29 de mayo de 2009
JOHN WILLIAMS Y SUS INFLUENCIAS

No seré yo quien venga a estas alturas a desacreditar a John Williams, uno de los más grandes compositores de música de cine, sin embargo me ha parecido digna de mención la comparación entre la banda sonora de la película "Kings Row" (1942) dirigida por Sam Wood y protagonizada por el mismisimo Ronald Reagan y el universalmente conocido score que compuso Williams para "Star Wars".


Erich Wolfgang Korngold era el músico que compuso aquella banda sonora y es de sobra conocida la admiración que John Williams siempre ha profesado por las creaciones del compositor de origen checo y responsable entre otras de "El halcón de mar", "Capitán Blood" o "Las aventuras de Robin Hood". Korngold, siempre épico, avasallador y potente es la principal influencia de John Williams y un culpable indirecto de las fanfarrias y marchas que posteriormente elaborase el habitual músico de Steven Spielberg y George Lucas.


El parecido entre "Kings Row" y "Star Wars" es innegable, lo que no convierte en absoluto a Williams en un plagiador en la línea de gente como James Horner. Aunque existe por la red gente desengañada que puede pensar lo contrario.


Ese es el caso de un usuario alemán de youtube conocido como AlexLieb2802 que ha montado un acusador video donde muestra ejemplos de composiones clásicas que guardan similitudes con las bandas sonoras posteriores de Williams. El tal AlexLieb2802 cita a Stravinsky, Holst, Tschaikovsky o Howard Hanson aunque su evidente cabreo le llega a cegar al hablar de posible plagio entre "Solo en Casa" y "El Cascanueces" cuando Williams tomó publicamente como modelo esta última para crear la música de la cinta de Macauley Culkin y además introdujo momentos de "El Cascanueces" en alguno de sus temas.

Influencias, homenajes, imitaciones o plagios, el caso es que este post sirve para volver a deleitarnos con las notas de Williams a la espera de escuchar sus nuevos trabajos entre los que se encuentra la película sobre "Tintín" que ya ruedan Spielberg y Peter Jackson.

Read more
24 de mayo de 2009
UN POCO MÁS ILUMINADO

Ron Howard mantiene un proceso inverso al de la gran mayoría de sus colegas de gremio. Mientras todos dirigen de tanto en tanto una producción de gran presupuesto y rápido consumo para justificar ante la industria sus otras películas más libres y de concepción original, Howard dirige un par de obras más esmeradas (“Frost/Nixon”, “Cinderella Man”) cada cierto periodo de tiempo para poder seguir realizando sus películas orientadas al gran público.

En este último grupo se encontraba “El Código Da Vinci” y también, a pesar del fracaso que supuso esta esperada adaptación, su inevitable continuación que ahora nos ocupa, “Ángeles y Demonios” con la que Howard logra superar a la primera, que viene a ser lo mismo que aquel que saca un insuficiente para en el cuatrimestre siguiente subir su nota a un suficiente raspado.

Cambiando París por Roma y El Vaticano y el priorato de Sion por la sociedad secreta de los Illuminati, “Ángeles y Demonios” vuelve a introducir al experto en simbología, Robert Langdon (Tom Hanks) en una aventura donde la iglesia está de por medio y donde una serie de crímenes a resolver mediante complejos ejercicios de erudición son el leiv motiv del argumento.

Basándose en esquemas prácticamente calcados, la principal diferencia entre “El Código Da Vinci” y “Ángeles y Demonios” radica en su sentido del entretenimiento. Ron Howard hacía en “El Código Da Vinci” lo que parecía más complicado a juzgar por el comentadísimo best-seller que adaptaba; que la película fuese tediosa y aburrida. Aquí, por fortuna eso no ocurre, probablemente por la presencia en el guión de David Koepp, guionista más que curtido en esto del cine espectáculo (“Misión Imposible”, “Parque Jurásico”, “Spiderman”) acompañando en la escritura al ineludible y muy discutido guionista Akiva Goldsman uno de lo principales responsables del fiasco general de “El Código Da Vinci” y único guionista entonces.

