28 de marzo de 2008
COMO GUARDAR LAS APARIENCIAS

Dexter Morgan no es alguien normal, esconde la perversión en lo más profundo de su persona, disfruta con sus vicios ocultos ¿acaso eso lo diferencia del resto del planeta?, en absoluto.
Lo que hace de Dexter un ser atípico, es su ímpetu por guardar las apariencias, actividad que desarrolla con una excelsa precisión, gracias a las ferreas enseñanzas de su padre adoptivo, y policía de profesión, empeñado en maquillar la, potencialmente peligrosa, personalidad de Dex.

Porque al fin y al cabo todos escondemos secretos, y porque este personaje se nos muestra como el más encantador y dócil habido y por haber, el espectador de “Dexter”, serie forense y algo más creada por cadena americana Showtime, empatiza con su protagonista (aún tratándose del más frió y calculador de los psicópatas) y comprende que en su esencia natural, en sus reflexiones en voz en off y en su comportamiento, radica el éxito de esta reivindicable y recomendabilísima serie, que viene a corroborar una vez más, y ya van unas cuantas, que la producción de serie norteamericanas ralla a un nivel altísimo.

Con cuidada continuidad argumental entre sus sucesivos capítulos y no buscando el efectismo fácil en los casos policiales y forenses que presenta (como pueda hacer la explotada “C.S.I”), “Dexter” es el retrato de un ser dotado de una irrefrenable ansía por la sangre, por el asesinato y por los instrumentos afilados, pero canalizados todos ellos en una tarea justiciera, que no es más que la válvula de escape del impulso homicida de Dexter Morgan.

Esta brillante descripción protagonista mueve todos y cada uno de los episodios de la serie. Dexter es el mejor personaje de las series televisivas desde el viperino doctor Gregory House, y con él disfrutamos de sus caras de bueno y de sus esmerados y minuciosos asesinatos, así como también de sus esfuerzos por caer bien, por ser un novio modélico, un buen hermano, un agradable compañero de trabajo y un ciudadano ejemplar.

Con muy pocas subtramas que se antojen convencionales y/o recurrentes dentro del formato televisivo, "Dexter" es una estupenda y original serie que nos ofrece durante sus 12 episodios iniciales un alto duelo de psicokillers que se admiran, el día a día de un departamento policial en Miami y unos recuerdos de infancia que marcan personalidades. "Dexter" atina en todo lo que cuenta y en como lo cuenta. Es soleada y fresca, luminosa pero también oscura y macabra. Utiliza con inteligencia la música (Rolfe Kent y Daniel Licht) y el montaje. Y Michael C. Hall (visto en "A dos metros bajo tierra") realiza una interpretación muy rica en matices y en gestos.

Por si fuera poco, la agudeza de sus guionistas no acaba en su primera temporada, mal endémico de aquellas series concebidas para una sola temporada y estiradas al máximo en posteriores temporadas (vease "Prison Break" o "Heroes"), sino que evoluciona en su segunda, presentandonos la parte fragil de aquel que juega con fuego y se puede quemar.

Dexter Morgan es el ciudadano perfecto, aunque mate y disfrute haciendolo. Y su morbosa vida queda de vicio en la pequeña pantalla, despertando nuestros más sombrios instintos. Un bicho raro con el que conectar. No se lo pierdan.

Ah, y deleitaos con sus geniales créditos iniciales. Todo un ejemplo de asesinatos cotidianos.

Read more
22 de marzo de 2008
A LO QUE LLEVA LA SEMANA SANTA...

Será por mi desganada visión en estos improductivos días de vacaciones, por el plomizo tiempo que nubla mis ideas o la dejadez imperante en esta Semana Santa, pero contemplando y contemplando me encuentro al Javier Bardem de "El Amor en tiempos del cólera" (lease Florentino Ariza) reencarnado en la viva imagen del hilarante y vivaz Groucho Marx, y me convenzo a mi mismo de tal parecido. Tanto, que hasta considero que merece una entrada en este blog, y una mención en el apartado de "Parecidos Razonables" de la barra lateral.

