29 de diciembre de 2010
MOMENTAZOS Y DETALLES DEL 2010


Despedimos el 2010 con nuestro habitual repaso a los momentos y detalles mas reseñables que nos deja el año cinematográfico que estamos a punto de finalizar. Una cosecha no demasiado fructífera pero de la que se siempre es posible rescatar imágenes capaces de definir por si solas el año 2010 para el séptimo arte.

- Shyamalan rodando secuencias de acción en “The Last Airbender”, una película a la que la crítica norteamericana vapuleó sistemáticamente.

- El accidente de coche de Richard Jenkins en “Déjame entrar”, excelemente rodado por Matt Reeves en este remake innecesario.

- Hablando de remakes: “Brothers” si era necesario. Especialmente si ofrecía una interpretación como la de Tobey Maguire.

- El descubrimiento de Carey Mulligan en “An Education”. Aunque preferimos a Emma Stone; pizpireta en “Los fantasmas de mis ex-novias”, resuelta en “Rumores y mentiras” y rubia en la próxima entrega de “Spiderman”.

- Y ya que estamos con descubrimientos; Aaron Johnson, el Dave Lizetsky de “Kick Ass” llamó la atención vestido de verde y amarillo, aunque también como hijo perfecto fallecido en “El Mejor”. Conviene no perdérselo el próximo año como John Lennon en “Nowhere Boy”.


- Los créditos iniciales de “Balada triste de trompeta”. Y las interpretaciones de Areces y De la Torre.

- La valentía de un director español,Rodrigo Cortés, a la hora de rodar en un único espacio, con un único actor y un par de instrumentos. "
Buried".

- ¿Y Luiso Berdejo?. Él lo intentó, pero “La otra hija” le salió rana a pesar de Kevin Costner y Ivana Baquero.

- La hipnosis que produce “Canino”. Hay vida más allá de Haneke.

- ¿Alguien ha dicho Haneke?. La fotografía en blanco y negro de Christian Berger para “La cinta blanca” era
maravillosa.

- “Centurión”; entretenidísima serie B romana. Además sale Michael Fassbender, un titán
por explotar.

- Travolta rapado y disparando directamente
a la sien en “Desde Paris con amor”.

- Angelina Jolie volvió a lucir
estupenda ya fuese rubia o morena, americana o rusa en “Salt”. Mucha acción y tiros y nada ni nadie que pudiese despeinarla.

- Las
apariciones de Lucy Punch en “Conocerás al hombre de tus sueños” de Woody Allen. No es Mira Sorvino pero nos sirve.

- Entre tanto vampiro hormonado pasó sin hacer ruido
una de vampiros de las que merecen la pena; “Daybreakers”.

- 6 Oscars se llevó “En tierra hostil”. Demasiado premio para una de las más corrientes películas que jamás ha ganado el Oscar.

- El timo de las 3D: ¿Alguien vio algo medianamente claro en “Furia de titanes”? Mejor sin gafas.

- Más de lo mismo le pasó a “Alicia en el país de las maravillas”. Tanto cegaban las 3 dimensiones que ni siquiera vimos a Tim Burton.

- Por fin reímos con el extraño sentido del humor de Wes Anderson. Su fantástico zorro, Mr.Fox y la fauna que le rodeaba proporcionaron al director de “Los Tennenbaums” su
mejor película hasta la fecha.

- Pocos pueden discutirlo, la película del año es “La red social”. Sugerimos que os hagáis fan de ella y la recomendéis a vuestros amigos.

- Polanski fue portada en 2010. Lo retuvieron, lo encarcelaron, lo juzgaron, lo liberaron y estrenó una de las mejores películas del año, “El Escritor”.

- Premio al mejor músico del año: Alexandre Desplat, estuvo en todas; “El Escritor”, “Fantastico Mr.Fox”, “Tamara Drewe”, “Harry Potter y las reliquias de la muerte”, “Cheri”, “
El discurso del rey”, “Un profeta”.