Cumpliendo por tanto la norma básica de un blockbuster veraniego; garantizar dos horas de pura evasión, todo lo demás en “Ángeles y Demonios” no es tan achacable.
Cierto es que sus diálogos vuelven a sonar forzados, que el papel de Langdon no está hecho para Hanks, que sus giros argumentales resultan irrisorios, que la acompañante femenina solo sea un pegote y que el subrayado en su parte final sea insultante para el espectador, pero eso es algo que ya esperabamos, a tenor de lo visto en las novelas de Dan Brown y en la primera de sus adaptaciones.

Los recorridos por las bellas fuentes e iglesias de la ciudad romana, y en menor medida la solvencia de secundarios como Armin Muhler Stahl o Ewan McGregor o la música de Hans Zimmer será de lo poco que quede en el recuerdo una vez finalizado el visionado de “Ángeles y Demonios”, una de esas cintas que se consumen con tanta premura como se olvidan, pero que al menos, esta vez si, es capaz de funcionar como eficaz distracción.
Read more
16 de mayo de 2009
SI ALGUIEN SE CONSIDERA TU AMIGO TE RECOMENDARÁ "LOST"


SÍ. HAY ALGÚN QUE OTRO SPOILER

Somos unos privilegiados. Vemos los capítulos el día de su emisión y tenemos que esperar una semana para seguir descubriendo los acontecimientos. Gozamos de la posibilidad de entrar en los foros, que están al rojo vivo proponiendo múltiples teorías y elucubraciones, comentando y discutiendo todos y cada uno de los momentos que han dejado huella en cada capítulo y lo que deparará el siguiente. Eso es algo que las próximas generaciones no tendrán y de lo que yo presumiré en un futuro cual abuelo cebolleta.

"Lost" es historia de la televisión, un hito que desde su aparición provocó la edad de oro de las series en que nos encontramos. Por fortuna, nos ha tocado ser testigos de su desarrollo.

Cada episodio de la quinta temporada de “Lost” ha sido una maravillosa locura, propia de unos guionistas que saben como llevar a cabo un suicidio y no morir en el intento. No hay giro argumental que se les resista, saben como hacer de su serie algo arrollador y completamente adictivo en la que aceptamos todos y cada uno de sus movimientos y perdonamos cualquier incongruencia u omisión que pueda existir. Toda sea por ver a Locke convertirse en el lider de la isla y por dejarnos engañar por enésima vez con las mentiras de Benjamín Linus. Todo sea por viajar de aquí para allá en el tiempo, por desear que vayan apareciendo nuevos y antiguos personajes aunque estos vengan a enmarañar aún más el argumento a no demasiados episodios del desenlace final.

Atrás quedaron aquellos momentos donde Jack era un líder encerrado, donde Sawyer y Kate eran sometidos como animales enjaulados, donde dudosos protagonistas eran enterrados vivos y donde Michael parecía un traidor patológico. Donde el melodrama con ecos de culebrón se imponía por momentos al misterio. Situaciones en que alguno pudo llegar a dudar por la integridad argumental de la serie y donde más de uno se bajó del tren. La gran mayoría fuimos fieles y hemos sido recompensados con una experiencia donde teorizar jamás fue tan inútil y a la vez tan satisfactorio.

Es sumamente complicado intentar hablar de "Lost" resistiendose a contar sus continuas sorpresas que piden a gritos el debate, asi como también es muy dificil convencer al no iniciado en la serie para que se adentre en ella aludiendo a su grandioso pero arduo argumento. La mejor manera de sucumbir ante esta serie es afrontarla desde sus enigmas e interrogantes, sin pedirle cuentas a cada momento y siendo paciente con sus frentes abiertos, sus variables, constantes, incidentes y flashes. De otro modo se antoja imposible deleitarse con su propuesta espacio temporal, mitológica, aventurera y bíblica y amar a personajes como Daniel Faraday, Desmond Hume, Eloise Hawkings o el mismisimo Jacob.

