30 de julio de 2012
LOS CAMEOS TELEVISIVOS DE NOLAN


Ocultos entre héroes y villanos,escondidos tras el humo que expulsa el batmovil, inadvertidos entre la oscuridad reinante en Gotham City, se hallan una serie de rostros conocidos por el gran público gracias a la pequeña pantalla que realizan apariciones fugaces en “El caballero oscuro: la leyenda renace”. Casi como un bonus de este último Batman, un interés adicional para el espectador o simplemente un juego puesto en marcha por el propio Nolan, con el que permanecer más atento a la pantalla se esconden caras conocidas que un buen día vimos en televisión.Nosotros os facilitamos la tarea. Ésta es la cantera televisiva de Nolan.

NESTOR CARBONELL: El misterioso (y de origen tinerfeño) Richard Alpert, inmortal personaje de la imborrable “Perdidos” es ahora, nada más y nada menos, que el alcalde de Gotham City. Carbonell, reconocible por el gran público, gracias a la serie de JJ. Abrams, ya aparecía en “El caballero oscuro” en un papel con más minutos que en esta tercera entrega, donde el actor hispano apenas hace acto de presencia en un par de momentos de la película, uno de ellos vital dentro del maquiavelico plan a gran escala de Bane.

DESMOND HARRINGTON: Si pestañeas puedes perderte el cameo de Desmond Harrington en “El caballero oscuro; la leyenda renace”. Como un agente de policía que intentar frenar el caos sembrado por Bane, Harrington aparece unos breves segundos en pantalla. Algo más lo vemos en la serie de Showtime, “Dexter”, donde encarna al agente Quinn, policía insensato y novio ocasional de Debra Morgan, capaz de dudar del bueno de Dexter durante algunos episodios.

AIDAN GILLEN: En el prólogo aereo de “El caballero oscuro; la leyenda renace”, vislumbramos un rostro que nos es familiar. Afeitado y con el pelo más largo de lo habitual, seremos capaces de reconocer, en un papel testimonial, a Aidan Gillen el que fuese el concejal Carcetti en “The Wire" y ahora "Peter Baelish, más conocido como "meñique" en la adaptación de George G. Martin, "Juego de Tronos".

WADE WILLIAMS: Mientras “Prison Break” tuvo interés (su primera temporada y algo de la segunda), disfrutamos conel carcelero que interpretó el actor Wade Williams, siempre atento a los movimientos de Michael Scofield, en la adictiva serie con la que todos nos enganchamos a la ficción televisiva, Para no perder la costumbre, Williams encarna en la película de Nolan a un guardia de Gotham City en una aparición breve pero suficiente para acordarnos de la serie carcelaria.

REGGIE LEE: Si fuiste de los quete mantuviste fiel a “Prison Break” más allá de su primera temporadas, podrás reconocer también a Reggie Lee, actor de origen filipino que encarno a un agente secreto en la segunda temporada de la serie. También es un actor fijo en series como "Grimm" o "Persons Unknown" y lo hemos visto en la gran pantalla en películas como "Arrástrame al infierno", "Tropic Thunder" o en dos de las entregas de "Piratas del Caribe". En el título de Nolan interpreta aun agente de policia que sucumbe a las balas de Bane.

WILLIAM DEVANE: Los más clásicos lo recordarán por ser el ladrón protagonista de la última película de Alfred Hitchcock, “La trama”, aunque en su carrera ha frecuentado papeles secundarios para el cine (“Payback”, “Marathon Man”), últimamente encadena trabajos para la pequeña pantalla donde fue un personaje recurrente en la cuarta temporada de la serie de Fox, “24”. En “El caballero oscuro: la leyenda renace” interpreta al Presidente de los EEUU, aunque apenas lo vemos dando un discurso para la ciudad de Gotham City en la televisión.

BURN GORMAN: Su peculiar rostro lo hace fácilmente reconocible para el espectador con una pizca de memoria visual. Además de ser uno de los personajes que completaron el reparto de la mini-serie televisiva de la BBC, “The Hour”, lo hemos visto en las españolas “Los crímenes de Oxford” de Alex de la Iglesia y “Luces Rojas” de Rodrigo Cortés. En la cinta de Nolan trapichea con Selina Kyle (AKA Catwoman) y sale derrotado.