¿Es tal similitud una cosa mía? ¿Debería empezar a tomar mi medicación?.
Pido perdón de antemano por si semejante (y puede que aberrante) parecido fuese, unicamente, producto de mi ociosidad.
Read more
18 de marzo de 2008
ANTHONY MINGHELLA; OTRO QUE SE VA SIN DESPEDIRSE

Corren malos tiempos para Hollywood, que ve como algunos de sus valores importantes desaparecen súbita e inesperadamente. Después de Renfro o Ledger, ahora ha sido el director de origen inglés, Anthony Minghella, el que nos ha dejado, tras sufrir una hemorragia cerebral a la edad de 54 años.

Su carrera no fue extensa, aunque le dio tiempo a lograr que una de sus películas ganase la friolera de 9 Oscars. Fue "El Paciente Inglés", su segunda película. Era el año 1996 y este drama romántico, elegante y con aires clásicos, le ponía en boca de todos. Ganó el premio a Mejor Director, y entró en la nómina de realizadores a tener en cuenta.

Nunca alcanzaría el nivel de aquella premiada película, protagonizada por Ralph Fiennes, Juliette Binoche y Kristin Scott Thomas, aunque siempre intentó mantener esa linea calmada, sobria y refinada. Adaptó a Highsmith con "El talento de Mr.Ripley" y la jugada le salió fallida, a pesar de sus buenas intenciones y de ofrecer un trio protagonista prometedor y entonado formado por Jude Law, Matt Damon y Gwyneth Paltrow. Quizás esos 9 Oscars jugaron en contra de "El Talento de Mr. Ripley", a la cual se le exigió demasiado.

"Cold Mountain" no le devolvió el crédito, más bien todo lo contrario. Era una cinta ambiciosa, pero demasiado académica y recta. Carente de alma y altamente tediosa. En ella volvió a reunir un gran reparto, (Portman, Kidman, Law) y mucha intención, baldía, de ganar premios.

Yo desconecté de su cine trás aquella cinta de romances bélicos y su última película, "Breaking and Entering", pasó tan desapercibida para mi como para el resto del público, recibiendo además, tíbias críticas.

Cuentan que acababa de hacer una película en Bostwana, con guión de Richard Curtis, que iba a hacer uno de los capítulos de "New York, I Love you", la versión yankee de "Paris Je t´aime" y hace poco supimos que su hijo Max, que salía en "Syriana" y "Art School Confidential" era el nuevo fichaje de Amenabar para su peli de extraño título, "Agora", e incluso, aparecía en la presentación a los medios de esta cinta.

Nueva pérdida que no esperabamos. Demos un adiós al director de "El Paciente Inglés".


(Actualización "in situ") Y mientras escribo este post, escucho que acaba de fallecer Arthur C. Clarke, este con 90 años. Y lo primero que leo sobre él, es que sus tres últimos deseos fueron "que los extraterrestres contactaran con la Tierra, que el hombre dejara de depender del petróleo y la paz para Sri Lanka". Toma ya.

Clarke es el mítico escritor de "2001; una odisea del espacio" o "El centinela" y toda una referencia para el género de la ciencia ficción. Ahora, David Fincher preparaba una versión de "Cita con Rama" otra de sus grandes obras.
También adios para usted, señor Clarke.
Read more
17 de marzo de 2008
SONDRE LERCHE: UN NORUEGO EN HOLLYWOOD

Tiene pinta de poca cosa, de chavalín recién salido del instituto o de protagonista de una peli de Gus Vant Sant. También tiene talento por un tubo y la corta edad de 25 años. Sondre Lerche es su singular nombre y aunque quizá no os suene, os aseguro que es uno de los mayores talentos musicales que existen en el panorama musical actual.

Hollywood ha tenido buen ojo, y ha llamado a su puerta, sumando una nueva faceta a su corta pero intensa carrera, la de compositor de bandas sonoras.
Nacido en Noruega, Sondre, acústico y feliz, enérgico y agradecido, acumula un buen puñado de grandes canciones y mejores melodías en su corta carrera, haciéndote dudar de la gelidez de un país como el suyo. Una carrera donde pop, folk, jazz y swing se mezclan con una elegancia impropia de su edad y que está tardando en ser reivindicada como se merece.

