27 de diciembre de 2012
"LOS MISERABLES": EL MUSICAL SE ACERCA AL GESTO


Que osadía la suya. Tom Hooper, reluciente ganador del Oscar por la flemática “El discurso del Rey” decidió adaptar a la gran pantalla el musical surgido a partir de la obra de Victor Hugo, “Los Miserables”. Primer acto de fe. Segundo atrevimiento; lejos de explayarse en un grandilocuente despliegue de diseño de producción que una obra así en los tiempos que corren demandaba, Hooper acerca la cámara hasta su paroxismo, la fija y la convierte en simple testigo de la interpretación de su reparto, dejando de lado todo lo demás, parando el tiempo en el rostro entregado de sus actores, ignorando que el musical puede ser también coreografía y exceso cromático. Y eso, de primeras, sorprende. Porque de toda la vida hemos entendido el musical como algo de desbordante dinamismo y energía y de repente Hooper se retrotrae al periodo mudo del séptimo arte para decirnos que en la expresividad de un rostro está la razón de ser de una película. Que el gesto y la sola voz pueden condensar en si mismo toda la potencia y vigor que el género suele garantizar.

No alcanzo a saber si Hooper ha reinventado el género, pero desde luego ha conseguido que su mirada hacía él luzca tan polémica y revolucionaria como una calle de Paris en pleno 1848. Para ejecutar semejante idea hay que confiar mucho en el reparto. Y el reparto en ti. Y el realizador británico lo hace. Otorga plenos poderes a Hugh Jackman, cuya evolución física en la piel de Jean Valjean es admirable, ofrece a Anne Hathaway el “I dreamed a dream” de Fantine en una secuencia para la historia, logra sacar el máximo partido a la potente presencia en pantalla de Russell Crowe como Javert y se permite descubrir el talento de promesas como Eddie Redmayne o Samantha Barks (interprete de la versión teatral londinense). En su entrega y facultades está el sobresaliente resultado final de “Los Miserables” consiguiendo hacer de un largo primer plano y una interpretación vocal una inesperada pero perfecta conjunción para un musical de probada grandeza.

Apenas encontraremos coreografías en esta adaptación (el número de las prostitutas, el alivio cómico de los Thérnardier) donde el contexto histórico y la escenografía quedan relegados a un segundo plano, donde la oportunidad de elaborar una mastodóntica producción de las de antaño se difumina con la obsesión angular de Hooper, (que intercala con unos menos afortunados  zooms que se multiplican en su tercer acto, casual y alarmantemente parecido a la realidad social actual ) donde toda la emoción recae en las entrañas dramáticas de sus actores. Habrá quien tache a Hooper de director menor o pusilánime, pero en realidad estamos ante una decisión de autor, controvertida, en efecto, pero de esas que se alejan de convencionalismos y que además mantiene la coherencia con su propio cine, y si no recordemos la ansiedad de Colin Firth ante el micrófono en “El discurso del Rey”. También, cómo no, en primerísimo primer plano.
Read more
26 de diciembre de 2012
LAS 10 DEL 2012

1. YOUNG ADULT

Es mérito de Jason Reitman (“Gracias por fumar”) y Diablo Cody (“Juno”) humanizar hasta las cotas más bajas de fracaso y dignidad a la diosa de Charlize Theron. “Young Adult” era la comedia cínica y amarga perfecta, protagonizada por una antiheroina rubia de metro ochenta capaz de joder la vida de todo aquel que se le pusiese por delante únicamente como válvula de escape a su propia insatisfacción personal. Jamás Charlize Theron estuvo tan patética y natural como en su excelente interpretación de Mavis Gary otorgando unas dosis de verdad a una película que encontraba en la relación entre Theron y Patton Oswald una de las parejas más atípicas y tristes del cine reciente así como los ejemplos más certeros del ser humano inmaduro, personaje que Reitman se está encargando de retratar a lo largo de toda su filmografía. 

