25 de abril de 2011
METAGRITOS


"Nueva década. Nuevas reglas". Con ese apropiado lema se presenta la cuarta entrega de la saga “Scream”, slasher gamberro creado por Wes Craven y Kevin Williamson que marcó el género de terror de los años 90 y generó numerosas reproducciones con asesinos enmascarados.

Han pasado más diez años desde el cierre de la trilogía y en diez años el estado del cine ha sufrido un cambio importante. De conocer a fondo el estado actual del séptimo arte y los gustos del espectador se vale "Scream 4" para reaparecer con una formula que ya evidenció síntomas de agotamiento en su tercera entrega. Solo con repetir esquemas no hubiese bastado.

Más allá de convertirse en otra fatal cuarta entrega (todavía no perdonamos a Indy o a Mclaine), “Scream 4” vuelve a Woodsboro para trascender la autorreferencia habitual de la saga y divertirse con el metacine. Cinéfila como pocas, “Scream 4” analiza el terror norteamericano que ha llenado las salas durante su ausencia para utilizarlo como excusa de su retorno. Remakes, snuffs, maratones trash, reboots, precuelas, son nuevos términos de los que la película de Craven se apropia para resucitar a Ghostface, Sydney Prescott y compañía en un contexto modernizado. Lo que viene después ya nos lo sabemos de memoria; golpes de sonido, rubias guapas degolladas y sheriffs que nunca llegan. Las mismas constantes, por si alguno las echaba de menos, pero si cabe más cómicas y despreocupadas.

Con un comienzo juguetón que riza el rizo con la ficticia saga “Stab” y que cubre la cuota de cameos (las televisivas Anna Paquin y Kristen Bell) esta secuela aumenta el número de sospechosos por minuto, las muertes son más cachondas y sangrientas (esos sheriffs vigilantes) y las viejas glorias de la trilogía original (Courtney Cox, Neve Campbell, David Arquette) menos protagonistas en favor de la nueva camada de jovenes aunque sobradamente preparados rostros hollywoodienses (la sobrina de Julia, Emma Roberts, la animadora Hayden Panettiere o Rory Culkin, de la inagotable cantera “Culkin”).

Scream 4” está lejos de ser una buena película, pero al menos Craven y Williamson no han vuelto a las pantallas sin razón aparente. Los fans de la saga la aplaudirán, los amantes del género de terror lo pasarán pipa, el resto del patio de butacas encontrará más de lo mismo pero adaptado a los nuevos tiempos.
Read more
LOS OJOS DE STEVE BUSCEMI


A la altura de aquel "Tom Hanks is a lot of animals", que enlazamos hace un tiempo, nos llega ahora otro tumblr inquietante, "Chicks with Steve Buscemi´s eyes" que como su nombre indica se dedica a colocar los ojos del bueno de Steve Buscemi en el rostro de las actrices más populares de Hollywood.
Cuidado que el tumblr, aún siendo desagradable, es hipnótico y uno descubre cosas como que Helena Bonham Carter es exactamente igual sin retocar que con los ojos de Buscemi sobre ella. Quizá por eso tenga tan enamorado a Tim Burton...

Read more
18 de abril de 2011
ATRAPADO EN UN TREN



Imaginen que el Bill Murray de “Atrapado en el tiempo” aprovechase sus múltiples secuencias de vida para obtener las pistas necesarias que lleven a detener a un terrorista que planea un atentado en un tren. Eso es, precisamente, lo que plantea la segunda película de Duncan Jones, aka “el hijo de David Bowie”, tras su debut con la interesante “Moon”.

En realidad “Código Fuente” mantiene cierta continuidad con la ópera prima de Jones; de nuevo un pequeño relato de ciencia ficción clásica donde un individuo (Jake Gyllenhall) acaba inmerso en una situación que desconoce y a la que ha sido arrastrado por el sistema. Si bien, “Código Fuente” añade otros elementos a los de su debut; una pizca de acción, algo de suspense hitchcockiano, bastante de trama “whodunit” y unas breves dosis de romance (con el adorable personaje de Michelle Monaghan) que harán las delicias no solo del amante de la ciencia-ficción sino también del espectador no iniciado.

Jones elabora con suma inteligencia el entramado de “Código Fuente”, captando la atención del espectador con un inicio directo y enigmático, introduciendo con precisión y brevedad las líneas de diálogo explicativas de la historia (aprende, Nolan), y poniendo sobre la mesa todas sus cartas (pasajeros de un tren y unos cuantos objetos ocultos) con las que juguetear en repetidas ocasiones. Entre este relato reiterado en el vagón de tren más directamente relacionado con la acción y el suspense, Jones sitúa en segundo plano su género predilecto, la ciencia ficción, con la presencia militar y científica sobre la que se origina la historia.
Ecos de “12 monos”, de Philip K. Dick, espejismos de “El chip prodigioso” y los más visibles a “Atrapado en el tiempo” se dan la mano para deleite del público que encontrará en “Código Fuente” un producto altamente entretenido, nada pretencioso y con un bello final que convierten al segundo trabajo de Jones en una de esas pequeñas muestras de cine fantástico que de vez en cuando es agradable encontrar. La carrera de Duncan Jones, a la espera de un proyecto mayor, es una de las más gratificantes noticias del cine reciente. Veánla.
Read more
10 de abril de 2011
ADIOS A UN GRANDE: SIDNEY LUMET


Sidney Lumet, director enérgico y versátil, artesano de Hollywood y renovador del cine americano en los 70, nos abandona a la edad de 86 años habiendo rodado más de 70 películas en las que no solo dirigió sino que también sacó el mayor provecho de gente como Al Pacino, Marlon Brando, Paul Newman, Katherine Hepburn, Lauren Bacall, William Holden, Albert Finney, Anna Magnani, John Cazale o Michael Caine, en títulos que se convirtieron en referencias en su género gracias a sus enormes dotes narrativas y a sus valientes y ferreos guiones.

