27 de septiembre de 2008
PAUL NEWMAN: LA ÚLTIMA ESTRELLA QUE SE APAGA

Esta mañana leía en una página americana la noticia del fallecimiento de Paul Newman. Aunque sin darle crédito alguno, puesto que dicha noticia solo se sustentaba en un rumor que había llegado a oídos de un lector de esa web, miré rápidamente las páginas de los periódicos más importantes, agencias de noticias y webs especializadas. En ninguna de ellas aparecía nada.

Me convencí a mi mismo de que esa noticia era falsa, que el gran Newman todavía seguía vivo, aún sabiendo que padecía cáncer terminal y que desde hacía unos meses había pedido que le dejasen morir en paz.

Este mediodía finalmente ese rumor se convirtió en noticia. Y sin él en vida, es como si la luz del cine clásico se apagase para siempre. Paul Newman fallecía a los 83 años, victima de ese cáncer de pulmón. Es la perdida de la última gran estrella con mayúsculas del Hollywood dorado.

No vamos a descubrir a Newman a estas alturas. Nadie puede decir otra cosa que no sean alabanzas hacía él. Fue un majestuoso actor de amplio registro, extraordinariamente guapo y seductor gracias a su mirada profunda y gris azulada o verdosa (además de daltónica), comprometido, solidario y fiel, no en vano, no se separó ni un instante de Joanne Woodward desde que se casaron en 1958. Intrépido amante de los coches, corrió en varias ocasiones Las 24 Horas de Le Mans. Fundó su propia marca alimenticia, “Newman´s Own” cuyos fondos iban siempre destinados a obras benéficas.

Su carrera tanto profesional como personal fue intachable. Sus elecciones cinematográficas fueron casi siempre acertadas y hasta sus cintas menores tienen un encanto especial, aquel que proporcionaba la presencia distinguida de este actor superior.

Cars” para la que prestó voz gracias a su pasión por los automóviles fue su última película. Su papel de boxeador en “Marcado por el odio”, su primer éxito. Entre ambas toda una filmografía para revisar con admiración una y otra vez.

Paul Newman es un irrepetible del cine. Insuperable. Único. Hoy, al comentarle la noticia a mi padre, que fue proyeccionista de cine durante 50 años, sus palabras han sido; “Uno de los mejores”. Sin duda, lo fue.

Estos fueron 7 de sus mejores momentos. Muchas gracias por todo, Paul.


VEREDICTO FINAL (1982): Paul Newman era Frank, un abogado que había visto tiempos mejores y que se aferra a un caso que le devuelva la credibilidad. Sidney Lumet elaboró una de las mejores películas de juicios de la historia del cine, que además permitía al actor lucirse en un papel agradecisimo que le proporcionó una nominación al Oscar, que por entonces Newman, todavía no tenía.


DOS HOMBRES Y UN DESTINO (1969): Butch Cassidy and The Sundance Kid, film mítico de la historia del cine, y comienzo de la relación artística de dos grandes amigos, Paul Newman y Robert Redford. También la primera colaboración con George Roy Hill y el auge musical de Burt Bacarach, autor de "Raindrops Keep Fallin' On My Head" que tan bien suena en la secuencia que aquí se muestra.


LA LEYENDA DEL INDOMABLE (1966): La de los 50 huevos duros, secuencia por la que es principalmente recordada esta cinta carcelaria de Stuart Rosenberg que goza de momentos apabullantes e inolvidables, principalmente gracias al buen hacer de un magnético Newman, y un bravucon aunque bondadoso George Kennedy, que se llevó el Oscar para casa. Y no conviene dejar pasar la música de Lalo Schifrin que tan bien completaba las imágenes de este clásico imperecedero.


EL BUSCAVIDAS (1961): Obra magna y amarga sobre lo decadente del ser humano, donde Newman era Eddie Nelson, un talentoso jugador de billar que eclipsa su talento tras un difícil carácter. Y ese Eddie está predestinado a batirse en duelo con “El Gordo de Minnesota” en las secuencias más esplendorosas y definitivas que ha dado el cine.