2. REDENCION

Grato y muy sobrio debut el del actor británico Paddy Considine (“Bosque de sombras”, “El legado de Bourne”, “En America”) con una historia que giraba sobre el dolor contenido, la tristeza como base de las existencias de unos personajes desencantados y torturados. Considine realizaba una obra difícil de digerir donde el alcoholismo, catolicismo o la violencia de género eran norma común en el día a día de los personajes de Peter Mullan y Olivia Colman, los cuales ofrecían dos desgarradoras interpretaciones entablando una relación imposible sobre la que se sustentaba su cruel guión y su atmósfera áspera. Una cinta nada agradable pero estupenda.


      3. TAKE SHELTER

Continuando la estela apocalíptica de títulos como “Otra tierra” o “Melancolía”, “Take Shelter” representaba la necesidad de un refugio, la fragilidad del hombre y el miedo a las eventualidades no tangibles, en este caso en forma de tormenta final y fatal. La degradación psicológica y física de un incomensurable Michael Shannon apuntaba al ser humano como único responsable de la construcción y destrucción de una vida modélica aunque su director, Jeff Nichols, sembraba el desasosiego de constantes naturales a través de su fabuloso increscendo narrativo de ciencia ficción con el que reforzaba la idea del peligro externo e incontrolable capaz de atormentar y reforzar el relato intimo de su desquiciado y abnegado padre de familia. Su final ambiguo, nos permitía decidir entre realidad y ficción, entre sueño y pesadilla haciendo perdurable una película excelente con vocación de culto.

      4. LA INVENCIÓN DE HUGO

Martin Scorsese no entiende los sueños si no hay celuloide de por medio. Y para el bueno de Martin la magia de un film familiar, en 3 dimensiones y con elementos fantásticos sólo se obtiene a través de la nostalgia cinéfila. Es por eso que el relato de Brian Selznick, “La invención de Hugo” se ajustaba como un guante a la memoria y predilección cinematográfica del cineasta neoyorkino a pesar de pertenecer a un género inexplorado y radicalmente opuesto al que nos tiene acostumbrados el director de “Uno de los nuestros”. “La invención de Hugo” era un bellisimo cuento sobre el nacimiento del cine donde no faltan los hermanos Lumiere, el Viaje a la Luna de Meliès o incluso el Harold Lloyd de "El hombre mosca" que haría las delicias del cinéfilo más melancólico y del niño más ávido de aventuras y conocimientos.

5. WAR HORSE

Es sorprendente la capacidad de un cineasta como Steven Spielberg para alternar la modernidad con el más absoluto clasicismo. Si no fuese porque existen pocos realizadores que manejen la cámara como él, uno jamás imaginaría que el director de la revolucionaria Las aventuras de Tintín, con su asombrosa evolución de la capture-motion y su ritmo vertiginoso, es el mismo que se esconde bajo un relato calmado, sentido y tradicional como el de “War Horse”. Probablemente no estemos ante su película más redonda, pero es inevitable encontrar retazos del mejor Spielberg en momentos como la elipsis de las aspas del molino o la comunión entre soldados de diferente bando en tierra de nadie. Y como siempre era una delicia encontrar las imágenes del maestro fundidas con la impagable música de John Williams.

6. EN LA CASA

Triunfadora en el festival de cine de San Sebastián, “En la casa” de Francois Ozon, adaptación de la obra teatral del español Juan Mayorga, lograba sembrar el desconcierto en el espectador por medio de su hábil fundido entre realidad y ficción. Lentamente, tal y como le ocurría al bueno de Fabrice Lucchini, nos encontrabamos inmersos y completamente interesados en el relato de Erns Umhauer (gran descubrimiento el suyo) hasta el punto de seguir encantados el juego de ficción propuesto por Ozon y en el cual se daban la mano el voyeurismo, el desencanto profesional, el amor por la literatura y la creación. Una obra cargada de excelentes diálogos y un especial sentido del humor, justa ganadora del reconocimiento festivalero.

