22 de junio de 2011
THE KILLING: ¿QUIÉN MATÓ A ROSIE LARSEN?


Es evidente que la lluvia incesante para enrarecer el ambiente es algo que inventó Fincher (el gran inventor del cine moderno) en “Se7en”, que el lema “¿Quién mató a Rosie Larsen?” ya lo utilizó Lynch con Laura Palmer en “Twin Peaks”, que una pelirroja más bien arisca como detective nos recuerde a “Expediente X” y que el argumento principal- la investigación del caso de una joven asesinada- lo hemos visto en multitud de ocasiones en cine y telediarios varios. Sin embargo, más allá de su sensación de "deja vú", “The Killing”, remake de la cadena AMC de la serie danesa “Forbydelsen” perturba y engancha como pocas.

Con su parsimoniosa narración de los hechos donde cada capítulo corresponde a un día en la búsqueda del asesino de la adolescente Rosie Larsen, “The Killing” juega unas bazas que nunca dejan de ser seguras cuando se utilizan con buen criterio.

Todo en “The Killing” se acopla y se asocia para componer un relato descorazonador, trágico, gélido, grave. El seguimiento del dolor de una perdida familiar no escatima los momentos más incómodos (la elección de un ataud, la habitación vacía), la mirada a la lucha electoral por la alcaldía no rehuye el juego sucio, la labor policial no evita el tópico del agente obsesionado con el caso que deja de lado su vida personal. La serie de AMC ofrece un alto grado de realidad en la implicación de las subtramas, pero al tiempo, es ávida en el uso de la ficción policíaca. Un certero “whodunit” que se mueve entre lo hiperrealista y lo “peliculero” con agudeza y con el que el espectador quedará atrapado en su juego de averiguación aún cuando la serie, como sus investigadores de homicidios, de bandazos hacía pistas y sospechosos equivocados y en ocasiones, evidencie demasiada obsesión por el cliffhanger.

Compuesta de 13 episodios, “The Killing” supone otra diana en la magnifica puntería del canal “AMC”, responsable de joyas actuales de la televisión como “Mad Men” o “Breaking Bad”, y a la cual esperamos ver en nuevas temporadas ya sea siguiendo el esquema de su original danés o adquiriendo nuevos casos a resolver en cada temporada que nos permitan contemplar el día a día de la agente Sarah Linden y su compañero de faenas.
Read more
20 de junio de 2011
CORRE HANNA CORRE


Vamos a facilitar un poco la tarea en la ardua misión de definir a esta película; “Hanna” es algo así como un “Hit-Girl meets Jason Bourne meets Corre Lola Corre”.

Es complicado reducir la esencia del último y nada convencional trabajo de Joe Wright, director de alabados títulos como “Orgullo y prejuicio” y “Expiación”. No es “Hanna” un producto fácil en su concepto como tampoco es sencillo su acceso con respecto al espectador. Híbrido cuasi imposible de géneros, lleno de ideas locas y muy dispares entre sí pero dueña de un ímpetu inusual y una evidente vocación de culto, este thriller de acción adrenalítica, de espionaje en el viejo continente, drama de descubrimiento existencial o fábula con moraleja, sorprenderá a propios y extraños con su universo de ideas contrapuestas, de localizaciones alucinantes y secundarios variopintos.

Si Jason Bourne trataba de encontrar quien fue, la pequeña Hanna (excelente Saoirse Ronan) trata de conocer quien es. En la cruzada iniciática de esta pequeña salvaje entrenada para matar por su propio padre (Eric Bana) se mezclarán los cuentos de los hermanos Grimm con la música de los Chemical Brothers, parajes desérticos con tablaos flamencos, secuaces seminazis con familias de ruta en caravana. Es lógico que el espectador pueda sentirse desconcertado en su butaca ante tal grado de hetereogeneidad, pero no es menos cierto que gracias a la entusiasta realización de Wright (planos secuencia “marca de la casa” incluidos), del impactante universo visual planteado, de la fría e implacable villana que compone la poderosa Cate Blanchett o de su narración sin tiempo para el respiro, ese desconcierto se traduzca en diversión.




