28 de febrero de 2010
TITULOS AL LIMITE







No vamos a descubrir a estas alturas los caprichos de aquellos que se dedican a poner nombre a las películas que se estrenan en nuestro país. Tan solo hemos querido, con motivo del estreno de la última película protagonizada por Mel Gibson, hacer un recuento de los muchos, muchisimos títulos que contienen las palabra "al" y "límite" en sus múltiples versiones. Dos de las palabras preferidas de nuestros encargados de traducir libremente las películas junto a otras coletillas como "En el punto de mira" o "Vaya par de..."

Entre ellas "Vidas al límite" ("Total Eclipse") de la directora holandesa Agniezska Holland, "Al Límite" ("Bringing out the dead") de Martin Scorsese, "Al límite de la verdad" ("Changing Lanes") con Samuel L. Jackson, "Apostando al limite" ("Two for the money"), "Al límite del riesgo" ("Maximum Risk") de Ringo Lam o la actual "Al Límite" ("Edge of darkness") con el bueno de Gibson, entre otras muchas que ni siquieran figuran aquí.

Por supuesto ninguna de estas películas contienen "al límite" en su título original anglosajón. ¿Cuando respetaremos los títulos originales?
Read more
18 de febrero de 2010
LA CARRETERA; EL ÚLTIMO VIAJE

Photobucket

El mundo ha sido calcinado quedando solamente un hilo infinito de asfalto y la esperanza de un océano. Se ha perdido todo, incluso los valores. No queda nada de lo que conocimos y el recuerdo de lo vivido es una carga insoportable por la que convendría morir.
El ser humano ha dejado de ser humano. El suicidio es la opción. La supervivencia es tan solo la consecuencia del único instinto intacto, la protección paternal. Por eso Viggo Mortensen ha decido prolongar su existencia en tiempos de extinción. Por sacrificio, por expiación, por la responsabilidad del amparo.

La narración de John Hillcoat es de una fidelidad incondicional a la novela de Cormac Mcarthy, de ahí que esta adaptación sea una obra cargada de infertilidad y dolor, con escasas concesiones cinematográficas. “La carretera” es desoladora a ojos del espectador, pero su universo es tan deslumbrante como impecable es la gama de colores grises de la crepuscular fotografía de Javier Aguirresarrobe. En su aplastante descripción de lo más cercano que puede estar lo terrenal de lo infernal, "La Carretera" logra convertirnos en polizones de su viaje. Un viaje en el que jamás querriamos estar inmersos pero en el cual el poder del cine es capaz de introducirnos.
Sigilosamente, solo acompañados por el olor a ceniza y el sonido del viento "The Road" nos obliga a dar los mismos pasos que los harapientos padre e hijo protagonistas experimentando el abanico de insospechadas sensaciones que provoca encontrar un bunker lleno de comida en el que podriamos quedarnos a vivir, una casa donde poder ducharnos, un sótano inhumano y unos tétricos extraños de los que desconfiar.


"La Carretera", sobría, fiel, escrupulosa en todas sus facetas (desde las entregadas interpretaciones de Mortensen, Duvall o el niño Smith McPhee hasta la fotografía de Aguirresorrabe o la música de Nick Cave y Warren Ellis) resulta extremadamente incomoda por su grado perfección en la exposición de una existencia árida y devastada, capaz de perturbar al más imperturbable aún cuando toma la opción de moderarse en sus momentos de violencia más extrema. La podrán tachar de fría o innacesible aunque también contiene la sugestión y seducción de las grandes obras que la hace imborrable. Unicamente hay que decidir si queremos emprender tan duro viaje con la única e intangible recompensa de hallar el fuego interior o quedarnos en el mundo confortable que todos conocemos.
Read more
17 de febrero de 2010
AVATARIZADOS





Olvidaos de los disfraces de pitufo o de William Wallace de "Braveheart". Si queremos pintarnos de azul lo mejor es que sea de Na´Vi. Ahora todos quieren ser Na´Vi y vivir en Pandora. Algo tendrán estos bichos azules para inundar la red y que personajes de tanto renombre como Javier Bardem, Michael Jackson, Sayid Jarrah o Stanley Kubrick hayan logrado su propia réplica azulada.