      7. PROMETHEUS

Con “Prometheus”, Ridley Scott ha retornado al campo en el que mejor supo desenvolverse. Y lo ha hecho con un trabajo fascinante e insólito que nos devuelve la inteligencia de Scott como ilustrador de universos espaciales, como creador de sugerentes atmósferas, como narrador excelentemente dotado para el terror de lo desconocido. Mezcla imposible, repleta de ideas descartadas (esa pirámide con jeroglíficos que existía en el guión previo de “Alien"), universos que conviven en el imaginario colectivo (el arte barroco de H.R. Giger) y nuevos planteamientos con ambiciones tan colosales como demenciales donde Damon Lindelof (“Perdidos”), lo mitológico, lo religioso y lo indescifrable se imponían sobre la precuela canónica de “Alien”, de la que “Prometheus” era tan sólo un macguffin cargado de guiños al fandom.
  
      8. RUBY SPARKS

Sobre la obsesión por la creación, las musas, la búsqueda de la perfección y las relaciones de pareja habla “Ruby Sparks”, segunda propuesta del dúo Jonathan Dayton y Valerie Faris (“Pequeña Miss Sunshine”) que en esta ocasión ceden el protagonismo creativo a la joven Zoe Kazan, nieta del mítico director Elia Kazan y ávida guionista y encantadora protagonista de la película que pone nombre a su personaje. Mezcla del lenguaje de Woody Allen y de comedias románticas amargas como “500 días Juntos”, “Ruby Sparks” contenía un componente mágico que determinaba el carácter de una película cuyo final dejará un poso de alegría y buenrollismo que aún lejos del maravilloso optimismo de “Pequeña Miss Sunshine” no evita provocar una prolongada sonrisa y buen cuerpo en el espectador.

     9. MOONRISE KINGDOM

Tras elaborar un divertidisimo stop-motion de zorros que tenían voz de George Clooney Anderson vuelve a su luminosa acción real para, junto a Roman Coppola (con el que ya escribiese “Viaje a Darjeeling”) transportarnos a una isla idílica que servirá como emplazamiento romántico para los inadaptados Sam y Suzy (excelente casting el de ambos), un joven scout huérfano y la hija de una familia totalmente disfuncional, que no dudan en dejar atrás su rutina para emprender una huida de descubrimiento y complicidad. De ser un niño y jugar a ser adulto y ser un adulto tan ingenuo como un niño habla Wes Anderson en este nuevo ejercicio de estilo y creatividad. Llena de color y positividad, “Moonrise Kingdom” es tan extraordinaria y distinta como algunos de sus anteriores trabajos (“Los Tenenbaums”) pero, en esta ocasión, su potente factura formal no se ve obstruida por la extravangancia de su fondo sino más bien todo lo contrario, “Moonrise Kingdom” bien puede instalarse como una de las más lucidas y bonitas historias sobre el amor en tiempos de pubertad.

10. ARGO

Deudora del “Munich” de Spielberg, es “Argo” una oda a la heroicidad americana tan del gusto del espectador yankee, la cual, rizando el rizo, es además un elogio de la industria hollywoodiense, del cine y la ciencia-ficción como salvoconducto. Aunque lejos de perderse en loas patrióticas, la tercera película de Ben Affleck como director, opta por el thriller vibrante de suspense contenido, por el entretenimiento puro que aparca a un lado su premisa política y sustituye rigor por pasatiempo cinéfilo. Cargada de sentido del humor gracias a la presencia en el plano secundario de Alan Arkin y John Goodman, “Argo” se guardaba un as en la manga; un tramo final cargado de tensión e intensidad con un excelente montaje y planificación que dejaría al espectador pegado a la butaca y exhausto al final de la proyección.
Read more
20 de diciembre de 2012
MOMENTAZOS Y DETALLES DEL 2012


Estrenada a finales del 2011, “The Artist” vivió su momento de gloria a comienzos de este 2012. Indiscutible fue su paseo hacía el Oscar recibiendo el reconocimiento de gremios, asociaciones de críticos y academia. El año comenzaba mudo y en blanco y negro.

