2 de agosto de 2009

EL SABOR DEL MIEDO (1961)

Conocida según regiones como “Taste of fear” o “Scream of fear”, esta pequeña producción de la Hammer es una de las mejores demostraciones de terror psicológico de la compañía, subgénero que también frecuentó entre sus numerosas películas de míticos personajes, criaturas y monstruos literarios.
Haciendo gala de una maravillosa fotografía en blanco y negro de Douglas Slocombe (el responsable de las fotografias de la trilogía de “Indiana Jones” de Spielberg o de “El baile de los vampiros” de Polanski), y sin prácticamente abandonar un único escenario; una casa con piscina que dará mucho juego en su argumento, “El Sabor del miedo” narraba la historia de Penny (Susan Strasberg, hija de Lee Strasberg) una joven en silla de ruedas que después de 10 años de incomunicación con su padre, acudirá a visitarlo en el hogar que ahora comparte con su nueva mujer. Penny se encontrará a su llegada con la misteriosa ausencia de su padre y deberá lidiar con la ambigüedad de su “madrastra”.

Corta, concisa y traviesa, de corte teatral, “El Sabor del miedo” brilla por sus justos giros argumentales, que todavía hoy son capaces de sorprender y por la eficaz dirección de Seth Holt, director habitual de la Hammer, el cual mueve con inteligencia y soltura a sus cinco únicos personajes en su reducido espacio de interacción.

Sus constantes; rica mansión, secundaria presencia de un actor fetiche de la productora (en este caso Christopher Lee), macabro plan que apela al desequilibrio mental de la victima y una veterana actriz como misteriosa anfitriona, funcionaron estupendamente en “El Sabor del miedo” por lo que se repetirían posteriormente en otros films de suspense de la Hammer aunque todos lejos del resultado de esta pequeña joya a descubrir que por momentos puede recordar a otro títulos emblemáticos de este subgénero como “Las diabólicas”.

MIEDO EN LA NOCHE (1972)

Intentando repetir el mismo esquema que dio éxito a “El sabor del miedo” o “Te espera la muerte, querida”, Jimmy Sangster, figura clave para entender la evolución de la Hammer, probaba suerte en la dirección de terror psicológico con “Miedo en la noche” seguramente animado tras escribir dos buenos guiones para “The Nanny” y “El sabor del miedo”. Pero si la cinta comentada anteriormente mantiene la capacidad de sorprender intacta desde 1961, no se puede decir lo mismo de “Miedo en la noche”, aún siendo esta posterior en el tiempo.

Torpe en la ejecución de sus ideas (especialmente desafortunados son sus flashbacks sobre la terapia psicológica de su protagonista femenina) y con un montaje que deja mucho que desear, “Miedo en la noche” se ve hoy como una cinta bastante anticuada, especialmente por su ingenuo guión, que firma el propio Sangster y que busca el despiste del espectador aparentando ser una historia de fantasmas y casas encantadas para posteriormente descubrirse con otro plan urdido por mentes retorcidas. Solamente la presencia de Peter Cushing como el misterioso profesor Michael Carmichael y la réplica de una temblorosa Judy Geeson salvan a la cinta de algo peor.

Como curiosidad, la película se conoce en UK como “Dinasty of fear”, debido a una reedición que pretendía aprovechar el tirón de la actriz Joan Collins (que cuenta con un pequeño papel secundario en la trama) en la serie “Dinastía”.
Tagged
Different Themes
Written by Roberto García

Escrito con mucho esmero e ilusión desde Albacete. Comenta si te apetece y si no, escucha nuestro programa de radio, que también tiene su aquel.

2 comentarios

  1. Joan Collins siempre ha tenido un gran atractivo ... en sus tiempos claro ... Un saludo. Aps! Te dejo mi blog para que le eches un vistazo.

    http://desintoxicados.blogspot.com/

  2. robgordon says:

    Algo de atractivo tuvo, no lo vamos a negar...otro tema es que fuese buena actriz. En esta película no es que lo demuestre precisamente.

    Muy nostálgico tu blog, y a mi, que soy persona nacida en los benditos años 80, eso siempre me atrae.
    Yo era más de Sega que de Nintendo gran fan de Los caballeros del Zodiaco, amante del cassette y del VHS y de los chandals de tactel.

    Un Saludo!