16 de mayo de 2009


SÍ. HAY ALGÚN QUE OTRO SPOILER

Somos unos privilegiados. Vemos los capítulos el día de su emisión y tenemos que esperar una semana para seguir descubriendo los acontecimientos. Gozamos de la posibilidad de entrar en los foros, que están al rojo vivo proponiendo múltiples teorías y elucubraciones, comentando y discutiendo todos y cada uno de los momentos que han dejado huella en cada capítulo y lo que deparará el siguiente. Eso es algo que las próximas generaciones no tendrán y de lo que yo presumiré en un futuro cual abuelo cebolleta.

"Lost" es historia de la televisión, un hito que desde su aparición provocó la edad de oro de las series en que nos encontramos. Por fortuna, nos ha tocado ser testigos de su desarrollo.

Cada episodio de la quinta temporada de “Lost” ha sido una maravillosa locura, propia de unos guionistas que saben como llevar a cabo un suicidio y no morir en el intento. No hay giro argumental que se les resista, saben como hacer de su serie algo arrollador y completamente adictivo en la que aceptamos todos y cada uno de sus movimientos y perdonamos cualquier incongruencia u omisión que pueda existir. Toda sea por ver a Locke convertirse en el lider de la isla y por dejarnos engañar por enésima vez con las mentiras de Benjamín Linus. Todo sea por viajar de aquí para allá en el tiempo, por desear que vayan apareciendo nuevos y antiguos personajes aunque estos vengan a enmarañar aún más el argumento a no demasiados episodios del desenlace final.

Atrás quedaron aquellos momentos donde Jack era un líder encerrado, donde Sawyer y Kate eran sometidos como animales enjaulados, donde dudosos protagonistas eran enterrados vivos y donde Michael parecía un traidor patológico. Donde el melodrama con ecos de culebrón se imponía por momentos al misterio. Situaciones en que alguno pudo llegar a dudar por la integridad argumental de la serie y donde más de uno se bajó del tren. La gran mayoría fuimos fieles y hemos sido recompensados con una experiencia donde teorizar jamás fue tan inútil y a la vez tan satisfactorio.

Es sumamente complicado intentar hablar de "Lost" resistiendose a contar sus continuas sorpresas que piden a gritos el debate, asi como también es muy dificil convencer al no iniciado en la serie para que se adentre en ella aludiendo a su grandioso pero arduo argumento. La mejor manera de sucumbir ante esta serie es afrontarla desde sus enigmas e interrogantes, sin pedirle cuentas a cada momento y siendo paciente con sus frentes abiertos, sus variables, constantes, incidentes y flashes. De otro modo se antoja imposible deleitarse con su propuesta espacio temporal, mitológica, aventurera y bíblica y amar a personajes como Daniel Faraday, Desmond Hume, Eloise Hawkings o el mismisimo Jacob.

Ésta no es más que la enésima recomendación de la serie entre las muchas que existen en internet y en la calle. Viene dada por el entusiasmo con el que finalizo el visionado de esta quinta temporada. Estamos ante la mejor ocasión para introducirnos en el universo de Abrams, Lindelof, Giacchino y compañia. Es ahora y unicamente ahora. Entre el blanco e inmaculado final de su penúltima temporada y el inicio de la sexta y última habrá 7 largos meses para descubrirla o revisarla. Porque "Lost" no será la misma una vez conocido su final y porque esta increible aventura de ciencia-ficción, épica, romance, amor, amistad, tración, tragedia, drama, acción, suspense, terror y fantástico nos está brindando la última oportunidad para que la acompañemos en su excitante viaje.

Si alguien se considera verdaderamente un amigo, te recomendará el visionado de "Lost". Y si aceptas el reto se lo agradeceras por siempre.
Tagged
Different Themes
Written by Roberto García

Escrito con mucho esmero e ilusión desde Albacete. Comenta si te apetece y si no, escucha nuestro programa de radio, que también tiene su aquel.

6 comentarios

  1. Elena says:

    Pues lo siento pero no aguanté más que la primera temporada, la lentitud del comienzo de la segunda sinceramente se me hizo insoportable, eso y los cambios de horario y ya no pude superarlo.
    Eso si, la primera temporada, genial.

  2. MaNNu says:

    El maltrato que sometió TVE1 a la serie hizo mucho daño entre algunos seguidores. Por suerte ahora está en Cuatroº, disponemos de internet y/o, como hago yo, podemos comprar los DVD's originales y seguirla de una tacada.

    Elena, no te arrepentirías ;)

  3. Pabela says:

    Maravilloso post.Debo decir que yo al principio me resistía a verla hasta que compré,más por curiosidad que recomendación, la primera temporada y recuerdo haberla visto de un tirón sin poder desprenderme de la pantalla.Cual droga me decía: una más y ya!. No obstante reconozco que el que no enganchó como dices la serie desde los interrogantes no resistirá verla. Es una conexión que si no se da desde el principio difícilmente lleguen a disfrutarla.

  4. Roberfumi says:

    Yo soy de los que me caí a los pocos capítulos de la tercera temporada, tras haber acabado la segunda por pura inercia, y mira que me había parecido fantástico el inicio de aquella segunda temporada, con el "make your own kind of music" de los Mammas & Pappas presentándonos a Desmond.

    Eso sí, nadie, ni si quiero yo que ya no la aguanto, le puede negar el rotundo éxito que ha cosechado entre la gente y el impulso que ha significado para las series.

    Por cierto, con Heroes me ha pasado lo mismo: Una primera temporada ilusionante, y desde ahí siempre hacia abajo........

    Saludos Rob!

  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  6. Anónimo says:

    Alberto Q.
    www.lacoctelera.com/traslaspuertas

    Aquí otro de los que se declara seguidor de la serie... Miedo me da que no cierren bien tanto hilo suelto.

    Lo mejor de LOST son los saltos y ejes en flasback y flashforwards. Si no se ve desde el principio, no hay quien la entienda (y si se ve desde el principio tampoco se entiende todo, jajaja).

    Saludos