15 de octubre de 2008

“Ringu” inició todo. Por entonces el VHS todavía se usaba e incluso estas hoy olvidadas cintas gozaban de protagonismo en pantalla. Los fantasmas atormentados con pelo lacio tapando sus ojos empezaban a ponerse de moda y eran los mismos japoneses los que explotaban su propia formula, basada en leyendas antiguas y creencias orientales espirituales.

Hideo Nakata era el responsable en 1998 de “Ringu”, todo un fenómeno de masas en el país nipón, y no hacía falta esperar ni un año para que se estrenase su secuela, “Rasen”, dirigida esta vez por un avispado, Joji Iida. Nakata no podía dejar escapar el filón, y en 1999, rodó otra secuela, “Ringu 2” y puestos a rizar el rizo, ya con el nuevo siglo llegaba “Ringu 0”, la precuela.

Algo grande estaba pasando en oriente cuando el público llenaba una y otra vez las salas para adentrarse en atmósferas sucias y asustarse con espíritus de ojos rasgados. Le llamaban “J-Horror”. Y, como no, a Hollywood le sonó la alarma.

Gore Verbinski, (el que lo mismo te rueda “The Mexican”, que “Un ratoncito duro de roer”, que una saga multimillonaria como “Piratas del Caribe”), realizaba el primero de todos los remakes, “The Ring”, con Naomi Watts de protagonista y titulada aquí “La Señal”, y como la película le quedaba resultona, se declaró abierta la veda.

El nombre de Samara se convertía en nombre maldito, los adolescentes se pirraban por los sustos con los que reírse nerviosamente y comentar a la salida del cine, y los productores se frotaban las manos al ver la facilidad con la que la película superaba la barrera de los 100 millones de dólares y era estupendamente recibida en el resto del mundo. Mientras, el cinéfilo se hartaba de afirmar que “la original es mejor”, en su enésimo intento por defender el siempre olvidado cine asiático.

Y Japón a lo suyo. En 2002, el mundo contemplaba “The Ring” versión USA y Nakata volvía a dar en el clavo. “Dark Water” ("Honogurai Mizuno Sokokara") repetía esquemas y demostraba una economía de medios admirable. Ruidos sospechosos, edificios lúgubres, humedad y más espíritus con cosas que decir. Una cinta austera, que con muy poquito lograba secuencias de incontenible horror. Su remake mantuvo esa atmósfera apagada y descuidada, gracias al buen hacer de Walter Salles (“Diarios de Motocicleta”), al que sorprendía ver al frente de una adaptación para la gran industria como esta. Eso si, el rostro de Jennifer Connelly eclipsaba cualquier atisbo de fealdad, pero lo que no lograba era otorgar personalidad propia al proyecto.

The Eye” (Jian Hui) de los hermanos Danny y Oxide Pang, también de 2002 (y con posterior secuela), tenía un corte más clásico y un argumento con nuevas dosis de originalidad. Un trasplante de cornea en una chica ciega, que cuando recobra la vista, tiene la mala pata de ver fantasmas. Otro exitazo asiático que, sin embargo, tuvo un remake más tardío, en 2008, justo cuando la formula empieza a considerarse gastada y tiende a dirigirse a un público exclusivamente juvenil. Jessica Alba era aquí la invidente, pero el tema había perdido gracia.

Y es que desde 1998 no hubo temporada sin peli de terror japonesa o remake correspondiente que se preciase. En casos como “La Maldición” ("Ju-on: The Grudge") de Takeshi Shimizu, con niños gatunos de extraños ruidos vocales, el estreno internacional fue tan potente como el de una película media americana, con mayor número de copias en sala de lo habitual para una película oriental. Se puede afirmar que la repercusión de los patrones exportados por el horror japonés favorecieron a las filmografías orientales, más allá de festivales de género o de círculos de cine minoritario y la abrieron a un público más extenso, lo que era una buena noticia. Pero como todo fenómeno, la explotación de la formula debido en gran parte a la intromisión americana, acabó jugando en su contra.