Da gusto escucharlo, te cambia el ánimo y te contagia optimismo. Con 19 años ya publicaba su primer disco, donde daba la sensación de que podía hacer lo que quisiera o lo que le dejasen. Y así lo ha venido haciendo, cuando lo mismo se montaba un grupo con el nombre de su primer album; "Faces Down Quartet" y se marcaba un disco a lo crooner, "Dupper Sessions", absolutamente envidiable, que elaboraba uno de los mejores discos pop-rock del pasado año, "Phantom Punch", repleto de pegadizas canciones.

Sondre se viste de etiqueta y se engomina pudiendo parecer el cantante más dulce del planeta. Si le das unos minutos, se quitará el traje, se quedará con su inseparable camiseta blanca de tirantes y te ofrecerá el rock más contagioso y desmelenado que puedas esperar, echando toda la gomina usada a perder.

En "Dan in the real life", titulada en España, "Como la vida misma", le dan vía libre para componer la música y canciones de esta enésima comedia indie americana, con Steve Carrell de gran protagonista, y hasta incluso le brindan un pequeño papel, en el que se interpreta a si mismo, guitarra en ristre. Y Sondre no lo desaprovecha, sin perder el desenfado y el entusiasmo de todas sus creaciones anteriores, y mostrando su música, tal y como es, a todo el planeta a través de una pantalla grande.

Las guitarras, el pop y el indie, viven un buen momento en el cine americano. En pocos meses nos hemos acostumbrado a ver a Eddie Vedder de Pearl Jam, como compositor de la última peli de Sean Penn, a Jonny Greenwood de Radiohead experimentando con las imagenes de Paul Thomas Anderson en "Pozos de Ambición", a Glenn Hansard y Marketa Irglova recogiendo un Oscar por su música en la irlandesa "Once", a Kimya Dawson (de The Moldy Peaches), vendiendo millones de copias por la banda sonora de "Juno" y al papá de Rufus, Loudon Wainwright III, ofreciendo su música a "Lio Embarazoso". Precisamente su hijo, ya fue reclamado por la industria, participando en "Moulin Rouge", "El Aviador", "Brockeback Mountain" o "Conociendo a los Robinsons" ya fuese con su presencia física o musical. Sondre anda bien cerca de Rufus, pisándole los talones y ahora, gracias a "Como la vida misma", empezará a llamar a la atención que su talento pedía a gritos.

Tiene un futuro enorme. Ya lo comparan a Elvis Costello. Comprobadlo vosotros mismos aquí, aquí o aquí...y alegraos el día!

Read more
12 de marzo de 2008
4 MESES, 3 SEMANAS Y 2 DIAS; RUMANIA EXISTE

Hay que preparar el estomago y echarle una pizca de valor para enfrentarse a la proyección de “4 meses, 3 semanas y 2 días”, película que ha hecho que reparemos en Rumania como país cinematográfico, algo de lo que esta tierra carecía.

Porque, “4 meses, 3 semanas y 2 días” es la película más importante en la historia de este país, y casi la única que ha logrado una cierta notoriedad fuera de sus fronteras.
Ganadora de la Palma de Oro en el festival de Cannes, vencedora en los premios del cine europeo y nominada a los Globos de Oro, esta es una dura, incomoda y austera película, que afecta directamente al estado del espectador, removiéndolo en su butaca con sus grandes dosis de realidad y también, de valentía.

Con ausencia de medios técnicos y pulcritud a la hora de mostrar momentos de dolorosa intimidad, "4 meses, 3 semanas y 2 días” es una película para el público iniciado en el cine europeo, preparado para aguantar largos planos fijos, escasez de diálogos y una narración a la que no le tiembla el pulso a la hora de contar unos hechos más que escabrosos.