Lumet tiene algunas de las cumbres del cine de juicios (“Veredicto final”), de atracos (“Tarde de Perros”), del policiaco (“Sérpico”), del suspense “whodunit” (“Asesinato en el Orient Express”) o del drama político (“Network”) y la grandeza de carrera cinematográfica puede resumirse a la perfección atendiendo a su primer y último film; la impecable “12 hombres sin piedad”(1957) y la rabiosa y moderna, “Antes que el diablo sepa que has muerto” (2007).

Se va otro excelente director de cine, que siempre fue capaz de empatizar con el espectador y al cual únicamente le faltó un reconocimiento mayor de su propia industria, que lo premió con el Oscar honorífico en 2004. Repasemos 7 de sus mejores momentos antes de darle el último adiós.

"12 hombres sin piedad"; tensión y moral en cuatro paredes"


"Tarde de perros"; nervio setentero


"Network, un mundo implacable"; el poder de la televisión


"Veredicto final"; juicio rehabilitador


"Sérpico"; corrupción en el cuerpo


"Asesinato en el Orient Express"; adivina quien


"La trampa de la muerte"; divertimento teatral

Read more
5 de abril de 2011
PARECIDOS RAZONABLES; CHILDREN OF MEN Y I AM ALIVE





Echando un vistazo al nuevo juego de Ubisoft; "I am alive", con mucho de "Soy Leyenda" en su historia, encuentro una clarisima referencia a otra cinta apocalíptica, "Hijos de los hombres".
Rutina diaria, cafe en mano y explosión inesperada. Veanlo, comparen y si les resulta tentador, compren el juego, que promete, y revisen el film de Alfonso Cuarón, que es una señora película.
Read more
4 de abril de 2011
TORRENTE IV; CAMEOS EN TRES DIMENSIONES


2,5 millones de euros recaudados en un único día, lo que equivale a 325.000 espectadores reunidos en una sala el día del estreno para un total de 8,12 millones en el fin de semana de debut de “Torrente 4” en la cartelera. Para alcanzar esas vertiginosas cifras han sido necesarios 10 millones de euros (a todas luces rentables) un par de agotadoras semanas de promoción para Segura, la pequeña participación en la película de un gran número de “amiguetes” del mundo del famoseo, un uso no justificado de las 3D y unas dosis de mínimo esfuerzo en la escritura del guión.


Con “Torrente 4: Lethal Crisis” Santiago Segura vuelve a confirmarse como el tipo extremadamente inteligente y descarado que es, al que se le reconoce justamente el mérito de haber crear un personaje que caricaturizando a España se ha convertido en icono de su propio país, pero cuya ceguera de éxito nos ha privado progresivamente del Segura más lúcido que conocimos en las dos primeras entregas para entregarnos a un aprovechado de su propia criatura, sabedor de la garantía de su éxito sin necesidad de otro sacrificio que el meramente promocional y comercial.


Sin llegar a alcanzar el ínfimo nivel de la tercera entrega donde el propio director ya evidenció síntomas de agotamiento en su fórmula, “Torrente 4; Lethal Crisis” vuelve a privarnos de aquellas esperpénticas y divertidas misiones del José Luis Torrente tan bien acompañado (Javier Cámara y Gabino Diego) que hacía del humor grueso y la incorrección política junto a la parodia “cañi” jamesbondiana sus mejores armas. Este Torrente en tiempos de crisis mantiene vigente esa incorrección (bromas sobre moros, minusválidos o inmigrantes sudamericanos se encuentran entre lo más ácido e incisivo de la película) gracias a los blancos cada vez más fáciles que brinda la sociedad actual, multiplica hasta el hastío el humor zafio y principalmente evidencia una alta holgazanería creativa a la hora de rodear al personaje de algo más que una mera sucesión de cameos propios de la cultura basura de “telecinco” (desde Risto hasta Belén Esteban pasando por Ana Obregón o Maria Patiño).



Es erróneo pedirle a Segura una comedia elaborada pero lícito reclamarle una mínima estructura narrativa. Por su carencia de hilo argumental, su escaso interés por los personajes secundarios o simplemente por la incapacidad de otorgar protagonismo al antagonista (el cantante Francisco, doblado por Pepe Navarro!!) quizá lo más conveniente sea no considerar a “Torrente” como un ejercicio cinematográfico, por mucho que un par de guiños cinéfilos intenten hacer creer lo contrario, y sí como un fenómeno que ha trascendido al séptimo arte y que utiliza la pantalla grande como vehículo para llegar a su enorme legión de fans. Observado las cifras, habrá Torrente para rato. Al menos, mientras la motivación de Segura no sea otra que la del record en taquilla.

Read more