28 de febrero de 2011
OSCAR 2010: JORGE VI VUELVE A REINAR

El rey volvió a coronarse. Desde “Shakespeare in Love” en 1999, la Academia de Hollywood no había vuelto a rendirse a los encantos de la flema británica. Curiosamente, aquella edición supuso el descubrimiento de las infalibles estrategias del orondo productor Harvey Weinstein cuyas artes eran capaces de impedir que directores tales como Spielberg ganasen el Oscar en favor de comedias ligeras rodadas en las islas de la reina madre.

Weinstein reinventó los Oscar tal y como se conocen hoy, inventó la agresividad en las campañas de promoción de cara al premio y demostró que poderoso caballero es don dinero cuando de lo que se trata es de arrebatarle la ansiada estatuilla a tu rival. Este año Weinstein lo ha vuelto a hacer.

Cuando todo el mundo daba por sobrada campeona a la muy lúcida red social de Fincher y Sorkin, apareció un rey tartamudo metido en una película pequeña, correcta y sobria titulada “El discurso del rey”, la típica producción británica habituada a figurar entre las nominadas pero cuyo academicismo exacerbado y su extrema moderación siempre le impedían un logro mayor que el de algún premio interpretativo aislado.

El discurso del rey”, contra pronóstico, recopiló todos los premios de los Gremios Cinematográficos que marcan el devenir de los Oscar y desde ese momento nadie le discutió un premio que hasta entonces Fincher tenía en el bolsillo.

Es cierto que sería injusto señalar a Weinstein como el único responsable del Oscar conseguido por la historia del rey Jorge VI y un error olvidar las virtudes (que son muchas) de la película de Tom Hooper, sin embargo el tiempo dirá que obra del 2010 tenía más “hechuras” de clásico, si un emocionante pero contenido film de aire british, o un ágil y actual relato de un Foster Kane moderno llamado Mark Zuckerberg.

Por otra parte, poco se puede reprochar al reparto de premios de esta edición. Técnicamente “Origen” era la mejor cinta del año y así lo reconocieron sus estatuillas en efectos visuales, sonido o fotografía. “Toy Story 3” recogía no uno, sino dos galardones a acumular en la gigantesca estantería de la compañía Pixar, Natalie Portman con su física y entregada interpretación en “Cisne Negro” merecía un Oscar que ha servido además como reconocimiento a una carrera excelentemente encauzada desde su infancia, Christian Bale celebraba el premio por una nueva demostración de “camaleonismo” y Colin Firth personificaba la entereza y elegancia que siempre ha tenido la interpretación inglesa. Melissa Leo, a su vez, demostraba que la autopromoción también puede proporcionar un Oscar.

Únicamente el poco protagonismo de directores Fincher, Aronofsky o Nolan en los premios puede empañar el muy repartido y calibrado reparto de galardones de este año. A buen seguro tendrán más oportunidades en el futuro, siempre y cuando poderosos productores no se entrometan en el reconocimiento por parte de una industria que ellos mismos se están encargando de renovar y enriquecer.
Lista de ganadores aquí
Read more
24 de febrero de 2011
EL DOMINGO ES LA CITA!

Llega la noche esperada. Los Oscar vuelven a irse de fiesta en su 83 aniversario y nos tienen guardada una sorpresa: la entrega de premios más disputada de las últimas campañas.

Sólo dos ediciones recientes nos han deparado algo de emoción o asombro: aquella en que “El Pianista” de Polanski dió la campanada (algo que la Academia debía haber llevado hasta las últimas consecuencias otorgándole también el premio a Mejor Película por delante de “Chicago”) y esa otra en que Hollywood, con un poco de homofobía de por medio, premió a “Crash” frente a la favorita “Brockeback Mountain”. El resto de ceremonias nos han ofrecido un reparto de premios extremadamente ajustado a las predicciones y por consiguiente, monótono.