Hanna” es el tipo de film al que se le perdonan sus (visibles) defectos por su alto grado atrevimiento y desverguenza. Un pasatiempo desacomplejado, valiente y eminentemente kitsch que no encontrará la verdadera gratitud de su público hasta que haya pasado un tiempo. Un producto terapeútico para su director antes de afrontar un proyecto como "Anna Karenina" (de nuevo junto a Saoirse Ronan) que le devolverá a mundos más contenidos que los de este alto en el camino.

Read more
12 de junio de 2011
PARECIDOS RAZONABLES: MARIAM HERNANDEZ Y RASHIDA JONES






Echando un vistazo al trailer del debut en la dirección de largometrajes de Roberto Pérez Toledo, "Seis puntos sobre Emma", compruebo la presencia de la actriz Mariam Hernandez ("No controles") y por primera vez reparo en su asombroso parecido con Rashida Jones, actriz e hija del gran Quincy Jones vista en títulos como "La red social" o "Te quiero tio". Tanto que, en este momento y hasta que se demuestre en lo contrario, pienso que ambas son la misma persona.
Read more
11 de junio de 2011
DISEÑO Y MINIMALISMO





Hoy nos sumergimos de nuevo en el mundo del diseño para ofrecer unas maravillosas muestras de talento creativo y cinéfilo de los que cada vez abundan más en la red para gozo de nuestra vista.
Comenzamos con los carteles que encabezan el post, diseñados por un popular artista británico llamado Stanley Chow. Con un reconocible estilo donde predomina el llamado "dibujo vectorial", Chow cuenta entre su extenso portfolio con un gran número de caricaturas y/o ilustraciones de famosos personajes cinematográficos aunque también siente especial predilección por futbolistas y músicos.

Aquí podeis ver su flickr y aquí comprar sus obras si quereis redecorar vuestro salón. También cuenta con una aplicación para iphone.


Tampoco tiene ningún desperdicio la obra del joven artista alemán Jann Wurtmann y su colección retrospectiva y minimalista de carteles cinematográficos. Aquí podeís contemplar sus trabajos, entre los que destacan los de "El diablo sobre ruedas" o "Magnolia".


Y a vueltas con el minimalismo, el tumblr "Minimal movie poster" y la web "Forever geeks" recopilan algunos de las mejores y más inspiradas creaciones minimalistas, una corriente que parece estar muy de moda en el diseño actual y con la que un servidor disfruta como un enano.

Los cuadros en blanco y negro con rostros en perfil es una de las últimas tendencias de diseño de interiores si uno navega un rato por webs de interiorismo. Sin ir más lejos en "Cisne Negro", el gimnasio donde Natalie Portman ensayaba para encontrar la pasión estaba lleno de estos cuadros. Ahora el artista Olly Moss, del que ya hablamos en una ocasión, lleva estos perfiles al terreno cinematográfico. Perfiles de personajes que pronto reconoceremos. El blog "Paper cuts" está lleno de ellos.


Y para finalizar este paseo visual, el trabajo del francés Gregoire Guillemin es un buen colofón. Ilustraciones digitales de superhéroes o simplemente héroes. Aquí encontraréis una recopilación y aquí su web personal.
Read more
10 de junio de 2011
EL TÚNEL DEL TERROR


Una pareja con niños cambia de hogar. Se instalan en una vivienda unifamiliar en un barrio residencial. A la segunda noche los utensilios del hogar empiezan a cambiar de lugar, las puertas y ventanas se abren y se cierran solas. La madre ve presencias extrañas. Unos de los hijos lleva el pelo “al cazo”. Ya sabemos lo que va a pasar.


Al contrario que con su primera incursión en el terror, “Saw”, James Wan no inventa absolutamente nada nuevo con “Insidious”, enésima película de casas encantadas escrita junto a su inseparable Leigh Whannell.
Dueña de una naturaleza poco renovadora y si muy reverencial a clásicos como “Poltergeist” de Tobe Hooper (o ¿deberíamos decir de Spielberg?), Wan ofrece una narración manida pero siempre efectiva donde golpes de sonido, presencias oscuras y buhardillas ocultas tienen el protagonismo. Wan echa mano de su buen pulso narrativo (vean “Sentencia de muerte”) y logra así una divertida muestra de suspense con toques de drama familiar que introduce meticulosamente todas y cada una de las piezas (mediums, fantasmas, armarios) obligadas por este subgénero reiterativo, en efecto, pero todavía capaz de hechizar al espectador.