- Mel Gibson volvió…y nos aburrió. “Al limite” fue un
retorno un tanto insulso.

- En 2010 volvimos a los años 80. “
Héroes” despertó la nostalgia española en los espectadores y “Jacuzzi al pasado” nos recordó que no hace tanto tiempo usar calentadores y cintas en el pelo no era sinónimo de hortera.

- Algunas de las mejores secuencias del año; el
Bar Mitzvah psicotrópico de la marciana “Un tipo serio”, la entrada al psiquiátrico con música de peli de los 40 de “Shutter Island”, la carrera de remo de “La red social” o el momento “bunker” de “La carretera”.

- Julian López diciendo “
Ay que rico” en “Que se mueran los feos”.

- La que nos impactó por su sequedad y violencia: "
Un profeta" de Jacques Audiard

- Pixar volvió a tocar el cielo con
el final de “Toy Story 3”. Podéis confesar que vosotros también llorasteis.

- Buenos consejos para ganar tiempo en los aeropuertos; los que daba George Clooney en “Up in the air”.

- “The Town: ciudad de ladrones”: Ben Affleck director: SI. Ben Affleck actor: rotundamente NO.

- Dar cera, pulir cera. Volvió Karate Kid, esta vez con Jackie Chan , la muralla china y el hijo de Will Smith, (AKA “
el amigo de Pablo Motos”).

- La confirmación interpretativa del año; Jesse Eisenberg, el Mark Zuckerberg de “La red social” (AKA, “
el enemigo de Pablo Motos”).

- Película a reivindicar del 2010: “
Two Lovers”, la inmadurez y las relaciones según Joaquin Phoenix, Gwyneth Paltrow y Vinessa Shaw.

- Película sobrevalorada del 2010: “Origen”.
Sueños, sueños y más sueño…

- Cierre necesario; “Shrek 4”

- Película de terror del 2010: “
The Crazies

- Momento “anuncio de compresas” del 2010: el
cielo según Peter Jackson en “The lovely bones”.

- Algo que no entendemos y seguimos sin entender; el revuelo formado alrededor de Sandra Bullock (premio Oscar
incluido)

- Actor trasnochado del 2010: Tom Cruise en “Noche y día”, ex-aequo con Harrison Ford en "Medidas desesperadas".



Feliz año nuevo! Os esperamos en 2011 en "El Séptimo Cielo".
Read more
25 de diciembre de 2010
SINDIÓS PAYASIL


Pocas veces se encontró el cine español con una película tan arrolladora y descompensada como “Balada triste de trompeta”, cargada de excelentes ideas magníficamente ejecutadas pero caótica y deshilvanada como pocas.

Con un comienzo brillante que incluye unos títulos de crédito escalofriantes que condensan en tan solo un par de minutos la historia de la España del siglo XX y que cobran todavía más fuerza con el tema musical de Roque Baños que lo acompaña, “Balada triste de trompeta” se inicia como mandan los cánones: guardando una estructura lógica, contando con un hilo argumental coherente y lineal; el de dos payasos, uno triste, el otro feliz, que esconden dos personalidades homicidas y trastornadas. La presencia de Natalia (una insuficiente Carolina Bang), la trapecista del Circo en que trabajan, provocará un enfrentamiento delirante y extremo entre los dos payasos (¿Alguien dijo “Muertos de Risa”?).


Mientras dura la historia de amor, muy “sui generis”, por supuesto, De la Iglesia se las arregla para introducirnos, sin que pestañeemos, en su universo, acoplando acontecimientos relevantes de la historia de España como telón de fondo (¿alguien dijo “Malditos Bastardos”?), haciéndonos cómplices de sus golpes de humor negro, de su gusto por la violencia y el exceso visual. La película funciona y atrae.