LA GATA SOBRE EL TEJADO DEL ZINC (1958): Gran drama de origen teatral, nacido del talento de Tenesse Williams, lleno de matices y tratando temas tabúes para la sociedad americana de la época. Newman se consumía en el alcohol apoyado en unas muletas y bajo su silenciada homosexualidad, y con él una Elizabeth Taylor inconmensurable.



EL GOLPE (1973): Una de las más grandes películas de la historia del cine, repleta de maravillosos giros de guión, una fabulosa ambientación, perfecta música de Joplin y dos actores en estado de gracia. 7 merecidos Oscar, incluyendo el de Mejor Película.



CAMINO A LA PERDICIÓN (2002): De las últimas películas en las que pudimos ver a Newman, y desde luego, una cinta y un papel a la altura de este actor. Un par de momentos quedan para el recuerdo; el tema a piano interpretado junto a Tom Hanks y la planificación de la secuencia bajo la lluvia que vemos en el video, elegante como ella sola.
Read more
PARECIDOS RAZONABLES: EN CAMA Y CON UNA SONRISA


El poster de la nueva peli de Javier Fesser, "Camino", que dará muchisimo que hablar, me ha recordado a otra cinta que tampoco dejó indiferente, "Mar Adentro" de Amenabar. En ambas un primer plano sonriente que contrasta fuertemente con la delicada situación de sus protagonistas. La muerte mirada con alegría.
Read more
24 de septiembre de 2008
UN GUIRI EN LA CIUDAD CONDAL

Por mucho que nos pese, puesto que cuando está España de por medio el orgullo patrio siempre aflora, hemos de reconocer que “Vicky Cristina Barcelona”, la aventura española de uno de los más grandes directores que ha dado el cine, Woody Allen, es probablemente la película más desganada e imprecisa del neoyorkino desde que comenzase su ronda europea. Puede que incluso, también sea una de las menos acertadas de toda su carrera.

Vicky Cristina Barcelona” comete el error de querer ser una película turística, como si Woody tratase de justificar el apoyo proporcionado por productores y gobierno catalán. Partiendo de ese error la cinta nunca cuaja, ya que Allen parece encontrarse en una constante tesitura entre historia de amor o comedia, oda a una ciudad o mezcla de culturas. El director que tan bien describió Manhattan y que logró insertar como un elegante elemento protagonista a París y Londres en “Todos dicen I love you” y “Match Point” respectivamente, retrata en esta ocasión a Barcelona con la mirada de un guiri que apenas ha profundizado en una guía de viaje sobre la ciudad condal, limitándose a fotografiar lugares comunes de la capital como la Sagrada Familia. el Tibidabo o la Barcelona de Gaudí y desaprovechando la Barcelona antigua del barrio del Born o el Barrio Gótico, que podían haber colaborado ampliamente en el tono romántico de la cinta.

Porque “Vicky Cristina Barcelona” es principalmente una película romántica, pero no se sabe cual de todas sus facetas quiere explotar. Se queda a medio camino de lo sexual, del estudio de las relaciones de pareja o la simple comedia de enredos amorosos. Y esa indefinición es otro de sus grandes peros.

Así, la cinta catalana de Allen transcurre con excesiva pausa mostrando su juego de relaciones a tres (y cuatro) bandas, las que tienen Javier Bardem, Rebecca Hall y Scarlett Johannson. Pero Woody se desvía del centro de esa acción. Le interesa viajar a Oviedo (como si tuviese otra deuda, esta vez por el Principe de Asturias), presentar tópicos españolitos como fiestas flamencas, comer y beber vino, o remarcar con insistencia la bohemia cultural de lo latino. Todo ello acompañado por una incomoda voz en off no aporta más que un subrayado de lo que estamos viendo en pantalla y de la música de Paco de Lucía o el tema principal de la película, “Barcelona” de Giulia y los Tellarini, que solo tuvieron que dejar un cd en el mostrador del hotel donde se alojaba Woody para que este hiciese sonar infinitas veces su canción en la cinta.