La galería es larga y no tiene desperdicio. Veanla.
Read more
15 de febrero de 2010
GOYA 2009: LA MEJOR PELÍCULA DE ALEX

Photobucket

Es de tipo listo marcarse un discurso como el que realizó Alex de la Iglesia en el papel de presidente de la Academia en su primera intervención en la gala de los Goya. A diferencia de sus predecesores en el cargo, De la Iglesia hizo autocrítica, bajó los humos del gremio (“Joder que gremio” pronunciaba más tarde Buenafuente) e hizo arenga para trabajar en beneficio del cine español, el cual fue señalado como responsable de su éxitos y por primera vez como culpable de sus fracasos.


Fue un discurso firme, convencido y entusiasta, adjetivos que se reflejaron durante toda la ceremonia en el rostro De la Iglesia, el mismo rostro de un director el día del estreno de su película. Su película era, en esta ocasión, los Premios Goya, la mayor (y más criticada) herramienta de promoción del cine español, y lo cierto es que el espectáculo funcionó con la precisión de sus mejores galardonadas; el evento contó con un buen prólogo, un completísimo desarrollo donde comedia, musical y emocionante drama iban de la mano y un giro argumental final incluido. Y todo ellos sin interrupciones publicitarias.

Bien liderada por Andreu Buenafuente, que dejó varias hirientes perlas en forma de chistes (“Señora Ministra, no bajo a saludarla, porque me da miedo bajar cosas delante suya”), la ceremonia fue amena y muy ágil. Hubo elegancia y star-system (estuvieron Pé y Bardem, Amenabar, Almodóvar, Paz Vega), se pulieron los fallos de realización habituales, la retransmisión televisiva ganó con la voz en off de Toni Garrido que maquilló los tiempos muertos en la recogida de galardones y los montajes elaborados fueron divertidos y oportunos. La propia gala se convirtió en la estrella de la noche, por delante de sus películas nominadas.

El reparto de premios se ajustó a lo esperado con el triunfo de la carcelaria “Celda 211” de Daniel Monzón y el aplauso y reconocimiento técnico a “Ágora” de Alejandro Amenabar. Solo los Goya a Marta Etura y Alberto Amman (pareja en “Celda 211”) supusieron algo de sorpresa, la primera por su escaso papel, el segundo por birlarle el premio a Pablo Pineda, ganador de la Concha a Mejor Actor en San Sebastián por “Yo También”. Ocho Goyas fueron a las vitrinas de “Celda 211” incluyendo los de Mejor Director para Monzón y Mejor Actor para Luis Tosar y siete “cabezones” fueron para “Ágora”. La tercera en discordia fue la argentina “El Secreto de sus ojos”, probablemente la más redonda de todas cuantas estaban nominadas, recompensada con dos Goyas.

Ante la ausencia de competición en la pugna por los premios, las dosis de emoción vinieron por otros flancos. El Goya de Honor a Antonio Mercero fue como una propia película de Mercero; una pizca de humor, mucho de humanidad, y un fuerte contraste con el dolor y la enfermedad. La presencia y las palabras de sus hijos, la visita de Alex de la Iglesia al hogar del director de “La Cabina” y su pequeño discurso causaron la misma sensación enfrentada de felicidad, ternura y desconsuelo que dejaban algunas de sus películas y series de televisión e hicieron llorar a todo el respetable, Gran Wyoming incluido.