El misterio ya no es tal. El boom de este terror psicológico cinematográfico ha pasado y la abundancia de cintas con mismas premisas han ido mermando y desvirtuando el subgénero. Tanto “Shutter”, como “Pulse”, como “Llamada Perdida” como “La Señal 2” (dirigida en los EEUU, por el propio Hideo Nakata), o “El grito” se dirigen a una misma franja de edad, predominantemente juvenil y son productos construidos bajo un mismo molde para consumo rápido. Así lo demuestran sus repartos, donde nuevas reinas del grito o iconos juveniles del tipo Sarah Michelle Gellar o Kirsten Bell, ejercen como protagonistas-reclamo o sus argumentos, que introducen nuevas tecnologías (moviles, cámaras digitales, webcams, etc) como elementos decisivos en el desarrollo de las tramas.

Ahora Alexandre Aja ha sufrido en sus propias carnes el desgaste del terror japonés y sus correspondientes remakes. El director francés pone empeño en "Reflejos" pero lo ha hecho en un subgénero que acusa, justo en este preciso momento, fuertes síntomas de fatiga.

Con “Reflejos" (Mirrors), el remake de Aja de la coreana “Into the mirror”, no acabará la megaexplotación de este “J-Horror” y sus rutinarias copias, a pesar de que estas han comenzando a sufrir el rechazo popular. El próximo estreno de “The Uninvited” nueva versión de “Dos Hermanas” (“A tale of two sisters”) de Kim Jee-woon, seguirá completando la amplia nómina de películas que ya nos sabemos de memoria. No creemos que pueda ser la última.
Tagged
Different Themes
Written by Roberto García

Escrito con mucho esmero e ilusión desde Albacete. Comenta si te apetece y si no, escucha nuestro programa de radio, que también tiene su aquel.

10 comentarios

  1. Roberfumi says:

    A mí the ring me gustó, le quedo, como bien dices, resultona. Era la novedad.

    Luego vi The Eye (la original) y no fui capaz de acabar de verla, me pareció infumable, y dije, una y no más....así que corro como la pólvora de este tipo de películas de ¡ay que tuto!......jejeje


    Saludos Rob...voy a descargarme el programa y a oírlo mientras trato de estudiar jeje

  2. robgordon says:

    "The Ring" (el remake) tenía oficio y era la novedad..."The Eye", (la original) guardaba interés, pero tanto remake empezó a desvirtuar todo este subgénero, que hoy por hoy está gastadisimo.

    Espero que te guste el programa y que te haga más llevaderos los ratos de estudio. Mañana colgaré el próximo programa.

    Saludos tocayo! ;)

  3. altafidelity says:

    lo mismo digo... aunk yo ni the ring me gustó.... y ya la maldición...


    AH! a mi no me sale el programa!!

    =( y ahora k hago yo mientras estudio¿¿??

  4. robgordon says:

    Prueba a descargarlo desde aquí:

    http://www.novaonda.net/fonoteca.htm

    Busca "El Septimo Cielo" de entre todos los programas y lo descargas en apenas 10 minutos!

    Saludos!

  5. Mary Poppins says:

    Uf, a mi desde The Ring, me ha dado una pereza ver cualquiera de las otras!!

  6. altafidelity says:

    ei!!

    muxas gracias!!!!!

    =) la proxima semana en directo ;)

  7. Buen blog, pásate por el mío seguro que te gustará.

    Saludos desde:

    http://cinemaworldycomics.blogspot.com/

  8. Mlo says:

    muy buena la Gio con el pelazo por la cara...

    enhorabuena por el blog!

    yo compito como blog personal aunque hablo tambien de cine y series...
    si te mola vótame en 20 minutos! o en el tiempo que te haga falta!!!

    Yonomeaburro.blogspot.com
    ;)

  9. Colega, si estas de acuerdo podemos hacer intercambio de links para promocionar ambos blogs. Te felicito por las criticas. Saludos, El Samurai www.criticandocine.com.ar

  10. Ariel H. says:

    En realidad, oriente tiene un pasado de horror y cosas bizarras que han pasado desapercibidas en eccidente. Un buen ejemplo es "el horror de los hombres deformes", de Teruo Ishii, una pelicula que para ese momento era muuuuuyyyy fuerte (estubo prohibidisima) y que demuestra que el pelito en la cara es solo una moda pasajera.
    La podes descargar (con subtitulos en español) de http://www.cafeycigarrillos.com.ar/2008/12/horrors_of_malformed_men/

    Saludos