo.

  2. Roberfumi says:

    La verdad es que ya me temía que fuera un bluffff.

    Por cierto Rob, el enlace que me pusiste en los comentarios de mi blog no salía entero, pero si era la impactante portada de la revista W en la que salen Scarlett y Natalie, ya es mi fondo de pantalla jejeje. Natalie sale increíble (¡que mirada!), en esta imagen se come a Scarlett con patatas, por que la verdad no la han sacado muy favorecida.

    Tenía pensado ponerla en el blog cuando acabe otro post que tengo pendiente de acabar, por que quiero que quede muy bonito y estoy liao con examenes hasta el viernes.

    Ya de paso decirte que tus especiales sobre los oscars están siendo geniales!!!

    Bueno, te dejo y me pongo a estudiar, que falta me hace jejeje

    Chao Rob!!!

  3. Roberfumi says:

    Oh, espera, creo que te referías a la entrevista que les hicieron.

    Acabo de ver las fotos y el vídeo y me he quedado sin palabras. Sólo me da la cabeza para llegar a la conclusión de que Natalie es perfecta.

    Rob, te dejo, estaré gritando a los cuatro vientos que de mayor quiero ser como Eric Bana, un tipo con suerte.

  4. Marnie says:

    Hombre, está claro que la película es irrelevante a efectos de guión, que no se sostiene por ningún sitio, pero yo me la tomé como el pasatiempo que creo que es y la verdad es que me lo pasé de coña con muchas escenas. Claro que a mí las pelis con monstruo me tiran mucho.

    Por cierto, lo mejor con diferencia, musicalmente hablando, ¡está en los títulos de crédito finales! Eso sí es un sorpresón que supera a la película entera.

  5. Eso me parece a mi, sí. La excusa es, desde luego, para partirse de risa...

  6. Ni hablar. No se puede estar más en desacuerdo. Peliculón, el primer "reality" que registra tiempo explícito y tiempo implícito y fusiona presente y pasado. Viendo esta película es cuando mejor se nota que rec es una chorrada.

  7. Libertino says:

    Tiene sus virtudes y sus defectos. Puedes desconectar un rato. A mi me parece pasable y luego de verla me dio por investigar y la verdad es que mola lo que se han currado

  8. Angel says:

    Off-topic: me acabo de enterar de que ha muerto Roy Scheider. Fue el dia 10, y me parece increible que no se haya comentado nada por ahí, tan siquiera en los programas de cine. (Al menos yo no he oído nada)

  9. Kike says:

    Batante bluff, sí, estoy de acuerdo.

  10. Pues yo no estoy de acuerdo para nada, es más, me parece una película magistral avanzada a su época, y es básicamente por un motivo, entiendo aquellos que critican el hecho que los personajes sean meras comparsas de una acción que se desarrolla de manera inverosimil, pero es que el film es una reflexión sobre lo absurdo de los nuevos medios, multimedia y de comunicación, mostrándonos a personajes absurdos superados por la propia obsesión de los tiempos que corren por grabarlo todo. La reflexión proviene del medio, no del contenido, de ahí la confusión de mucha gente que no ha sabido ver su mensaje.
    Saludos

  11. Anónimo says:

    Me parece que este es el tipico comentario que se reduce a decir si la pelicula le gusto o no al critico y donde -el mismo crítico- trata de demostrar que el es el más inteligente de todos. Por lo demás me parece que tiene una manera formal interesante, quizas coincide con otra pelicula, The Host, que tiene como motivación salvar a alguien y ello lleva a enfrentar / estar cerca de la bestia, monstruo o como se quiera llamar.