Read more
25 de julio de 2012
"EL CABALLERO OSCURO, LA LEYENDA RENACE": NOLAN Y EL FIN DEL HÉROE

Photobucket

Ya desde el poster promocional de esta tercera visión de Christopher Nolan sobre el héroe murciélago de DC Comics, se atisba un Batman contraído de culpa, de espaldas a una realidad social revuelta y nerviosa, lastrado por los recuerdos y devorado por el miedo.
Si en “El Caballero Oscuro”, Batman asumía unas consecuencias que no le correspondían, en “La leyenda renace”, Bruce Wayne debe hacer un alarde de superación y sobreponerse a su letargo, algo que ofrece a Nolan posibilidades infinitas para ofrecer un nuevo recorrido por los atormentados sentimientos de la persona tras la máscara, terreno éste, el de las sombras y no las luces del ser humano, preferido por el director norteamericano y completamente presente durante toda su revisión del superhéroe nocturno.

Dejando a un lado la amenaza caótica, demencial y desenfrenada con ecos de 11-S, que ofreció el Joker en la anterior entrega, “La leyenda renace” muestra, además, al antagonista de turno, Bane, (un Tom Hardy con distorsionador de voz incluido) desde la más temprana imagen de su película, descubriendo sus cartas y aportando, para la ocasión, un villano menos visceral pero más torturado que se erigirá como líder espontáneo de unos ciudadanos de Gotham City desencantados por la desconfianza hacía los principales poderes (Gordon, Dent, etc). De nuevo, se reproducen las consecuencias derivadas del cierre argumental del título anterior y se hace un guiño más que evidente al malestar generalizado del indignado actual con ciertas lecturas reaccionarias.

Sobre ambas premisas crece este “Batman”, tan grandilocuentemente estructurado, estruendoso y solemne como sus predecesoras. Lleno de entramados insurgentes (la explosión de Gotham, el golpe a la Bolsa), y con similar carga de personajes a sus dos entregas anteriores. “El caballero oscuro: la leyenda renace” brinda la resurrección de Selina Kyle (Anne Hattaway), la Catwoman al margen de todo y de todos que campa a sus anchas por la película con aires de independencia y una pizca de superioridad, algo que también intenta sin éxito el personaje de Marion Cotillard y con mayor fortuna el de Joseph Gordon Levitt. Existe pues, descompensación entre tramas y personajes, algo que lastra las ampulosas intenciones de Nolan que en sus más de dos horas y medía de metraje debió haber equilibrado las altas pretensiones marca de la casa y que en “Batman Begins” y “El caballero oscuro” fueron admiradas por fans de todo el mundo.

En ese defecto de grandeza encontramos una mayor ligereza del producto, y con él, un entretenimiento menos afectado y pseudointeligente de lo habitual. Seremos capaces de vislumbrar algo más en sus orquestadas secuencias de acción y descubrir nuestra admiración al contemplar un campo de fútbol americano hecho trizas. Incluso de prestar atención a su flashback sobre el miedo y el progreso y de acompañar a Gordon Levitt y su enorme grado de fraternidad infantil.


Nolan ha cerrado su mirada al héroe dando un giro de 180 grados al  blockbuster, acercándolo hacía un género en el que predomina el realismo y reinan los protagonistas torturados, transformandose al tiempo en un nuevo tipo de narrador del siglo XXI, alguien capaz de decirnos que en la suntuosidad y en el sacrificio está la nueva evasión cinematográfica. Lo dejas o lo tomas.
Read more
22 de julio de 2012
BATMAN (1989): BURTON VISITA GOTHAM CITY

Photobucket

Había algo de predestinación en las figuras de Batman y Tim Burton. Quien mejor que el responsable de las futuras “Sleepy Hollow” o “Eduardo Manostijeras” para encargarse de las historias de un superheroe que tiene como centro de operaciones una ciudad de nombre gótico, “Gotham City”. El superheroe de DC Comics pedía a gritos una nueva adaptación a la gran pantalla (en la que había tenido menos trascendencia que su colega de factoría, Superman) y aunque el bueno de Tim, por aquel entonces, sólo había dejado su impronta gótica en un par de títulos, “Bitelchus” y “La gran aventura de Pee-wee”, eran suficientes para postularse como director del salto del enmascarado al cine. Con él, Michael Keaton, protagonista de “Bitelchus” y un Bruce Wayne descafeinado a la postre.

Sólo las letras amarillas sobre fondo negro con las que se abría este “Batman” del año 89 ya denotaban color entre la oscuridad predominante de esta revisitación del personaje que décadas después elevaría a su máxima sombra Christopher Nolan, no sin antes experimentar el festival cromático y desmedido de Joel Schumacher, pero esos son otros Batman y no el que nos ocupa. El “Batman” burtoniano elegía a Joker como villano y le daba galones por encima de la presentación del hombre murcielago. Tantos, que permitian a un Jack Nicholson llevar al paroxismo su histrionismo interpretativo (bailes a ritmo de Prince incluidos) a la hora de dotar de la excentricidad necesaria a un Joker que por obra y gracia de los guionistas Sam Hamm y Warren Skaaren (responsable de “Bitelchus” y fallecido apenas unos meses después del estreno de “Batman”) no solo era el malo de turno sino también el responsable de la muerte de los padres de Bruce Wayne, en unas de las muchas variaciones de la estructura canónica de la historia (el fatal flashback del joven Bruce Wayne, llega casi al final del metraje).

