3 de agosto de 2008

Aún contando con evidentes defectos arguméntales, se agradece la ligereza de “Hancock” y su sana intención (aunque sea mínima) de alejarse del esquema arquetípico del blockbuster yankee veraniego.

Yo, al menos, aplaudo la no existencia de un malo malísimo con el que Hancock tenga que batirse en el, cada vez más recurrente, duelo final de 15 o más minutos donde el vencedor está bien claro, y celebro que la cinta tenga valentía para dar un par de giros que lleven cierta sorpresa a la sala y pongan la nota distintiva con respecto a “El Increíble Hulk” o “Spiderman 3” por citar tan solo un par de ejemplos, a pesar de que sean, precisamente, dichos giros, (o mejor dicho, el escaso desarrollo de ellos) los que acaben averiando el resultado final de la película.

Es probable que los méritos de "Hancock" (principalmente su ánimo de alejarse de formulas prestablecidas y ultrautilizadas) vengan dados por los deméritos del blockbuster actual, pero aún así conviene destacarlos.

Su primera media hora opta por la comedia, la parodia y el lucimiento absoluto de Will Smith, el cual saca su vena más canalla desde los tiempos de Bel-Air y demuestra el gran poder que tiene sobre los proyectos en los que participa. En ese tramo, "Hancock" funciona a la perfección, siendo una ágil cinta de acción con gran dominio de lo politicamente incorrecto, con Will en estado de gracia componiendo un atípico héroe capaz de ganar el cárisma del que carece en la película entre los espectadores de la sala. Jason Bateman y Charlize Theron le secundan admitiendo de antemano que el proyecto es "puro Will Smith", pero cumplen con su cometido y ofrecen un sólido contrapunto a este desastroso héroe.

Pero la película prefiere seguir por otros derroteros y cambia inesperadamente la comedia por el drama, incluso por el romance y la tragedia, sin olvidar, eso si, que es una película veraniega destinada al gran público y debe ofrecer escenas de acción y espectacularidad.

Quizá apriete poco porque abarca mucho. Es difícil unir con firmeza todas las ideas que plantea en una escasa hora y media, y además querer desarrollar sus personajes con todas las alusiones pasadas y presentes que sugiere. Por ello, "Hancock" desprende en su tramo final precipitación y muchos borrones. Se olvida de profundizar en lo que ella misma ha ingeniado y prefiere acabar cuanto antes la función, jugando en contra de sus propias bazas.

A pesar de este desinterés a la hora de cargar con el devenir de su argumento, “Hancock” entretiene, carece de pretensiones ambiciosas y es algo más que digna solo por su sana intención de ser una liviana y divertida producción estival. No pasará a la historia, no será una de las mejores cintas en la filmografía de Will Smith, pero cumple con creces su cometido de desenfadada película veraniega.
Tagged
Different Themes
Written by Roberto García

Escrito con mucho esmero e ilusión desde Albacete. Comenta si te apetece y si no, escucha nuestro programa de radio, que también tiene su aquel.

5 comentarios

  1. Libertino says:

    rob, sabes que te quiero, ¿vale?
    Ok:
    No hay un malo malísimo con el que pelear durante 15 minutos... eso según se mire, porque yo recuerdo una pelea hiperabsurda entre remolinos negros en la que después empieza a nevar (!)
    Eso de que están hechos por parejas y tal... vale, pero ¿quién cojones los ha hecho? ¿dónde?
    ¿Pa qué?
    La primera media hora podría ser Dos Policías Rebeldes 3, me ralla que la peña le provoque en la trena (no tiene sentido) porque, si te encuentras con un tío que se afeita con las uñas (único deta´llín que me hizo gracia) ¿vas a tocarle los cojones?
    Soy un fan total de Jason Bateman, pero es que aquí el pobrecillo me da pena, parece no saber donde meterse.
    Lo de las sorpresas... es relativo. La forma de mirar de ella deja claro que:
    a) Han se la cepilló en una noche de pedo
    b) Es una de esas...

    Muy muy pobre.

    Te he dicho que te quiero, ¿verdad?

  2. Pues me parece una mirada intimista al superhéroe (además de su humor bizarro).

    Aqui la criptonita es el amor y el malo es ... ¡la sociedad!

    Saludos.

  3. Álvaro says:

    A mí no me ha gustado demasiado la verdad,aunque está bien de efectos y Will es genial,que carisma tiene el tio

  4. Roberfumi says:

    A mi esta película me da mogollón e pereza...tal vez la vea, pero en DVD como mucho, por el cine no me caigo, que están muy cerca Batman y Vicky Cristina Barcelona.

    Un saludo!!

  5. robgordon says:

    Liber; Efectivamente, está esa pelea, pero yo hablo de esa típica y cada vez más gratuita concepción de un villano y de sus megasuperpoderes que en realidad, si existe, es solo para que el heroe pueda enfrentarse contra él en la traca final de la peli. Vease Tim Roth en "El increible Hulk", o por no salirnos de este verano, Jeff Bridges en "Iron Man".Eso a mi me jode, y aquí no encontré algo así.
    A Jason Bateman se le podía haber sacado más partido. Se limita a cumplir en la poca cancha que tiene.
    Cierto es lo de la mirada de Theron al principio de la peli, que puede avisar por donde van a ir los tiros, y por último, si la peña provoca es porque está hasta los mismisimos de Hancock.

    Pero claro, todas estas licencias las concedes o no según si la peli te cae bien o todo lo contrario, y entiendo tu postura, porqu ¿sabes? yo también te quiero, tio.

    imagenesypalabras: "Aqui la criptonita es el amor y el malo es ... ¡la sociedad!".

    Esto me ha gustado mucho.

    Alvaro: Lo del carisma de Will es innegable.Además se nota que tiene un mayor control sobre las pelis en que participa. En las dos últimas (sin venir mucho a cuento), ha colado temitas reggae.

    Roberfumi: La estrenan el 19 de Septiembre, no?. Larga va a ser la espera.

    Saludos para todos y perdón por no haber respondido antes. He estado una semana de vacaciones lejos de mi hogar, descansando y recargando pilas.