Sin embargo, “Balada triste de trompeta” es una cinta que te da y te quita. Desde la primera desfiguración payasil, la propia película se desfigura, alternando secuencias que vistas de manera independiente son poderosas pero que en conjunto adolecen de homogeneidad. Da la sensación de que el director vasco solo tiene buenos conceptos a filmar y pocos recursos para ordenarlos en un guión irregular que busca a través de la casualidad la integración de una secuencia con otra. La película, sin abandonar su fuerza plástica, se vuelve caótica en su segunda mitad hasta el punto de desubicar al espectador, que asistirá atónito al carrusel de violencia extrema, payasos deformes, guardias civiles, caudillos que cazan, atentados a presidentes del gobierno y canciones de Raphael que mostrados sin orden ni concierto alguno provocan la confusión y la anarquía en la sala para finalizar en un climax en la cruz de los caídos (¿Alguien dijo Hitchcock?) que roza el colmo de lo grotesco y lo inconexo.

Se podría afirmar que el payaso de la función no es tanto Carlos Areces ni Antonio de la Torre (tremendos ambos en sus entregadas interpretaciones) sino el propio Alex de la Iglesia capaz de ofrecer las dos caras de un clown; pintado y engalanado en su faceta de artista -el mejor en su especie-, y embrollado, excedido, perturbado en su desnudez, para, de nuevo, ofrecer un film tan vertiginoso, llamativo e inusual como desigual, lo que aumenta su nómina, cada vez más gruesa, de títulos fallidos. Títulos que no obstante contienen momentos únicos dentro de la cinematografía española, algo que es tan meritorio como insatisfactorio.

Read more
24 de diciembre de 2010
WISHLIST NAVIDEÑA DE FNAC


Esta noche llega Papá Noel a nuestros hogares y lo más cinéfilos del lugar siempre esperan algún instrumento tecnológico de última generación, el más novedoso pack en DVD o Blu-Ray o la figura de coleccionista más freak con la que tu madre pueda rearfirmar la teoría de que su hijo no ha madurado todavía y no madurará jamás.
Este año, la cadena FNAC brinda a los blogers la posibilidad de pedirle a la Navidad muchos de estos deseos y de paso celebrar la llegada de 2011 eligiendo tantos productos como puedan caber en un presupuesto de 2011 euros, de los cuales un agraciado/a se llevará a casa (ver bases).

Para ello, ejercemos de compradores imaginarios por unas horas y seleccionamos estos productos que serían de nuestro agrado y probablemente también del vuestro. Y como es Navidad y compartir es vivir, si acaso resultasemos ganadores de entre todos los participantes, sortearíamos un producto de la lista entre nuestros lectores del blog. Aquí va nuestra lista. Podeís hacer la vuestra!:

Sony BDV-E370 Home Cinema 5.1 Blu Ray 3D 499 euros
Malditos Bastardos: Figura Aldo Raine 199,95 euros
Pack The Wire (Bajo Escucha) (Serie Completa) 96,99 euros
Pack Perdidos: La colección completa (Formato Blu-Ray) 289,99 euros
Pack Alien: Quadrilogy (Edición limitada. Formato Blu-Ray) 58,99 euros
Pack Regreso al futuro: Trilogía (Edición limitada coleccionista Delorean- Formato Blu Ray) 67,99 euros
Toy Story 3 (Estuche metálico) + Libro 22,99 euros
Pack Carnivale: La colección completa 50,99 euros
Pack Los Soprano: La colección completa 96,99 euros
Pack Muchachada Nui: La serie completa (Porta CD´s) 34,99 euros
Pack Star Wars. Episodios IV,V y VI 39,99 euros
JBL Onstage III Altavoz Blanco para iPod/iPhone 149,90 euros
Libro "Vader" de Peter Wilmur y Ryan Windham 39,50 euros
Biografía de Clint Eastwood por Patrick McGilligan 25,90 euros
Call of Duty Black Ops PS3 70,95 euros
Red Dead Redemption PS3 59,95 euros
Cámara digital Canon IXUS 130 Naranja 199 euros


