30 de julio de 2011
no image

Photobucket
Es obligada la visita al flickr de Robert Ball, ilustrador que recurre a heroes y villanos del cine para crear sus litografias. Especialmente recomendable es su "Fifty baddies", trabajo que hasta hace poco se podía adquirir en su web y que suponía además un excelente juego de sabiduría cinéfila a la hora de adivinar todos y cada uno de los personajes de ficción dibujados por Ball.

Photobucket


Ball mira ahora hacía el lado positivo y ha comenzado las ilustraciones de "Fifty Goodies". 50 heroes o "buenos" de película que va dejando diariamente en grupos de tres en su flick. Síganla, no tiene desperdicio.
PhotobucketPhotobucket Photobucket

Read more
29 de julio de 2011
HERENCIAS FAMILIARES

Photobucket


A años luz de sus comedias esperpénticas, el dúo formado por Felix Sabroso y Dunia Ayaso (“Descongélate”, “Perdona bonita pero Lucas me quería a mí”) ha ejecutado un drástico cambio de registro abordando el más absoluto drama en “La isla interior”, un título inexplicablemente desapercibido en carteleras y erróneamente marginado en la última edición de los premios Goya.

Nos encontramos ante una historia familiar de resentimientos, reclusión y retraimiento social que analiza las heridas mentales y anímicas provocadas por un tema nunca sencillo como la esquizofrenia. Sabroso y Ayaso afrontan con valentía la carga genética y parental de una enfermedad severa sobre los hombros de unos personajes descritos con una inusual precisión e interpretados con una todavía mayor puntería.

Un drama dueño de las evidentes constantes del drama español pero dotado de una sinceridad y franqueza poco común en nuestro cine y, particularmente, en el cine de la pareja de directores de “El grito en el cielo”.

La isla interior” guarda secretos y lleva su apuesta narrativa hasta las últimas consecuencias. Mantiene en vilo la atracción por unos personajes cuyas deficiencias son notables y cuyas vidas son crueles y grises a ojos del espectador. Aislados puntos de humor alivian la dureza en las vivencias particulares de los tres desafortunados hermanos (impresionantes Alberto San Juan, Candela Peña y Cristina Marcos) cuyas taras están directamente relacionadas con el trastorno de su padre (Celso Bugallo) y la sobreprotección de su madre (Geraldine Chaplin) y en cuyo retrato de incapacidad social y de sus comprometidas situaciones con respecto al mundo exterior se encuentran las mejores armas de un drama honesto e inflexible en su propuesta como pocos.

No es “La isla interior” una película cómoda pero si un buen ejemplo de emociones contenidas a punto de estallar, de silencios, inestabilidad y cargas heredadas insoportables. Elementos oscuros repletos de dureza que contrastarán con la luminosidad de la isla (Gran Canaria) que pone decorado a las imágenes de una película a reivindicar.
Read more
25 de julio de 2011
SPOTS A LA ESPAÑOLA


Leo sorprendido en Blogdecine que Bigas Luna ha rodado tres anuncios para la marca de limpieza KH-7. Tal sorpresa se multiplica cuando pulso al play y veo los spots; Luna no se priva de derrochar sexualidad y erotismo en sus imágenes ni para unos anuncios que aumentarán el calor de las televisiones. Atención a los morreos que se pegan sus protagonistas, sólo interrumpidos por las pulverizaciones del KH-7. Seguro que dará que hablar, algo que siempre resultará beneficioso para las ventas del producto quitamanchas. Estos son los anuncios, titulados respectivamente, "Cocina", "Lavavajillas" y "Vitrocerámica".







El caso es que estos tres spots del bueno de Bigas nos han llevado a recordar otros anuncios a lo "cine español". Algunos demasiado recientes (y cada vez más repelentes) como el de Isabel Coixet para Estrella Damm. Otros, con la seña de autor de gente como Pedro Almodovar, Julio Medem o Javier Fesser. No es tarea fácil encontrar en la red los realizados por Amenabar para "El corte inglés", Berlanga para "Repsol" o Borau para "Coca Cola", pero aquí va un "Top 7" de spots nacionales.