Dos títulos mantendrán una lucha por el Oscar; la moderna y lúcida “La red social”, gran favorita a principio de la campaña gracias a acaparar absolutamente todos los premios de la crítica norteamericana, así como también los Globos de Oro, y “El discurso del rey”, británica y comedida cinta monárquica que contra pronóstico robó a la película de David Fincher los premios de los Gremios Cinematográficos, probablemente el termómetro más definitorio de cara al máximo premio cinematográfico.
Más allá de la gran disputa entre las dos citadas contendientes, existen otras incógnitas no menos interesantes en esta edición;

- ¿Ganará Annette Bening el Oscar en su cuarta nominación o por contra, Natalie Portman se hará con el merecido premio?
- ¿Cómo encajará la primera pareja de presentadores en la historia de los Oscar formada por un hombre y una mujer; James Franco y Anne Hathaway?
- ¿Ganará Melissa Leo el premio a Mejor Actriz Secundaria a pesar de haber declinado la habitual (y cuantiosa) campaña hacía el Oscar que realizan las productoras cinematográficas?
- ¿Seguirá “Toy Story 3” con la racha de Pixar en los Oscar?
- ¿Asistirá a la gala el misterioso y anónimo graffitero Bansky, nominado por el documental "Exit throught the gift shop"?
- ¿Ganará el fotógrafo de los hermanos Coen, Roger Deadkins el Oscar después de perderlo en las 7 ocasiones anteriores en las que optó?
- ¿Confirmarán los Hermanos Weinstein que en esto de los Oscar gana el que más dinero pone y el mejor campaña hace?

La noche se presenta, por tanto, emocionante. Y para contarlo “El Séptimo Cielo” estará con todos vosotros en las ondas. Por tercer año consecutivo, la emisora albaceteña Nova Onda Radio retransmitirá todo lo que vaya ocurriendo durante la madrugada del próximo Domingo en el Kodak Theatre de Los Ángeles, en un programa especial que dará comienzo a la 01:00 horas y que finalizará cuando lo haga la propia ceremonia.

Garantizamos 100% de ojeras para el Lunes inmediatamente posterior y sobre todo risas y fundamentados comentarios durante la gala.

Existen varias maneras de seguirnos;

A través del 101.9 F.M. si estás en Albacete
A través de www.novaonda.net para el resto del planeta
Por facebook en el grupo: Señoras que escuchan la retransmisión de los Oscar en Nova Onda.

Y para finalizar, la tradicional quiniela de "El Séptimo Cielo" en la que elegímos NO a las películas que creemos que ganarán, sino a las que votaríamos si fuesemos miembros de la Academia.

Mejor Película: "La red social"
Mejor Director:
David Fincher por "La red social"
Mejor Actor:
Colin Firth por "El discurso del rey"
Mejor Actriz:
Natalie Portman por "El cisne negro"
Mejor Actor Secundario:
Christian Bale por "The Fighter"
Mejor Actriz Secundaria:
Hayle Steeinfeld por "Valor de Ley"
Mejor Banda Sonora:
Trent Reznor y Atticus Ross por "La red social"
Mejor Fotografía:
Roger Deadkins por "Valor de Ley"
Mejor Película Animada:
"Toy Story 3"
Mejor Pelicula de Habla No Inglesa:
"Canino"

Read more
21 de febrero de 2011
POSTERS SIN IDENTIDAD


No sabemos si Liam Neeson en "Unknown" ("Sin identidad") pegará el mismo número de tollinas por segundo que en la francesa "Taken" ("Venganza"), lo que si sabemos es que, a excepción de una franja en la que aparecen las fabulosas Diane Kruger y January Jones, los responsables de la nueva cinta de acción del bueno de Neeson no se han molestado en cambiar su figura arma en mano en el cartel promocional con respecto al de la vibrante película gala de hace un par de años. Tan parecidos son que parecen películas de una misma saga.
Read more
18 de febrero de 2011
EL TIO OSCAR YA ESTÁ AQUÍ


¿"La red social" o "El discurso del Rey"?, ¿Natalie Portman o Annette Bening¿ ¿Melissa Leo o Haylee Steinfeld? ¿David Fincher o Tom Hooper?. Con todas estas incognitas que hacen de la edición número 83 de los Oscar la más reñida y abierta de los últimos años, nos aproximamos a la noche mágica del séptimo arte. A poco más de una semana de salir de estas cinematográficas dudas, "El Séptimo Cielo" estudia las posibilidades de las 10 películas nominadas y comienza a morderse las uñas hasta la madrugada del Domingo 27 de Febrero. Seguiremos informando...

EL DISCURSO DEL REY: El tipo de film al que la Academia le encanta nominar y en ocasiones premiar. Demasiado correcta para pasar a la historia. Es una producción de Harvey Weinstein, por lo que mucho dinero andará por medio con tal de que se lleve el gato al agua. Premiarla no sería un disparate, no premiarla tampoco. Favorita.


LA RED SOCIAL: De todas las nominadas es la que más genio y lucidez contiene. Si la Academia le da el Oscar demostrará tener buen ojo al tiempo que reconocerá la labor de uno de sus mayores talentos, David Fincher. Película moderna, actual pero de personajes un tanto trepas y antipáticos, algo que también cuenta. Debería ganar.