Hasta ese momento la gala derrochaba satisfacción y armonía como pocas (su audiencia televisiva sobrepasó los 4,5 millones de espectadores), pero faltaba una guinda final que se encargaron de presentar con gran sentido del humor la Sardá y Andreu. Pedro, el orgulloso realizador manchego, el cineasta más universal de nuestro cine, aquel que rechazó a la Academia una y otra vez, se escondía durante varias horas en una habitación de hotel para hacer acto de presencia en el último premio de la noche firmando la paz con la Academia para asombro de todos los presentes. La insistencia de De la Iglesia fue la que llevó a Almodovar a olvidar viejas rencillas y aparecer en escena dotando de unidad y bienestar a nuestro cine. Precisamente la misma insistencia que ha conseguido confeccionar la mejor ceremonia de los Goya de toda su historia. La insistencia que es sinónimo de la ilusión y el esfuerzo de los que hablaba el presidente de la Academia en su monólogo. La insistencia que lleva al cine español por el buen camino.


Ver lista de ganadores aquí

Read more
4 de febrero de 2010
NACIDO PARA EXPLOSIONAR

Photobucket

Kathryn Bigelow se ha movido durante toda su carrera en tierra hostil. No debe ser fácil ser mujer-directora y no mostrar ni una pizca del tacto y quietud fílmica al que nos tienen acostumbrados gente como Jane Campion o Sofia Coppola, como tampoco adentrarse una y otra vez en los terrenos del cine de acción, el thriller y el género bélico dominados tradicionalmente por su género opuesto.

Lejos de amedrentarse por su condición excepcional, Bigelow hace gala en “En Tierra Hostil” ("The Hurt Locker") de un enorme derroche de testosterona, algo que ya se adivinaba en trabajos anteriores de la directora como “Le llaman Bodhi” o “K-19: The Widowmaker”.

Esta narración regresiva donde sobrevivir y volver a casa es el fin de solo unos pocos de sus personajes, supone una nueva aproximación del cine norteamericano a la guerra de Irak, aunque sin posicionamiento ideológico alguno, lo que la separa de títulos recientes como "Redacted" o la infravalorada "En el valle de Elah". La cinta de Bigelow no se detiene un instante a plantearse el verdadero sentido del conflicto, del mismo modo que a su protagonista, el sargento William James (Jeremy Renner) parece no importarle el porqué de tantas bombas y muertes, sino únicamente los chutes de adrenalina que supone llevar a cabo una tarea de artificiero como la suya.

Lo que mueve al protagonista de la cinta es la sensación de riesgo, el contacto con el peligro, el amor por los cables de colores y la kilometrica distancia entre una vida rutinaria y otra, más satisfactoria, repleta de dias agitados. De ahí que en “The Hurt Locker” prime la tensión y la acción, parcelas donde precisamente mejor se maneja Bigelow. Su película, desde el potente arranque, está planteada como una sucesión de secuencias donde desactivar un artefacto explosivo es la misión, con la carga de angustia y suspense pertinente.

Bigelow alcanza buenos momentos de tensión contenida gracias a su excelente pulso narrativo y a una acertada labor de montaje, pero en su alternancia de secuencias nerviosas falta consistencia en el hilo argumental y sobran altibajos entre sus diferentes situaciones de riesgo.

Es, por tanto, "En tierra hostil" un desigual ejercicio de cine de suspense bélico y tono documental, la enésima bajada a la realidad del soldado cámara al hombro, en la cual lo verdaderamente destacable radica en la capacidad de Kathryn Bigelow para introducirse en una propiedad exclusivamente masculina y no salir airosa, sino triunfadora. Un merito, que en un año no demasiado fértil ha valido 9 nominaciones al Oscar y quien sabe si una estanteria repleta de estatuillas doradas.
Read more
2 de febrero de 2010
QUE VIENEN LOS OSCAR!