"Pastas Ardilla". Dirigido por Pedro Almodovar en 1996.


"La Casera". Dirigido por Javier Fesser en 2010.

"Balay". Dirigido por Julio Medem en 2004.

"Navidul", Jamón indestructible. Dirigido por Alex de la Iglesia en 2011

"Campaña de abonos Atletico de Madrid". Dirigido por Benito Zambrano en 2003

"Moviline". Dirigido por Alejandro Amenabar

"Nescafé". Dirigido por Victor Erice en 1980
Read more
22 de julio de 2011
CRIMINALES DEL SUR DE LONDRES



Inexplicablemente inédita en nuestro país, “London Boulevard” es la demostración de que William Monahan ha tomado buena nota del cine de Martin Scorsese.
El que fuera guionista oscarizado por “Infiltrados” debuta con este título en la dirección de largometrajes adaptando una novela negra de Ken Bruen con una mirada que se aproxima bastante al cine mafioso del pequeño director italoamericano. Una historia, efectivamente, de mafia, pero principalmente un viaje de (imposible) redención de un personaje criado y forjado en los barrios marginales del sur de Londres.

Monahan hace de Harry Mitchell (un preciso Colin Farell) su mejor baza, siendo su retrato seco, violento, elegante a la par que marginal un excelente motor sobre el que construir su narración. Sobre su figura (presente en el 95% de los planos) giran las, hasta, tres subtramas de la película, las cuales suponen el pasado, presente y futuro del personaje y sobre cuyo nexo sobrevuela la agresividad, el crimen y la tragedia.

Alrededor de estas (desiguales) historias nace una intensa galería de secundarios que refuerzan el interés de las intrigas gangsteriles de “London Boulevard” y que aportan calidad al trabajo de Monahan; Ray Winstone, un nervioso y visceral capo de la zona el cual tiene a Mitchell como punto de mira, Ben Chaplin como un delincuente de poca monta y Keira Knightley y David Thewlis como dos actores retirados con los cuales el protagonista entablará relación al convertirse en una especie de guardaespaldas encargado de alejarlos de los paparazzis.

Con un estilo sobrio, un montaje súbito e impetuoso donde clásicos del rock and roll aparecen en escena a su antojo y sobre todo un cínico y muy negro sentido del humor, Monahan sale mucho más que airoso en su intento por mezclar la elegancia de Scorsese con el tono barriobajero de Guy Ritchie y aún cuando sus diferentes historias parecen derivar hacía ningún sitio perdiendo una y otra vez sus puntos de conexión (el mendigo asesinado, la hermana “alegre”), Monahan saca sus armas de guionista experimentado para asociarlas en un final que deja lacrado los asuntos de todos y cada uno de sus personajes y que hace honor al aire de infortunio y criminalidad presente durante todo el metraje. Un título meritorio que debería tener sitio en las pantallas de nuestro país.
Read more
14 de julio de 2011
CARPENTER, ¿DONDE TE HAS METIDO?



Decepciona saber que la firma de John Carpenter acompaña a un título como “The Ward”. El mítico director de películas como “Halloween”, “La Cosa” o “En la boca del miedo” ha elegido una manida historia de manicomios y fantasmas para retornar a la dirección de largometrajes a sus 62 años. Su maltrecha salud le mantenía inactivo en la gran pantalla desde que dirigiera hace 9 años “Fantasmas de Marte”, reapareciendo tan solo en un par de capítulos (una de cal y una de arena, “Cigarrettes Burns” y “Pro-Life”) de la serie “Masters of Horror”.

Precisamente un capítulo televisivo (de los flojos) de “Masters of Horror” parece “The Ward”, una cinta repleta de lugares comunes y personajes arquetípicos del género cuyos giros argumentales y ambientación lucen insuficientes para el nivel que un director como Carpenter siempre ha ofrecido.