Total: 2004,06 euros

Feliz navidad a todos!
Read more
21 de diciembre de 2010
LOS DERECHOS DEL NUEVO MUNDO



Ambicioso y muy interesante es “También la lluvia”, el sexto trabajo de Iciar Bollaín (“Te doy mis ojos”, “Flores de otro mundo”) tras las cámaras, la cual junto a Paul Laverty, guionista habitual de Ken Loach y pareja sentimental de la directora, ha viajado a Bolivia para ofrecer una completísima película que fluye perfectamente entre los diferentes niveles que propone.
También la lluvia” supone algo de novedad en el enclaustrado cine social español, un subgénero en sí mismo en el que Bollaín se ha movido durante toda su carrera. Es cierto que volvemos a la denuncia, a la descripción y habitual crítica de la carencia de libertades de países de menor desarrollo, pero esta vez Bollaín utiliza el metalenguaje fílmico para alcanzar ese fin, acercándose al objetivo a través de una de esas historias de "cine dentro del cine”: las vicisitudes de un equipo de rodaje en la Bolivia pre-Evo Morales para poder finalizar su película una vez que estalla la llamada “guerra del agua” que enfrenta al pueblo y al Gobierno del país indígena.

El verdadero logro de Bollaín y Laverty radica en el perfecto acoplamiento de las piezas que participan en los tres frentes que ambos manejan; el complicado rodaje en Bolivia y el levantamiento popular, así como el retrato de la América recién descubierta por Cristóbal Colón, argumento principal de la película que dentro de “También la lluvia” se lleva a cabo y que contrastada con la citada “guerra del agua” sirve para poner en evidencia las escasas diferencias de libertades y derechos en una misma población con un margen de 500 años. Del mismo modo, “También la lluvia” funciona en un tercer ámbito, como relato de los problemas de rodaje de una producción de no demasiado presupuesto en localizaciones que presentan conflictos.

Personajes como el de Daniel, el rebelde boliviano de marcado físico y Antón (un maduro Karra Elejalde que pide a gritos el Goya por este papel), el indómito actor que encarna a Cristóbal Colón en la ficticia película, son tesoros guardados por el guión de “También la lluvia”. Sus personajes reflejan el pasado, el presente y el futuro de Bolivia planteando continuos dilemas morales a sus compañeros de batallas y por ende al espectador, ubicado de una manera rápida, atractiva y bastante cinematográfica (estamos ante una película notable en lo visual y excelentemente rodada por Bollaín) en el contexto y el problema de la población boliviana. Bollaín utiliza con gran provecho las armas narrativas del cine para concienciar y hacer pensar al público y además hace de “También la lluvia” un entretenidísimo film con mayor nervio que los de su especie.

Su buen reparto- Luis Tosar, Gael García Bernal, Raúl Arévalo- se encarga de todo lo demás hasta completar el competente resultado final de una película que será la encargada de representarnos en la próxima edición de los Oscar y que aporta frescura en su forma -que no en su fondo- a la recurrencia del cine social español.
Read more
16 de diciembre de 2010
QUE VEN MIS OJOS!!


Que conste que “El habitante incierto” nos pareció un prometedor debut para Guillem Morales pero “Los ojos de Julia”…ay, “Los ojos de Julia”!!!

Os dejamos siete apuntes sobre una película más disparatada que terrorífica:



1. El descaro: Descaro en copiar la fórmula de “El Orfanato”, con el mismo envoltorio, actriz y situaciones. El cine español ha encontrado el filón en el terror “psicológico” y no parece querer soltarlo.

2. El homenaje: Llámalo homenaje, llámalo como tú quieras; “El fotógrafo del pánico”, “Sola en la oscuridad” y el propio “El habitante incierto” están demasiado presentes en “Los ojos de Julia”. Y aquí no acaba la lista; “La ventana indiscreta”, “Psicosis”, etc, etc…¿Falta de personalidad?