La taquilla barrida por un tsunami, el de “Lo Imposible”.El grupo Mediaset nos cansineó a todas horas con su campaña de promoción hasta convertir a la película de Bayona en la más taquillera de la historia de nuestro cine. La película, meritoria aunque con algún que otro momento de excesivo melodrama.

“Las aventuras de Tadeo Jones” y “Tengo ganas de ti” también pusieron su granito de arena a la hora de aumentar la cuota de pantalla del cine español, logrando excelentes cifras de recaudación.

La que no contribuyó a ello fue “Manolete”, la película maldita de Menno Meijes con Adrien Brody y Penélope Cruz, que, al menos, vió, por fin, la luz en este 2012.

A Brody lo vimos también en la interesante “El Profesor”, esperada nueva película de Tony Kaye (“American History X”) en la que el bueno de Adrien ejercía de atormentado maestro de escuela.

“Red State” y “Holy Motors”, dos triunfadoras en diferentes ediciones del Festival de Sitges se estrenaron en 2012. La primera, un cambio de registro absoluto y violento de Kevin Smith, la segunda, una marcianada del francés Leos Carax con alguno de los momentos más indiscutiblemente bellos del año (ese acordeón, esa Kylie Minogue) y también de los más repugnantes (el pasaje del Señor Mierda).

No fueron los coches y si las limusinas los vehículos estrella del cine del 2012. Como camerino improvisado para Denis Lavant, como medio para alcanzar la peluquería preferida del yuppie encarnado por Robert Pattison.

Hablando de coches, tampoco fueron ellos los protagonistas de las mejores persecuciones del 2012. La osadía al manillar de Joseph Gordon Levitt y compañía hacía de “Sin frenos” una vibrante película donde las bicis, la velocidad y las calles de Nueva York se unían en una mezcla excitante. Dirigía David Koepp.

Clint Eastwood mentía cuando dijo que se retiraba de la actuación con “Gran Torino”. Seguramente no pudo negarle su compromiso a Robert Lorenz, su habitual ayudante de dirección que debutaba tras las cámaras con “Golpe de efecto”, un batiburrillo de todos los clichés del cine del veterano actor.

Si a Matthew Lillard no le funcionaban sus cálculos matemáticos para fichar jugadores de beisbol en la película de Eastwood, a Brad Pitt y Jonah Hill les iban a las mil maravillas. "Moneyball" les reportó a ambos nominaciones al Oscar.


Premio al Peor Cartel del 2012: “Reality” de Mateo Garrone

Premio al Mejor Cartel del 2012: cualquiera de los de “Casa de mi Padre”

Matthew Fox dejaba atrás su rol de Jack Shepard adelgazando 18 kilos para “En la mente del asesino”. Decrepito era poco.

Los fans de “Crepúsculo” por fin tuvieron su desenlace. “Amanecer parte 2” cerró una exitosa saga con alguna pizca de la dignidad perdida en anteriores entregas.

En la Casade Francois Ozon ganaba merecidamente en San Sebastián con su apasionante mezcla de realidad y ficción, de cariño por la literatura, la enseñanza, la pasión por la creación. Juguetona y sugerente adaptación de la obra teatral del español Juan Mayorga.

2012 fue el año del 50 aniversario de 007 en el cine y también el del estreno de su película número 23, “Skyfall”, en la que Javier Bardem lucía como villano y Judi Dench ganaba minutos en pantalla, mientras Daniel Craig ponía su habitual rostro de confiado agente secreto

Lo más terrorífico del año, las películas en formato Super 8 deSinister”, que no solo aterrorizaban a Ethan Hawke, también a nosotros como espectadores.

Tim Burton dio una de cal y una de arena. “Sombras tenebrosas” era, sin duda, una de sus películas menos afortunadas y más desganadas. “Frankenweenie” arregló el desaguisado de la anterior con su homenaje animado y en blanco y negro al terror y la ciencia ficción de los años 50.