Enmarcada en los 80, en la Rumania de la racionalización”de Ceauşescu, “4 meses, 3 semanas y 2 días” es una cinta sobre el aborto en tiempos de represión y persecución. Dos jóvenes, Gabita y Otilia, acuerdan un encuentro clandestino con un abortista para realizar esta práctica. Una historia escasa, pero de la que su director, Cristian Mungiu, saca el máximo provecho, introduciendo una atmósfera de temor y peligro, que está muy presente a lo largo de todo el metraje (terroríficos son los escenarios donde se producen los hechos) y que es clave en el resultado final de esta aventura que marcará la relación y las vidas de sus dos jóvenes protagonistas.

Para ellas, nada será igual tras este encuentro, desagradable y sucio. Toda una pesadilla, donde Mungiu plantea sin condicionar al espectador (gracias a su alto nivel de realidad) el sentido del aborto, o mejor dicho, de su práctica en un sistema sin libertad, opresivo y mísero, donde la falta de salubridad y la actitud vejatoria de sus personajes (y me refiero a la persona que realizará el aborto) convertirán a esta película en una dura y embarazosa experiencia, ya no solo para sus dos jóvenes protagonistas.

Sin apoyo de música o del tratamiento fotográfico, pero con el efecto demoledor de sus secuencias, “4 meses, 3 semanas y 2 días” es una obra no recomendable para todos los públicos, pero si para aquellos degustadores de cine del viejo continente, que encontrarán en ella, la cinta con mayor aplomo y severidad ofrecida por este cine en los últimos tiempos.

Cabe destacar la buena y contenida interpretación de Anamaria Marinca, como Otilia, que realiza un gran trabajo, que se puede resumir a la perfección en ese momento de la cena en casa de los padres de su novio, donde el director Cristian Mungiu deja la cámara fija, se va a tomar café y confía en ella y en su interpretación para darle sentido y fuerza a ese momento.

Prepárense y sean fuertes, “4 meses, 3 semanas y 2 días”, no es una experiencia cualquiera. Más bien, todo lo contrario.
Read more
10 de marzo de 2008
POKER DE JONES




Efectivamente, es el poster definitivo de "Indiana Jones y el Reino de la calavera de cristal".
Efectivamente, lo ha dibujado Drew Struzan.
Efectivamente, sigue la linea continuista de carteles de la saga.
Efectivamente, se nota que Harrison está un pelín yayete hasta en un dibujo.
Y efectivamente, es la noticia gorda del día.
Read more
8 de marzo de 2008
NOTICIAS QUE ALEGRAN EL DIA

Hoy os tengo que informar sobre las diversas y agradables menciones que este blog ha ido recibiendo en los últimos días.

La primera de ellas, se puede encontrar en formato físico y por tanto existe la certeza de que perdurará en el tiempo. En un futuro podré abrir un libro e indicarle a mis nietos cual era mi blog. Seguro que para ellos, eso de ser blogger sonorá anticuado o puede que también lo sean, pero en la versión ultramoderna de esta plataforma, ahora tan revolucionaria y joven.

Y es que "El Séptimo Cielo" aparece citado en la página 442 de "La Gran Guía de los Blogs", un libro publicado en Diciembre de 2007 y editado por Rosa Jímenez Cano y Francisco Polo, en el que se recoge lo más destacado de la blogosfera hispana. Lo podeis encontrar en edición pdf, aquí.

No veais que orgullo. Más cuando aparezco compartiendo página con Max Renn, de "Videodrome", uno de esos blogs que un servidor siempre citaría si le pidieran hacer una de estas selecciones.

Y ahí no queda la cosa, también están Spaulding,Marnie, Iván, Stovall, y la gente de Blogdecine y Tublogdecine, entre otros, con lo que aparecer aquí tiene, si cabe, más merito.

Para colmo, resulta que desde El 7éptimo Arte, han elegido a "El Séptimo Cielo" y a mi alter ego, Robgordon, como blogger del día. Estas cosas siempre hacen ilusión. Gracias a Ramon B. por el detalle.

Como la iniciativa requiere que cite a 7 blogs que merezcan este premio, me remito a los ya citados con ocasión de su aparición en "La Gran Guía de los Blogs" y nombro a Spaulding´s blog, Enlaces BlodeLabutaca, Videodrome, Maelocinema, Tublogdecine, El Escondite de Ivan y Blogdecine, como bloggers del día.