THE FIGHTER: Hollywood adora el boxeo y la superación personal y The Fighter es, precisamente una cinta sobre boxeo y superación personal. Llena de tópicos propios del cine norteamericano pero con actores en estado de gracia. Con un poco de suerte se llevará un par de premios si a Christian Bale y Melissa Leo no les fallan las fuerzas.


CISNE NEGRO: Primera vez que aparece nominado un film de Darren Aronofsky, uno de los mejores realizadores actuales de la industria hollywoodiense. “Cisne Negro” contiene toda la potencia visual de su cine y el atractivo habitual de su pulso narrativo, aunque su mezcla de drama y terror psicológico es difícilmente premiable por la Academia. El de Natalie Portman puede ser el único Oscar de la película.


TOY STORY 3: Algún año tiene que llegar el Oscar a una producción de Pixar. No parece que este vaya a ser ese año, aunque si así fuese nadie discutiría el reconocimiento a una compañía que está haciendo historia en el séptimo arte con cada película que estrena y a una saga que ha hecho emocionar y disfrutar a todos los espectadores del planeta. Tocará esperar.


VALOR DE LEY: Los Coen confirman su romance con la Academia con la adaptación de este western que sin ser su mejor película si que supera a la versión clásica que le proporcionó un Oscar a John Wayne. Lo mejor de la película está en su reparto donde Jeff Bridges merecería ahora el Oscar que le dieron el pasado año y Haylee Steinfeld se descubre como nuevo talento a seguir. Le falta emoción y garra para aspirar a algo más pero puede rascar algún galardón como el de fotografía.


ORIGEN: Un bluff de película. Casi como todo el cine de Nolan. Con su nominación, la Academia hace callar a todos fans del director que pusieron el grito en el cielo cuando no se incluyó a “El caballero oscuro” en los premios de hace un par de temporadas. Sin embargo, con su ausencia en las categorías interpretativas, dirección o montaje la Academia avisa que “Origen” es insuficiente para una distinción mayor.


WINTER´S BONE: Película más localista que universal, este retrato de la America paleta, profunda y sombría con toques de cine negro es la típica producción aplaudida en Sundance con más protagonismo en los Indepedent Spirits Awards que en los Oscar. Su presencia en estos premios al menos sirve para descubrir a una joven promesa, Jennifer Lawrence.


127 HORAS: Una y no más. Danny Boyle ya embaucó a la Academia con “Slumdog Millionare” alcanzando la gloria en forma de estatuilla dorada. La nominación a “127 horas” es la manera por parte de Hollywood de señalar a Boyle como un cineasta de su predilección, aunque su película sea un mero entretenimiento de dudoso nivel para estar nominada.


LOS CHICOS ESTÁN BIEN: La producción norteamericana “indie” que la Academia incluye, aunque sea con calzador, en las nominaciones de cada año. Película demasiado “cool” y llena de moralina que juega todas sus bazas en los diálogos y en su reparto. Que esté nominada ya es excesivo premio.

Read more
14 de febrero de 2011
25 PREMIOS GOYA: GESTOS SERIOS Y PANES NEGROS



Se presumía una noche de los Goya agitada debido a las tan discutidas dimisiones, descargas y leyes de las semanas previas a la ceremonia. La cuestión estaba en si el nerviosismo que sobrevolaba el Teatro Real de Madrid se transmitiría a la propia entrega de unos premios que celebraban, además, su primer cuarto de siglo.

Y así ocurrió, los Goya no fueron capaces de esquivar el cruce de pareceres entre la fatal Ministra Sinde y el dialogante presidente de la Academia, y bien por actuaciones propias (el directo discurso de Alex de la Iglesia) o por sucesos ajenos (la aparición de Jimmy Jump), la gala se contagió de esa tensión volviendo a ser ese espectáculo caótico, torpón y de eterna duración que parecíamos haber superado con la impecable ceremonia del 2010.

Manifestantes con máscaras de “V de Vendetta”, lanzamiento de huevos contra la ministra, Imanol Arias realizando el símbolo de la victoria, Buenafuente más intranquilo de lo habitual, Sinde y De la Iglesia posando falsamente ante la prensa, In Memoriam con pésima realización que no se detiene en Berlanga, Ozores o Alexandre, caras de incomodidad de Pajín y Bollaín, gestos que encajan mal la derrota (Carolina Bang), barretinas, gente que sube a recoger el premio con el móvil encendido, números musicales de dudoso ritmo y perros sabios y mordedores que se duermen a mitad de la noche. La gala 25 de los Goya se recordará por este tipo de accidentes más o menos controlables que, para que negarlo, forman parte de la identidad de estos premios.