Warner se frotaba las manos con el rápido éxito de este “Batman” barroco y divertido (hay toques de humor que se irian posteriomente perdiendo en la saga) para el que no escatimó en diseño de producción (único Oscar de la película para Anton Furst y Peter Young) canciones originales del, por entonces, estrella del pop, Prince, fanfarrias de Danny Elfmann y la presencia de la chica del momento, una Kim Basinger recien salida de “Mi novia es una extraterrestre” y con todavía viva la repercusión erótica de “9 semanas y media”.


Éste “Batman” supuso un fenómeno cinematográfico a finales de los años 80 y principios de los 90 con su posterior secuela “Batman vuelve” (1992), aunque vista hoy adolece de ciertas carencias en su ritmo narrativo, numerosas reiteraciones en las apariciones del malvado payaso encarnado por Jack Nicholson y escasa relevancia de secundarios tan importantes para la saga como el capitan Gordon que interpretó el mítico Pat Hingle o del fiscal del distrito, Harvey Dent (el popular Lando Calrissian de “Star Wars”, Billy Dee Williams), posteriormente significativo en la trayectoria del personaje al convertirse en “Dos Caras”. Por el contrario, el “Batman” de Burton puede considerarse un excelente ejercicio de estilo y producción en la carrera del cineasta norteamericano y un punto de inflexión muy importante en la relación del superhéroe con el cine, en especial a la hora de recrear, a medio camino entre el film noir y el art decó (vease la influencia de esta en “Rocketeer” del año 1991) la ciudad de Gotham City. Un título que todavía se mantiene vigente y encantador y que resucita en el recuerdo de todos los espectadores cada vez que el hombre murcielago vuelve a visitar la gran pantalla con una nueva entrega.
Read more
17 de julio de 2012
LO QUE EL VERANO TE DA...



- Que mejor para el verano que una ración de refrescantes posters. Superheroes convertidos en superpolos de sabores para aliviar las calurosas temperaturas en esta galeria de Society6 creada por un tal Chungkong. Los helados preferidos de Nolan, Snyder o Favreau.Superpolos para todos!


- La leyenda urbana de la fijación del tio Walt Disney por insertar mensajes sexuales subliminales en sus películas hizo ponerse en guardia al creador del tumblr "out of contest animation", capaz de encontrar dobles sentidos a inocentes imagenes animadas. Esta recopilación es solo apta para mentes calenturientas.


- En la web Flavorwire han elaborado una entretenidisima y curiosa recopilación de imagenes en los que actores posan junto a los dobles de sus películas. Desde "Indiana Jones" hasta "World War Z" pasando por "Kill Bill". Una galeria sin desperdicio.

- Conviene no dejar pasar la galería de ilustraciones del artista Scott Lava. Acuarelas cinéfilas hasta hartarse, de todos los colores y géneros.



- El antitrailer sería justo lo que ha hecho José Luis Garci para su película, "Holmes & Watson: Madrid days". Carente de ritmo, pésimas dicciones, decorados de chichinabo y un fuerte olor a rancio destila la nueva cinta de Garci, el cual jamás soñó llegar a ser trending topic con su película. Twitter está que arde con la versión castiza de Sherlock Holmes con comentarios como estos y con un twitter exclusivo de reciente creación, @Joms_Wanson:

Tampoco os fiéis demasiado del tráiler de 'Holmes & Watson' de Garci. Igual luego la peli va y es trepidante.

"Holmes & Watson Madrid Days" aburre ya sólo viendo el trailer, y supura cutrez. Además sale el estrábico ese tan malo.

Echo de menos unas Comic Sans en el tráiler de HOLMES&WATSON de Garci. Hubiera sido perfecto

Tras ver el tráiler de "Holmes & Watson. Madrid Days", Christopher Nolan cancela el estreno del nuevo Batman. "Imposible competir", asegura.

El trailer de Holmes & Watson mismamente lo podría haber dirigido Michael Bay
Read more
16 de julio de 2012
THE AMAZING SPIDERMAN: REINICIO PRECIPITADO


Los efectos digitales y la imperiosa necesidad de la gran industria del cine por explotar héroes de comic avanzan con una rapidez inversamente proporcional a la capacidad de borrar películas de nuestra memoria. Es por eso que no hemos tenido tiempo suficiente para olvidar al Spiderman de Raimi cuando Hollywood, que no entiende de memoria y si de franquicias, reinicia la saga arácnida con las baratas excusas digitales y de popularidad adolescente de sus protagonistas.