3. El despropósito: Si la protagonista es ciega y está amenazada, no hay necesidad de dejarla sola en cada oportunidad que se tenga. Claro, que así se crean situaciones de suspense que de otra manera el guión no podría ni sabría encontrar.

4. El nombre: Guillermo del Toro. El mexicano se ha convertido en una marca. "El laberinto del fauno" le ha permitido que con sólo unir su nombre a la producción de un film de género este provoque interés entre el público.

5. La anciana: En “El Orfanato” era Montserrat Carulla, aquí es Julia Gutierrez Caba. La anciana solitaria y con secretos (aquí también tiene gatos) debe aparecer por decreto, aunque solo sirva para hacerse la ciega, veté tu, de nuevo, a saber porqué.

6. El cansino: Lluis Homar. De 10 películas españolas, él está en 9. La próxima, “No tengas miedo” de Montxo Armendáriz, junto a….tachan!!!! Belén Rueda.

7. El descubrimiento: Pablo Derqui es lo único destacable de una película. Semejante al descubrimiento de Javier Godino de “El Secreto de sus ojos” del pasado año. El cine español está lleno de intensos villanos que no conociamos.

Read more
13 de diciembre de 2010
BREAKING BAD: PURA ADICCIÓN


Desconocida entre el gran público, sin repercusión en su emisión en España, ni siquiera editada en dvd en nuestro país y sin embargo una de las mejores series que se pueden encontrar en la televisión actual con poco o nada que envidiar a cualquiera de las llamadas grandes series de la pequeña pantalla (véase “Los Soprano”, “The Wire”, “Lost”, etc).


Breaking Bad” es la serie impecable, brillante, adictiva del momento. Una droga tan dura como la metanfetamina que como tabla de salvación elabora Walter White un profesor de química desencantado, con dificultades económicas, con cáncer terminal, un hijo con parálisis y una mujer en avanzado estado de embarazo. Viendo el drama de su protagonista no parece ésta la serie más positiva y motivadora a la que enfrentarse aunque precisamente de esas comprometidas circunstancias, de las decisiones a tomar en tales situaciones extremas, de los dilemas morales a los que se enfrentan sus personajes, Vince Gilligan (“Expediente X”) y su equipo de guionistas crean, la más rocosa, áspera y a la par fascinante de las historias de la tv reciente, donde la intachable calidad de unos guiones llenos de sensatez y sin apenas concesiones gratuitas (controlador aéreo aparte) junto a las soberbias interpretaciones de su reparto – Bryan Cranston acumula Emmys y Aaron Paul empieza a hacerlo- y un puñado de episodios con enigmáticos prólogos e impecable realización (véase “The Fly”, dirigido por Ryan Johnson, el de “Brick” o “Los Hermanos Bloom”) ayudan a redondear el resultado final de un producto casi perfecto.


Pero no es drama todo lo que reluce, “Breaking Bad” utiliza el sufrimiento como desencadenante de los hechos pero prefiere la tensión contenida y la delgada línea entre lo punible, lo ético, lo inevitable en las coyunturas provocadas por Walter White y Jesse Pinkman, su problemático pupilo, en esa nueva y desconocida tarea de producción y distribución del llamado “cristal”. Esta intromisión en el mundo del narcotráfico genera momentos únicos (la estancia con el peligroso Tuco, los gemelos chicanos, etc…) e iconos instantáneos (una autocaravana, “Los Pollos Hermanos”, el cristal de color azul) más si tenemos en cuenta que Hank, el cuñado de Walter, es agente antidroga y el principal encargado de desenmascarar a un tal Heisenberg (otro icono).