Una de esas películas de las que enamorarse, “Ruby Sparks” de Jonathan Dayton y Valerie Faris, responsables de “Pequeña Miss Sunshine”. Atención a su protagonista, Zoe Kazan, también guionista.

La ración anual de Woody Allen fue romana y episódica. “A Roma con amor” tenía momentos llenos de ingenio (la ópera en la ducha, la fama inesperada de Roberto Benigni) y otros menos inspirados (el actor italiano y su fan), completando una película desigual pero, a ratos, divertida.

Nadie ha rodado las escenas de violencia con más belleza que Andrew Dominik en “Mátalos suavemente” protagonizada por un expeditivo Brad Pitt.

Aceptamos que “Brave” no sea la mejor película de Pixar, pero no que sea considerada una de las peores. Precioso cuento sobre las relaciones materno filiales y la igualdad de géneros donde brillaban sus parajes escoceses tanto como la melena pelirroja de Merida, su protagonista.

Christopher Nolan cerró su trilogía del hombre murciélago. “El caballero oscuro, la leyenda renace” fue, por suerte, una película menos afectada y solemne que sus dos anteriores entregas. Bien Anne Hathaway como Catwoman.

Una Hathaway que ha protagonizado dos grandes momentos del año; la tronchante parodia de la Carrie Mathison de Homeland en el SNL y la interpretación vocal y desgarrada del "I dreamed a dream" de "Los Miserables".

Mel Gibson se divirtió en sus “Vacaciones en el infierno”, serie B fronteriza desacomplejada y francamente entretenida.

El dudoso merito de peor remake del año recae para “Desafío total”, innecesaria revisión del clásico de Paul Verhoeven con Colin Farrell intentando (y no consiguiendo) hacer olvidar a Arnold Schwazzenegger.

Igualmente innecesaria, por cercana en el tiempo, fue la nueva revisión de “Spiderman”. Otro reboot de un superhéroe con Andrew Garfield luciendo rostro fétido.

Ben Affleck realizó su tercera película tras las cámaras y volvió a dar en el clave. Argo y su media hora final es de lo más tenso e interesante del 2012.

Hotel Transilvania y “Paranorman” utilizaron los monstruos y los espíritus para animar a los más pequeños. La primera hizo reir a los niños, la segunda encantó a los mayores.

Bien por Joseph Gordon Levitt poniendo cara de Bruce Willis en “Looper”, sorprendente y original película de ciencia-ficción que derivaba en un western improvisado con la irrupción en pantalla de Emily Blunt.

A Emily Blunt la pudimos ver también en “La pesca de Salmonen Yemen”, ligera mezcla de comedia, drama y romance en oriente medio con Ewan Mcgregor luciendo su ya habitual sonrisa y también en el romance indie "El amigo de mi hermana".

No era difícil adivinar el asesino en la muy tópica “El enigma del cuervo”, protagonizada por un operado, pero todavía carismático John Cusack haciendo de Edgar Allan Poe.

La reunión de estrellas del año fue la segunda entrega de “Los Mercenarios”; Stallone, Statham, Willis, Van Damme, Lundgren, Schwarzenegger o Norris ¿alguien da más?

La mejor utilización de la música para una película fue la que hizo Wes Anderson en la singularisima “Moonrise Kingdom”, Henry Purcell, Benjamin Britten, Francoice Hardy, Mark Mothersbaugh (lider de Devo) o Alexandre Desplat haciendo de las imágenes de “Moonrise Kingdom” algo muy especial.


Películas para no tener nunca un hijo; la francesa “Un feliz acontecimiento”.

La propuesta más arrebatadoramente clásica, la melodramática “The Deep Blue Sea”, la “Breve Encuentro” del siglo XXI con una Rachel Weisz pasionalmente genial.