- Una vez vistas las nominaciones, me pongo a hacer el reparto y me salen las cuentas. 5 Oscar técnicos para “Avatar”, 4 principales para “En tierra hostil”, y los demás a repartir entre las restantes; el de Christoph Waltz para “Malditos Bastardos”, el de Mo´nique para “Precious”, los de música y película de animación para “Up”. Mucha lógica en esta distribución de premios, con los que todas las máximas nominadas ("Avatar" y "En tierra hostil", tienen 9, "Malditos Bastardos", 8 nominaciones)quedarían meridianamente contentas. Y viendo la poca capacidad de sorpresa de las últimas ediciones de los Oscar, no sería nada descabellado.

- Aunque en realidad este año existe una mayor competencia que en ediciones anteriores, al menos en lo que se refiere a los premios mayores. “En tierra hostil” es la gran favorita; ganó la práctica totalidad de los premios de críticos norteamericanos, dos galardones de gran entidad como son el gremio de productores y el gremio de dirección, pero perdió los Globos de Oro, lo cual le proporcionó muchos puntos a “Avatar”. Y no nos olvidemos de “Malditos Bastardos” que logro el premio al Mejor reparto en el Gremio de Actores, una mención que suele coincidir con Mejor Película en los Oscar.

- Toda la emoción que pueda caber en la categoría de Mejor Película (por mucho que haya 10 en vez de 5 nominadas”) brilla por ausencia en las categorías interpretativas. Que “The Blind Side” haya entrado entre las 10 nominadas a Mejor Película confirma que Sandra Bullock tiene el Oscar en el bolsillo, por mucho que Meryl Streep se empeñe año tras año en ser candidata dejando cada vez más lejos el record de nominaciones que ostentaba Katherine Hepburn.
Jeff Bridges, alias “el Nota”, cuenta con todas las papeletas para ver recompensada su carrera con el premio a Mejor Actor por “Corazón Rebelde” y no hay quien sople a Christoph Waltz, el coronel Hans Landa de “Malditos Bastardos” y a Mo´nique por “Precious” como triunfadores secundarios.

- Estamos acostumbrándonos a la presencia española en los premios. No hay año que no figure algún español entre los nominados. La dama y la muerte, Javier Recio Gracia se cuela como Mejor Cortometraje de Animación y Penélope Cruz es la única actriz del estelar reparto de “Nine” que logra candidatura. Tercera nominación para Penélope en 4 años, justo en la edición posterior de la que salió con estatuilla bajo el brazo.

- También son un poquito nuestras dos excelentes películas como la peruana “La teta asustada” que representará por primera vez a Perú y “El secreto de sus ojos” de Juan José Campanella por Argentina. En su categoría la de Mejor Película de Habla no inglesa encuentran a dos duras rivales en “La cinta blanca” de Michael Haneke y la francesa “Un profeta

- Si otros años el protagonismo ha estado en los nominados de color y las películas con contenido racial, los nominados y los contenidos homosexuales, este año el punto de mira más mediático y/o social es la nominación a una mujer. Katryn Bigelow es la cuarta directora en estar nominada y tiene todas las de ganar si su ex-marido James Cameron no lo impide.

- Nos gusta; la nominación a Michael Giacchino por “Up” y que la cinta de Pixar sea el primer film animado en estar nominado desde “La bella y la bestia”.
Que todo un veterano como Christopher Plummer consiga a sus 80 años su primera nominación al Oscar. Que la Academia haya sido coherente y no haya nominado el guión de “Avatar”. Que Nick Hornby haya sido nominado por el guión de “An Educación”.

- No nos gusta; Que se hayan olvidado de Marvin Hamlisch por “El Soplón” y de Christopher Young por “Arrástrame al infierno” en la candidatura de Mejor Banda Sonora. Que no esté Michael Stulhbard por “Un tipo serio”. Que las candidaturas interpretativas parezcan estar tan claras de cara a la victoria.

Los premios Oscar se entregarán en la próxima madrugada del 7 de Marzo en una gala que presentarán Steve Martin y Alec Baldwin. La lista completa de las nominaciones la podeis encontrar en tiooscar.com.
Read more