Entre esta sucesión de percances y un discurso valiente del presidente de la Academia que hizo temblar a todo el Teatro Real posicionándose de nuevo del lado del espectador/usuario (“Sin público esto no tiene sentido. No podemos olvidar eso jamás”), “Pa Negre”, esa película que pocos han visto, se hacía con 9 premios Goya derrotando a “Balada Triste de trompeta”, “También la lluvia” y “Buried” (pronunciado “baried”). Se reconocía así la labor de Agustí Villaronga, un importante autor de nuestro cine que hasta ayer permanecía marginado por la industria. Los premios a la cinta de postguerra de Villaronga junto con el galardón a Javier Mariscal por “Chico y rita” o a Pasqual Maragall por “Bicicleta, cuchara manzana” otorgaron a la senyera catalana un protagonismo especial en la edición 25 de los Goya.
A excepción de los premios a Javier Bardem por “Biutiful” (esperado por todos) y el muy merecido para Karra Elejalde por “También la lluvia”, “Pa Negre” hacía pleno en el apartado interpretativo proporcionando galardones a cuatro de sus actores; Nora Navas, Laia Marrull y los niños Frances Colomer y Marina Comas, confirmando la efectividad de Marrull – tres goyas en tres nominaciones- y demostrando por el enésima vez el cariño de la Academia por los niños.

Rodrigo Cortés y su film “Enterrado” lograba tres Goyas, dos de ellos importantes; Mejor Montaje y Guión original, mientras que las cintas de presidente y vicepresidenta de la academia se conformaban con 3 y 2 cabezones respectivamente.

Alberto Iglesias conseguía su octavo premio a Mejor Banda Sonora y Jorge Drexler ganaba el premio a la mejor canción por “Lope”, acumulando en su estantería más premios gordos cinematográficos que el 99% de los presentes en el patio de butacas.

El año que viene todo volverá a ser diferente. Sea quien sea el futuro presidente, la Academia dará otro bandazo sin ánimo de continuidad y ya no habrá nadie para abrirle los ojos a la realidad en que nos encontramos. No nos engañemos, el cine español no quiere cambiar. Los Goya no cambiarán. No mientras existan malas caras cuando se habla de dialogo, derechos y avance.
Read more
11 de febrero de 2011
ESOS CARTELES REINVENTADOS


Los hay de todos los tipos; del comiquero al minimalista, del recargado al ingenioso, del clásico al actual. Esta coleccion de carteles reinventados que recopila una web llamada Reelizer abarca todo tipo de autores, estilos y géneros para deleite del cinéfilo. La gran mayoría supera al cartel original de la película que toma como modelo. La colección es extensa y 100% disfrutable. Y lo mejor, está en constante actualización. Una web imprescindible.

Web: Reelizer
Read more
8 de febrero de 2011
CISNE BLANCO, CISNE NEGRO



Hay algo que siempre ha fascinado en el cine de Darren Aronofsky; su capacidad para absorber en su cine las obsesiones de sus protagonistas principales, de explorar a fondo sus ambiciones e inseguridades ya sean bailarinas, luchadores de wrestling o matemáticos.

De perfección, exigencia y dedicación es de lo que habla su último trabajo “Cisne Negro”, de nuevo un título impecablemente interpretado y maravillosamente dirigido donde el exceso físico (ahora también mental) y la búsqueda insistente de una meta vuelve a aparecer en la filmografía de Aronofsky.

Mitad drama de superación, mitad thriller psicológico con ecos polanskianos, “Cisne Negro” acompaña en todo momento a la tenacidad de Nina Sayers en su preparación para su interpretación de la obra de Tchaikowsky “El lago de los cisnes”.

Aronofsky no oculta sus cartas. Esta es una película de metáforas más que evidentes que habla del blanco y del negro, de la candidez frente al erotismo, la disciplina frente a la pasión, en definitiva de las dos caras enfrentadas del cisne de la obra original extrapoladas en la persona de Natalie Portman.
No por su obviedad deja de ser interesante la paranoia que sufre Nina en “Cisne Negro”. Como bien indica Thomas Leroy (Vincent Cassel), “La perfección está también en dejarse llevar”, o lo que es lo mismo, para pretender ser el cisne no solo basta con la cara amable del personaje. De ahí la espiral de locura, sexualidad en que se introduce la técnicamente impecable bailarina y por ende, la película.

