3 de julio de 2009

Antes que un friki que adora todo lo que esté relacionado con "Star Wars", el director Kevin Smith es un romántico empedernido. Un rebelde dulcificado. En realidad, su vitola de director y guionista corrosivo, con chispazos de ingenio y verborrea duró lo que duró la “trilogía de centros comerciales” que le dio a conocer, (“Clerks”, “Mallrats” y “Persiguiendo a Amy”).

¿Hacemos una porno?”, su última película, es un claro paradigma de la deriva su cine. El atrevimiento que se desprende de su título y argumento queda en nada en favor de una historia de amor ligera, simplona e inocente donde los diálogos de humor grueso y la presencia de Seth Rogen, (actor cómico omnipresente en el cine de este género desde su irrupción en “Lio embarazoso”) ponen el contrapunto insolente.

Zack (Seth Rogen) y Miri (Elizabeth Banks, cuya interpretación es probablemente lo mejor de la cinta) son una pareja que aún viviendo bajo el mismo techo desde hace años no han pasado de ser simples amigos con alto grado de complicidad. Los graves apuros económicos por los que pasan les llevan a agudizar el ingenio, decidiendo grabar una película porno con la que recaudar todo ese dinero necesario para pagar las deudas que acumulan.

La cinta de Smith explora los caminos de la comedia a través de unos personajes mediocres que pretenden rodar una película, sin medios ni talento. Solo con ilusión. Lo hace siguiendo la senda marcada por películas como “Bowfinger, el pícaro”, “Cecil. B. Demented”, “Ed Wood” o “Rebobine, por favor” pero con desigual resultado.
Previsible e inocua, “¿Hacemos una porno?” carece de la frescura que contenían estas citadas películas, basa en exceso su éxito en unos diálogos llenos de humor escatológico y repleto de referencias “made in Kevin Smith” y no tiene una historia romántica que precisamente brille por su originalidad. Zack y Miri están destinados a quererse, algo que el espectador sospechará desde el minuto 1 del metraje.

Primero con “Una chica de Jersey”, cinta con Ben Affleck y Liv Tyler, después con “Clerks 2” y ahora con “¿Hacemos una porno?”, Kevin Smith se confirma como narrador sentimental de corte indie y descuidado aspecto formal, dejando atrás su imagen de tipo sarcástico que le había dado la popularidad. Smith está abriendo su corazón, aunque lo preferimos deslenguado.
Tagged
Different Themes
Written by Roberto García

Escrito con mucho esmero e ilusión desde Albacete. Comenta si te apetece y si no, escucha nuestro programa de radio, que también tiene su aquel.

2 comentarios

  1. Buenas

    Poco que decir. A mi Kevin Smith me dejó de interesar definitivamente después de "Persiguiendo a Amy". Esta me parece que queda relegada a verla si no echan algo mejor en la tele.

    Un saludo

  2. robgordon says:

    Efectivamente, no se moleste mucho en ir al cine a verla, major.
    Para mi Kevin Smith también acabó en "Persiguiendo a Amy", la cual me gusta bastante.

    Saludos!