Sin embargo ese hechizo se transforma en asombro cuando Wan y Whanell dan un paso adelante, convirtiendo lo que era una película de casas encantadas en otra cosa bien diferente e indescriptible. Dos películas en una donde la primera mitad apuesta por el suspense contenido, psicológico y nada truculento, para transformarse en su parte final en un viaje por un túnel del terror propio de una atracción feria, guiñolesco, desbocado y alucinado. Difícil tarea tendrá el espectador a la hora de elegir si seguir creyendo en el surrealista universo de espíritus atrapados planteado por los guionistas o por el contrario entender este giro argumental tan brusco y disparatado con reminiscencias a “El laberinto del fauno” como algo meramente cómico con demonios indefinidos, flashbacks inapropiados y desenlaces presuntuosamente abiertos.




De haber sido una decente muestra de terror clásico, “Insidious” acaba por ser un desproporcionado y desdibujado ejemplo de cine paranormal, a pesar de lo cual, su gran rentabilidad en taquilla puede garantizar a Wan otra franquicia de terror con lo que seguir viviendo de esto.

Read more
1 de junio de 2011
CONFUNDIDO EN BERLÍN


Es curioso, por inusual, el caso de Jaume Collet Serra. En un proceso inverso a sus compañeros de profesión españoles, el director catalán no ha necesitado hacer carrera en el cine europeo para dar el habitual salto a Hollywood, sino que directamente su carrera nace en y desde la meca del cine, con productos puramente comerciales diseñados por los grandes estudios.

De este modo, una de terror adolescente con Paris Hilton; “La casa de cera”, una de terror convencional con niña de rostro anémico, “La huerfana” y ahora un thriller primaveral con bazas calculadas al milímetro para triunfar en la taquilla, “Sin identidad”, han sido sus cartas de presentación hasta convertirse en un reputado realizador de los llamados “de encargo”.



No es que “Sin Identidad” sea thriller para descartar automáticamente por su clara sensación de producto prefabricado. La cinta tiene ritmo, actores que imponen con su sola presencia y un argumento sugerente. Sin embargo le ocurre lo que a muchas de las cintas de su especie; acaban por ser tremendamente previsibles y buscan con ansia un giro argumental con el que poder mostrarse ante el espectador como un producto meditado y ocurrente.


Conviene detectar a que películas quiere parecerse “Sin Identidad” para adivinar cuales son sus intenciones. La paranoia europea de Liam Neeson, perdido, confuso y algo desmemoriado en una ciudad desconocida, recuerda a ese otro suspense en el viejo continente elaborado por Roman Polanski, “Frenético”. Solo cambia el escenario, París por Berlín. Precisamente París es el escenario del otro referente/molde de “Unknown”; “Venganza”, aquel trepidante film de acción en el que Liam Neeson ya se desahogaba a puñetazo limpio por las calles parisinas.


Sin Identidad” se apodera de las buenas ideas de los citados títulos y los pasa por el colador del cine de consumo express norteamericano, resolviendo tramas con mayor celeridad e introduciendo los ya citados giros argumentales que le permitan ser mejor considerada. La fórmula es capaz de convencer y entretener (como así ha hecho, habiendo logrado el número 1 en la taquilla norteamericana) puesto que Collet-Serra demuestra conocer bien los entresijos de la industria del espectáculo y los actores: Neeson, las bellisimas January Jones y Diane Kruger (dueña de un personaje repleto de sin sentidos), o el siempre inquietante Frank Langella, dan empaque al producto. No obstante, cuando “Sin identidad” se ve ante la posibilidad de aspirar a ser un producto mayor se topa con su incapacidad y con los impedimentos de su propia condición; la subtrama protagonizada por Bruno Ganz podría haber sido un excelente homenaje al cine de espionaje de ambientación europea que no llega a ser. Algo con lo que el realizador catalán habría aspirado a proyectos de mayor pedigrí.

Read more