Una de las polémicas del año vino de la mano de “Prometheus”, culpa de Damon Lindelof y su gusto por los enigmas. Fascinante para unos, un engaño para otros, nosotros nos encontramos en el primer grupo. Especial mención a la cesárea improvisada.

El cachondeo del año; “Holmes yWatson: Madrid days”, Garci haciendo cine antidiluviano.

Desde Noruega nos llegó un thriller adictivo, “Headhunters” tenía un guión coherente y un desarrollo in crescendo que la convertía en una interesante y muy recomendable propuesta. Atentos a la escena del retrete.

Tres Blancanieves para todos los gustos; una cómica y desatada, “Mirror Mirror” con Julia Roberts, otra épica, “Blancanieves y la leyenda del cazador”, película muy apreciada por Robert Pattison, y una última folclorica, muda y en blanco y negro, “Blancanieves” de Pablo Berger, uno de los títulos más sorprendentes y estimulantes del cine español del 2012.

Más cine español en blanco y negro, “El artistay la modelo” de Fernando Trueba ofreció a Jean Rochefort y Aida Folch la posibilidad de desnudarse mutuamente.

"Ted" fue la película más irreverente del 2012 y el salto definitivo de Seth Macfarlene al estrellato. De crear a un oso tan adorable como soez a presentar la próxima gala de los Oscar. Ojo a las apariciones de Flash Gordon y Tom Skerrit en la película.

Paco León debutó en el cine y de paso homenajeó a su propia madre con la gruesa "
Carmina o revienta". Y además tuvo tiempo para revolucionar el patio de la exhibición cinematográfica española.


Un desmadre de fiesta, un cachondeo de película. De "Project X" nos quedamos con sus "intimidatorios" seguratas de botellón.


Descafeinada fue "Men inBlack 3" donde lo mejor fueron sus viajes en el tiempo y volver a ver juntos a Tommy Lee Jones y Will Smith.

Una remozada versión fue "Infiltrados en Clase", donde no esperábamos el gran cameo que se marca Johnny Depp, protagonista de la serie original.


2012 fue el año en que el cortometrajista Roberto Perez Toledo debutó en el largo. "Seis puntos sobre Emma" y su ceguera sentimental fue su opera prima.


Blockbuster del año, "Los Vengadores" de Marvel. Con Hulk en plan estrella con permiso de Tony Stark.


Otra que hizo estupendas cifras de taquilla fue "Los Juegos del Hambre", una mezcla de "Battle Royale", "The Running Man" y "Crepúsculo" que consiguió lo que se proponía, establecerse como nueva saga para el público adolescente.


De la plomiza "Martha Marcy May Marlene" nos quedamos con Elizabeth Olsen, demostrando que hay vida más allá de las gemelas Olsen.

 

"La maldición de Roockford" y "La mujer de negro", dos terrores góticos más que aceptables.

Buen thriller policiaco "Grupo 7" de Alberto Rodriguez, que se abría con una espectacular persecución por los tejados de Sevilla. Si hasta Mario Casas parecía bueno.


Michael Shannon merecía todos los premios habidos y por haber por su composición de padre de familia paranoico y apocalíptico en la tremenda Take Shelter. Y a su lado, la irresistible Jessica Chastain. Peli de culto ya!


"La fría luz del día" se veía por la curiosidad de estar rodada parcialmente en Madrid y con la Juani de secundaria. Por lo demás, era un thriller anodino y previsible que no salvaba ni Bruce Willis.


Bodas de sangre las de "Rec 3Génesis", divertidisima y explotation tercera entrega de la saga de Balaguero y Plaza.


Vigalondo hizo una trospidez más especial que espacial, "Extraterrestre". Julia folla con Julio.


Ver sufrir nunca reconforta, pero si sufre tan bien como lo hacen Peter Mullan y Olivia Colman merece mucho la pena contemplar películas como "Redención", debut en la dirección del actor Paddy Considine.
 
Uno de los desatinos del año fue la dramática e histérica "Tan Fuerte Tan Cerca", donde su principal error estaba en su joven protagonista, uno de los tres o cuatro niños más odiosos del planeta.