Ésta no es más que la enésima recomendación de la serie entre las muchas que existen en internet y en la calle. Viene dada por el entusiasmo con el que finalizo el visionado de esta quinta temporada. Estamos ante la mejor ocasión para introducirnos en el universo de Abrams, Lindelof, Giacchino y compañia. Es ahora y unicamente ahora. Entre el blanco e inmaculado final de su penúltima temporada y el inicio de la sexta y última habrá 7 largos meses para descubrirla o revisarla. Porque "Lost" no será la misma una vez conocido su final y porque esta increible aventura de ciencia-ficción, épica, romance, amor, amistad, tración, tragedia, drama, acción, suspense, terror y fantástico nos está brindando la última oportunidad para que la acompañemos en su excitante viaje.

Si alguien se considera verdaderamente un amigo, te recomendará el visionado de "Lost". Y si aceptas el reto se lo agradeceras por siempre.
Read more
15 de mayo de 2009
POSTERS PERSONALIZADOS

Casi diariamente aparece un nuevo cartel de dos de los estrenos más esperados del año; "Enemigos Públicos" de Michael Mann y "Malditos Bastardos" de Quentin Tarantino.

Posters independientes que vienen a dejarnos claro quienes son los personajes importantes de cada una de estas cintas.

Y rebuscando entre los carteles de "Malditos Bastardos" llego a esta galería donde se pueden ver los poster de una película de propaganda que aparecerá dentro de la cinta de Tarantino. "Stolz der Nation" es su nombre, está interpretada por Daniel Brühl como un heroico soldado alemán llamado Fredick Zoller y dirigida por Eli Roth ("Hostel") que además interpreta a un soldado judío en la cinta de Quentin. También vemos los carteles de otras cintas similares que, al parecer interpreta Diane Kruger.


Read more
14 de mayo de 2009
HOLLYWOOD CONTRA HOUSTON ROCKETS

Los Houston Rockets no están jugandose los playoffs de la NBA unicamente contra los Lakers de Kobe Bryant y Pau Gasol. También se enfrentan al propio Hollywood.

Tras una primera victoria para los de Houston, el equipo angelino necesitaba empatar la serie. Lo hacía en casa con la presencia inevitable de Jack Nicholson. Y el actor de "Mejor Imposible" hizo de las suyas para ayudar a los de Pau.

Con Houston barriendo de la pista a los Lakers, Nicholson se levantó y tuvo unas palabras con Ron Artest, que estaba siendo la estrella del equipo rival hasta ese momento. Nunca sabremos que palabras le dijo Nicholson pero el caso es que Artest que estaba haciendo excelentes cifras acabó desquiciado y siendo expulsado.

Al finalizar el partido, que gracias a la inestimable ayuda de Nicholson cayó del lado de los Lakers, Gasol tuvo palabras de agradecimiento para el actor.

Si Nicholson la lió parda en el primer partido en casa, el Staples Center parecía de nuevo una trampa perfecta de cara al siguiente enfrentamiento. Todo Hollywood estaba allí, como si de una encerrona se tratase. Desde Leonardo Di Caprio hasta unos besucones Kevin Bacon y Kyra Sedgwick, pasando por Denzel Washington y Adam Sandler.

A este paso no me extraña que Los Lakers sean los favoritos para lograr el anillo y ser campeones. No juegan solos.