Como saga cercana en el tiempo, el espectador joven recuerda sin esfuerzo y con agrado la transformación de Tobey Maguire en hombre araña, su beso invertido con Kirsten Dunst, la presencia de James Franco y Willem Dafoe como padre e hijo antagonistas o la música de Danny Elfman mientras el bueno de Spiderman sobrevolaba rascacielos en los que  todavía sonaban los ecos de la caída del World Trade Center.
The Amazing Spiderman” de Marc Webb, el realizador de la sobrevaloradisima “500 días juntos”, lejos de retomar la historia donde Raimi la dejó para avanzar cronológicamente, decide volver a los orígenes del superhéroe, pensando en una generación todavía menor e ignorando a ese público que no hace tanto fue testigo de las andanzas del héroe marvel. Con el evidente objetivo de este público teen, Webb adopta el tono liviano y pueril del blockbuster juvenil actual (el modelo “Crepúsculo” o “Los juegos del hambre”) enfatizando la ambientación de instituto, aumentando el trauma familiar y el tormento personal adolescente de un Peter Parker tímido y desplazado socialmente (un Andrew Garfield que es un catálogo de tics), aportando más minutos al romance entre carpetas forradas de Parker y Gwen Stacey (una fuera de sitio Emma Stone) que a las acciones de un superhéroe más bien nocturno y poco responsable que solventará en un abrir y cerrar de ojos su lucha con el villano de turno (Lagarto, encarnado por Rhys Ifans), en un climax final atropellado y precipitado propio del que ha administrado mal los tempos de la película.


Únicamente la presencia de un convincente Martin Sheen encarnando al tio Ben parece brillar con luz propia en una superproducción tan innecesaria como redundante que ni mejora ni aporta demasiada novedad a las  aventuras de la araña enmascarada que disfrutamos no hace tantos años.
Read more
13 de julio de 2012
"THE PACT": RECONFORTANTE TERROR


En el habitualmente manido terror sobrenatural es reconfortante encontrar una película que visite los lugares comunes sin caer en ellos, que mantenga la sobriedad de su propuesta evitando los frecuentes giros que banalizan el conjunto, que su guión guarde con recelo un secreto y sepa administrarlo durante todo el metraje. "The Pact" es una estupenda sorpresa de género en lo que supone el debut en la dirección de Nicolas McCarthy, el cual demuestra tener un buen pulso para la narración de género y la creación de atmosferas.

Es esta la historia una joven que desaparece misteriosamente en la casa en la que vivió junto a su recientemente fallecida madre. Su hermana comenzará su búsqueda y descubrirá los secretos que el hogar materno esconde. El relato, a priori gastado, ofrece a McCarthy jugar con todas las posibilidades del género gracias al componente gótico de su misterioso hogar, al elemento sobrenatural, a la presencia de mediums o incluso a su relación con la crónica negra americana. Elementos dosificados en una narración que jamás acepta buscar el efectismo barato y sí tomarse con calma la descripción de cada hecho o cada pequeño giro de guión logrando sobreponerse con suficiencia a su escasamente original punto de partida. En la economía de medios está otra de sus virtudes. Al más puro estilo del Hitchcock de "Psicosis" (hay semenjanzas,salvando las distancias paranormales, por la presencia de dos rubias hermanas, una casa inquietante, un policia, Casper Van Dien, que husmea a destiempo y algún otro detalle que conviene no desvelar) la existencia de apenas una localización y unos cuantos personajes son suficientes a McCarthy para armar su historia y sabeedor de la importancia de estos, aporta a la casa un protagonismo especial gracias a lo terrorífico de su espacios ocultos y su papel pintado pasado de moda, así como encuentra en Caity Lotz (vista en aquel episodio de "Mad Men" en que Don Draper se reencontraba con su primera esposa) a una convincente, fuerte e independiente protagonista capaz de cargar con el peso completo de la película sobre ella.


Apenas un par de conseguidos momentos de verdadero horror (la chica que establece el contacto con el más allá) entre la tónica general de sugerir y mantener un climax de inquietud constante, y alguna que otra idea renovadora (la utilización sobrenatural de google maps, una nueva manera de utilizar una melena para ser atrapado) sirven para confirmar a esta opera prima como un interesantisimo ejemplo de terror moderno de constantes clásicas. Quizá por ello, ha gozado de un exito inesperado en las taquillas del Reino Unido, fue aplaudida en Sundance y será proyectada en la sección Panorama del próximo festival de cine fantástico y de terror de Sitges. Otro tema es que llegue a estrenarse en las salas comerciales de nuestro país, cuestión más complicada.
Read more