En vistas de tal panorama, uno espera que la aparición de Penélope Cruz sea el revulsivo que necesita “Vicky Cristina Barcelona” pero no es así. Aunque la actriz madrileña aporta una pizca de chispa al evento con su demorada y fresca aparición, su personaje no consigue revolucionar una película que ya había caído en una monotonía irreversible.

La necesidad de ver la película en su versión original y no en su versión doblada hace que la valoración de “Vicky Cristina Barcelona” no sea del todo justa, aunque si bastante aproximada. Confiamos en que Woody pueda rehacerse con su próxima película, que si nada falla, veremos en tan solo un año, dentro de esa exhaustiva política del neoyorkino de rodar una cinta anual, que esperamos no le empiece a pasar factura.
Read more
12 de septiembre de 2008
SILBAN LAS BALAS...

Sería injusto despreciar a la última producción de este verano tan solo por su marcado gusto por el exceso y su abuso de las posibilidades visuales. “Wanted”, subtitulada en nuestro país como “Se Busca”, es un divertimento de primera que excusa y compensa sus continuos desvaríos con sentido del humor y sensatez para con su propuesta. “Wanted” asume su propia condición de película desbordante y exagerada, y en lugar de pretender ser “la mayor cinta de efectos visuales jamás hecha”, solo busca el entretenimiento en la platea desde un punto honesto, e incluso autoparódico.

Ahí radica el buen resultado de “Wanted”, basada en una novela gráfica de Mark Millar (con la que finalmente guarda un leve parecido) y dirigida por el impronunciable director ruso Timur Bekmambetov, el cual ya evidenció su inclinación por la inventiva visual con “Guardianes de la Noche” y “Guardianes del día”, grandes fenómenos de masas en el país soviético y que traspasaron fronteras con menor éxito.

Wanted” parte, por tanto, de la premisa original del comic, presentándonos a una organización hábilmente entrenada para matar, que recluta al joven Wesley Gibson (James McAvoy, visto en “Expiación”) que dejará atrás su anodina vida a fin de vengar la muerte de su padre.

Gibson, oficinista corriente donde los haya, empatiza con el espectador al tratarse de un tipo normal embarcado en una aventura. Sobre su persona gira toda la narración y se estructura la cinta. Su incorporación a lo que se conoce como “Hermandad”, su posterior adiestramiento y el paso obligado a la acción marcan los tiempos de una película que no se anda con contemplaciones, que se muestra divertida y desenfadada a ojos del espectador y que parece pasárselo bien ella misma con sus adrenalíticas secuencias
Por supuesto, en este carrusel de excesos que es “Wanted”, no podía faltar la exhuberancia femenina, que Angelina Jolie se encarga de garantizar con creces, encontrando un contrapunto sobrio y experimentado en la figura de Morgan Freeman, el necesario lider de la “Hermandad”.

A pesar de algunos giros arguméntales hacía su parte final, que pueden antojarse tópicos, “Wanted” garantiza dos horas de puro entretenimiento y es un estimable producto comercial que en todo momento es consciente de su condición.
Una cinta que destila tantas toneladas de acción y plasticidad en su violencia como balas son disparadas en ella, que juega en la misma liga que “The Matrix” o “Shoot´ em up” y que supera con creces a otras propuestas recientes con ciertas similitudes como “Jumper”.

Un cierre ideal para la siempre abrumadora temporada cinematográfica veraniega.
Read more
10 de septiembre de 2008
"THE WRESTLER" ES NOTICIA


DÍA 5 de Septiembre

“The Wrestler” de Darren Aronofsky se presenta en el festival de Venecia, tras el vapuleo recibido en esta muestra por la anterior película de este director, “The Fountain”.
La crítica emite alabanzas sobre ella y empieza a sonar el nombre de Mickey Rourke como serio candidato al premio interpretativo y futuro nominado al Oscar.