Tiene que imponer que te Nicholson la lie en pleno juego, que Denzel te abuchee o que el bajista de los Red Hot Chilli Peppers interprete el himno nacional durante el partido vestido con el uniforme amarillo y púrpura del equipo. Como tampoco me extraña que los jugadores de los Rockets acaben avalanzandose sobre las estrellitas de Hollywood tal y como se aprecia en la foto que encabeza este post. Seguro que no fue intencionado, pero tampoco les debió preocupar.
Read more
7 de mayo de 2009
COLMILLOS EN ESTOCOLMO

¿Es posible hacer una película sueca de vampiros sin abandonar las muy particulares constantes narrativas y visuales del cine nórdico?. En efecto, es posible. Así lo ha demostrado Tomas Alfredson, el director de “Déjame entrar” con una película que es tan gélida como cautivadora y que cuenta con suficientes credenciales como para considerarla una de las joyas más recientes del cine fantástico europeo.

Aunque sería conveniente precisar lo de “cine fantástico”. En “Déjame entrar” no hay estacas de madera, cabezas de ajo o azufre, elementos propios de una buena cinta de vampiros. El drama social se antepone al género cinematográfico que siempre han frecuentado estos seres de la noche, siendo ésta primordialmente una historia de amor infantil entre dos niños desplazados.Eli es una niña vampiro y Oskar un niño no integrado en la sociedad. Sus problemas aun siendo de diferente naturaleza, son los mismos; la incapacidad para el contacto y la comunicación con otras personas, la falta de cariño familiar, la carencia de compañía y rechazo general. De ahí que el encuentro entre ambos, provocado por la llegada de la pálida joven a un nuevo bloque de vecinos, sea la mejor noticia para sus presentes y futuras vidas.

Tomas Alfredson mueve la cinta por un camino muy distinto al de un film de género al uso, donde el acoso escolar, las consecuencias de la convivencia en una familia monoparental disfuncional y la soledad marcan la base de esta relación de amistad, entendimiento y entrega entre Eli y Oskar.

Con la pausa y los silencios que le aportan la identidad sueca y el inteligente (y muy europeo) uso del entorno y la ambientación como herramientas fundamentales en la hipnótica atmósfera de la narración, “Dejame entrar” es una conmovedora a la par que escalofriante obra que hace de la sugerencia y el fuera de campo sus armas más potentes, sembrando así una sensación de constante inquietud en fuerte contraposición con la blanca nieve del paraje sueco y garantizando un par de momentos que podrán situarse entre los más impactantes y sobrecogedores del cine que podamos ver en este 2009 (remarcando especialmente el climax final en la piscina, etc).

Los violentos golpes gore en momentos puntuales de un desarrollo contenido, suave, sencillo hacen de “Déjame entrar” una película única en su especie, delicada y sutil, pero también segura y directa. Poesía pura a través de los ojos de sus dos pequeños pero damnificados protagonistas.

No ha tardado Hollywood en echarle el guante a este éxito europeo, galardonado con el premio del viejo continente en el pasado festival de Sitges, y reconocido en otras muestras como Toronto, Tribeca, Austin o Ámsterdam. Matt Reeves, director de “Cloverfield” ya prepara un remake que intentará repetir el gran resultado de la cinta original. Para ello deberá alcanzar el punto exacto de sensibilidad y crueldad, lirismo y violencia, pausa y contención que atesora esta excelente obra venida de Estocolmo. Tarea complicada.
Read more
2 de mayo de 2009
7 VIDEOS DEL 3 DE MAYO

Read more
"QUICOS", "KIKOS", MAIZ FRITO O MAIZ TOSTADO

- Comer "Quicos" crujientes tamaño extra grande en las salas de cine debería estar prohibido, especialmente si la película es de nacionalidad sueca y cuenta con más silencios que dialogos.

- Tiene delito que sean las propias multisalas las que los ofrezcan al público. Convendría ponerlos en el club de las pipas y de los chicles facilmente propensos a las pompas.

- Esta noche he descubierto que los "Quicos" crujientes tamaño extra grande son mucho más molestos que el espectador de risa nerviosa a destiempo, el adolescente que hace un chiste con cada escena o los caramelos de sonoros envoltorios.
Read more