Por último, y dejando de lado las menciones y los sentidos agradecimientos, os informo que el programa de radio número 197 de "El Séptimo Cielo", y que era el inmediatamente posterior a la celebración de la gala de los Oscar, ya está colgado en el blog, y podeís escuchar el repaso a estos premios realizado por un servidor en antena. Así mismo, desde hace unos días contais con el acceso directo a través de este blog y mediante el logo de Nova Onda Radio ubicado en la barra lateral, a esta emisora, donde os aseguro se emiten buenos programas de una amplia temática. No lo dejeis pasar.

Un saludo a todos. Y mil gracias. En la proxima actualización, prometo hablar de cine.
Read more
3 de marzo de 2008
MEXICO POR ESPAÑA

Ni siquiera teniendo muy presente la condición de film entretenimiento que es “Vantage Point”, se pueden permitir algunos de los desaciertos (llamemoslo errores, disparates, etc) de los que hace gala esta última cinta de acción proveniente de Hollywood.

Con un reparto de lo más peculiar, que une a Dennis Quaid con Matthew Fox (al que cuesta verlo fuera de una isla), a Eduardo Noriega con el oscarizado Forest Whitaker o a testimoniales presencias de Sigourney Weaver o Zoe Saldana, “Vantage Point” (conocida por aquí como “En el punto de mira”) parte de un punto de partida bienintencionado y esforzado para tratarse de un film de acción de rápido consumo. Pete Travis ("Omagh"), el director del evento, se toma la molestia de narrar su película desde diferentes ópticas, las pertenecientes a los personajes que asisten a un discurso político de carácter internacional en Salamanca (y donde como no, está presente el presidente de los EEUU), y ese empeño es loable, aunque su falta de continuidad y la discutible utilidad de determinados puntos de vista en favor del desarrollo de la historia ponen en tela de juicio la necesidad de esta técnica como motor narrativo de la película.

Considerando entonces que esta técnica, instaurada por el gran Akira Kurosawa en “Rashomon”, es tan solo una excusa como cualquier otra para hacer llamativa la propuesta, “Vantage Point” se reduce a un mero thriller conspiratorio y terrorista post 11-S, que es al fin y al cabo a lo que tiende la narración de Pete Travis.

Ya sea por imposición del que pone el dinero, del propio género o de la incapacidad de director por llevar a buen puerto este planteamiento “En el punto de mira”, no es constante con su propuesta, que se presumía interesante, y acaba siendo sumamente previsible. Tan solo un entretenimiento rápido, donde se agradecen sus 90 minutos de duración, y donde destaca una buena secuencia de persecución automovilística por las calles de una desconocida Salamanca, deudora del mejor Jason Bourne.

Porque lo de Salamanca, se las trae. Los charros deben sentirse absolutamente ofendidos por la imagen de su ciudad ofrecida por la película, en donde el desconocimiento y la ignorancia ha llevado a sus creadores a pensar que podían convertir dos ciudades mexicanas como Puebla y Cuernavaca en la ciudad salmantina. Por “Vantage Point”, que se desarrolla casi enteramente en la Plaza Mayor de Salamanca, deambulan policías que parecen salidos del Mundial de Mexico 86, la práctica totalidad de extras oriundos de Sudamérica, señales de tráfico que jamás se verán en nuestro país o barrios que podrían pertenecer a Tánger. Y todo eso, es algo que a ojos de los espectadores yankees pasará desapercibido, pero que aquí resulta ridículo, cutre y vergonzoso. A la altura de aquellas falleras en la Semana Santa Sevillana que vimos en “Misión Imposible II”.

Vantage Point” es una insuficiente (aunque ligeramente entretenida) cinta de acción, que traiciona a su premisa inicial, que se convierte en previsible en el momento en que esconde a personajes de importancia en la trama (por lo que ya sabemos quien es juega sucio), que cuenta con una pobre parte final y que además no será tolerable para el espectador español por la falta de información y cultura sobre nuestro país de aquellos que pretendían ambientar la película, en esa bonita ciudad que es Salamanca.
Read more