DÍA 6 de Septiembre

El Festival de Venecia hace público el palmarés de su 65 Edición. No gana Rourke, porque el premio se lo lleva el italiano Silvio Orlando por “Il papá di Giovanna” pero “The Wrestler” si consigue el León de Oro a la Mejor Película.

DÍA 7 de Septiembre

Los medios se hacen eco de la falta de distribuidora estadounidense para la película. ¿Una película con León de Oro sin nadie que la enseñe en cines? ¿Cómo es posible?.

DÍA 7 de Septiembre
De Italia a Canadá. “The Wrestler” se presenta en el Festival de Cine de Toronto con el León de Oro bajo el brazo dispuesta a acumular una nueva distinción.

DÍA 8 de Septiembre

Sale a la luz un poster de “The Wrestler”, cuanto menos, curioso. Simula un cartel de un combate de boxeo, haciendo hincapié en los nombres y en los duelos que va a plantear la película. El cartel se presenta en Toronto, e indica el día del combate, que no es otro que el día de proyección de la cinta. Por supuesto el nombre de Rourke figura destacado, y también se incide en los nombres de Marisa Tomei y Evan Rachel Wood, otras dos bazas importantes en la película.

DÍA 9 de Septiembre

El poder de los premios. El poder de los medios. "The Wrestler" consigue que la filial independiente de Fox, Fox Searchlight, se haga con los derechos de la película para su distribución por 4 millones de dólares en una dura pugna con otras candidatas como Lionsgate, Overture, Weinstein Co., o Sony.
Fox se compromete a promocionar con fuerza a Rourke de cara al Oscar y a garantizar un estreno en condiciones para finales de año con vistas a los premios.

DÍA 10 de Septiembre

La web “Incontention” dedicada a los premios cinematográficos cuelga durante breves horas la canción que ha compuesto Bruce Springsteen para la película. Fox Searchlight, (que ahora ya manda), no tarda en pedir amablemente su retirada. Al menos hubo tiempo suficiente para que muchos valorasen el tema como un nuevo clásico del Boss, con su sonido más añejo y a que alguien caritativamente colgase la letra de la canción en esta página.
Lo que si está disponible son los fragmentos de la banda sonora de Clint Mansell, compositor habitual de Aronofsky y que ya compuso dos maravillas sonoras para “Réquiem para un sueño” y “La Fuente de la Vida”. Se pueden escuchar en el myspace del autor.

DÍA 13 de Septiembre

Adelantándonos a los acontecimientos. ¿Ganará también “The Wrestler” el Festival de Toronto, convirtiéndose así en la primera gran película de la temporada? ¿Irá poco a poco estableciéndose como la principal favorita al Oscar, por méritos propios?. Tiempo al tiempo. Yo apuesto por ella.
Read more
9 de septiembre de 2008
LA LISTA DEFINITIVA

La revista Empire ha realizado una lista con las mejores películas de la historia. Nada nuevo, sino fuese porque según la publicación esta es la lista más ambiciosa jamás realizada. La lista definitiva.

Son un total de 500 películas, elegidas por 150 directores y productores de Hollywood, reconocidos críticos de cine y el público con sus votaciones a través de internet. La lista se hará pública proximamente y por el momento, Empire ha diseñado 100 portadas, personalizadas para cada una de las películas que están en esa lista. Como siempre, mucho cine americano y poco del resto del mundo, al menos en ese primer centenar mostrado.



El 25 de Septiembre, Empire publicará su lista de 500 películas en una edición especial. Mientras tanto nos deleitamos con algunas de las portadas que ha preparado.



Aquí podeis ver las 100 portadas.