Mejor suerte mereció "John Carter", una aventura espacial de impecable factura técnica a la que pudo jugar en contra el poco carisma de su casting principal, Tayloy Kitsch y Lynn Collins.

Mejor película no estrenada del 2012: "The Cabin in the woods", esa película que, sin embargo, todos hemos visto.

"Los Idus de Marzo" deparó otra lección de cine político de George Clooney. Y además contaba con la magnética presencia de, atención chicas, Ryan Gosling!!

  
 El drama "para todos" del 2012 fue la francesa "Intocable", la película "del negro y el tullido", gran fenómeno de público en Francia y más allá de sus fronteras.

 Found footage de ciencia-ficción, Chronicle planteó un interesante dilema entre unos adolescentes, canalizar el poder otorgado, madurar o desatar la furia recibida. El caos estaba servido.Y de paso descubrió a una promesa, Dane Dehaan.


Primera de una nueva trilogía, Peter
Jackson por fin pudo estrenar "El Hobbit", haciendo de ella un ejercicio de nostalgia para los fans de la saga original, un minucioso y extendido deleite para los seguidores de Tolkien y una alargada introducción de trilogía con grandes dosis de aventura para el resto del planeta.

Ang Lee se puso filosófico y místico con "
La vida de Pi", donde su apabullante belleza visual se imponía a su mensaje de fe. Alucinante Richard Parker.


"Luces Rojas" reunió un llamativo reparto, donde De Niro, Weaver o Murphy dotaban de empaque a la narración juguetona de Rodrigo Cortés, la cual se volvía demasiado predecible hacía sus minutos finales. Correcto thriller.

Para el que echase de menos a John Ford, Spielberg nos ofreció "War Horse", ejercicio de clasicismo adornado por las notas del siempre genial John Williams.

Dijo que se retiraba. Nadie le creyó. Ahora estrena películas por partida doble. Steven Soderberg nos dió "Indomable" y "Magic Mike" 

Una preciosa y cinéfila fábula fue "La Invención de Hugo", película que automaticamente adoraron los amantes del séptimo arte y que pondrán una y otra vez a sus hijos para enseñarles la magia que contiene al cine. Muestra de cariño de Scorsese a su amado arte.


"Mi semana con Marylin", el biopic académico del año con una esplendorosa Michelle Williams haciendonos creer, a pesar de su escaso parecido físico, que ella podía meterse en la piel de Marylin y convencer.


"La Dama de Hierro", el biopic hecho a la medida de Meryl Streep para que ésta ganase su tercer Oscar. Solo para seguidores de Margaret Tatcher o para incondicionales de Streep.


El descenso a los infiernos del sexo. La sordidez. Shame no solo mostró el pene de Michael Fassbender, también lo desnudó más allá de su piel y de la moral. Con permiso del poderoso miembro de Fass, no podemos olvidar el primer plano de Carey Mulligan cantando "New York, New York".

 
"The Grey" (Infierno Blanco) fue un efectivo thriller de superviviencia donde Liam Nesson ejercía de hombre de fe dotado de fuertes instintos primarios que le hacían plantar cara a una manada de voraces lobos. Buena cinta de aventuras.

 
"Declaración de guerra" puede considerarse una de las películas más dolorosas del año, la crónica de una grave enfermedad a través de la abnegación y el sufrimiento de unos padres.Valerie Donzelli y Jérémie Elkaïm ponian a prueba su matrimonio por la salud de su hijo.
 
"Promoción Fantasma" es uno de los grandes aciertos del cine español de 2012. Un comedia gamberra deudora de John Hughes y donde Carlos Areces enseñaba su trasero por enesima vez.

 
Camisas hawaianas y ukeleles, Alexander Payne nos ofreció a comienzos de la temporada "Los Descendientes" y dió a Clooney un personaje en las antípodas de sus solteros galanes. 