Sólo en su arranque se atisban detalles del mejor Carpenter. Un prólogo sugerente, unos bonitos créditos y un inquietante tema musical coral auguran un buen título de género. La trama se sitúa en 1966 donde Kristen (Amber Heard) es internada en un psiquiátrico tras quemar una casa sin razón aparente. Lugar que esconde algún que otro secreto que la nueva residente intentará desentrañar con la ayuda de sus perturbadas compañeras de aislamiento. Un argumento a lo “Shutter Island” que no se ve reforzado por un guión que hace aguas por todos lados y que ni siquiera es capaz de ofrecer a Carpenter la posibilidad de crear atmósferas y jugar con los elementos del género.

The Ward” reproduce una y otra vez la misma situación; intento de fuga de la nueva residente y aborto por parte del personal del manicomio. Entre medias alguna aparición fantasmal, alguna que otra habitación oculta que es descubierta y muy poco de tensión y/o suspense. El interés se desvanece con cada paso que la película da, sus enigmas carecen de incertidumbre y sus giros de guión en los minutos finales de metraje podrían haber sorprendido hace una década pero no hoy. Con un producto así solo cabía soltarse la melena, no tomarse su guión en serio y componer un divertido film de serie B que supiese mezclar con alegría y sin tapujos las grandes bazas que la película contiene; jóvenes internas, sangre y fantasmas, algo que Carpenter, experto en estas lides, inexplicablemente pasa por alto, convencido de una trascendencia que la película no tiene.

En éste retorno a salas comerciales, Carpenter no da síntomas de un buen estado de forma, algo que confiamos sea sólo pasajero devolviéndonos a ese maestro del terror que siempre supo horrorizarnos y entretenernos a partes iguales.
Read more
8 de julio de 2011
ALIEN A BORDO



Si “Super 8” es el homenaje al universo spielbergiano de “E.T. el extraterrestre”, “Paul” es la parodia. Casualmente coinciden este verano dos títulos que reverencian a la fábula espacial y generacional del rey Midas de Hollywood, la cual, anda cerca de cumplir la treintena.

Paul”, como no, habla de un extraterrestre perdido y perseguido en la Tierra. Pero éste, a diferencia del bonachón bicho de Spielberg, es irreverente, canalla y deslenguado. Paul, se topará con dos frikis que aprovechan su viaje a la Comic Con de San Diego, donde se reúnen millares de seguidores de "Star Wars", "Star Trek" y "Battlestar Galactica", para recorrer la ruta del Area 51. Esos frikis no son otros que el dúo británico Pegg-Frost (también guionistas del evento) que tantas alegrías nos dio en sus colaboraciones con Edgar Wright (“Zombies Party” y “Arma Fatal”), ahora formando equipo con Gregg Mottola, el responsable de “Supersalidos” y la muy reivindicable “Adventureland”. Una unión con gran potencial que, sin embargo, desaprovecha la posibilidad de haber compuesto una comedia singular.

Porque en “Paul”, los personajes lucen estereotipados, sin mala baba, desaprovechando las posibilidades que ofrecía esta road movie de dos ingleses “nerds” desubicados y enfrentados por casualidad a seres de la America más profunda. La cinta parece apostar por la aventura más familiar (su referencia principal es obvia) conteniéndose en su humor más cínico y/o negro. Apenas unas pinceladas en forma de referencias de la cultura pop y un par de momentos para el lucimiento del pequeño alienigena (con voz en V.O. de Seth Rogen y doblado por Santi Millán) destacan en un título lleno de lugares comunes del cine norteamericano y escaso del carisma que se le presuponía.

Sus numerosos cameos (Jane Lynch, Sue en “Glee” y algún otro del que está prohibido hablar) y las presencias secundarias de Jason Bateman o Bill Hader compensan los altibajos de guión de una cinta que aún viéndose con agrado (los fans de la ciencia ficción la encontrarán esepecialmente encantadora) tenía mimbres para alcanzar cotas mayores.
Read more