Compuesta hasta el momento por tres intensas temporadas donde el desarrollo de los personajes sigue un curso más que lógico, “Breaking Bad” habla en primer lugar de la mentira y las válvulas de escape, para continuar con una espiral obsesiva donde todo parece estar permitido y derivando en un modelo organizado de producción que encamina la serie hacía un relato casi mafioso que lo entronca con otra grande como pudiera ser “Los Soprano”.Y todo con un envoltorio ocre, en ocasiones insano, lleno de ambigüedades donde todos sus personajes deambulan entre lo apropiado y lo indecente y donde incluso hay tiempo para la comedia más negra. Lo dicho; una joya imprescindible que convendría reivindicar y que demuestra una vez más que el verdadero talento, la libertad creativa y la inspiración ha abandonado el cine para pasarse a la más pequeña de las pantallas.

Read more
9 de diciembre de 2010
EL DRAMA POR EL DRAMA


Hay pesimistas cuya negatividad está fundamentada y otros que lo son por sistema. Alejandro González Iñarritu ha hablado en la totalidad de su filmografía desde que debutase con aquella excelente película llamada “Amores Perros” del dolor, la pena y la amargura, siempre justificados a través de casualidad y el destino. Sin embargo, con su último trabajo, “Biutiful”, Iñarritu se ha transformado en un pesimista caprichoso acercándose a sus temas favoritos y recurrentes sin argumentos suficientes para dotarlos de credibilidad.


Rodada en el lado más gris de Barcelona, con gran parte de su reparto español (Eduard Fernández, Ruben Ochandiano) y la inmigración y la subsistencia como “supuestos” leiv motivs de su narración, “Biutiful” más que una película dramática es un drama de película cuya principal intención es el seguimiento a un personaje- el de Uxbal, encarnado por un esforzado Javier Bardem- anclado en una vida miserable donde el sufrimiento es la constante y donde no existe ni un atisbo de esperanza para todo lo que le rodea.


Iñarritu no da concesiones de ningún tipo. Sólo aboga por la fealdad y la suciedad, fijando su cámara en la figura de Uxbal, al que acompaña sin quitar ojo durante todo el metraje, acercándose continuamente hasta el primer plano de su rostro del mismo modo que acerca su objetivo a los planos callejeros de una austera Ciudad Condal, probablemente la manera más vistosa con la que el director mexicano puede hacer demostrar al espectador su implicación y conocimiento del universo urbano y desamparado que retrata, aunque lo cierto es que Iñarritu, por muy cerca que fije su cámara está bien lejos de la realidad social siendo incapaz de dotar de verosimilitud a la historia, incapaz de llegar a ningún puerto con la trama y subtramas propuestas, cuya resolución (esas estufas, esa persecución policíaca en plenas Ramblas, más propia de un thriller) está a años luz de ser admisible.

Aquel “alma” del que Iñarritu hablaba en “21 gramos”, otro de sus dramas más angustiosos, brilla aquí por su ausencia, demostrando que la presencia de Guillermo Arriaga en el guión era parte importante en el consistente resultado final de sus tres primeros trabajos con los que el mexicano se metió al público en el bolsillo.



Suavizar su cine y dar un poco de esperanza a sus historias no le vendría nada mal al director de “Babel” si no quiere hastiar al espectador con su negativa y cada vez más vacua perspectiva de la existencia humana. Porque la vida tiene asperezas, sí, pero también hay luz más allá de tanta pena.
Read more
3 de diciembre de 2010
TEMPORADA DE PREMIOS



Ya conocemos algunos de sus detalles. Se entregarán el 27 de Febrero en una gala que estará presentada por Anne Hathaway (“El diablo viste de Prada”) junto a James Franco (“Spiderman”) y que como es habitual tendrá lugar en el Kodak Theatre de Los Ángeles. Pero lo que todavía no sabemos, aunque si podemos intuir, son aquellos títulos que serán los protagonistas de la noche y de los cuales solamente uno de ellos se alzará con el tan ansiado premio dorado. Sin todavía demasiados resultados en los que basarnos, únicamente los de la Nacional Board of Review - que han premiado a “La red social”-, desde “El Séptimo Cielo” nos lanzamos a la piscina con suficiente anterioridad apuntando algunas de las que serán las películas de la 83ª edición de estos premios.