"Bajo amenaza". El horror. "Funny Games" o "Secuestrados" mancilladas. Una copia barata tan decadente como los rostros de sus protagonistas, Nicolas Cage y Nicole Kidman.

"Los hombres que no amaban a las mujeres". Que conociesemos su historia no evitó que encontrasemos en ella otro ejercicio de dirección, montaje y narración por parte de David Fincher. Otro excelente thriller para la carrera del bueno de David. Y otra notoria Lisbeth Salander.

"La chispa de la vida" o la versión chusca de "El gran carnaval". De la Iglesia nunca será Wilder.
 
Antes de volver a ser Stark, Robert Downey Jr. volvió a ser Sherlock en "Sherlock Holmes, Juego de Sombras", lástima de Guy Ritchie no convenciara a Brad Pitt para ser Moriarty, aunque Jared Harris cumplia en el papel como casi siempre.

Read more
19 de diciembre de 2012
MI WISHLIST FNAC 2013


Ya es tradición. Fnac cierra y abre un nuevo año pidiendonos nuestra lista particular de deseos. Fantasear por un día con tener 2013 euros a nuestra disposición para gastar en caprichos electrónicos, en ampliar nuestra videoteca o simplemente adquirir cultura para devorar en nuestros ratos ociosos. Por tercer año utilizo mi blog como herramienta para participar en el concurso propuesto por Fnac y al menos, soñar por un momento, en tener barra libre de productos. Esta es mi lista, señores de Fnac.Otorgenme una alegría en estos duros tiempos de crisis y llenen mi vacío consumista.

Apple iPad 2 con WiFi 16 GB color negro - 399 € (ver)
Apple iPad Smart Case gris oscuro - 50 € (ver)
Logitech Pure-Fi Express Plus para iPod - 54,90 € (ver)

Samsung
HTE4500 Home Cinema 5.1 BluRay 3D - 236,72 € (ver)

Pack Friends (Serie completa) (Formato Blu-Ray) - 149,99 € (ver)

Star Wars - Figura - R2D2 + C3PO (12 + 20 cm) - 99,99 € (ver)

Pack Star Wars: Saga completa (Formato Blu-Ray) - 89,99 € (ver)
Pack Breaking Bad (1ª Temporada) - 28,99 € (ver)
Pack Breaking Bad (2ª Temporada) - 28,99 € (ver)
Pack Breaking Bad (3ª Temporada) - 28,99 € (ver)

Pack Alfred Hitchcock: Obras maestras (Formato Blu-Ray) - 147,99 € (ver)
Pack El Padrino: La trilogía remasterizada de Coppola (Formato Blu-Ray)- 51,99 € (ver)
El quinteto de la muerte (V.O.S.) (Formato Blu-Ray) -20,99 € (ver)
Alien, el octavo pasajero
de Ian Nathan - 35,17 € (ver)
Alien, el octavo pasajero (Formato Blu-Ray) - 10,50 € (ver)

Aliens. El regreso (Formato Blu-Ray) - 10,50 € (ver)
El imperio del sol (Formato Blu-Ray) + Libro - 19,99 € (ver)
Cisne negro (Formato Blu-Ray + DVD) + Libro - 20,50 € (ver)
Pack Mad Men (Temporadas 1 a 5) (Formato Blu-Ray) - Exclusiva Fnac - 132,99 € (ver)
Pack Chico & Rita (Formato Blu-Ray + DVD) + Libro - Exclusiva Fnac - 32,99 € (ver)

Pack James Bond 007: 50º aniversario (Formato Blu-Ray) - 181,99 € (ver)
PES Pro Evolution Soccer 2013 PS3- 48,93 € (ver)
Pack Monsters: Universal (Formato Blu-Ray) - 87,99 € (ver)
El mundo es nuestro - 5,99 € (ver)
Pack Blade Runner (Formato Blu-Ray + DVD) (Edición coleccionista 30º Aniversario) + Coche Spinner + Libro - 33,74 € (ver)

TOTAL: 2009,81 €

Read more