(Actualización: Ya está disponible la lista de 500 mejores películas y muchas de ellas están fuera injustamente para dejar su sitio a éxitos recientes. El resto, vienen a ser las de siempre. Ver aquí)
Read more
1 de septiembre de 2008
THE MIDNIGHT JOKER

Magnificada hasta el extremo por críticos y profesionales, socialmente sugestiva por el prematuro fallecimiento de su principal baza, Heath Ledger, "El caballero oscuro", segundo acercamiento del director Christopher Nolan a este superhéroe, apenas ofrece una leve progresión con respecto a su cinta predecesora, "Batman Begins". Vamos, que contiene muchos de sus defectos y presenta escasas virtudes. En el grupo de estas últimas se encuentra la composición de "El Joker", la verdadera aportación que hace esta película a la historia del cine reciente y el único elemento que quedará de ella para el recuerdo cuando pasen unos años. Poco más. "El caballero oscuro" no es "El Padrino" como muchos han osado decir, y seamos francos, tampoco es el peor blockbuster del verano como algunos de sus detractores han querido hacer ver.


Christopher Nolan vuelve aquí a demostrar su interés por los personajes con marcadas obsesiones y por las situaciones que plantean arduos conflictos morales. Sobre ambas elabora el argumento (o argumentos) de esta película de superhéroes que en ningún momento quiere serlo. Su ambición va más allá y aunque el universo del hombre murciélago sea el eje sobre el que gire “El Caballero Oscuro”, son, en realidad, las disputas políticas y éticas, sus tramas sobre la corrupción y/o la integridad del ser las que Nolan quiere imponer en todo momento, impregnando a la película de profundidad y sello autoral, aunque paradojicamente la cinta acabe resultando su cinta más impersonal.

Es en su continuo subrayado de esta condición, en su alta pretensión de no ser únicamente una película de superhombres buenos y malos, donde el director de “Memento” se enreda, lastrando y convirtiendo a “El caballero oscuro” en una película que acumula demasiadas tramas y subtramas que tiende a finalizar apresuradamente (la del magnate asiático, la del juego entre los pasajeros de los ferrys, etc), demasiadas irregularidades en la alternancia de las secuencias de acción y las que no lo son (momentos de acción que vuelven a estar deficientemente rodados y tan poco claros como en la primera parte), y la constante descripción de unos personajes que se antojan antipáticos, frios y distantes.

Porque Harvey Dent, el teniente Gordon y Batman se pasan la película obcecados con el futuro de Gotham City, la lucha contra el crimen y su propio sentido de la honestidad y responsabilidad. Nolan nos ofrece seres continuamente angustiados que se antojan faltos de carisma para el espectador, principalmente un Bruce Wayne que vuelve a vestir con apatía su traje de murcielago.

Tan solo “El Joker” consigue captar la atención y levantar la cinta con sus apariciones, siempre en la fina línea entre la genialidad y la sobreactuación. Ledger compone un personaje caótico, desenfrenado y demencial. Mitad amenazante, mitad quebradizo. Con el poder necesario como para poner patas arriba Gotham City. Nolan le da la cancha que merece y él difunto actor australiano la aprovecha con creces. Su actuación está siendo alabada y es una pena que Ledger no haya podido ver el reconocimiento que esta teniendo, que no viene alimentado por su muerte, y si por su excelente trabajo.

“El caballero oscuro” no es, por tanto, la película única y excepcional de la que tanto se ha hablado. Tan solo un thriller veraniego con una gran campaña viral tras ella y el morbo añadido de la muerte de Ledger, y que supone unicamente una ligera evolución con respecto a su anterior entrega, "Batman Begins".

Sinceramente, me preocupa mucho el desproporcionado fervor que en los últimos tiempos se genera hacía determinadas películas y la suma facilidad con la que se emplea el término “obra maestra”, el cual no merece tal ligereza en su empleo si lo que queremos es mantener el crédito y la naturaleza de su definición. No dejemos de ser entusiastas pero seamos también congruentes.
Read more