El discurso del rey” es el primer nombre a tener en cuenta. Basada en una anécdota real, la de los problemas de dicción del rey Jorge VI de Inglaterra (Colin Firth) que le llevan a entablar amistad con su logopeda (Geoffrey Rush) es la apuesta más clásica del año así como la opción británica habitual en estos premios y una de las contendientes más serias de la edición en categorías importantes como película, guión o interpretaciones.

Origen”, “Toy Story 3” y “La red social” son cintas que ya dejaron la cartelera hace un tiempo pero que figuran entre las fa voritas a acumular candidaturas. La cinta de Nolan es sin discusión el blockbuster más importante del año y la Academia puede con su elección compensar el muy criticado (no por nosotros) olvido de “El caballero oscuro” en la edición de hace un par de años. La película animada de Pixar es una nueva demostración del altísimo nivel de una compañía que pide a gritos una compensación mayor y más dorada a la magistral aportación al séptimo arte que cada temporada realiza, mientras que la obra de Fincher un brillante ejercicio de dirección y guión, probablemente la película más redonda e inspirada del 2010.


Danny Boyle ya sabe lo que es ganar el Oscar gracias a “Slumdog Millionaire”, este año intentará hacer doblete con “127 horas” la historia real de supervivencia de un alpinista atrapado en una montaña. Mientras Darren Aronofsky busca el reconocimiento que la academia no le otorgó con “El Luchador”. Su apuesta es “El cisne negro”, drama con elementos fantásticos ambientado en el mundo del ballet y protagonizado por Natalie Portman, actriz con altas posibilidades de nominación.
Quizá “The Fighter” pueda acaparar toda la atención que su homónima “El luchador” no pudo tener. Centrada en el mundo del boxeo y tras ver como Brad Pitt se apeaba del proyecto a última hora, esta cinta puede dar bastantes alegrías a Mark Whalberg y Christian Bale, sus protagonistas principales.

El cada vez más presente apartado independiente podría estar cubierto por títulos como “Winter´s Bone”, “The kids are alright” o “Rabbit hole”. La primera, la cruzada de una joven por destapar la historia de su desaparecido padre, logró el premio del Jurado y el de Mejor Guión en el último Sundance y ha recibido aplausos en los festivales por los que ha pasado. Jennifer Lawrence, podría colarse en la categoría de Mejor Actriz. “The Kids are alright” es una de esas comedias de aire indie con reparto imponente; Annette Bening y Julianne Moore son una pareja de lesbianas cuyos hijos (nacidos por inseminación artificial) se empeñan en buscar a su padre biológico (Mark Ruffalo).
Por último, “Rabbit Hole” de John Cameron Mitchell (“Shortbus”) puede garantizar a Nicole Kidman otra presencia en los premios. Basada en la obra ganadora del premio Pulitzer del mismo nombre, trata sobre una pareja que intenta superar la trágica muerte de su hijo de cuatro años en un accidente de tráfico.


Sería una temeridad cerrar esta lista obviando los nombres de los Hermanos Coen (“No es país para viejos”), Peter Weir (“Master and Commander”), Mike Leigh (“Secretos y mentiras”), Clint Eastwood (“Sin Perdón”) o Roman Polanski (“El pianista”), directores cuyos trabajos siempre merecen nominaciones. “True Grit”, remake del clásico de John Wayne, “Valor de ley”, “Camino a la libertad”, “Otro año”, “Hereafter, Más allá de la vida”, y “El Escritor” son, respectivamente, las películas con los que estos realizadores lucharán por una estatuilla que cada vez es más codiciada por las grandes productoras y estrellas del panorama del séptimo arte. Esto es sólo el comienzo. Seguiremos informando.
Read more