21 de enero de 2011


Eres joven e indomable hasta el punto de realizar servicios para la comunidad por haber cometido actos delictivos. Es entonces cuando una extraña tormenta cae sobre tu ciudad y un rayo certero te otorga un poder que jamás imaginaste. No dominas tu nueva condición aunque tu arrogancia se multiplica y tu vida aumenta en emociones. ¿Apasionante, verdad?. Eso es “Misfits”, una serie de ¿superhéroes? que deja en mantillas a “Héroes” pero que es mucho más que una simple historia de jóvenes tocados por una varita de lo sobrenatural.


Desde sus primeros minutos de episodio, “Misfits” nos presenta a cinco personajes de arrollador carisma, que destacan del resto no sólo por su abutanado mono de trabajo sino por su salvaje personalidad. Nathan, Simon, Curtis, Aisha y Kelly (a ver quien es el guapo que entiende su inglés) son un fiel reflejo de la generación “brit” que ya describía con precisión la serie “Skins” o títulos del cine británico como “This is England” o algunos años antes, “Trainspotting”.


Misfits” es principalmente una serie sobre el comportamiento desarraigado e inadaptado de la juventud inglesa, lo que provoca situaciones que por insolencia, descaro y exceso de ímpetu son tremendamente divertidas y adictivas, especialmente aquellas protagonizadas por Nathan (Robert Sheehan), gesticulante y disparatado personaje que marca el ritmo de cada capítulo en sus apariciones.


Los personajes y situaciones de “Misfits” sólo se alejan de la realidad social cuando aparecen los poderes, directamente conectados con las personalidades de sus receptores. Es ahí cuando la serie aparca la descripción generacional y pasa a la acción haciendo gala de ingenio, sentido del humor y una tremenda agilidad narrativa (véase el capítulo 1x04, con retrocesos espacio-temporales) que permiten a “Misfits” sacar los colores a otras series que han jugado las mismas bazas argumentales.


Compuesta hasta el momento de 2 temporadas de 6 y 7 episodios respectivamente (cada season pide a gritos ser vista en una única “sentada”) y con un enorme éxito en las islas que la ha llevado a renovar por una tercera y a que se hable de su traslado cinematográfico, “Misfits” es una serie de obligado visionado entre “Breaking Bads”, “Boarwalk Empires” o “Walking Deads” varios. Y es que nunca viene mal desentumecerse de tanta serie norteamericana. Especialmente si es con una joya tan divertida como esta que nos hará pensar porque no miramos antes a la producción televisiva del país del té de las cinco.

Tagged
Different Themes
Written by Roberto García

Escrito con mucho esmero e ilusión desde Albacete. Comenta si te apetece y si no, escucha nuestro programa de radio, que también tiene su aquel.

1 comentarios

  1. troyana says:

    Hola,
    de momento voy por el episodio 3 de la primera temporada y sí,es oríginal y entretenida,que ya es mucho para como está el panorama de las series últimamente.
    saludos!