Aranofsky disecciona así la rigidez de una profesión como la danza al tiempo que pervierte la inocencia de su protagonista. El director de “Pi” disfruta jugando a ser Cronenberg o Lynch utilizando el dolor carnal, alternando los polos opuestos del personaje, manejando la enajenación y la perturbación como vehículos para expresar la entrega de la joven bailarina en su camino hacía la consagración profesional. Elementos ya explorados anteriormente por el director en títulos como “Réquiem por un sueño” o “El luchador” y que convierten a Aronofsky en un excelente estudioso de la obsesión sin límites como medio para lograr objetivos.

Con un casting impecable (lo que unido a un buen director de actores siempre es sinónimo de nominación al Oscar) donde destaca Natalie Portman en una entregadísima interpretación y una gama de secundarios donde brilla la recuperada Barbara Hersey (“El Ente”) en el papel de madre posesiva, “Cisne Negro” supone una nueva demostración de talento de Darren Aronofksy, un realizador que vuelve a demostrar que él también es capaz de dejarse llevar.
Read more
5 de febrero de 2011
TOM HANKS Y LOS ANIMALES, BISBAL Y LAS PATILLAS


Hay algo absurdo en internet que tiene la capacidad del desconcierto. Al menos a un servidor determinados descubrimientos de la red le inquietan hasta un nivel insospechado. Eso es lo que me ha ocurrido con este tumblr, cuyo titulo muy descriptivo es "Tom Hanks is a Lot of Animals" y cuyo fin no es otro que el de colocar la cabeza de Tom Hanks en diferentes especies de animales que pueblan el planeta. Aquí lo dejo. Es asombroso y muy turbador. Hasta el punto de no poder evitar compartirlo con vosotros.



Claro, que este clip musical de "Torrente 4" no le anda a la zaga al enlace anterior. David "fan de las pirámides egipcias" Bisbal con patillazas gitaneando el tema principal de la cuarta parte del brazo tonto de la ley. Otra vez desestabilizador.

Mejor paro ya de navegar en internet, por lo que pueda encontrar...
Read more
4 de febrero de 2011
127 HORAS DESPUÉS



El desenfrenado y aventurero estilo de vida de un tal Aaron Ralston, un osado montañero que acabó atrapado entre su brazo y una roca le va como anillo al dedo al cine de Danny Boyle, el oscarizado director de la muy discutida “Slumdog Millionarie”.

Ralston, nervioso y atrevido se cuela entre cañones inverosímiles, salta en bici por superficies arriesgadas y se introduce en recovecos de la naturaleza como el que entra en el salón de su casa. La descripción de este temerario personaje real es idónea para la cámara del director de “Trainspotting”, siempre agitada, excesivamente dinámica y eminentemente videoclipera. Y en su retrato encontramos a un Boyle continuista con su idea del séptimo arte. Si Ralston se atreve a adentrarse en una oscura cueva, Boyle no duda en fraccionar la pantalla en dos, en mover la cámara impulsivamente al compás de la música de su adorado A.R.Rahman, en narrarlo ignorando los patrones clásicos. Lo cierto es que el retrato convence a pesar de lo excesivo de la propuesta. Sin embargo, “127 horas” es un relato menor de lo que Boyle intenta extender y es en el aspecto humano inmediatamente posterior donde la película se frustra, evidenciando que a Boyle le va la marcha y no la calma.

Es aquí cuando James Franco se apodera de la atención del espectador en su esforzada recreación de Aaron Ralston aprovechando su soledad en pantalla para asegurarse su primera nominación al Oscar. “127 horas” pasa a ser un “Buried” entre pedriscos donde la claustrofobia impera y en donde Franco carga el peso de la narración tirando primeramente de afán de supervivencia y posteriormente de sufrimiento y desesperación .Pero la historia no da para más, ni siquiera a pesar de su escaso metraje (90 minutos) y Boyle opta por la vía del flashback y la ensoñación para completar el tiempo en pantalla y de paso cargar de contenido emocional y moralista a la película- algo que ya hizo en “Slumdog Millionare” con éxito probado-.

127 horas” el algo más que la historia del hombre que se cortó un brazo para sobrevivir (no hay spoiler que valga cuando todo el mundo acude a esta película en busca de este momento) pero menos que la película que sus 6 nominaciones al Oscar pretender hacer ver. Tan solo un nuevo catálogo del talento visual de Boyle y su incansable (y efectista) búsqueda del corazón del espectador.
Read more